Abr 072014
 
José Luis Barrio Moya.                                                   

El día 6 de junio de 1744 y ante el escribano madrileño José de Gaviria, don Manuel Bernardo Álvarez de Toledo Lobato, secretario del rey Felipe V y natural de la ciudad de Badajoz, declaraba su intención de contraer matrimonio con su sobrina doña María Teresa  Álvarez de Toledo asimismo natural de la mencionada  capital extremeña.

            Los enlaces matrimoniales entre miembros, más o menos cercanos de la misma familia , fue práctica generalmente admitida  en España durante muchos años , y esta costumbre, tan poco saludable, afectó a todas las clases sociales, dando ejemplo la propia monarquía de la Casa de Austria, que gobernó España y su imperio durante los siglos XVI y XVII, y que a causa de los  continuos enlaces consanguíneos, casi incestuosos, acabó extinguiéndose con la patética figura  de Carlos II.

            Carlos V casó con su prima Isabel de Portugal, mientras que su hijo, Felipe II, contrajo cuatro matrimonios, El primero con su prima  de doble vínculo Maria Manuela de Portugal, el segundo con la inglesa María Tudor, prima de su padre. La francesa Isabel de Valois, muerta prematuramente, logró romper la tradición de las uniones familiares, pero viudo de aquella princesa el rey prudente volvió a casarse su sobrina Ana de Austria.[1]  De este último matrimonio nació Felipe III, quien en 1599, esposó a su prima Margarita de Austria. Por su parte Felipe IV, viudo de la francesa Isabel de  Borbón, no tuvo empacho en casarse con su sobrina, casi púber, Mariana de Austria, de quien nació  el último vástago de los Austrias españoles, el fantasmal Carlos II, quien víctima inocente de aquellas bárbaras practicas matrimoniales  no logró descendencia de sus dos sucesivas esposas, la francesa María Luisa de Orleáns, sobrina de Luis XIV y la alemana  Mariana de Neoburgo. La muerte sin hijos de Carlos II acaecida el 1 noviembre de 1700 hizo que el enorme imperio español pasase, por herencia, a la casa de Borbón en la figura de Felipe V, nieto de Luis XIV y de la infanta española  María Teresa de  Austria., tras superar con éxito la larga guerra de Sucesión.

            Tampoco la nobleza de la época se vio libre de aquella equivocada política matrimonial, pues para aumentar señoríos, mayorazgos y rentas, las uniones entre parientes cercanos fueron constantes durante los siglos XVI y XVII.

            Con la llegada de las luces de la Ilustración en el siglo XVIII se alzaron voces contra algunas practicas matrimoniales que se mantenían secularmente. Los ilustrados no sólo criticaron los matrimonios consanguíneos sino también la imposición familiar a las jóvenes para que contrajeran matrimonio con los hombres elegidos por padres y tutores. Abanderado de aquella causa fue  Leandro Fernández de Moratín, quien en su célebre comedia El sí de las niñas, estrenada en el madrileño teatro de la Cruz a fines de enero de 1806, planteaba de manera explícita la problemática de la libre elección de esposo por parte de las mujeres, liberándolas de las injerencias familiares, casi siempre movidas por intereses económicos y de prestigio social. El argumento de la obra es sencillo y está expuesto con claridad. La insufrible doña Irene, viuda pobre y con ínfulas de hidalguía, quiera casas a su hija doña Francisca, joven de diez y seis años, con un viejo y rico solterón, don Diego,  que rondaba los sesenta años. Sin embargo doña Francisca está enamorada de don Carlos, sobrino de don Diego, pero por obediencia su madre acepta el matrimonio impuesto. Al final todo se resuelve satisfactoriamente para los jóvenes amantes y doña Francisca pueda casarse con don Carlos gracias a la renuncia de un juicioso  don Diego.[2]

            Moratín critica en esta su famosa comedia la nula educación femenina de la época a la vez que proclama los derechos del individuo para tomar sus propias decisiones, libres de cualquier tipo de  presión por parte de la sociedad.

Pero los  esfuerzos de Moratín  y de otros ilustrados como Cabarrús, poco eco encontraron en la atomizada sociedad del momento y ello queda demostrado con la publicación, en 1777, del Discurso en que se manifiesta la necesidad y utilidad del consentimiento paterno para el matrimonio de los hijos y otros deudos, conforme a lo dispuesto en la Real Pragmática de 23 de marzo de 1776, cuyo autor Joaquín Amorós dejaba clara su posición  al respecto.   

            Ejemplo palpable de que en la España ilustrada todavía se daban matrimonios consanguíneos y entre personas de diferentes edades lo encontramos en el que contrajeron dos hidalgos extremeños, don Manuel Bernardo Álvarez de Toledo  Lobato y su sobrina doña María Teresa Álvarez de Toledo, y al que seguramente no fue ajeno la injerencia familiar.

            Don Manuel Bernardo Álvarez de Toledo Lobato había nacido en la ciudad de Badajoz, siendo hijo de don Pedro de Toledo y doña María Sánchez Lobato, asimismo naturales de la propia capital extremeña, y en el momento de su segunda  unión se encontraba viudo de doña Manuela Ruiz de Contreras, la cual le había nombrado heredero de todos sus bienes.

            Por su parte doña María Teresa  Álvarez de Toledo, de estado soltera, residente en esta Corte y villa de Madrid y natural de la ciudad de Badajoz, era hija de don Pedro Álvarez de Toledo, hermano de su futuro esposo, residente en la ciudad andaluza de Úbeda donde ocupaba el  cargo de administrador de terzias Reales y thesorero de los caudales de rentas provinciales de ella y su thesoreria, y doña Isabel Zamorano.

            El ya citado día 6 de junio de 1744 la joven extremeña confesaba como estaba proxima a contraer matrimonio con Don Manuel Bernardo Alvarez de Toledo Lobato, mi tio carnal, secretario del rey nuestro señor, no olvidando subrayar que por ser una unión entre parientes tan cercanos  habían obtenido la dispensa de nuestro mui santissimo padre para desposarnos por palabras de presente que hagan y celebren berdadero  y lexitimo matrimonio.[3] 

            Con ocasión de este su segundo enlace, don Manuel Bernardo Álvarez de Toledo Lobato declaraba tener y hallarse con algun caudal en especie de dinero, efectos en su favor, creditos, aziones, casas, omenage de ella y otros bienes suios propios y como tales haverlos de traer a el zitado matrimonio para aiuda a mantener las cargas de el.[4]  

            El caballero extremeño fue persona de situación económica más que desahogada y así registra, minuciosamente, todas sus pertenencias, entre las que se contaban vales, créditos, acciones, casas, muebles, pinturas, joyas, objetos de plata, ropas y vestidos, utensilios de cocina y dinero en efectivo. Todo ello alcanzó un valor de tasación de 1.171.661 reales y 21 maravedis de vellón Los bienes tasados fueron los siguientes:

primeramente se pone por inventario y capital una escriptura de obligazion otorgada a favor del sobre dicho Don Manuel Bernardo Alvarez de Toledo en esta Corte, en treinta de abril de mill setezientos quarenta y unopor Don Fernando Arus, vecino de dicha ciudad de Badajoz por ante Luis Ximenez escribano de Su Magestad de 18000 rs.

– otra obligazion otorgada en su favor en esta dicha villa a veinte y seis del dicho mes de abril de mill setezientos quarenta y dos por Don Juan Joseph de Fustiz por si y como apoderado de Don Alonso Garzia vezino de la ciudad de Cadiz por ante Ygnacio de Avalos, escribano de Su Magestad de treze mill y duzientos pesos de a ciento y veinte y ocho quartos cada uno y por quenta de ello pereze haverse pagado los dos primeros plazos que cumplieron en primero de abril deste año y por ellos un mill y seiscientos pesos con que se restan onze mill seiszientos que balen 174.682 rs. y 12 mrs.

– otra de un censo otorgada en dicha ciudad de Badajoz en veinte y cinco de dicho mes de abril de mill setezientos quarenta y tres en su favor por Alonso Rodriguez y Din Agustin de Santiago y Doña Theresa Rodriguez, su muger, vecinos de la misma ciudad, de quatro mill trescientos y diez y seis reales de vellon de principal con reditos de tres por ziento por ante Joseph de Solis Ardila, escribano en ella, 4316 rs.

– otra de un censo otorgada en esta dicha villa en veinte y ocho de marzo de mill setezientos quarenta y tres en su favor por el muy reverendo padre Pedro Ygnacio de Altamirano, de la Compañia de Jesus, su procurador general de las Provincias deYndias, de trescientos sesenta y seis mill seiszientos y sesenta y siete reales de vellon de principal con reditos de tres por ciento por ante el presente escribano de Su Magestad, de consentimiento y para poner en los rexistros de Alonso Antonio Prieto, quien lo fue del numero de esta villa, 366.667 rs.

VALES.-

mas se pone por ynventario cinco mill y quatrozientos reales de vellon que en virtud de vale hecho por Don Diego Rodriguez, oficial de la Contaduria general de la renta del tabaco en esta Corte en veinte y dos de julio de mill setezientos quarenta y dos consta estar deviendo mas de dos mill treszientos ochenta y cinco reales y dos maravedis de vellon, que en birtud de su vale esta deviendo Don Gaspar de Amaia, residente en esta Corte  y abad de Santillana, de veinte y quatro de agosto pasado de mill setezientos quarenta y tres, 2385 rs. y 2 mrs,

– mas deve Doña Cecilia de Amaia hermana del suso dicho  por su papel de tres de junio de mill setezientos quarenta y tres, 300 rs.

– mas Don Alonso Moreno residente en esta Corte, abogado de los Reales Consejos, por su vale de seis de octubre de mill setezientos treinta y nueve deve, 2200 rs.

– mas Don Lorenzo Mondragon , oficial del despacho de la Administracion general por su vale de cuatro de abril de mill setezientos quarenta y dos deve, 3000  rs.

– mas Don Diego Joseph de Artiaga y Bazan residente en la ciudad de Cadiz y con empleo en las rentas de Aduanas y tavaco deve por su vale de veinte y siete de abril de mill setezientos quarenta y dos, 360 rs.

– mas Don Alvaro Messia  vezino de Boadilla, por su vale de tres de agosto de mill setezientos quarenta y uno deve , 225 rs.

– Don Joseph Olaiz y Zavala, oficial de la Contaduria deJuros, por  sus tres vales de diez y siete de abril y veinte y ocho de junio de mill setezientos quarenta y dos y dos de mayo de mill seterzientos quarente y tres, debe cinco mill ochocientos y cinquenta reales de vellon y en prenda dejo difentes alaxas de plata que paran en poder del expresado don Manuel  Alvarez, 5850 rs.

– Don Carlos Antonio de Orellana, presvitero por su vale de veinte y ocho de octubre de mill setezientos quarenta y dos deve , 628 rs.

– Don Nicolas  de Ojea, oficial de la secretaria del Consejo  de Hazienda, por su vale de seis de junio de mill setezientos quarenta y uno deve, 297 rs.

– Manuela Fernandez, criada que fue de dicho  señor Don Manuel, natural del lugar de Parla, deve ciento y cinqueta reales de vellon que en veinte y seis de julio de mill setezientos quarenta y dos entrego a Andrea, madre de Doña Manuela, quien ofrezio pagarlos para septiembre de dicho año y que heran para su hermano el sachritan, 150 rs.

– Doña Ygnacia Theresa Thorrubia, muger del capitan de Infantería don Pedro Peña, residente ene esta Corte, quatro mill treszientos ochenta y siete reales de vellon, que en veinte de diciembre de mill setezientos quarenta y tres le dio por un año y para la seguridad entrego diferentes alaxas de plata y una cruz y pendientes de diamantes en oro, de que en dicho dia le dio el correspondiente resguardo, 4387 rs.

– Don Francisco Moreno, difunto, ochocientos y cinquenta y quatro reales de vellon y a su seguridad entrego una bandeja grande de plata cobn dos asas, 854 rs.

– Doña Rita de Leon, ynquilina de la casa de la calle de la Comadre, por su bale de treze de noviembre de mill setezientos aquarenta y uno, deve  60 rs.

– Don Luis de Zara, ynjiniero  residente en la ciudad de Cadiz, destinado para pasar a Cartagena de Yndias, por su bale de seis de marzo mill setezientos quarenta y tres, debe, 306 rs.

– Don Henrique Caicedo, theniente del reximiento de Zamora, residente en dicha ciudad, por su bale de veinte y seis de marzo  de este año que se remitio a Don Joseph de Yturrigaray para su cobranza, 240 rs.

– Don Miguel Muquiz oficial de la secretaria del despacho de Hacienda, por su bale de uno de abril de este año, 7529 rs. y 14 mrs.

– Don Francisco Barquimero por su bale de diez de mayo proximo pasado deste presente año, 9000 rs

– y un bale hecho y firmado por Don Juan Hernadez Lovato, vezino de esta villa, su fecha en ella de veinte de mayo pasado deste año a favor de dicho señor Don Manuel Bernardo Álbarez de Toledo de duzientos y cinquenta y tres mill reales de vellon, quien los havia puesto en su poder para la ymposizon de la misma cantidad, de un censo de que se esta tratando sobre el oficio de correrias de la ciudad de Alicante, 253000 rs.  

