Oct 011978
 

Felipe Parrón Fernández.

Mis queridos compañeros y amigos en los próximos Coloquios de Extremadura; hoy sólo se me ocurre presentar este trabajo que no es más que un comentario a unos cantos de un poeta para mí desconocido como lo fuera Ángel Marina López. Desconozco, en los momentos de estar escribiendo esto si era extremeño o no lo era; pero lo que sí quiero aclarar es que hace unos cantos poéticos maravillosos, como tendrán oportunidad de comprobar mas adelante.

He querido hacer este comentario porque aunque no me encuentre en la Extremadura que me viera nacer, sí, en mi humilde y modestísima biblioteca conservo algunos datos y cartas de personas y amigos que juntamente con los ideales de poder sacar a la luz la historia completa de la cuna de tantos conquistadores que fueron, cruzando los mares para llegar al nuevo mundo; por primera vez en el año 1492.

No voy a matar el tiempo, como generalmente se suele decir, comentando fechas de salida ni llegada, sino, también como se suele comentar, voy al grano.

La fecha de nacimiento de Francisco Pizarro ya es conocida por todos, o al menos por casi todos; pues bien, para dar principio a este trabajo, quiero dar a conocer en primer lugar el título del libro que dice llamarse “POESÍAS SELECTAS DE ÁNGEL MARINA LÓPEZ”, y fue publicado por los Servicios Culturales de la Diputación Provincial de Cáceres en el 1951, desconociéndose o no anotando en el libro la fecha de publicación del tema dedicado a Francisco Pizarro, ya que los poemas y temas recogidos en el citado libro tienen fecha de publicación casi en su totalidad; pero el que trato de introducir en este trabajo no la trae, y trae por título “CANTO A PIZARRO”; El Bergantín; dicho canto es el siguiente;

“CANTO A PIZARRO”

El Bergantín.-
Por el piélago austral tenebroso y bravío
entre el ronco rugido del huracán furioso
sin temor a la roca, sin temor al bajío,
con las velas al viento, gallardo y orgulloso;

II
Las encrespadas aguas cortando va un bajel.
y es de luces la estela que tras de sí deja en pos.
Una voz de los Cielos le dice al timonel:
la providencia os guía, vais en manos de Dios.

III
¿Que bergantín navega por aquellas regiones?
Una nave de ensueños con velas de ideal,
a prueba de tormentas, sin miedo a los ciclones,
cuya quilla ha cortado la línea ecuatorial.

IV
¿Qué tripulantes lleva? Corazones de acero,
donde noble heroísmo hecho tenaz raigambre,
los de gestas gloriosas, dignas del Romancero,
que no retrocedieron ni en el Punto del Hambre.

V
Los que cuando el caudillo les trazó
con la espada la raya divisoria, no oyeron a Tafur
y olvidando trabajos, el alma bien templada,
siguieron a su jefe por los mares del Sur.

VI
¿Qué capitán los guía? Otro nuevo Quijano
nacido en las llanuras del solar Extremeño
que buscando la gloria, cruzaba el Océano
sobre las tablas frágiles del nuevo Clavileño.

VII
Como el héroe manchego, pelo con vestigios,
u aunque también quisieron empañarle su gloria
depurados los hechos al cabo de los siglos
la verdad ha brillado, como el Sol, en la historia

VIII
Lleno de fe y aliento, sin abrigar temores,
fiado en la pericia del piloto andaluz
a los indios lleva como prenda de amores,
el tesoro más rico, la verdad de la Cruz…

IX
¡Capitán Extremeño! Levanta la visera,
para que el mundo vea descubierta la frente
tras la cual se esconde la dorada quimera,
que abrasa con fuego tu corazón ardiente.

X
Boga, boga, piloto, por los mares australes
que en las noches serenas mirando hacia el azur,
te servirán de brújula, serán vuestras señales
los brillantes destellos de la estrella del Sur.

XI
!Pizarro ya llegaste! Pon alta la mirada,
que en las andinas crespas la niebla se disipa,
y verás confundirse con la línea azulada
el cráter apagado del volcán de Arequipa.

