Oct 011978
 

Tomas E. Martínez Díaz.

Administrador del Parador Nacional “Vía de la Plata” MERIDA (Badajoz).

TURISMO, misterioso anglicismo que a su conjuro se mueven economías y formas de vida. Que quita y pone tradiciones seculares. Muchos técnicos y teóricos del turismo han tratado de “descifrarlo”, llegando a denominarlo como: “exportación invisible”, “fabrica sin chimeneas”, “nuevo oro negro”. Para mí es “lo social, lo económico y lo humano de, y, para un pueblo”. Tambroni, Ministro italiano lo denominó “terza forza” o “terza economía”, pudiendo anteponerse a las otras dos, según el desarrollo y las posibilidades de la Nación. Supone una conquista Social importantísima, y de hecho es la “quinta libertad”, puesto que en la Declaración de los Derechos Humanos, aparece en quinto lugar “el derecho al cambio de residencia y de trabajo, desplazamiento y viajes”. Asegurando la independencia del hombre sobre la tierra, porque no existe libertad sin movimiento…

Turismo es también, posada y camino. Viajar es anhelo propio del ser humano. Los franceses dicen que “viajar es morir un poco”. No, lo creo, ya que viajar es ampliar los conocimientos. El dicho francés podría venir del pensamiento que supone “el que algo que ya se conoce no se puede volver a descubrir”. Nostalgia. Miedo y misterio a lo desconocido. Los miedos propios del ser humano.

Conocer las costas y el interior de un Estado. Viajar por deporte o por negocios. O también por el simple placer de hacerlo, que es, para mí, la manera más pura de hacer turismo. Evadirse de algo o de alguien. Evasión que atraiga a EXTREMADURA a miles de turistas para conocer su Historia, sus Monumentos y, por que no, sus Embalses como costas maravillosas de unos fantásticos mares interiores.

Existe la polémica de si: “turismo o industria”. Creo sinceramente que este nuevo “oro negro”, necesita del verdadero para desarrollarse. Necesita de la abundancia que da la industria para su supervivencia, siendo como un complemento a la misma, y usándose como empleo del sobrante que una sociedad industrial da, y es sobre todo ansia de evasión. Deseo de evadirse de algo, que bien podría ser la servidumbre que esa industria da con su contaminación y populación. También se habla mucho por los detractores del turismo de que éste destruye la naturaleza, me atrevería a decir que ello es el ansia siempre insatisfecha de la especulación o la voracidad insaciable de algunas empresas que en vez de tratar de mejorar la naturaleza, ya de por sí inmejorable, la han destrozado llegando ello a afectar hasta a su ecología, y el mimetismo de los letreros en inglés, francés o cualquier idioma que no sea el propio, ha sido como un signo de aculturación, pero ello no es propio solamente del fenómeno turístico, sino que viene unido al crecimiento y modas o modos normales (anormales podríamos decir) de los pueblos. Pero las aguas vuelven a sus cauces y entonces hemos de limpiar los cienos y quitar las piedras de los ríos de la vida; pero además el interior no tiene esos problemas. EXTREMADURA esta virgen en ese aspecto como en muchos. Por ello tomemos la experiencia y empecemos a andar. Creo sinceramente que los errores en turismo son rectificables como en todas las cosas, y sobre todo para EXTREMADURA donde no han llegado muchos de ellos por la simple razón de que se encuentra, como decía anteriormente, totalmente virgen. Yo dirí que esta virgen en espera de varón capaz de fecundarla.

Y aquí podríamos decir que la recién nombrada Junta Preautonómica, con su sincero Presidente Luis Ramallo, no un “apagacandiles” como hace poco alguien dijo si no encendedor de antorchas y capaz de sacrificarse por sus paisanos, todos, de verdad, de corazón, tiene para mi una grave responsabilidad que es a mi modesto juicio conseguir UNA EXTREMADURA, hacer conciencia REGIONAL más que, si es aquí o allá la capitalidad. Darle a cada rincón, a cada pueblo, villa y lugar, después de “pateárselos”, su justo protagonismo: MÉRIDA – ORELLANA – CÁCERES – TRUJILLO – MEDELLIN – JEREZ DE LOS CABALLEROS – MONTÁNCHEZ – HERVAS – ZAFRA – YUSTE – JARANDILLA – CUACOS – GUADALUPE – MAGACELA – FERIA – CALERA DE LEÓN… y tantos y tantos que ya irá tomando cada uno lo suyo, y dando también lo suyo. La Junta para mí creo que “puede ser la que “fecunde”, esta bella y noble tierra anclada en un mar sin agua, esta tierra acostumbrada o que la acostumbraron a dividirse y dividir y es llegada la hora de unirse y unir.