CRÉDITOS.-

– por ynstruzion dada por dicho señor Manuel Bernardo Albarez de Toledo resulta que el excelentisimo señor conde de Fuenclara en treze de abril de mill setezientos quarenta y dos otorgo escriptura en esta Corte por ante Ygnacio de Avalos, escribano de Su Magestad, de seis mill pesos que tomo a riesgo sobre su vida, a pagar con sus premios correspondientes en la ciudad de Veracruz a favor de Don Francisco Soto Posadas, y por otra otorgada por este en quince del propio mes y año ante el mismo escribano, declaro que los enunziados  seis mil pesos y sus premios  pertenezian al señor Don frey Francisco Liaño, jefe de esquadra de las Armadas de Su Magestad, y por otra otorgada por el sus dicho a catorze de junio del referido año declaro tambien que de dichos seis mil pesos pertenzian los dos y sus correspondientes premios a el expresado señor Don Manuel Bernardo, cuio principal y premios existen en la expresada ciudad de Veracruz y deven benir a poder de Don Joseph Duque, vezino de Cadiz en estos reinos y en dicho principal y premios corresponden a el nominado señor Don Manuel Bernardo Albarez de Toledo tres mill y ochocientos pesos fuertes que balen setenta y seis mill reales de vellon que devera perzivir luego que lleguen a poder del expresado Joseph del Duque, 76000 rs.

– por carta que exivio el referido Don Manuel escripta a el suso dicho por Don Martin de Arostegui, presidente de la direccion de la Real Compañia de La Habana en veinte y quatro de agosto de mill setezientos quarenta y tres consta haver percivido quatro mill setezientos y nobenta pesos fuertes y cinco reales de plata pertenecientes a dicho señor Don Manuel Albarez de Toledo que de quenta de este rezivio de Don Manuel Consuela vezino de la ciudad de Veracruz, cuia cantidad el nominado Arostegui havia puesto en las cajas de dicha Real Comppañia ynteresando al referido señor Don Manuel Benito Albarez de Toledo en ella por doze acziones  que le corresponden de a quinientos pesos de ciento y veinte y ocho qiartos cada una, que dicha cantidad importa noventa y cinco mill ochozientos  y diez reales de vellon que pertenezen  a dicho señor por las razones arriva explicadas, 95810  rs. [5] 

– asimismo se deven tener presente y por mas aumento de la dote de este capital los yntereses que asta oy correspondan  en las explicadas doze acziones al menzionadop señor.

AGENCIA  DE LA HABANA.-

asimismo expreso el suso dicho se apoderado en esta Corte de la Real Compañia de La Habana y por su ajencia le tienen consignados  dos mill pesos fuertes en cada un año y solo le deven el medio que cumplira a fin de este presente de la fecha y por el 20000 reales de vellon

GRATIFICACIÓN  DE LA COMPAÑÍA DE LA HABANA.-

asimismo expreso dicho Don  Manuel que en abril deste presente año ha conseguido  a nombre de la referida Real Compañia el nuevo asiento de tabacos por treinta años y por el trabajo extraordinario que en ello ha tenido se le a ofrezido la correspondiente gratificazion, la que se devera tener presente por mas aumento deste capital..

– mas cinco mill y quinientos reales de vellon que se le estan deviendo de los reditos de medio año del censo  de treszientos  sesenta y seis mill seiscientos y sesenta y siete de principal, 5500 rs.

– Don Fernando de la Bastida canonigo de la Santa Yglesia de la ciudad de Badajoz, por su vale de veinte y quatro de henero de este año le debe, 1708 rs.

            Pero además de todo lo anteriormente reseñado, don Manuel Bernardo  Álvarez de Toledo Lobato llevó a su matrimonio  los siguientes  bienes.

CASAS.-

mas se debe tener presente para mas aumento deste capital tres casas den esta villa, en la calle que llaman de la Encomienda, las unas que hazen esquina a la de la Comadre y sirven de taverna y las otras dos enfrente. Aunque estas casas se incluyen en la carta de dote del caballero extremeño no llegaron a tasarse.

PINTURA.-

Don Manuel Bernardo Álvarez de Toledo Lobato poseyó en su residencia madrileña seis pinturas, dos de ellas de temática religiosa y las cuatro restantes floreros. Por lo que respecta a los posibles autores de los cuadro, el anónimo tasador menciona al cordobés Antonio Acisclo Palomino, a quien atribuye una Inmaculada Concepción, y que valora en la elevada cantidad  de 1500 reales de vellón.

primeramente una pintura de Nuestra Señora de la Conzepzion, de dos baras de alto y lo correspondiente de ancho, orixinal de Palomino, con su marco dorado, 1500 rs.

– otra de San Joachin y Santa Ana del tamaño de la antecedente, con su marco negro y perfil dorado, 400 rs.

– quatro floreros iguales, de bara y media en quadro, marcos negros y perfil dorado, con tarjetas, 500 rs.

            Antonio Acisclo Palomino y Velasco nació en la localidad cordobesa de Bujalance en 1655. Muy joven se trasladó a Córdoba donde fue alumno de Juan de Valdés Leal y Juan de Alfaro, destacados maestros  de la época. En 1678 Palomino se ordenó de subdiácono, pasando a residir en Madrid, donde con el paso de los años consiguió fama  y fortuna. En la Corte de Carlos II Palomino entabló amistad con los más destacados artistas de la Corte, como Claudio Coello, Carreño de Miranda y la escultora sevillana Luisa Roldán. Por mediación de Claudio Coello, Carlos II encargó,  a Palomino, en 1686, la decoración de la galería del cierzo en el desaparecido alcázar de Madrid , comenzando de esta manera el ascenso  del artista cordobés en palacio, ya que en 1688 fue nombrado pintor de cámara, título en principio honorífico, sin gajes, aunque llevaba aparejada diversas prebendas, entre ellas el acceso a las soberbias colecciones reales, que permitió al pintor cordobés conocer de primera mano el estilo de los grandes maestros, como Rubens, Ticiano y Velázquez. En 1692 llegó a Madrid, precedido de una gran fama , el napolitano Luca Giordano, llamado por Carlos II para decorar algunas partes del monasterio de El Escorial, y este acontecimiento marcará nuevas influencias en el estilo de Palomino. En 1697 Palomino pasó a Valencia para trabajar en las decoraciones de la basílica de los Desamparados e iglesia de los santos Juanes. Entre 1705 y 1715 Palomino  trabajó incansablemente como fresquista, y buena prueba de ello fueron sus obras para el convento de san Esteban de Salamanca, la cartuja de Granada, el monasterio del Paular. Realizó asimismo numerosas obras de caballete, entre ellas el grandioso retablo de la catedral de Córdoba  así como numerosas pinturas religiosas, retratos y alguna que otra alegoría

            Antonio Palomino fue un artista extraordinariamente fecundo, y su obra conservada  es abundante. Pero con ser importante su labor pictórica, su importancia es aún mayor como tratadista, que queda reflejada en su célebre libro Museo pictórico y Escala óptica, publica en 1715, y al que añadió, en 1724, toda una serie de biografías de artistas españoles y extranjeros, que tituló Parnaso español pintoresco laureado, que la ha valido a su autor el calificativo de Vasari español .

            Palomino contrajo matrimonio, en 1688, con doña Catalina Bárbara  Pérez de Sierra, hija del pintor de flores Francisco Pérez de Sierra, la cual falleció en 1725, por lo que su viudo se ordenó sacerdote en el mismo año, falleciendo en Madrid  el día 12 de agosto  de 1726.[6]

            Don Manuel Bernardo Álvarez de Toledo Lobato llevó a su segundo matrimonio toda una serie de muebles, entre los que se incluían camas, escaparates, cofres, mesas, taburetes, cornucopias, espejos, etc. Aficionado a la música registró asimismo un clavicordio grande con todo lo a el perteneciente, tasado en  600 reales de vellón.

MUEBLES.-

una cama de palo santo de Portugal, torneada, con sus bronzes y barillas correspondientes para la colgadura, 360 rs.- tres de pino de seis tablas, las dos nuebas y la otra dada de varniz, 410 rs.- dos escaparates de cipres y ebano embutidos de marfil con sus correspondientes corredorcillos, mesas y bidrios christales, 720 rs.- tres cofres de bara y media de largo cubiertos de vaqueta encarnada con clavazon dorada, con sus banquillos, zerradura y llaves, bien tratados, 495 rs.- una arquita tocador de caoba con perfiles de box, con zinco navetas guarnezidas de concha, ebano, marfil, zedro y palo santo, con su espejo en el medio, 300 rs.- una mesita de palo santo guarnezida de concha, box y perfiles de marfil con sus travesaños de yerro, 80 rs.- una urna pequeña de pino con sus molduras y un christal delante, de mas de una terzia y dentro un Exze omo con su pena jaspeada y dorada con un arco de flores, 100 rs.- doze taburetes de nogal torneados cubiertos de gamuzas encarnadas, nuebos, 432 rs. – otros doze de lo mismo usados, 300 rs.- un armario de pino con dos puertas y dos celosías, con sus corredores y llaves, nuebo, 110 rs.- un clavicordio grande de pino con todo lo a el perteneciente dado de color azul y perfiles encarnados, 600 rs.- un fregadero de pino nuebo con sus artesones, 20 rs.- quatro papeleras de pino bien tratadas, las tres dadas de color enacrnado y la otra de varniz blanco con sus cantoneras de yerro, 380 rs.- quatro mesas de pino, bien tratadas, las dos iguales, de dos baras  y media, la otra redonda  y la otra de mas de vara, 150 rs.- dos espejos nuebos con sus lunas, de vara de alto, venecianas, con sus marcos y copetes dorados de moda que llaman a la prusiana, 795 rs.- otros dos de media bara, con sus lunas correspondientes y marcos dorados, nuebos, 120 rs.- siete zenefas sobrepuestas dadas de color encarnado con perfil dorado, 420 rs.- seis cornucopias nuebas, doradas, 336 rs.- una araña nueba de ocho  luzes, dorada. 150 rs.- dos pares de puertas vidrieras que estan puestas en los balcones y otros postigos, 388 rs.- tres cofres iguales, de bara y tercia cubiertos de vadana encernada, los dos nuebos, 225 rs.- una arca de yerro de poco mas de vara de largo hecha en Ynglaterra, nuerba, pintada de colores con diferentes goznes, 720 rs.

            Bajo el epígrafe de diamantes, plata y aljofar, don Manuel Bernardo Álvarez de  Toledo Lobato registró los objetos de plata y joyas que aportaba a su segundo matrimonio con su sobrina. Entre los primeros se contaban bandejas, saleros y pimenteros, cucharas, tenedores, cabos de cuchillos, cocos guarnecidos  con lámina de plata, platos, azafates, salvillas, vasos, palancanas, etc.

            Las joyas estaban representadas por manillas de aljófar, arracadas de oro y diamantes, brazaletes de tumbaga con rubíes y esmeraldas, piochas de plata, etc. Pieza destacada fue un relox de plata de faltriquera de Windismill, lexitimo, valorado en 750 reales de vellón.

DIAMANTES, PLATA Y ALJÓFAR.-

– primeramente una bandeja  de plata cincelada con quatro canastillos.- otra redonda tambien zinzelada con sus gallones cincelados.- otras dos antiguas con pies tornillados, todas en 1548 rs.- un salero pimentero de moda con sus quatro garras y una pila de plata, 297 rs.- diez y ocho cucharas y diez y ocho tenedores de plata, hechura de modo, 1560 rs.- siete cabos de cuchillos de plata, de moda, 396 rs.- dos cocos de Yndias guarnecidos de chapa de plata, 60 rs.- dos guarniziones de espadin de plata , la una sobre dorada y la otra en blanco, 510 rs.- un relox de plata de faltriquera, de Windimill lexitimo, 750 rs.- dos bueltas de manillas de aljofar, genero de cadenilla , con ochozientos  y noventa y cinco granos, 5400 rs.- otras dos bueltas de manillas de aljofar de cadenilla con mill y sesenta y seis granos, 2895 rs.- un collar de perlas con cinquenta y cinco granos y entre ellos algunos acañonados, 1395 rs.- una cruz y arracadas de oro guarnezidas de diamantes  de diferentes tamaños. 2520 rs.- un brazalete de tumbaga con dos rubies y tres esmeraldas  sobrepuestas en oro, 360 rs.- un relox de oro de faltriquera, de Arson, gravadas tres figuras en el medio, un ombre, muger y niño, 1800 rs.- una joya de oro guarnecida  con sesenta y dos diamantes de varios tamaños rosas y delgados y en el medio una pintura de Nuestra Señora de la Porteria, 2784 rs.- una piocha de plata con tres almendras perillitas, el reberso encasquillado, liso y dorado con su puertecilla y abuja, guarnerzida con diez  ocho diamantes, seis rubies, un zafiro y dos esmeraldas, engastado en oro, 832 rs.- doze platos de plata, 4135 rs.- un azafate de plata zinzelado, 642 rs.- otra salbilla y dos juegos de vasos redondos, de encaje, 1255 rs.- una bandeja de plata, 600 rs.- una palangana de lo mismo, nueba, 800 rs.- un bernegal de lo mismo con dos asas y en el medio una piedra bezal, 320 rs.