XII
En esa tierra virgen que contemplas ahora
será verdad tu sueño, certeza tu ideal,
después de cien combates, harás dueña y señora
del cóndor de los Andes al águila imperial.

XIII
Y después de estas luchas vendrá una era nueva;
América y España, se unirán con tal lazo,
como si una vía láctea invisible existiera
desde el frío Mulhacen al alto Chiborazo…

XIV
El gallardo velero rozó ya con su quilla
la arena de la playa ¡Capitán español!
¡Clava en el suelo el acta del pendón de Castilla!
¡Que en las tierras de España nunca se ponga el Sol!

HORAS AMARGAS
XV
Ya conquisto el Perú donde su empresa Cima
¡Que orgulloso, que altivo!… No debió serlo cuando
en apartada estancia del palacio de Lima,
humilde y silencioso le he visto sollozando…

XVI
¡Oh, Pizarro valiente! Ni el peso de los años
mengua tu entero ánimo, ni la muerte temiste;
¡Y ahora te abruma el peso de amargos desengaños!
¡y lloras, como Hernán, cuando la noche triste!

XVII
A la orden de Ojeda cumpliste como bueno,
arrogante león del linaje de Añasco,
que sin sentir pavura, confiado y sereno,
vengaste con Nicuesa la rota de Tabasco.

XVIII
Con Núñez de Balboa cruzando audaz el istmo
la fama de Colón quisisteis superar
para gloria de España, pues salvando el abismo
lo mismo que el mundo, descubristeis un mar.

XIX
En la isla del gallo gravaste con la espada
un hecho que la fama en sus trompas pregona
aquella raya celebre sobre arena trazada
el nuevo Rubicón para ir a la Gorgona.

XX
Héroe de Cajamarca, vencido Atabaliba
¿hiciste allí justicia? Si; pues, sin duda alguna
el Inca tortuoso, traidor y cauto iba;
basta con recordar lo de Túmbez y Puna

XXI
La conquista de Cuzco, después la rebelión
de un ejercito indio que feroz atacaba
sofocándola solo conseguiste colocar el pendón
de Castilla más alto que el gigante Orizaba.

XXII
Realizada la empresa tras rudo batallar
al pueblo Peruano ¿no diste sabias leyes?
¿Quien fundó en fértil valle, casi a orillas del mar
la perla del Rimao, ciudad de loe reyes?

XXIII
¿Cómo llevaste a cabo lo que hoy parece un sueño?
En las tierras australes que el Pacífico baña
mirando a lo futuro Capitán Extremeño
¿No sembraste al boleo los amores de España?

XXIV
La bendición del Cielo hizo el grano fecundo
y cuando al fin parecía que se iba a agotar.
Transcurridos los siglos, ve con asombro el mundo
cómo la mies de amores llega a fructificar

XXV
¡La verdad de la Cruz con el padre Valverde!
¡Qué ubérrima cosecha! Esas simientes buenas
si caen en tierra fértil, ni un granico se pierde
cuando se las abona con sangre de las venas

XXVI
Pues si obraste bien siempre, si ofreciste la vida
a la Patria y tu sangre derramaste sin tasa;
si en tu marcha gloriosa no se cuenta una huida
¿Por qué esa cobardía? ¿Que dolor te traspasa?

XXVII
Más ya sé por que lloras; tu espíritu despierto
presintió que almas negras con ansias de morderte
como canes rabiosos, después de verte muerto,
viles profanarían tu cadáver inerte

XXVIII
Y que, tergiversando las épicas acciones
dirían; no fue héroe, tuvo instintos de fiera
dejando así la honra manchada, hecha firones
para que luego el mundo tu nombre maldijera

XXIV
Y cobardes lo hicieron los chacales humanos
¡El baldón para aquella sangrienta muchedumbre!
¿Qué sabe el ruin arbusto que medra en los pantanos
del oloroso cedro, gigante de la cumbre?

XXX
El sembrador murió, pero entonces la gloria
le acogió en su regazo, le alumbro con su luz
¡Pizarro, ya estas limpio! Justicia hizo la historia
moriste cual los mártires los labios en la Cruz.