Existe un potencial en América ansioso de conocer “la tierra de sus mayores”, acerquémonos a ellos. Dejemos que “unos conquisten”. Superemos la nula rentabilidad de la industria hotelera con esa nueva política del crédito y, yo me atrevería a pedir desde aquí al futuro titular SS. Diputado Santiago Ramos Iglesias de la Consejería de Comercio y Turismo Extremeño la creación ya de FOTUREX (Fomento Turístico Extremeño) que inicie un Inventario Turístico y una planificación o “siembra” a Medio y Largo Plazo (Desconcentración geográfica de playas y motivaciones. Restauración de Monumentos y puntos de aglomeración turística, con la instalación de Hostales estratégicamente situados). Es verdad que estamos padeciendo la plaga de las huelgas, pero todavía no en la intensidad del norte de España y ello así es también en tanto en cuanto a la inseguridad en las calles.

De otra parte el encarecimiento de las materias primas para Europa han dado más divisas a otros países que de receptores turísticos han pasado a emisores con sus “petrodólares”. Dinero que no solamente se gasta alegremente en las “noches locas” de los casinos, sino que se invierte en los negocios franceses, ingleses o alemanes, por lo que no está pronosticada la muerte de esta Sociedad de Consumo o Impaciente como yo la denomino, si no solamente se efectuará un cambio de signo en la misma, y por lo que a EXTREMADURA importa es interesantísimo seguir dándose a conocer a través de sus turistas para potenciar lo que de verdad la hará rica: su agricultura y ganadería con el apoyo de la Industria derivada a estos puntales.

La crisis económica que seguimos padeciendo hizo retroceder de forma cuantitativa y pasajera, según se ha podido apreciar después, el flujo turístico encaminado hacia España. De los 4 millones de turistas en 1959, se pasó a 17 en 1966, y el “gran salto” en 1.973 nos puso en 34 millones. ¿El techo?. Parecía el techo porque en 1.974, 75 y 76 la disminución fue considerable pero ya 1977 se ha empezado a notar la recuperación. Recuperación que hizo cifrar a los expertos en 36 millones para 1.978, las personas que nos visitarían; cifra que se va a sobrepasar, dado que durante el periodo Enero-Junio nuestros turistas han sido 13.594.294, es decir un 18,2% de aumento sobre los mismos meses de 1.977 y por otra parte el tráfico aéreo exterior, indicador interesante para apreciar parcialmente el movimiento de turistas ha ascendido en los cinco primeros meses de 1.978 a 7.668.000 personas, lo que representa un ascenso del 13,2% con respecto a 1.977. Por ello la previsión para 1.978, bien podría cifrarse en los cuarenta millones que no se si ello será “el famoso techo” y todo ello con el permiso de los controladores franceses, que tanto nos quieren aunque hay cariños que matan. He querido citar cifras, y datos para hacerles ver a todos ustedes que son cuarenta millones de almas las que visitarán España, y EXTREMADURA, con toda su historia, su paisaje y su clima casi no se “come una rosca” en esto del turismo. O sea que ni se toma un pequeño trozo de la tarta turística, solo moja tímidamente el dedo meñique en el merengue y se lo lleva a unos labios exangües. Considero puede tomar su trozo y, por supuesto, sin quitárselo a nadie, solamente haciendo más grande la tarta.

¿Que falta para que ese turismo que es principalmente “Posada y Camino” venga a la EXTREMADURA de todos?. ¿Que nos falta para que aquí vengan más extranjeros de esos cuarenta millones que pronto pasaran la noche cada año en: TOLEDO – GRANADA – SEVILLA – SALAMANCA – CUENCA, etc. etc., o bien españoles de la Basconia, La Cataluña o La Galicia…?

Creo sinceramente que lo que nos falta es poner manos a la obra. Nos falta promoción. Nos falta acción. Pero una promoción y acción coordinada, organizada, conjunta con Bancos – Agencias – Administración y Particulares (que bien podría ser la Sociedad FOTUREX, que indico anteriormente, la encargada de esta coordinación). Todos a una. Codo con codo. Recuerdo que durante mi estancia en Oropesa (Toledo), asistí en Cáceres en 1.969 a un Seminario sobre Turismo y lo hice con la ilusión de algo real, al ver día a día una iniciativa anunciando una plana completa de un diario madrileño incitando a visitar EXTREMADURA. Aquello se perdió, se dejó. Creo podría iniciarse de nuevo.

Y nada más. Pedirles perdón por la extensión de mi disertación. Esperar sus preguntas si las hay y recordarles que en las guías turísticas aparece TRUJILLO como “nudo de comunicaciones importante para EXTREMADURA”. Que así sea. Que sea por siempre nudo de amistad de EXTREMADURA toda deseo a este TURGALIUM que hoy saludo y siempre admiro desde el fondo de mi corazón.