            Tampoco faltaban entre los bienes que el caballero extremeño llevaba a su segundo matrimonio numerosas ropas de casa, tales como colchones, colchas, manteles, sábanas, servilleta, almohadas, mantas, etc así como otras de uso personal ; gorros, medias, calzoncillos, almillas, camisas, etc. Mayor importancia tuvieron los vestidos de color, lana y seda, algunas de aquellas piezas tasadas en altos precios.

primeramente se pone por mas capital una colgadura de cama de raso azul, bordado de China, forrada en tafetan doble color carmesi, guarnezida toda con fleco y rapazejo salomonico de campanillas con su telliza de lo mismo, nueba, 3000 rs.- un dosel de damasco carmesi con fleco liso y rapazejo salomonico de color plata, nuebo, 83 rs.- un friso de tafetan doble carmesi de nuebe baras con sus molduras dadas de color azul, 158 rs.- un bestido a lo militar, casaca, chupa y dos pares de calzones de terciopelo negro color plomado, forrado en sarga, 760 rs.- otro de terciopelo color plomado forrado en seda, 600 rs.- otro de castor muebo con dos pares de calzones, 700 rs.- otro de griseta de seda, nuevo, con dos pares de calzones y chupa de tisu de oro capuchina con medias correspondientes, 2039 rs.- otro de griseta labrada obscura con chupa de tisu de plata, nueba, con medias correspondientes, 800 rs.- otro de griseta del mismo color del antecedente con dos pares de medias y calzon, 350 rs.- otro de paño negro de olanda con dos pares de calzones y mecdias, forrado en sarga, 250 rs.- una chupa de raso blanco bordada de oro, nueba, 350 rs.- otra de persiana blanca, usada, 150 rs.- otra de raso liso color de zereza, 90 rs.- una bata de grana escarlata algo usada, 200 rs.- un copete de lo mismo, 600 rs.- otro copete de paño pardo, 100 rs.- otra bata de tafetan listado, 90 rs.- una capa de lamparilla, 30 rs,.- diez y seis cortinas  de vaieta encarnada de distintos tamaños, 400 rs.- nuebe baras de tisu de oro, 2970 rs.- una colcha grande de raso liso de China bordada, 1300 rs.- doze cubiertas de damasco carmesi para sitiales , 360 rs.- una colcha blanca para cama, 150 rs.- otra grande de yndiana con flores, 180 rs.

            Por otra parte y dentro del término espetera se registraron los siguientes utensilios de cocina :

– un brasero con su copa grande en el medio, de azofar.- tres belones de distintos tamaños.- dos almireces.- seis cazos de azofar.- seis candeleros de metal dorado y quatro del principe, con sus espaviladeras.- una tortera de cobre grande con su tapa de lo mismo.- un  perol tambien grande .- quatro chocolateros.- un caldero.- siete sartenes .- una romana de balanza.- dos cuchillos.- quatro planchas.- doze platos de peltre y otros diferentes trastos. Todo ello fue tasado en 680 reales de vellón.

            No deja de ser curiso que don Manuel Bernardo Álvarez de Toledo y Lobato incluyera entre sus bienes dotales veinte y quatro arrovas de chocolate labrado, tasadas en 5400 reales de vellón, pero no hay que olvidar que durante el siglo XVIII el chocolate conoció en España un notable aumento el consumo, iniciado por la nueva dinastía Borbón, pues tanto Felipe V como Carlos III se desayunaban con aquella bebida, costumbre que poco a poco se extendió por todas las clases sociales de la época.

            Pero además de todo lo arriba reseñado el caballero extremeño incluyó en su dote 36200 reales  en dinero efectivo, 16000 en oro y el resto en plata.

            En total, y como ya dijimos, todos los bienes  que don Manuel Bernardo Álvarez de Toledo llevó a su segunda unión, alcanzaron  un valor de 1.171.661 reales y 21 maravedis de vellón., lo que explica que doña María Teresa  Álvarez de  Toledo hizo, a no dudar, un mas que ventajoso matrimonio con su tío..

            Tras revisar los bienes del caballero extremeño podemos conocer que era una persona de gran aliento comercial, tratando con importantes personajes de la época, entre ellos el jesuita malagueño Pedro Ignacio de Altamira quien fue procurador general de la Compañía de Jesús en México, y que años más tarde se vería afectado por el decreto de expulsión decidido por Carlos III, teniendo que pasar a la ciudad italiana de Rímini donde falleció en 1770. Otra figura relacionada con los negocios de don  Manuel Bernardo Álvarez de Toledo Lobato fue el aragonés don Pedro de Cebrián  y Agustín, conde de Fuenclara, quien fue virrey de México entre el 3 de noviembre de 1742 y 8 de febrero de 1748.

            Don Manuel Bernardo Álvarez de Toledo Lobato fue un típico representante de una incipiente burguesía comercial  que comenzaba a emerger en España tras la guerra de Sucesión y gracias a las reformas hacendísticas  llevadas a cabo por los consejeros franceses de Felipe V primero y más tarde por sus ministros ilustrados. Los censos, vales, acciones y créditos registrados  en su carta de dote así lo avalan.. Sin embargo el resto de sus bienes muebles no estaban a la altura de los producido por su actividad comercial , Sus casas madrileñas debieron ser modestas e incluso una de ellas era utilizada como taberna. Por otra parte no abundaban en ellas muebles, pinturas ni objetos de plata que podían esperarse de una persona de su fortuna, faltando incluso alfombras, tapices y, sobre todo, una biblioteca, que por sus cargos y negocios era lógico suponer su existencia..Todo ello nos lleva a pensar que la estancia en Madrid del caballero extremeño era ocasional, por lo que lo más granado de su hacienda tenía que encontrase en Badajoz.. Una minuciosa búsqueda en los archivos pacenses puede dar como resultado el inventario de los bienes que el caballero extremeño poseyó en su ciudad natal.



[1] .- VILLACORTA BAÑOS,  Antonio.- Las cuatro esposas de Felipe II, Madrid, edit, Rialp, 2011.

[2] .- FERNÁNDEZ DE MORATÍN, Leandro .- El sí de las niñas, edición de  Abraham Madroñal Durán, Madrid, Castalia, 2011.

[3] .- Para la celebración de matrimonios entre familiares cercanos era necesaria la dispensa papal, aunque a veces la negativa vaticana para ello provocaba conflictos de todo tipo

[4] .- Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 18134, folº. 1208-1219. Escribano = José de Gaviria aunque el documento se  encuentra en los de Ventura Elipe

[5] .- La Real Compañía de Comercio de La Habana fue crea da por Felipe V en 1740 para canalizar los intercambios comerciales  de tabaco y azúcar entre la metrópoli y la isla caribeña.

[6] .- La bibliografía sobre Palomino es abundante, destacando  GAYA NUÑO, Juan Antonio .- Vida de Acisclo Antonio Palomino,,Córdoba. Diputación Provincial, 1956.- BARRIO MOYA, José Luis.-“Las capitulaciones matrimoniales de Antonio Palomino” en Boletín de la Real Academia de Córdoba  Ciencias, Bellas Artes y Nobles Letras, Año LVIII, 1987, nª. 112, pp. 113-118.- PÉREZ SÁNCHEZ, Alfonso.- Pintura barroca en España 1600-1750, Madrid, Cátedra, 1992, pp. 404-406,

Mar 032014
 

José Luis Barrio Moya.

Institución de Estudios Complutenses

       El dia 31de diciembre de 1738, y una vez ya casados, se firmaron las capitulaciones matrimoniales entre el caballero extremeño Don Josè Banfi y Parrilla y la dama madrileña Doña Manuela Montoya y Banfi, seguramente prima suya. Don Josè Banfi y Parrilla habìa nacido en la localidad cacereña de Trujillo, siendo hijo de Don Juan Bautìsta Banfi, natural de Madrid “del Consejo de Su Magestad, su oidor en el tribunal de la Contratacion de las Indias” y de Doña Josefa Parrilla y Montoya , nacida en la poblaciòn toledana de Escalona. Por su parte Doña Manuela Montoro era natural de Madrid, nacida en el seno del matrimonio formado por Don Marcos Antonio Montoro, natural de La Coruña “diocesis del arzobispado de Santiago, reino de Galicia”, quien fue ”secretario de Su Magestad y ofizial maior de la secretaria del Despacho Universal de la Guerra”, y de la dama madrileña Doña Laura Polonia Banfi, ambos ya difuntos cuando se hija contrajo matrimonio.

         En las citadas capitulaciones Don Josè Banfi confiesa que es “secretario de Su Magestad con ejercicios de decretos en la secretaria del despacho universal de Yndias”, cargo este que le producìa muy saneados ingresos. Asimismo declara que “cuando se trato el matrimonio con Doña Manuela Montoro, su tio y tutor, Don Germàn Parcelia y Montoya, “capitan de cavallos, cavallero de campo de Su Magestad y furrier mayor de sus Reales Cavallerizas le prometio que llevaria su sobrina como dote la cantidad de detecientos y veinte mill reales de vellon poco mas o menos” (1). En aquella cantidad se incluìa el valor de una casa “que sirve de cochera, cavalleriza y pajar” situada en la madrileña calle del Molino, asi como lo que importò la tasaciòn de los “trastos de omenage de casa, bestidos , ropa blanca de lana y seda, tapiceria, plata labrada, oro, diamantes, perlas, aljofar, china, charol, libros, reloxes, armas, trastos de cozina, coche, mulas, guarniciones, dinero y creditos”. A tenor de todo lo antecedentemente expuesto el caballero trujillano hizo una muy ventajosa boda.

Doña Manuela Montoro llevò en su dote una selecta colecciòn artìstica formada por 105 pinturas, una escultura de Santa Teresa de Jesùs, tasada en 1100 reales, un relicario de coral y bronce, ocho “targetas doradas con su figura de marfil en cada una” y dos paises o “fabulas bordadas en tafetan amusco”.

La temàtica de las pinturas era de lo mas variado puesto que se registraban escenas religiosas y de gènero, paisajes, bodegones, alguna mitologìa, batallas, seis cuadros con”los triunfos de Alejandro” y retratos, entre ellos uno de Felipe V a caballo “hecho en plima a pergamino” y los muy curiosos de Alfonso X el Sabio, Pedro el Cruel y Maria de Padilla. Singular importancia tenìan “dos laminas en lapiz lazuli, la una del Bautismo de Xpto y la otra de la huida a Ejipto con piedras esquisitas en sus marcos de evano ochavados”, valoradas en la elevada cantidad de 3000 reales de vellòn. Por lo que respecta a los autores de las pinturas el anònimo tasador menciona originales de Mateo Cerezo, Lucas Jordan y David Teniers.

PINTURAS.-

– Primeramente una hechura de bulto de Santa Theresa de Jesus con tres angeles y su arco de diversas flores, 1100 rs.

– yd otra pintura de San carlos borromeo contemplando a Xpto en el sepulcro, de dos varas y media de alto y dos varas poco menos de ancho con su marco dado de negro y filete dorado, 200 rs.

– yd un retrato o pintura de la adultera, de dos varas de alto y tres de ancho con su marco negro y filete dorado, 1100 rs.

-yd otra pintura de Santiago, de dos varas y media de alto y siete quartas de ancho, con su mkarco negro y filete dorado, 240 rs.

 

– ytt una pintura de un Santisimo Xpto de Burgos orixinal de Matheo Zerezo, de dos varas y media de alto y siete quartas de ancho con su marco negro y filete dorado, con esquinazos y tergetas tanvien dorados, 400 rs (2).

– otra pintura de San Martin, de vara y dos tercias de alto y vara y quarta de ancho con su marco dorado, 240 rs.

– otra pintura del nacimiento hecha por Jordan, de vara y media tercia de alto y vara y octava de ancho con su marco dorado, 600 rs (3).

– unos patines, de tres quartas de alto y poco menos de vara de ancho con su marco dorado, 300 rs.

– un quadro de arboles, apaisado, de vara y media de ancho y tres quartas y media de alto con su marco negro a lo antiguo, 30 rs.

– una pintura de Santa Barbara prediziendo el martirio, de poco menos de dos varas de alto y vara y terzia de ancho con su marco negro a lo antiguo, 100 rs.

– otra pintura de Nuestra Señora, San Joseph y el Niño, de vara y media de alto y vara y quarta de ancho con su marco negro antiguo, 100 rs.

– otra pintura de un Santisimo Xpto en el sepulcro, de vara y media de ancho y cerca de cinco quartas de alto con su marco negro antiguo, 120 rs.