DÍA GLORIOSO
XXXI
Campanas de Trujillo, que recordáis saudades
pues evocáis los ecos de una vieja canción
campanitas de plata, como en otras edades
tocad hoy a rebato, llamando a la región

XXXII
Decid a Extremadura, la preclara matrona
que acuda hoy a Trujillo con sus galas mejores
adornada la frente con la regia corona
que para ella labraron tantos conquistadores

XXXIII
Que se oiga tu voz Santana cantarina
que se escuche entre tantos tu arpegio de cristal
deja ya de estar muda, vuelve a ser golondrina
y que diga a las gentes tu lengua de metal;

XXXIV
Acudid españoles, llenos de fe y aliento
con el alma preñada de hermosos ideales
a la ciudad gloriosa que tiene por asiento
las rocas milenarias de viejos berrocales

XXXV
Acudid aquí todos los hombres de la gleba
los sabios, los artistas, de mente sobrehumana
todos los que sembráis, los que empuñáis la esteva
en las fértiles vegas del Tajo y del Guadiana

XXXVI
Salgan de los sepulcros y vengan los primeros
los que vistieron sayos, los de férrea coraza;
acudan los del agro, los santos, los guerreros
que en el yunque, forjaron el alma de la raza

XXXVII
Vengan desde los Andes todos los Peruanos
venid todos los hijos de la América española
no faltéis a la cita que os dan vuestros hermanos
que la madre de todos no quiere verse sola.

XXXVIII
Aquí os espera España, sus brazos maternales
tesoros de ternura os tiende con afán
quiere que en este día seáis sus comensales
que bebáis de su vino que comáis de su pan…

XXXIX
Estatua de Pizarro, glorioso monumento
recuerdo de epopeyas sublimes de la historia
Que por unos instantes te preste Dios aliento,
mientras ciñe a tu frente sus laureles la Gloria

XL
Invencible caudillo de la férrea armadura,
álzate tu visera; que contemplen tus ojos
el soberbio espectáculo; la vieja Extremadura
temblando de cariño, está puesta de hinojos

IXL
Mira y verás a España colocada en su estrado;
la rodean sus hijas galanas como flores
Ya no existen recelos, ya todo se ha olvidado
el camino de América es camino de amores

VIIIL
Subida en la atalaya que domina Trujillo
al que tiene prendido del amor con los lazos
la que vela por todos desde el viejo castillo
verás como sonríe tendiéndote los brazos

VIIL
Mira hacia Guadalupe, que allá en el Oriente
una estela de luz la Providencia traza
que desde las Villuercas ilumina tu frente
es beso que te envía la Virgen de la raza.

Como otros muchos temas de Ángel Marina López, todos dan a conocer, mediante la pluma de su autor, aunque, yo, personalmente sí voy a citar los títulos que en este libro se publican, con algunas estrofas de los mismos, para dar una ligera idea al que aun no conozca a Ángel Marina, puesto que es de tener en cuenta a aquellos que no hayan tenido la oportunidad de leer al citado autor.

Los hay de diversos tipos de interpretación, incluso usando en los mismos la lengua autentica Extremeña; dichos temas los doy a conocer por orden de publicación en el libro, y son los siguientes:

El primero es un canto a la virgen de las Villuercas y el mismo autor le pone el título de “VIRGENCITA DE LAS VILLUERCAS”, publicado en el día 25 de Abril de 1925 en Guadalupe; “CAMPOS DE PAZ”, publicado en el mes de Junio de 1942; “DESDE LAS VILLUERCAS”, publicado en el mes de Julio, concretamente el día 22, del año 1925; “EL CRISTO DE MI TERRUÑO”, se desconoce su fecha de publicación y su terminación; “EL PRODIGIO”, publicada en el 4 de Marzo de 1944; “EL ROSAL”, en el mes de Noviembre de 1933; “EL SUEÑO DEL ARTISTA”, publicada el 22 de Diciembre de 1939, poesía esta leída por el propio autor, en la velada celebrada en honor del pintor extremeño Francisco Zurbarán, en el tercer centenario de haber pintado los cuadros de la sacristía del Real Monasterio de Guadalupe; “EN LAS VILLUERCAS”, publicada en el día 25 de Julio, y como todas las demás en Guadalupe, en el año 1940; “EVOCACIÓN”, en Octubre de 1940 y leída por su autor en la velada conmemorativa del Salado; “GRATITUD”, en el 10 de Octubre de 1944.  Se refiere a la tormenta de Septiembre de 1944 y a la solicitud y auxilios prestados por el Excmo. Señor Gobernador Civil de la provincia de Cáceres; “HACE UN AÑO”, en Octubre de 1929; haciendo canto a unas palabras de gratitud y cariño al Excmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. Pedro Segura Sáenz, Arzobispo de Toledo en el acto de descubrirse la lápida que Guadalupe le dedica: “LA OFRENDA” en el día 8 de Octubre de 1928 “MI CANTO”, sin fecha de publicación conocida, pero si voy a dar la ultima estrofa de este poema, es un canto que hace a la Virgen y termina así:

que te quiere con locura
que busca alivio en su pena
ante la Virgen mas pura
ante la Virgen Morena
que es madre de Extremadura

Continuando con los cantos a Extremadura, el título siguiente es “NOCTURNO”, con fecha de publicación desconocida; “ROMANCE DEL REY DON SEBASTIAN”, poesía que fue leída por su autor en la velada celebrada en el Real Monasterio de Guadalupe, en honor a los peregrinos portugueses, y publicada en el mes de Noviembre de 1940; “VERDAD ETERNA”, en el 12 de Octubre de 1939. Hasta aquí he citado títulos exclusivamente Guadalupenses pero hay una segunda parte que es totalmente distinta, pues no hay que dejar atrás que el mismo autor pone el título que en unión de las letras de las mismas le favorece en toda esta parte que voy a seguir. “EXTREMEÑAS” es la segunda parte y la primera lleva por título “ABUELO”, desconociendo fecha de publicación; “A LOS PIES DE LA VIRGEN”, en Guadalupe el día 16 de Mayo de 19l6; “AMARGURAS”, el 20 de Marzo de 1919: “CANTO A LA MUJER EXTREMEÑA”, en el mes de Mayo de 1927; “CANTO A PIZARRO”, el que doy a conocer en este trabajo, en su totalidad, y del que daré una opinión al final del mismo; “COBARDE”, tema que dedica por entero a sus amigos Campero, Torres y Corrales, sin fecha de publicación; “CUADROS TRISTES”

No puede ser: estoy perdió
mañana cumplí el terrajo
y pa comel no tenemos
cuanti mas para pagarlo.
Ya lo sabis, esos hombris
no nos perdonan un cuarto
Tendré que vender el burru
los aperos del arao;
y las jocis
y los jachos.

Esto es la primera estrofa de “CUADROS TRISTES”, tema muy interesante por lo que el autor da a conocer en el mismo; pero esto no me impide dar a conocer más temas de este hombre escritor y amante de la tierra que un día lo viera nacer.

El siguiente tema lleva por título “DE MI RAZA”, publicado como otros muchos en Guadalupe en el día 27 de Diciembre de 1919; “DESPEDIDA”, tema leído por su autor en el acto celebrado en el teatro Gabriel y Galán, como homenaje de despedida a M. I. Sr. D. Rafel García López, y del que no puedo evitar el escribir aquí unas líneas:

Al pie de la lumbri
las nochis de invierno
cuando cai la nievi
cuando brama el vientu
pa evital que los lobus les quiten
tan siquiá un borrego
Señol cura párroco
usté ha sio de esos
Por, ese motivu
tristis nos pusimus,
cuando nos digeron
que ya era calóndrigo
aue según m’han dicho es un cargo mu güeno.

Tema publicado en el día 27 de Agosto de 1,947, y seguido del titulado “EL AMO”, dedicado este ultimo a su querido amigo Manuel Nogales Solís, con fecha que vio la luz pública el 29 de Agosto de 1917; “EL MEDICO RURAL”, en el 15 de Mayo de 1926; “EXTREMEÑA”, también se la dedica a su amigo de Montánchez Manuel Nogales Solfa y que ve la luz pública en el 6 de Octubre de 1913;

“HOSPICIANO”, publicada en Guadalupe en el día 16 de Octubre de 1915; “¡JUSTICIA!”, el día 21 de Abril de 1921: “LA CARTA”, sin fecha de publicación; “LAS CUENTAS DEL VIEJO”, el 1 de Mayo de 1916; “LA MENDIGA”, el 8 de Mayo de 1930; “LA VEREA”, sin fecha de publicación: “LÓGICA SUEGRIL”, también sin fecha de publicación; “LEY MATERNA”, en Guadalupe, mes de Enero de 1923; “NOCHE INVERNAL”, sin fecha conocida en su publicación; “NUESTRO PAN”, también sin fecha de publicación; “¿POR QUE?”, características idénticas a la anterior; “TEMPLE EXTREMEÑO”, en Guadalupe en el año 1916.