– otra pintura de San Antonio en el desierto apaisada, de vara y quarta de alto y vara y media de ancho con su marco negro y filetes de pino sin pintar, 120 rs.

– una pintura de la huida de Egipto apaisada, de zerca de dos varas de alto y vara y quarta de ancho con su marco negro antiguo, 30 rs.

– otra pintura del Dilubio universal apaisada, de vara y quarta de alto y una y dos tercias de ancho con su marco dorado a lo antiguo, 45 rs.

– un Exce omo mui maltratado, de zerca de dos varas de alto y poco menos de vara y quarta de ancho con marco negro antiguo, 60 rs.

– una pintura de Nuestra Señora con el Niño en los brazos, de dos tercias de alto y media vara de ancho con su marco negro y filete dorado, 60 rs.

– un quadro apaisado pintado en el unos ladrones, de media vara de alto y tres quartas de ancho con su marco negro y filete dorado, 100 rs.

– otro quadro de unos pastores igual en todo al antecedente, 100 rs.

– una pintura de Nuestra Señora dando de mamar al niño y San Joseph, de tres quartas de alto y media vara de ancho con su marco negro, 60 rs.

– otro quadro de unos ladrones apaisado pintura en tabla, de dos tercias menos dos dedos de alto y tres quartas de ancho, con su marco de evano, 120 rs.

– otra pintura del niño Dios y San Joseph, de vara menos dos dedos de alto y dos tercias de ancho con su marco negro y filete dorado, 60 rs.

– otra pintura de Nuestra Señora dando el pecho al niño correspondiente en todo a la antecedente, 50 rs.

– un retrato de Don Pedro el Cruel, de tres quartas menos dos dedos de alto y media vara y un dedo de ancho con su marco negro y perfil dorado, 120 rs.

– otra retrato de Doña Maria de Padilla del propio tamaño y marco que la antecedente, 60 rs.

– un quadro apaisado de unos pastores, de vara menos ochava de alto y vara y quarta de ancho con su marco negro y filete dorado, 200 rs.

– seis triunfos de Alejandro con sus marcos dorados, lamina de papel de ymprenta con vidrios de cristal por delante, 600 rs.

– una pintura de Santa Rosa de Lima en cobre con su marco de evano bronceado de medida regular, 300 rs.

 

– otra lamina en cobre del propio tamaño y marco que la antecedente del Nacimiento del niño Dios, 600 rs.

– dos laminas en lapiz lazuli, la una del Bautismo de Xpto y la otra de la huida de Egipto con piedras esquisitas en sus marcos de evano ochavados, 3000 rs.

– una lamina de la Encarnazion del hijo de Dios ochavada en piedra con su marco de evano, 200 rs.

– dos laminas de cobre con su vidrio delante, la una de San Marcos y la otra de San Luis, con marco de evano, de una tercia de alto y un jeme de ancho, 400 rs.

– una lamina de Nuestra Señora con su hijo difunto de un jeme de alto y medio palmo de ancho, 120 rs.

– otra lamina de Nuestra Señora y el niño Dios del mismo tamaño que la antecedente, 60 rs.

– otra lamina de Nuestra Señora del Sagrario con su vidrio, de una tercia de alto y palmo de ancho, con su marco negro de pino y filetes dorados, 120 rs.

– un relicario de coral y bronzes de la huida de egipto en su caxa con vidrio delante, 3000 rs.

– una lamina de Jesus, maria y Joseph, de una tercia de alto y quarta de ancho con marco negro antiguo ochavado, 100 rs.

– un frutero de abes, de dos terzias de alto y lo mismo de ancho, 15 rs.

– un pais de arboledas pintada una caza en ella, de una bara de alto y dos de ancho con su marco negro antiguo, 30 rs.

– otro pais antiguo en tabla pintado en el un bosque, de dos tercias de ancho y media vara de alto con su marco negro ancho, 30 rs.

– un paisito y en el pintado San Antonio predicando a los pezes, pintura en tabla con su marco dorado, 180 rs.

– otro paisito y en el pintado unos pasageros de la propia calidad que el antecedente, 280 rs.

– un retrato de un joben en lienzo, de una terzia de alto y un palmo de ancho con su marco dorado, 20 rs.

– una lamina de cobre pintado en ella San Antonio con su vidrio xptal, marco negro y filetes dorados, 120 rs.

– otra lamina de San Isidro labrador, de dos tercias de alto y media vara de ancho, con marco negro y filetes dorados a lo antiguo, 60 rs.

– un fruterito de un palmo de ancho y un jeme de alto en tabla, con marco negro y dos filetes dorados, 20 rs.

– dos fruteros con sus marcos encarnados y filetes dorados, de tres quartas de alto y dos de ancho, 200 rs.

– una pintura de un Santisimo Xpto en cobre con la Magdalena al pie de la cruz con su marco de evano, 180 rs.

– una pintura en vidrio de Nuestra Señora con su marco dorado y embutido en vidrio dado de negro con filetes dorados, 600 rs.

– otra pintura y en ella una batalla apaisada, con marco a la moda dado de negro con filetes dorados, 600 rs.

– dos marinas apaisadas, de una vara y dos tercias de alto y dos varas y quarta de ancho con su marco a la moda dado de negro y filetes dorados, 360 rs.

– otra pintura de Nuestra Señora de la Concepzion, de vara y quarta de alto y siete quartas de ancho con marco a la moda dado de negro y filetes dorados, 360 rs.

– un quadro apaisado de unos navios, con su marco dorado, de tres quartas de alto y vara y media de ancho, 100 rs.

 

– un retrato del beato Camilo de Lelis, de dos tercias de alto y media vara de ancho con marco dorado, 120 rs.

– una pintura de Nuestra Señora de la Concepzion de vara y ochava de alto y tres quartas de ancho con su marco azul, 100 rs.

– una pintura de Santa theresa de Jesus de a dos varas de alto y vara y quarta de ancho con su marco negro hecho a lo antiguo y filetes dorados, 50 rs.

– otra pintura de Santa Carthalina martir, de vara y media de alto y una menos dos dedos de ancho con marco a lo antiguo dorado, 60 rs.

– otra pintura de Nuestra Señora de Velen en tabla, de dos tercias de alto y media vara de ancho, con marco negro y filetes dorados, 50 rs.

– doze pinturitas en cobre apaisadas, de a tercia de ancho y un jeme de alto con sus marcos negro y filetes dorados, 720 rs.

– un retrato de Don Alonso el Savio en tabla, de media vara de alto y una tercia de ancho, con su marco dorado, 120 rs.

– yt el Dios de las aguas echo a pluma con su vidrio xptal por delante, de poco mas de una tercia de alto y una quarta de ancho, con su marco dorado, 100 rs.

– un Apocalipsis de miniatura de una sexma en quadro con su marco de evano y bronzes dorados, 1200 rs.

– una lamina en tabla de un Santisimo Xpto con sus vidrios delante, de una tercia de alto y una quarta de ancho con marco negro tallado de oro, 600 rs.

– una pintura de San Agustin en pergamino con vidrio delante y marco embutido en cristal con filete dorado, 50 rs.

– un retrato o pintura de un pobre pidiendo limosna, pintado en tabla por David teniel, de mas de tercia de alto y una quarta de ancho con su marco dorado, 600 rs (4).

– ocho targetas doradas con su figura de marfil en cada una , 4800 rs.

– un Exce omo en pergamino cortado, con marco dorado y vidrio delante, 15 rs.

– una pintura de Nuestra Señora de los Dolores en pergamino cortado con su marco dorado y vidrio delante, 15 rs.

– una papelera pintada en lienzo de vara de alto y tres quartas de ancho, 600 rs.

– una pintura de Nuestra Señora de Mejico en bastidor, sin marco, de vara y media quarta de alto y dos tercias de ancho, 50 rs.

– un retrato de un viejo bestido de garnacha con los guantes en una mano, de cinco quartas de alto y una vara de ancho con su marco negro cubierto de evano, 300 rs.

– un retrato de una vieja con una pluma blanca en la mano correspondiente en todo al retrato antecedente, 300 rs.

– otro retrato de una muger vestida de encarnado con su canastillo de rosas en una mano y en la otra una rosa, con su marco negro, de vara y media de ancho, 60 rs.

– un retrato de una muger bestida de blanco, sentada en una silla encarnada con un ramillete de flores y rosas en la mano del propio tamaño y marco que la antecedente, 60 rs.

– otro retrato de una muger bestida de negro con una rosa encarnada en la mano del propio tamaño y marco que la antecedente, 120 rs.

– otro retrato de una muger vestida de blanco recogiendose la falda, del mismo tamaño y marco que las antecedentes, 120 rs.

– un retrato de un hombre vestido de negro con espadin y baston, balona y bueltas de encajes, ygual a los antezedentes en alto, ancho y marco, 50 rs.

– un paisito en tabla y en el pintado un hilanderode media vara de ancho y una tercia de alto con  marco negro y filete dorado, 120 rs.

 

– un paisito en tabla pintado en el una batalla del propio tamaño y marco que la antecedente, 100 rs.

– dos paises o fabulas bordadas en tafetan amusco, de media vara de ancho y una quarta de alto con marcos dorados y sus xpistales delante, 360 rs.

– dos laminas barnizadas, de media vara de ancho y una tercia de alto con sus marcos dorados, 60 rs.

– dos paisitos de pluma, de una tercia de ancho y ocho dedos de alto con sus cristales delante y marcos delante, 60 rs.

– otros dos paisitos de pluma desiguales , en el uno un hombre dormido y en el otro varias frutas, con sus xpistales delante y marcos tallados y dorados, 60 rs.

– un retrato del señor Phelipe quinto a cavallo hecho en pluma, en pergamino, de media vara de alto y una tercia de ancho con su xptal delante, marco azul y filetes dorados, 40 rs.

– un fruterito en tabla con su marco negro y filetes dorados, 20 rs.

– un quadro de nueve dedos de alto y ocho de ancho pintado en el unos borrachos dandose puñadas, con su marco dorado, 360 rs.

MADERA.-

Doña Manuela Montero llevò a su matrimonio con el hidalgo extremeño toda una serie de muebles tales como sillas de red, tabuertes de estrado, bufetes de nogal embutidos en concha, papeleras asimismo de nogal, alacenas de pino, varias mesas, cofres, camas y catres. Destacaban por la riqueza de sus materiales los siguientes muebles:

– dos escriptorios de Valladolid embutidos en concha y bronceados con sus mesas y pies de nogal, 480 rs.

– dos escriptorios grandes embutidos en raiz de olivo con sus pies de pino dados de negro, 1000 rs.

– una arca de caoba con pie de pino dado de negro y sus tres vidrios cristales, la misma en la que esta metida Santa theresa, 1200 rs.

– una urna de evano con su vidrio y dentro de ella un Santisimo Xpto en piedra, 100 rs.

– un espexo de vara y tercia de alto la luna y vara menos tres dedos de ancho con su copete grande dorado embutido en el con su figura y un arbol, su marco dorado y colgados sus vidrios embutidos en ellas, 1800 rs.

– otros dos espexos yguales de vara y quatro dedos de alto la luna y tres quartas y tres dedos de ancho con sus marcos, copetes y colgaderos y flores de vidrio adiamantado con su figura en cada copete, 2400 rs.

CHAROL.-

– ytt doze platillos de charol con onze jicaras de lo mismo, 368 rs.

– una frasquerita encarnada de charol larga para diferentes chucherias, 120 rs y 16 maravedis.

– una caja redonda negra de charol, 48 rs.

– dos onzas de charol con sus tapas de lo mismo, 64 rs.

– dos escudillas de charol con sus tapas de lo propio, 48 rs.

– un tocador azul de charol con su espejo dentro y todos sus miriñaques, 256 rs.

– otro tocador de charol encarnado con su mesa y espejo correspondiente de lo propio, 830 rs.

– otro tocador de charol encarnado con su espejo y su mesa, 256 rs.

– una mesita cafetera encarnada, 60 rs.

– un ramilletero encarnado de charo, 150 rs.

– quatro ramilleteros de lo propio mas pequeños, 224 rs.

– otros quatro ramilleteros de charol encarnado medianos, 288 rs.

– dos vandejas verdes de charol ochavadas, 60 rs.

– otras dos vandejas negras de charol quadradas, medianas, 80 rs.

 

– dos vandejas negras de lo propio maiores que las antezedentes, 112 rs.

– otra bandeja negra de charol quadrada con sus pies, 180 rs.

No podìa faltar en la dote de una dama del siglo XVIII una gran cantidad de vestidos y ropa de casa y Doña Manuela Montero no era una excepciòn. De esta manera se citaban entre sus bienes colchones, sàbanas, servilletas, toallas, manteles, colchas, paños de mano, etc. De todo ello sobresalìan “un trage de casa y brial de raso de China, color de caña bordado de sedas de China”, tasado en 1000 reales y, sobre todo, “una colgadira de cama ymperial bordada sobre raso liso blanco perfilado de seda negra y formada con blanco, el campo bordado de una cadeneta con unas florezitas encarnadas de raso liso formadas con blanco y unos quadros redondos con dorado y toda ella sin forro como sale del bastidor”, que alcanzò una valoraciòn de 10000 reales de vellòn.

TAPICERIA.-

– una tapiceria fabricada en Amberes, bien tratada y buenos coloridos Historia de Dario, que tiene de caida cinco anas y de corrida cinquenta y siete anas y media, cuia tapiceria se compone de diez paños, 14275 rs.

– quatro sobrepuertas, que las dos estan cosidas una con otra y una columna pintada sobre tela de manteleria forrrado todo en Angulema y todas cinco piezas calen, 200 rs.

– un paño desermanado entrefino de figuras grandes que tiene de caida cinco anas y de corrida tres y media, 525 rs.

– un paño de gorrillas vien tratado, de cinco anas de caida y nueve de corrida, 675 rs.

– una alfombra turca entera de pelo y de buen colorido, que tiene de largo cinco varas menos tercia y de ancho quatro menos quarta, 875 rs.

– una alfombra de catalufa nueva forrada en Angulema que tiene quarenta y una vara de dicha tela, 984 rs.

– dos alfombras, la una grande y la otra pequeña, 300 rs.

– un retrato de Phelipe quinto de tapizeria fino, que tiene de alto una anna y de ancho annas menos sexma con su marco dorado, 360 rs.

Dentro del apartado de “china” se incluìan ensaladeras, jarros, cuencos, vinageras, jìcaras, platos, escudillas, frascos, dos vasos de porfidio, varios objetos de cristal, asi como dos tibores grandes de China, tasados en 15000 reales y “una fuente de alabastro quese compone de nueve piezas aconchada”, que lo fue en 90 reales. Se registraban ademas los siguientes “barros”.

– tres tinajas de barro de Guadalajara de las Yndias, 45 rs.

– dos dozenas de barros de distintos tamaños y colores, 240 rs.

– dos barros pequeños de sigilata, 30 rs.

LIBROS.-

Doña Manuela Montero llevò a su matrimonio una pequeña biblioteca formada por 90 tomos, y aunque se registraban en ella algunas obras de devociòn y varias vidas de santos, lecturas comunes a las mujeres españolas de los siglos XVII y XVIII, creemos que la librerìa en cuestiòn perteneciò a su padre, Don Marcos Antonio Montero, y que ella recibiò como herencia. Basamos esta hipòtesis en el hecho de que junto a las obras arriba mencionadas se encontraban otras con temas militares, jurìdicos, administrativos, matemàticos y genealogicos, entre ellas las Reflexiones militares, del vizconde del Puerto, que para nada se puede interpretar como lectura femenina.

Los autores representados eran Felipe de Comines, el padre Feijòo, Nicolas Caussìn, Sor Maria de Agreda, Juan de Ferreras, Josè Barcia, Antonio Alvarado, Diego de Castejòn, fray Francisco de los Santos, etc. Como algo curioso a destacar es la presencia de un libro manuscrito que lleva el sugerente tìtulo Mahoma y Lutero.

– yd tres tomos en quarto de la Explicacion de la doctrina xptiana dividida en platicas y puestos dichos tres tomos en pasta, en quarto, 50 rs.

 

– nuebe thomos en quarto puestos en pasta intitulados reflexiones militares del vizconde del Puerto (Alvaro NAVIA Y OSORIO, vizconde del PUERTO.- Reflexiones militares, Madrid 1724), 180 rs.

– un tomo en quarto puesto en pasta intitulado Historia ytaliana en el mismo idioma, 10 rs.

– otro libro intitulado traslazion del Santisimo Sacramento al templo de Nuestra Señora de el Pilar de Zaragoza asimismo en quarto, 6 rs.

– otro libro intitulado Primacia que goza la Santa Yglesia de Tholedo en marquilla puesto en tafilete (Diego CASTEJON Y FONSECA.- Primacia de la Santa Iglesia de Toledo defendida contra las impugnaciones de Braga, Madrid 1645), 50 rs.

– otro libro intitulado Cathalogo de los ilustres duques y condes de francia en quarto puesto en pasta, 12 rs.

– otro libro de a folio puesto en pasta intitulado Descripzion del real monasterio del Escorial (fray Francisco de los SANTOS.- Descripciòn brece el monasterio de San Lorenzo el Real del Escorial, Madrid 1657), 20 rs.

– otro libro en octavo puesto en tafilete intitulado Comercio de Olanda, 15 rs.

– otro libro en octavo puesro en pasta intitulado Ordenanzas de Luis dezimo quarto en idioma frances, 4 rs.

– otro libro instruccion de la navegazion en idioma ytaliano con sua mapas, de papel de marca, 6 rs.

– otro libro de a folio intitulado Abreu sobre bacantes en Yndias, 20 rs.

– otro libro intitulado las memorias de felipe de Comines, tomo primero (Felipe de la CLYTE, señor de COMINES.- Memorias, Paris 1529), 20 rs.

– otro libro Scritura de los servicios de veinte y quatro mill millones en folio del año de setezientos y diez y seis, 15 rs.

– otro libro en folio intitulado nuevo aranzel para secretarias y demas ofizinas de los Consejos, 12 rs.

– otro libro intitulado crisol de la verdad de la causa sin causa sobre la prision del duque de Osuna en folio, 8 rs.

– otro libro yntitulado Silva discurso predicables y politicos, en folio, 8 rs.

– otro libro de a folio intitulado Practica de rentas reales (Juan de la RIPIA.- Pràctica de la administraciòn cobranza de las rentas reales y viruta de los ministros que se ocupan de ella, Madrid 1676), 12 rs.

– otro libro de a folio yntitulado Fueros del señorio de Vizcaya, 10 rs.

– otro libro yntitulado Ypocrates defendido en quarto, 6 rs.

– otro libro en quarto que se yntitula los jovenes jesuitas, 6 rs.

– otros tres libros intitulados Luz de verdades catholicas, 20 rs.

– otro libro en quarto intitulado Teatro critico universal (fray Benito Jerònimo FEIJOO.- Teatro crìtico universal, Madrid 1726), 20 rs.

– otros dos libros en quarto intitulados las palabras de San Pablo (Francìsco de la CRUZ.- Cinco palabras del apòstol San Pablo, Nàpoles 1681), 30 rs.

– un libro en quarto vida de San Agustin por Gante (fray Francìsco Antonio de GANTE.- El monstruo del Africa indefinible. Vida de San Agustìn, Madrid 1720), 15 rs.

– otro libro de a folio intitulado el perfecto artillero, 60 rs.

– dos tomos en octavo yntitulados Historia Sagrada, 8 rs.

– otro libro intitulado ynstruzion de novizios, en octavo, 4 rs.

– otro libro en octavo intitulado avisos importantes a toda la juventud de los que siguen la malizia, 3 rs.

 

– tres tomos en quarto que se yntitulan Corte Santa (Nicolas CAUSSIN.- La Corte Santa, Parìs  1647, Madrid 1654), 12 rs.

– otro libro Mistica ciudad de Dios en quarto, thomo segundo (Sor Maria de AGREDA.- La mìstica ciudad de Dios, Madrid 1670), 8 rs.

– otro libro en octavo intitulado tregonometria para la navegazion, 4 rs.

– otro libro puesto en pasta intitulado bocabulario maritimo, 6 rs.

– seis thomos de a folio intitulados Cronica del Carmen Descalzo, 120 rs.

– otro libro de a folio yntitulado Sermones del padre Pedro del Espiritu Santo (fray Pedro del ESPIRITU SANTO.- Sermones de Jesùs, Maria y Joseph, Madrid 1717), 20 rs.

– otro libro en octavo puesto en pasta intuitulado antifoneras desagravios de fernan gonzalez, 4 rs.

– otro libro de a folio intitulado maoma y Lutero manuescripto, 30 rs.

– otro libro de a folio Regla y establecimiento de la cavalleria de Santiago del espada, 15 rs.

– dos thomos de a folio yntitulados Obras del maestro Alvarado (Antonio de ALVARADO.- Obras completas, Madrid 1717), 40 rs.

– otro libro en quarto intitulado origen de la excma. Casa de Sarmiento, 6 rs.

– otro libro en quarto intitulado Armonica vida de Santa theresa de Jesus escrita por el padre Butron y Mujica (Josè Antonio BUTRON Y MUJICA.- Armònica vida de Santa Teresa de Jesùs, Madrid 1722), 24 rs.

– otro libro que se yntitula Sermones varios de fray Pedro de la Conzepcion carmelita descalzo (fray Pedro de la CONCEPCION.- Sermones varios, Madrid 1717), 6 rs.

– otro libro septimo que se yntitula Reparos istoricos sobre los doze años primeros de la Historia de España (Juan de FERRERAS.- Reparos històricos a los doce primeros años del tomo VII de la Historia de España, Alcalà de Henares 1723), 6 rs.

– otro libro enoctavo que se yntitula Vida de San Millan, 4 rs.

– otro libro en octavo que se yntitula Tratado de la eleccion y metodo de los estadios, 6 rs.

– otro libro en octavo Oya penas de la malizia, 8 rs.

– dos thomos en octavo puestos en pasta intitulados Cartilla politica y cristiana (Diego Felipe de  ALBORNOZ.- Cartilla polìtica y cristiana, Madrid 1666), 20 rs.

– otros dos thomos en quarto que se yntitulan Teatro critico universal, 20 rs.

– otro libro en quarto puesto en pasta que se intitula Zertamen de San Juan de Mata, 8 rs.

– otro libro en quarto que se yntitula Regla de la Maestranza de Sevilla, 4 rs.

– otro libro en octavo dorado en encarnado intitulado ynfamia ilustrada, 10 rs.

– dos thomos de a folio que se yntitulan Sermones Doctrinales en latin por Barcia (Josè BARCIA Y ZAMBRANO.- Despertador christiano de sermones doctrinales, Granada 1677), 60 rs.

– otro libro yntitulado Coronica general de la orden de San Benito por Yepes tomo segundo, zenturia segunda en folio (fray Antonio de YEPES.- Crònica general de la Orden de San Benito, Irache 1607), 15 rs.

– otro libro de a folio intitulado vida de Sor Maria Angela Astarch, 12 rs.

– otro libro de a folio que se intitula Pregmatica de administracion y cobranza de rentas reales, 8 rs.

– otro libro en quarto intitulado Vida y milagros de San Benito (fray Nicolàs BRAVO.- Benedictina en que se trata la milagrosa vida del glorioso Sanb Benito, Salamanca 1604), 12 rs.

– otro libro en quarto que se yntitula las tres Musas de Quevedo (Francìsco de QUEVEDO Y VILLEGAS.- Las tres Musas ùltimas castellanas, Madrid 1716), 8 rs.

– otro libro en quarto, thomo primero intitulado Dia espiritual del padre Puente, 6 rs.

 

– otro libro en quarto que se yntitula Panegirico historico moral sobre la vida de San Castrobono, 20 rs.

– otro libro en quarto intitulado Ypocrates aclarado del doctor Bois, 10 rs.

– otro libro en quarto que se intitula Vida del padre Camilo de Lelis (Sancio CHICATELI.- Vida y virtudes del venerable padre Camilo de Lelis traducida del italiano por Luis MUÑOZ, Madrid 1653), 8 rs.

– otro libro en quarto que se intitula Vida de San Felix de Cantalicio, 3 rs.

– otro libro en quarto intitulado Ylustraciones a las maravillas de san Vizente ferrer, 8 rs.

– otro libro en octavo intitulado gritos de las animas del Purgatorio, 2 rs.

– otro libro en quarto intitulado vida de San Serapio, 5 rs.

– otro libro en octabo yntitulado Ferreras contra Ferreras, 6 rs.

Pero ademas de todo lo anteriormente expuesto Doña Manuela Montero aportò a su uniòn con el hidalgo extremeño numerosos trastos de cocina, ropas de casa y vestidos, asi como escopetas, relojes , joyas y objetos de plata, estos dos ùltimos tasados respectivamente por Francìsco Beltràn de la Cueva y Josè Serrano.

ARMAS.-

– una escopeta con su caxa a la romana guarnecida de plata, cañon del maestro tres serras y la llave de Pasqual, 900 rs.

– dos pistolas de los mismos maestros guarnecidas de plata, 1000 rs.

RELOXES.- yd, un relox de sobremesa del maestro Joseph Vindismill, de ocho dias de cuerda con sus movimientos de campana, quartos, dias, de minutos y repetizion con su caxa de charol encarnado y bronzes dorados y sobre caja de camino, 2100 rs.

– un relox de Ginebra con su caxa y muestra de oro, la caxa de afuera tallada y zapeada que dize su autor Vindismill y la cadena con su gancho todo de metal dorado y es de muestra de minutos, quasi nuevo, 1410 rs.

– otro relox antiguo de Ynglaterra con sus dias del mes, pendola y cadena con su caxa y muestra de oro, 480 rs.

– otro relox de repetizion de Ynglaterra del maestro V. Villan Uberter consu cajon, mustra y guarda polbo, todo de plata y todo el vien tratado con su cadena y gancho de plata y nacar, 2100 rs.