El libro cuenta también con una parte de poemas de los llamados religiosos, parte que comprende los siguientes títulos: “BALADA DEL NIÑO TRISTE”, publicada en el mes de Diciembre de 1935; “BUSCANDO TRABAJO”, en Enero de 1941; “CONSOLATRIX AFLICTORUN”, también en Guadalupe, descifrando lo que fuera la Guerra Civil, puesto que si bien el autor no dice lo ya citado sí hace mención de lo que se ha llamado año de la Victoria; “EL CALIZ”, el día 22 de Febrero de 1925; “ESTRELLITA DE ORIENTE”, sin fecha que indique su publicación; “JESÚS VUELVE”, en el día de la Pascua de Resurrección del año 1941 “¡MADRE MÍA!” el día 12 de Abril de 1916; “SOLEDAD”, el 22 de Febrero de 1920; “VÍA DOLOROSA”, en el mes de Noviembre de 1.921 sin concretar día exacto; “VUELVE A NOSOTROS”, el día 3 de Diciembre de 1.945.

Finalizada la parte de los llamados poemas religiosos doy paso a los denominados patrióticos, que son los siguientes: “AGUA DE VIDA”, publicada el día 28 de Marzo del año 1923, y de la que doy a conocer unos versos.

Tierras y mares ignotos
y remotos
muerto de sed, recorría,
en las selvas misteriosas
rumorosas
sólo el cansancio sentí
y si al acaso encontraba
alguna fuente perdida
jamás mi sed saciaba
!Ay, no eran aguas de vida!

“MADRES ESPAÑOLAS”, es el título que le sigue, también publicada en lo que se ha nombrado anteriormente año de la Victoria; “ORACIÓN POR ESPAÑA”, publicada como todas las anteriores en Guadalupe en el año 1937, concretamente en el mes de Mayo; “SALUDO”, tema que dedica al Excmo. Sr. D. Miguel Primo de Rivera, Marques de Estella, publicado en el mes de Octubre de 1925; “SALUTACIÓN”, tema dedicado a su Majestad el Rey D. Alfonso XIII, en la coronación de la Santísima Virgen de Guadalupe el día 11 de Octubre de 1928; “VOZ DEL CAUDILLO”, tema que el mismo autor leyera en homenaje a los caídos, celebrado en el Real Monasterio de Guadalupe con fecha 29 de Octubre de 1937, año que en este libro se le llama segundo año triunfal.

Y por último de la denominada parte patriótica entramos en la llamada Campesina, siendo su primer título “EL ABRAZO”, del que se pueden leer los siguientes versos:

La madre amorosa
le dijo llorando
-Adiós, hijo mío, ven que yo te bese
aprieta esos brazos
así juntos, la madre ya anciana
y el pobre soldado
juntaron sus penas
mezclaron su llanto

Encontrándose sin fecha de publicación, doy paso al siguiente que resulta llevar el título de “EL CANELO”, tema publicado el 23 de Febrero de 1927; “EL CABRERILLO”, con una parte de súplica y con fecha de publicación totalmente desconocida; “EL SOLITARIO”, como en la anterior, sin fecha de publicación conocida; “BN LA CUMBRE”, “EN LA SENDA”, las dos tienen fecha desconocida en que vieron por primera vez la luz pública; “ESTAMPAS CAMPESINAS”, en el mes de Julio de 1942; “LA JABALINA”, “LEY DE AMOR”, “NUVE DE VERANO”, “MILAGRO”, “MUJER”, “PERJURA”, las seis sin fecha de publicación conocida; “SIN HOGAR”, en el día 11 de Noviembre de 1917; “VOCACIÓN”, el 23 de Julio de 1943.