PLATA Y JOYAS.-

Dentro de ese apartado se incluìan no sòlo numerosas alhajas, realizadas en oro con diamantes y esmeraldas, sino tambièn muchìsimos objetos de plata, tales como platos, bandejas, macerinas, cocos guarnecidos de filigrana, relicarios, cajas, cucharas, tenedores, vasos, candeleros, cazuelas, cabos de cuchillos, salvillas, flamenquillas, fuentes, escribanias, jìcaras, tinteros, salvaderas, jarros, manillas de aljòfar, rosarios de cocos, frascos, pomos, campanillas, agujas para el pelo, brazaletes, cruces, etc. Pero tal vez la pieza mas sorprendente era una firma de Santa Teresa guarnecida de oro.

El mismo dia 31 de diciembre de 1738 Don Josè Banfi y Parrilla priocedìa a inventarias y tasar los bienes que el mismo poseìa en el momento de contrarer matrimonio,cuya parte mas importante era una copiosìsima biblioteca amen de las pinturas siguientes y otros bienes (5).  PINTURAS.-                                                                                                              primeramente una pintura de Nuestra Señora de la Concepzion de miniatura, obalada, con su xptal y marco dorado, tallado y picado, 240 rs.

– yd otra pintura de Nuestra Señora de Mejico, de dos tercias de alto al olio con su marco dorado, 300 rs.

– yd otra pintura en papel de Nuestra Señora con su xptal y marco dorado, 80 rs.

– yd otra pintura de santa Getrudis en cobre pintada al olio con su marco dorado y cristal, 180 rs.

 

– yd una cara de Dios con su marco de plata, 300 rs.

LIBROS.-

La librerìa que Don Josè Banfi poseìa en el momento de su matrimonio estaba formada por un total de 457 tomos a los que habìa que sumar “diferentes libros de Cizeron” y “otros libros sueltos en pergamino”. A juzgar por sus libros el caballero trujillano fue un entusiasta de la cultura clàsica greco romana y asi se registran en su biblioteca las obras de Homero, Jenofonte, Aristòteles, Luciano, Tucìdides, Plutarco, Cornelio Tàcito, Lucano, Julio Cèsar, Justino, Trogo Pompeyo, Flavio Josefo, Tito Livio, Terencio, Cayo Plinio, Ovidio, Ciceròn, Quinto Curcio y todas las de Sèneca, incluidas sus tragedias, y la biografìa del filosòfo estòtico escrita por Juan Pablo Màrtir Rizo. 

Muy aficionado a la Historia se registraban en su biblioteca las obras de Ambrosio de Morales, Floriàn de Ocampo, Esteban de Garibay, Juan de Mariana, Pedro Abarca, Jerònimo Zurita, Hernando del Pulgar, Vicente Baccallar y Sanna, Enrico Caterino, Luis de Màrmol, Paulo Giovio, Bernardino de Mendoza, Carlos Coloma, Francìsco Manuel de Melo, Francìsco de Moncada, Martìn Martini, Juan de Palafox, Juan Haller, Pedro de Salazar, Pedro de Mendoza, Juan Botero, etc. Aquella aficion por la Historia se extendiò por la de Amèrica y demas posesiones españolas por lo que Don Josè Bafi coleccionò los libros de Antonio Herrera, Gonzalo Fernàndez de Oviedo, Alvar Nùñez Cabeza de Vaca, Bernal Dìaz del Castillo, Antonio de Solis, Luis Hennepin, Alonso de Ovalle, fray Bartolomè de las Casas, Francìsco Lòpez de Gòmara, Antonio de Morga, Alejandro Olivier, etc.

Muy numerosas eran las obras “lùdicas” en donde se englobaban poesìa y teatro,. Dentro de la primera figuraban las de los mas grandes poetas, españoles y europeos de los siglos XV, XVI y XVII, tales como Alonso de Ercilla, Pedro de Oña, Juan de Mena, Jorge Manrique, Juan Boscàn, Garcilaso de la Vega, Torcuato Tasso, Luis de Camoens, Fernando de Herrera, Gabriel Bocangel, Sor Juana Inès de la Cruz, Francìsco de Bances Candamo, etc. Por lo que respecta a  teatro poseìa las comedias de Calderòn y Solìs, la incalificable Celestina, de Fernando de Rojas y la Cinna de Corneille, entre otras. Asimismo se contabilizaban varias biografìas como la del romano Mecenas, Tomàs Moro, Carlos V, San Agustìn, Alejandro Magno, sin que faltase la de Diego Garcìa de Paredes, “el Sansòn extremeño”, escrita por Tomàs Tamayo de Vargas.

Apasionado por la literatura de viajes contaban con obras de aquel gènero tan significativas como las de Marco Polo, Pedro Teixeira, Fadrique Enrìquez de Rivera, Fernàn Mèndez Pinto y Juan de Persia.

Pero ademas de todo ello tuvo las obras de Cervantes, Lope de vega, Gòngora, Graciàn, Quevedo, Saavedra y Fajardo, Santa Teresa de Jesùs, varias novelas picarescas, como la Vida del escudero Marcos de Obregòn, de Vicente Espinel, la de Estebanillo Gonzàlez y La picara Justina.

Poseyò tambièn obras significativas de San Agustìn, San Ambrosio, Tomàs de Kempis, fray Antonio de Guevara, Bossuet, los Emblemas de Alciato, las Agudezas de Juan Owen, las Aventuras de Telemàco, de Fenelòn, la Mìstica ciudad de Dios, de Sor Maria de Agreda, el Catecìsmo històrico, de Fleury, la Arcadia, de Jacobo de Sannazaro, el Pastor Fido, de Guarini, los Proverbios Morales, de Juan de Barros y un largo etcetera que a continuaciòn reseñamos.

LIBROS DE A FOLIO.-

– yd la Biblia sacra dos thomos con sus laminas que manifiestan los mas misterios y al fin tablas geograficas cronologicas las del Breviario y otros con yndizes biblicos por el padre Lublin, 400 rs.

– otro Coronica general de España por Ambrosio de Morales continuando la de florian de Ocampo en tres thomos (Florìan de OCAMPO.- La crònica general de España continuada por Ambrosio de MORALES, Alcalà de Henares 1574), 240 rs.

 

– Historia general de España por estavan de Garibay quatro thomos (Esteban de GARIBAY.- Historia universal de todos los reinos de España, Amberes 1571), 200 rs.

– Coronica del Santo rey don fernando escrita por el arzobispo Don Rodrigo, 30 rs.

– Historia general de España por el padre Mariana onze tomos (Juan de MARIANA.- Historia general de España, Madrid 1608), 120 rs.

– Reyes de Aragon por el padre Abarca primero y segundo tomo con un zelebre epitafio manuescrito del rey Don Pedro el zeremonioso (Pedro ABARCA.- Los reyes de Aragòn en anales històricos distribuìdos, Madrid 1682), 110 rs.

– Anales de Aragon por Geronimo Zurita y el yndize de toda su historia, siete tomos, (Jerònimo de ZURITA.- Anales de Aragòn, Zaragoza 1562), no se taso.

– Coronica de los Reyes catolicos de hernando del Pulgar (Hernando del PULGAR.- Chrònica de los muy altos y esclarecidos Reyes Catòlicos, Valladolid 1565), 90 rs.

– Comentarios al reinado de Phelipe quinto hasta el año de mil setezientos y onze por el marques de San Phelipe (Vicente BACALLAR Y SANNA, marquès de SAN FELIPE.- Comentarios a la guerra de España e historia de su rey Phelipe V el Animoso, Gènova 1725), 60 rs.

– Vida de la reina Doña Margarita de Austria escrita por Don Diego de Guzman patriarcha de las Yndias (Diego de GUZMAN.- Vida y muerte de Doña Margarita de Austria, reyna de España, Madrid 1617), 36 rs.

– Comentarios al señor de Alarcon (Alfonso SUAREZ DE ALARCON.- Comentarios de los hechos del señor Alarcòn, marquès de la Valle Siciliana, Madrid 1665), 15 rs.

– Guerras ziviles de francia por Henrique Catherino (Enrico CATERINO DAVILA.- Guerras civiles de Francia, Venecia 1630), 30 rs.

– Historia de Genofonte traducida de griego en castellano por Diego Gracian (Las obras de XENOFONTE trasladadas del griego al castellano por Diego GRACIAN DE ALDERETE, Salamanca 1552), 30 rs.

– Historia de Tucidides traducida por el mismo (TUCIDIDES.- Historia de la guerra del Peloponeso traducida por Diego GRACIAN DE ALDERETE, Salamanca 1564), 30 rs.

– Morales de Plutarco traduzidas por el mismo PLUTARCO .- Las Morales traducidas por Diego GRACIAN DE ALDERETE, Alcalà de Henares 1548), 30 rs.

-Ofizios de san Ambrosio traduzidos por Diego Gracian (San AMBROSIO.- Los Oficios traducidos por Diego GRACIAN DE ALDERETE, Toledo 1534), 36 rs.

– Anales de Cornelio Tazito con aforismos traducidos por Barrientos (Baltasar ALAMOS DE BARRIENTOS.- Tàcito español con aforìsmos, Madrid 1614), 40 rs.

– Rebelion de los moriscos de Granada por Luis del Marmol (Luìs del MARMOL Y CARVAJAL.- Historia de la rebeliòn y castigo de los moriscos de Granada, Màlaga 1600), 45 rs.

– la Descripzion general de Africa por el mismo,tres thomos (Luìs del MARMOL Y CARVAJAL.- Descripciòn general de Africa, sus guerras y vicisitudes desde la fundaciòn del mahometìsmo hasta el año 1571, 1º y 2º tomos, Granada 1573, 3º, Màlaga 1599), 250 rs.

– Seguro de Tordesillas por el conde de Aro (Pedro FFERNANDEZ DE VELASCO, conde de HARO.- Seguro de Tordesillas, Milàn 1611), 30 rs.

– Historia de Lucano traduzida por Martin Laso de Oropesa (LUCANO.- La Farsalia traducida al castellano por Martìn LASSO DE LA VEGA, 1544), 24 rs.

– Comentarios de Zesar en latin (Cayo Julio CESAR.- Commentariorum de bellu gallico, Burgos 1491), 10 rs.

– otros en castellano impreso el año de mill quinientos y quarenta y nueve (Cayo Julio CESAR.- Comentarios a la guerra de las Galias, traducidos por LOPEZ DE TOLEDO, Parìs 1549), 15 rs.

 

– Justino historiador general y abreviador (JUSTINO clarisimo abreviador de la historia general del famoso TROGO POMPEYO, Alcalà de Henares 1540), 12 rs.

– Trogo Pompeyo en latin y otro en castellano (Trogo POMPEYO.- El abreviador Justino. Historiarum Philippicarum et totius mundi originum, traducido en castellano por Jorge BUSTAMANTE, Amberes 1542), 45 rs.

– otro de la paz y la guerra por Ugo Grozio traducido del frances, dos tomos (Hugo GROOT o GROCIO.- De jure belli ac pacis libri tres, Paris 1613), 200 rs.

– Coronica del gran capitan escrita por Paulo Jobio traduzida en castellano (Paolo JOBIO o GIOBIO.- La vida y crònica de Gonzalo Hernàndez de Còrdoba llamado el Gran Capitàn, Zaragoza 1554), 30 rs.

– Guerra de flandes por don Bernardino de Mendoza (Bernardino de MENDOZA.- Comentarios de lo sucedido en las guerras de los Paises Bajos desde el año de 1567 hasta el de 1577, Madrid 1592), 12 rs.

– otro Comentarios de Don Carlos Coloma (Carlos COLOMA.- La guerra de los Estados Baxos desde el año de 1588 hasta el de 1599, Amberes 1625), 24 rs.

– el conde de Lucanor escrito por el principe Don Juan Manuel, nieto del santo rey Don Fernando (infante Don JUAN MANUEL.- El conde de Lucanor, Sevilla 1575), 40 rs.

– Movimiento y separacion de Cathaluña en tiempo de Phelipe quarto por Clemente Libertino (Francìsco Manuel de MELO con el seudònimo de Clemente LIBERTINO.- Historia de los movimientos, separaciòn y guerra de Cataluña en tiempos de Felipe IV, Lisboa 1645), 8 rs.

– Vida del rey de Portugal Don Sebastian por Juan de Baena (Juan de BAENA PARADA.- Epìtome de la vida y hechos de Don Sebastiàn, dècimo sexto rey de Portugal, Madrid 1692), 15 rs.

– Vida de Raphael de Espinosa pastelero de Madrigal que fingio ser el rey de Portugal Don Sebastian (ANONIMO.- Historia de Gabriel de Espinosa, pastelero de Madrigal, que fingiò ser el rey Don Sebastiàn, Càdiz 1595), 4 rs.

– Hechos de Garcia de Paredes por Don thomas Tamayo de Bargas (Tomàs TAMAYO DE VARGAS.- Diego Garcìa de Paredes y relaciòn breve de su tiempo, Madrid 1621), 12 rs.

– Historia de la Yglesia y del mundo desde la creacion hasta el dilubio por Don Gabriel Albarez de Toledo (Gabriel ALVAREZ DE TOLEDO.- Historia de la iglesia y del mundo que contiene los sucesos desde su creaciòn hasta el diluvio, Madrid 1713), 18 rs.

– Restauracion de la antigua abundancia de España por Miguel Caxa de Leruela (Miguel CAXA DE LERUELA.- Restauraciòn de la antigua abundancia de España, Nàpoles 1631), 12 rs.

– Historia de Phelipe terzero por Don Juan Isidro Faxardo, 15 rs.

– Vida del duque de Alba don fernando de Toledo escrita en latin por el padre Esterio, dos thomos, 30 rs.

– Expedicion de catalanes y aragoneses en Asis (Francìsco de MONCADA.- Expediciòn de catalanes y aragoneses contra turcos y griegos, Barcelona 1623), 12 rs.

– Historia del marques de Pescara y otros siete capitanes de su tiempo escrita por el maestro Valles (Paulo GIOVIO.- Historia del fortìsimo capitan Don Hernando de Avalos, marquès de Pescara y de otros siete capitanes recopilado por el maestro Pedro VALLES, Zaragoza 1555), 30 rs.

– Historia general de Yndias por Herrera, quatro thomos que son en pasta con muchas estampas (Antonio HERRERA Y TORDESILLAS.- Historia general de los hechos de los castellanos en islas y tierra firma del mar oceàno, Madrid 1601), 240 rs.

– Historia general de Yndias por Gonzalo de Obiedo (Gonzalo FERNANDEZ DE OVIEDO.- De la natural historia de las Indias, Toledo 1526), 60 rs.

 

– Historia de Mexico por Bernal Diaz del Castillo (Bernal DIAZ DEL CASTILLO.- Verdadera historia de la conquìsta de la Nueva España, Madrid 1632), 40 rs.

– Historia de Mexico por Solis (Antonio de SOLIS Y RIVADENEIRA.- Historia de la conquista de Mèxico, Madrid 1684), 18 rs.

– Descubrimiento de la florida del ynca Garcilaso (el inca Garcilaso de la VEGA.- La Florida del inca, Lisboa 1605), 30 rs.

– Conquista del Peru por el mismo, dos tomos (el inca Garcilaso de la VEGA.- Historia general del Perù, Còrdoba 1617), 60 rs.

– Historia de Chile por Oballe (Alonso de OVALLE.- Històrica relaciòn del reyno de Chile, Roma 1646), 60 rs.

– Comentarios y naufragios de Caveça de Baca que fue gobernador de Buenos Aires (Alvar NUÑEZ CABEZA DE VACA.- Naufragios de Alvaro Nùñez de Vaca, Valladolid 1555), 30 rs.

– Historia general de las Yndias por el obispo de Chiapas fray bartholome de las Casas (fray Bartolomè de las CASAS.- Brevìsima relaciòn de la destrucciòn de las Indias, Sevilla 1552), 15 rs.

– La conquista de Arauco por Don Alonso de Ercilla, tres tomos (Alonso de ERCILLA.- La Araucana, madrid 1569), 15 rs.

– Arauco domado poema (Pedro de OÑA.- El Arauco domado, Lima 1596), 12 rs.

– tratado del ympero universal de los reyes de Castilla en las Yndias por fray Bartholome de las Casas obispo de Chiapas (fray Bartolomè de las CASAS.- Tratado comprobatorio del Imperio soberano y principado universal que los reyes de Castilla y Leòn tienen sobre las Indias, Sevilla 1553), 8 rs.

– manifiesto sobre la yntroduzion de esclavos negros en Yndias, 8 rs.

– Gomara Historia general de Yndias y conquista de Mexico (Francìsco LOPEZ DE GOMARA.- Historia de las Yndias y crònica de la conquìsta de la Nueva España, Zaragoza 1552), 24 rs.

– Piratas de America de freire traduzido por Ajerdem (Alexandro OLIVIER EXQUEMELING “FREYRE”.- Piratas de la Amèrica, Colonia 1681), 45 rs.

– Conquista de las Molucas por Argensola (Bartolomè Leonardo de ARGENSOLA.- Historia de la conquìsta de las islas Molucas, Madrid 1609), 15 rs.

– Biblioteca oriental y occidental nautica y geografica por Antonio de Leon (Antonio de LEON PINELO.- Epìtome de la biblioteca oriental y occidental, naùtica y geogràfica, Madrid 1629), 30 rs.

– tartaros de China por el padre Mattoni Martino traduzido del latin por Don Estevan de Aguilar y Zuñiga (Martìn MARTINI.- De bello tartàrico historia, Roma 1564, traducciòn castellana de Esteban de AGUILAR Y ZUÑIGA, Madrid 1665), 8 rs.

– Tartaros de China escrito por Juan de Palafox (Juan de PALAFOX Y MENDOZA.- Historia de la conquìsta de China por el tàrtaro, Paris 1670), 15 rs.

– Livertad de la ley de Dios en la China, 4 rs..

– Historia y subcesos de las yslas Filipinas por el sr. Francisco de Morga (Antonio MORGA.- Sucesos de las islas Filipìnas, Mèxico 1609), 30 rs.

– Historia de las provincias orientales de Marco Paulo veneto traduzido al castellano (Marco POLO.- El libro del famoso Marco Polo de las cosas maravillosas que vio en las partes orientales traducido por Rodrigo SANTAELLA, Sevilla 1503), 15 rs.

– Josepho Guerra de los judios impresion de Flandes en castellano (Flavio JOSEFO.- Guerra de los judios, Amberes 1551), 40 rs.

 

– Josefo de antiquitate en latin y otro en castellano en que estan traduzidos los veinte libros de Antiguedades judaicas, otro del Ymperio de la raçon y martirio de los Macabeos y la vida del mismo Josepho (Flavio JOSEFO.- Los veinte libros de Flavio Josefo, de las antiguedades judaìcas y de su vida por el mismo escrita con otro libro suyo del imperio de la razon en el que trata del martirio de los Macabeos, Amberes 1554), 130 rs.

– Historia del cisma de Ynglaterra por el padre Ribadeneira, dos tomos (Pedro de RIBADENEIRA.- Historia eclesiàstica del scisma de Ynglaterra, Madrid 1595), 30 rs.

– Compendio de la Historia de España por Parra (Manuel Juan de la PARRA.- Compendio de la historia general de España, Madrid 1734), 4 rs.

– las Decadas de Tito Libio en castellano, dos thomos (Tito LIVIO.- Dècadas, Colonia 1553), 150 rs.

– Historia natural de Plinio en castellano, dos tomos (Cayo PLINIO.- Historia natural, Madrid 1599), 120 rs.

– Tejeira Relaciones de los reynos de Persia y de Armuz y de un viaje hecho por el mismo desde la Yndia oriental a Ytalia por tierra (Pedro TEIXEIRA.- Relaciones de Pedro Teixeira del origen, descendencia y sucesiòn de los reyes de Persia y de Harmuz y de su viaje hecho por el mismo autor desde la India oriental hasta Ytalia por tierra, Amberes 1610), 24 rs.

– Viaje a Jerusalen por el marques de Tarifa (Fadrique ENRIQUEZ DE RIVERA.- El viaje que hizo a Jerusalen desde XXIV de noviembre de MDXVIII hasta XX de octubre de MDXX, Lisboa 1580), 15 rs.

– Peregrinaciones de Fernan Mendez Pinto (Fernàn MENDEZ PINTO.- Historia oriental de las peregrinaciones de Fernàn Mèndez Pinto, Lisboa 1614, 1ª ed. castellana, Madrid 1620), 36 rs.

LIBROS EN OCTAVO.-

– Historia de los emperadores romanos, dos thomos, traducidos por Diego Villa Sante, 20 rs.

– yd Historia de Marco Antonio y Cleopatra, 4 rs.

– yd Vida de Numa Pompilio por el testo de Plutarco (PLUTARCO.- Vida de Numa Pompilio, Zaragoza 1667), 4 rs.

– yd. Discursos sobre la historia universal de Bossuet traduzidos del franzes por Don Andres Salzedo, dos thomos (Jacobo Benigno BOSSUET.- Discurso sobre la Historia Universal traducidos por Andrès de SALCEDO y Miguel Josè FERNANDEZ, Madrid 1728), 24 rs.

– yd Compendio del templo de Salomon sacado de la Sagrada Escritura, 10 rs.

LIBROS EN QUARTO.-

– Historia romana por el padre Haller (Juan HALLER Y QUIÑONES.- Compendio de la Historia Romana, Madrid 1735), 30 rs.

DE A FOLIO.-

– Conquista de la ziudad de Africa por Pedro Salazar de a folio (Pedro SALAZAR.- Historia de la guerra contra la ciudad de Africa, Nàpoles 1552), 40 rs.

– yd la liga de Smalcalda por el mismo de a folio (Pedro SALAZAR.- Historia de la guerra de Carlos quinto emperador contra los principes y ciudades rebeldes del reyno de Alemania, Nàpoles 1548), 40 rs.

LIBROS EN OCTAVO.-

– yd la vida de ferdinando segundo de Austria por Don Joseph Pellicer en octabo (Josè PELLICER DE OSSAU.- Vistudes y vida espiritual de Ferdinando de Austria, segundo del nombre, Zaragoza 1642), 4 rs..

– yd historia de Phelipe Cathania en castellano tambien en octavo, 4 rs.

– yd vida de Mezenas por Juan Pablo Martir Rizo en octabo (Juan Pablo MARTIR RIZO.- Historia de la vida de Mecenas, Madrid 1626), 10 rs.

– yd vida de Thomas Moro por fernando de Herrera en octabo (Fernando de HERRERA.- Tomàs Moro, Sevilla 1592), 8 rs.

 

– Historia de Alejandro escrita por Quinto Curzio traduzida en castellano por Don Matheo Ibañez de Segovia de a folio (Quinto CURCIO.- De la vida y acciones de Alexandro el Grande traducida de la lengua latina por Mateo IBAÑEZ DE SEGOVIA, Madrid 1699), 20 rs.

– las vidas de los hombres ylustres de Plutarco traducidas del griego en frances, en ocho thomos, en octabo, 100 rs.

– Vida de los emperadores romanos en franzes en tres tomos de a octabo, 45 rs.

OBRAS DEL CONDE DE LA ROCA.-

– Epitome de carlos quinto en quarto (Juan Antonio VERA Y FIGUEROA, conde de la ROCA.- Epìtome de la vida y hechos del invicto emperador Carlos V, Madrid 1624), 12 rs.

– Don Pedro el Cruel defendido en quarto (Juan Antonio VERA Y FIGUEROA, conde de la ROCA.- El rey Don Pedro defendido, Madrid 1647), 12 rs.

– el embajador en quarto (Juan Antonio VERA Y FIGUEROA, conde de la ROCA.- El embajador, Sevilla 1620), 18 rs.

– La vida de Judas Iscariote poema en octabo (Juan Antonio VERA Y FIGUEROA, conde de la ROCA.- Judas desesperado traducido de Guilio LILIANI, Madrid 1730), 4 rs.

– el Fernando orestaurazion de Sevilla poema en quarto (Juan Antonio VERA Y FIGUEROA.- El Fernando o Sevilla restaurada, Sevilla 1623), 24 rs.

– la mejos lis de francia en octabo (Juan Antonio VERA Y FIGUEROA.- La mexor lis de Francia, Leòn 1655), 15 rs.

OBRAS DE DON DIEGO SAAVEDRA.-

– Empresas politicas ympresion de flandes en octabo (Diego de SAAVEDRA Y FAJARDO.- Idea de un principe cristiano representada en cien empresas, Munich 1640), 30 rs.

– Republica literaria en octabo (Diego SAAVEDRA Y FAJARDO.- Repùblica literaria, Madrid 1655), 4 rs.

– Corona gotica tres tomos en quarto (Diego de SAAVEDRA Y FAJARDO.- Corona gòtica, castellana y austriaca, Munster 1646), 80 rs.

OBRAS DE GUEVARA.-

– Epistolas dos tomos en octabo (fray Antonio de GUEVARA.- Epìstolas familiares, Valladolid 1538), 30 rs.

– Marco Aurelio con relox de prinzipes tres thomos en octabo (fray Antonio de GUEVARA.- Aureo libro del emperador Marco Aurelio con el Relox de Principes, Sevilla 1528), 60 rs.

– Menosprezio de Corte y alabanza de aldea, Arte de Marear y travajos de la galera en octabo (fray Antonio de GUEVARA.- Menosprecio de Corte y alabanza de aldea, Valladolid 1539), 15 rs.

– Aviso de privados y doctrina de cortesanos en octabo (fray Antonio de GUEVARA.- Libro llamado aviso de privados y doctrina de cortesanos, Valladolid 1539), 15 rs.

– Oratorio de religiosos en octabo (fray Antonio de GUEVARA.- Oratorio de religiosos y exercicios de virtuosos, Valladolid 1542), 15 rs.