Como poemas íntimos también Ángel Marina López tiene sus notas favorables, cosa que podemos comprobar al leer unos versos; la primera tiene el título de “DESDE LEJOS”, tema que dedica a una sobrina. Carmen Cordero Ducha, con un beso como él mismo dice al dar comienzo el tema.

Cariños de los ausentes
que casi nunca se ven
y que a distancia caldean
con su fuego nuestro ser
Amor que tiendes un arco
que dulce cadena es
de ilusión; lo que esta lejos
haces que muy cerca esté.

Fue publicado en el mes de Octubre de l939; “EN LA NOCHE GRANDE”, con una parte a la que el autor llama envío, y sin fecha de publicación; “LAS CUATRO ESTACIONES”, aquí el autor da a conocer en sus versos lo que personalmente piensa sobra las cuatro estaciones climatológicas del año, y como otras muchas del itinerario de lectura, sin fecha de publicación “LATIDOS”, “LATIDOS DEL CORAZÓN”, tema leído por el mismo autor, con motivo del homenaje tributado a D. Ruperto Cordero Viñuelas, médico de Guadalupe y cuñado del poeta, publicado en el mes de Julio de 1949, concretamente el día 5; “MI AMIGO EL PASTOR” publicada el día 1 de Enero de 1917; “MI CHATA”, en el mes de Octubre de 1916; “NO LLORES” el día 1 de Enero de 1917; “RECUERDOS”, en el mes de Febrero de 1946; “UN BESO”, tema dedicado por el mismo autor a una hermana suya, en el primer aniversario de su muerte; por ejemplo esto es lo que dice en una de sus estrofas.

La enfermedad traidora
honda y sañuda
con sus crueles dolores
la dejo muda;
Decirnos parecían
sus ojos fijos;
no dejéis nunca,
solos a mis cinco hijos

Un tema que fue publicado, o vio la luz pública por primera vez, como quiera que se diga, el día 8 de Noviembre de 1918; “ALMAS SECILLAS”, sin fecha de publicación conocida, pero muy interesante por lo que en unos versos podemos leer:

Vivía en un sotabanco
pues aunque le ofrecieron
los que su honor atropellar quisieron
el dinero a montones,
aceptarlo no quiso, pues decía
que jamás gozan paz los corazones
que truecan su pureza y alegría
por joyas y millones.

“ADELANTE”, es el tema que le sigue, publicado en el mes de Noviembre de 1929; “CUESTIÓN DE EDAD”, sin fecha conocida de publicación y muy corta, pues cuenta con tan solo 16 versos; “EL CIEGO DE ESPARTEROS”, en el día 29 de Abril de 1947; “EL PANAL”, en el mes de Abril de 1948; “FLOR DE ESPINO”, en memoria le la joven Valeriana Plaza, publicado en el día 23 de Agosto de 1920, y este es su final:

Así era su cuerpo
así era su alma
como flor de espino
como nieve blanca.

“MI GOLONDRINA”, en Enero de 1927; “¡MALDITA SEA!”, el 9 de Octubre de 1915; “PAZ”, en el mes de Mayo de 1944; “¿POR QUE?”, sin fecha, de presentación; “TRÍPTICO”, en el día 14 de Abril de 1917.

Queridos amigos los temas que Ángel Marina López da a conocer en el libro poesías selectas de él mismo, si hemos contado los títulos que han resultado ser en la primera parte, llamada Guadalupenses, 16; en la parte Extremeñas 24; en la parte Religiosas 10; en la parte Patrióticas 6; En Campesinas 15; en Íntimas 10; en Varias 11, lo que daría a conocer un total de 92 poemas, dignos de ser admirados y leídos por todos los amantes de las letras.

Aunque para dar fin a este trabajo, que si bien es una recopilación de unos cuantos títulos, con el único objetivo de dar a conocer un poco, porque ofrecerlo en su totalidad sería extralimitarse; pues bien, como acabo de decir sólo se me ocurre terminar preguntándome a mí mismo. ¿Quién era Ángel Marina López?

Hasta la próxima amigos,
Felipe Parrón Fernández