– Monte Calbario dos thomos en octabo (fray Antonio de GUEVARA.- El libro titulado Monte Calvario, Valladolid 1529), 75 rs.

– Historia de la vidade los diez Cesares en quarto (fray Antonio de GUEVARA.- Dècadas de las vidas de los diez Cesares emperadores romanos desde Trajano a Alejandro, Valladolid 1539), 15 rs.

OBRAS DE ZERBANTES.-

– Historia de Don Quixote dos thomos en quarto (Miguel de CERVANTES SAAVEDRA.- El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, madrid 1605), 15 rs.

 

– La Galatea en quarto (Miguel de CERVANTES SAAVEDRA.- La Galatea, Alcalà de Henares 1585), 8 rs.

– Nobelas en quarto (Miguel de CERVANTES SAAVEDRA.- Novelas ejemplares, Madrid 1613), 8 rs.

– Persiles y Segismunda en quarto (Miguel de CERVATES SAAVEDRA.- Los trabajos de Persiles y Segismunda, Madrid 1616), 8 rs.

OBRAS DE FELIX DE LUZIO.-

– Vida de Heraclito y Democrito en quarto (Felix Lucio ESPINOSA Y MALO.- Vida de los filosòfos Demòcrito y Heràclito, Zaragoza 1676), 30 rs..

– las Epistolas en quarto (Fèlix Lucio ESPIONOSA Y MALO.- Epìstolas varias, Madrid 1675), 24 rs.

– Vida de santa Rosalia en octabo (Fèlix Lucio ESPINOSA Y MALO.- Vida prodigiosa de Santa Rosalia, Palermo 1688), 6 rs..

– Ocios morales en quarto (Fèlix Lucio ESPINOSA Y MALO.- Ocios morales, Zaragoza 1693), 24 rs.

– Advertencias politicas y el Pincel en octabo (Fèlix Lucio ESPINOSA Y MALO.- Advertencias polìticas, Madrid 1722. IDEM.- El pincel, Madrid 1681), 6 rs.

OBRAS DE LORENZO GRACIAN (6).-

– el Discreto (Baltasar GRACIAN.- El Discreto, Hueca 1646), 4 rs.

– el Heroe (Baltasar GRACIAN.- El Hèroe, Madrid 1630), 4 rs.

– el Politica Fernando (Baltasar GRACIAN.- El polìtico Don Fernando el Catòlico, Zaragoza 1640), 8 rs.

– el Comulgador (Baltasar GRACIAN.- El Comulgador, Zaragoza 1655), 6 rs.

– el Criticon tres tomos en octabo (Baltarsar GRACIAN.- El Criticòn, Zaragoza 1651), 20 rs.

                                     – – – – – – – –

– Relaciones de Persia, guerras de persianos y tartaros por Don Juan de Persia (Juan de PERSIA.- Relaciones de Don Juan de Persia, Valladolid 1604), 15 rs.

– Descripcion del mundo por Olmo en folio (Josè Vicente OLMO.- Nueva descripcion del orbe de la Tierra, Valencia 1691), 40 rs.

– Descubrimiento de un gran pais mayor que la Europa entre el nuebo Mexico y el mar Glazial por el padre Henepin en octabo (Luis HENNEPIN.- Nuevo descubrimiento de un gran pais situado en Amèrica, entre el nuevo Mèxico y el mar glacial, Utrecht 1697, 1ª ed. castellana, Bruselas 1699), 6 rs.

– Descripzion de las provincias y reinos del munda sacada de las referencias toscanas de Juan Botero por fray Jaime Rebullosa en octabo (Juan BOTERO.- Descripciòn de todas las provincias y reinos del mundo sacada de las relaciones toscanas de Juan Botero por fray Jayme REBULLOSA, Barcelono 1603), 60 rs.

– Teatro de los principes del mundo sacado de las propias relaciones por el mismo autor con adicion a el libro de razon de estado en octabo (Juan BOTERO.- Theatro de los mayores principes del mundo sacado de las relaciones toscanas de Juan Botero por fray Jayme de REBULLOSA, Barcelona 1605), 45 rs.

– Conzeptos espirituales sobre el Magnificat traduzido por el propio autor en octabo, 20 rs.

– Historia eclesiastica de Europa por el mismo autor en octabo (Juan BOTERO.- Historia eclesiàstica y estado presente de la religiòn en todos los reinos de Europa, Asia y Africa sacada de las relaciones toscanas de Juan Botero por fray Jayme de REBULLOSA, Barcelona 1608), 20 rs.

 

– Razon de Estado de Botero traducio por Antonio de Herrrera en octabo (Juan BOTERO.- Los diez libros sobre la razon de Estado traducidos por Antonio de HERRERA, Barcelona 1599), 18 rs.

– Elementos de Euclides del padre Clavio en latin (Crìstobal CLAVIO.- Euclides elementarum  libri XVI cum scholiis, Roma 1574), 5 rs.

– Geografia de Cluberio en latin, 5 rs.

– Espejo geografico de Don pedro Urtado de Mendoza, dos tomos, en octabo (Pedro de la PUENTE HURTADO DE MENDOZA.- Espejo geogràfico, Madrid 1690), 60 rs.

– Resumen Nautico en octabo, 20 rs.

– el Athlas de Ajerdem en quarto, 50 rs.

– Descripcion del mundo dividida en sus quatro partes, cada una en un tomo con todos los mapas de San Son en quarto, 140 rs.

– un libro de a vara con veinte y siete estampas diferentes, 60 rs.

– Mapas de Mr. de l,Ysle que comprende noventa y seis en un libro casi de vara en quadro, 500 rs.

– la carta Ydrografica de todas las costas del Mediterraneo, de la misma medida, 50 rs.

– la geografia de Medrano, no se taso.

– Diccionario de la lengua española cinco tomos de a folio, 250 rs.

– Diccionario franzes y español por Sorbino de a folio (Francìsco SOBRINO.- Dictionnaire francaise et spagnol, Bruselas 1705), 60 rs.

– Bocabulario de Antonio de Nebrija con las mejores adiciones de a folio (Antonio de NEBRIJA.- Vocabulario Nebrissense, Venecia 1519), 30 rs.

– calepino de Salas igualmente con adiciones, en quarto, 30 rs.

– Tesauro de salas en quarto, 8 rs.

– Arte de la milicia española por Don sancho de Londoño, 15 rs.

– Ciencia de Corte seis thomos en quarto, 75 rs.

– todas las obras de Antonio Perez queson las relaciones, los aforisimos de estas y el memorial de su causa y la primera y segunda parte de sus cartas tambien con sus aforismos, dos thomos (Antonio PEREZ.-Relaciones, Pau 1591, IDEM.- Aforìsmos, Paris 1598, IDEM.- Cartas, Paris 1598), 60 rs.

– Ungenius de re militari y otros autores que comentan este en quarto, 30 rs.

– Avisos del parnaso de trajano Bocalini en castellano, el mas completo de todas las impresiones en quarto (Trajano BOCCALINI.-Avisos del Parnaso, Madrid 1653), 50 rs.

– Declamaciones geniales por Loredano dos tomos (Juan Francìsco LOREDANO.- Declaraciones geniales, Valencia 1731), 6 rs.

– Ydea y prozeder de la franzia desde las pazes de Nimega hasta el año de mill seiscientos ochenta y seis, 4 rs.

– Emblemas de Solorzano diez tomos en octabo (Juan SOLORZANO Y PEREIRA.- Emblemàtica polìtica, Madrid 1655), 110 rs.

– Certon apostolico de el bachiller Ziudad Real fuero de el rey Don Juan el segundo, en quarto, 30 rs.

– el Cortesano traduzido por Boscan en octavo (Baltasar de CASTIGLIONE.- El cortesano traducido en lengua castellana por Juan BOSCAN, Barcelona 1534), 24 rs.

– Emblemas de Alziato en castellano con estampas (Andrès ALCIATO.- Los emblemas traducidos en rimas españolas por Bernardino de DEZA PINCIANO, Lyòn 1549), 24 rs.

– Dialogos de Mejia (Pedro MEXIA.- Coloquios o Diàlogos, Sevilla 1547), 12 rs.

– Diaologos de Luciano traducidos por Don francisco de Herrera (LUCIANO.- Diàlogos morales traducidos por Francìsco de HERRERA, Madrid 1621), 24 rs.

– Viage de coches a Alcala por Salazar en quarto, 10 rs.

 

– Escuela de Daniel en quarto, 7 rs.

– el escudero Marcos de Obregon por Vizente Espinel en quarto (Vicente ESPINEL.- Relaciòn de la vida del escudero Marcos de Obregòn, Madrid 1618), 30 rs.

– Paragon de los dos Cronveles de Ynglaterra por Rodrigo Mendez Silva en octabo (Rodrigo MENDEZ SILVA.- Paragòn de los dos Cronveles de Inglaterra, Madrid 1657), 12 rs.

– David preseguido por el marques Virgilio Malvezzi en octabo (Virgilio MALVEZZI.- David perseguido traducido por Alvaro de TOLEDO, Milàn 1635), 8 rs.

– el Romulo del mismo en octabo (Virgilio MALVEZZI.- El Ròmulo traducido del italiano por Francìsco de QUEVEDO Y VILLEGAS, Pamplona 1632), 8 rs.

– los Claros varones de España y las treinta y dos cartas de Hernando del Pulgar en octabo (Hernando del PULGAR.- Libro de las claros varones de España, Sevilla 1500), 18 rs.

– la glosa del mismo en las coplas de Mingo Rebulgo y las de Don Jorge Manrique traduzidas por un monge cartujo en octabo (Hernando del PULGAR.- Glosa de las coplas de Rebulgo, Burgos 1485), 15 rs.

– otra Zelebre glosa a las Coplas de Don Jorge Manrique en octabo, 12 rs.

– Cartas en refranes por Blasco de Garay en octabo (Blasco de GARAY.- Cartas de refranes, Toledo 1541), 10 rs.

– Doctrina de Epiteto traduzida del griego por el Brocense en octabo (EPICTETO.- Doctrina del estòico filòsofo Epicteto traducida del griego por Francìsco SANCHEZ DE BROZAS, Salamanca 1600), 6 rs.

– el filosofo de aldea en octabo, 6 rs.

– la Mogiganda del gusto en seis nobelas en octavo (Andrès del CASTILLO.- La Mojiganga del gusto en seis novelas, Zaragoza 1641), 4 rs.

– el Curso filosofico de Tosca cinco thomos en quarto (Tomàs Vicente TOSCA.- Compendium philosophicum, Valencia 1721), 75 rs.

– Alberto Magno de Secretis mulierum propietate que lapidum animalium et arborum en octabo (Alberto MAGNO.- Secretis mulierum traducido al castellano por Miguel Artacho (s.l), 1720), 36 rs.

– Abenturas de Telemaco en franzes en octabo (Francìsco de LA MOTHE FENELON.- Las aventuras de Telèmaco, Parìs 1717), 10 rs.

– Mentor moderno en franzes tres tomos en octabo, 30 rs.

– el Galateo en octabo (Lucas GRACIAN DANTISCO.- El Galateo español, Madrid 1599), 4 rs.

– Discurso sobre la campana de Velilla en quarto (Juan de QUIÑONES.- Discurso sobre la campana de Velilla, Madrid 1625).

OBRAS DE QUEVEDO .-

. tres tomos en que esta al fin el memorial dado a Phelipe quarto, yambien ay el quarto thomo de obras postumas desta ympresion y tamaño en quarto (Francìsco de QUEVEDO Y VILLEGAS.- Obras, Madrid 1650), 75 rs.

– Providencia de Dios del mismo en quarto (Francìsco de QUEVEDO Y VILLEGAS.- Providencia de Dios, Zaragoza 1700), 6 rs.

– Virtud militantante del mismo en octabo (Francìsco de QUEVEDO Y VILLEGAS.- Virtud militante contra lascuatro pestes del mundo , Zaragoza 1651), 4 rs.

– Diferentes libros de Cizeron como son los de oficcis, de anuncia, de serenitate y otros en castellano, en quarto, 18 rs.

–  Epistolas de Zizeron traduzidas en castellano por Pedro Simon Abrill en quarto (Marco Tulio CICERON.- Epìstolas traducidas del latìn por Pedro Simòn ABRIL, Tudela 1572), 12 rs.

 

– Philosophia racional sacada de varios philosophos y de Aristoteles por Simon Abrill en quarto (Pedro Simòn ABRIL.- Primera parte de la filosofìa llamada lògica o parte racional, Alcalà de Henares 1587), 30 rs.

– Republica de Aristoteles en castellano por Simon Abrill (ARISTOTELES.- Los ocho libros de la Repùblica traducidos de lengua griega en castellano por Pedro Simòn ABRIL, Zaragoza 1584), 15 rs.

– las Politicas de Justo Lipsio traduzidas por Don Bernardino de Mendoza en quarto (Justo LIPSIO.- Los seis libros de las Polìticas traducidos por Bernardino de MENDOZA, Madrid 1604), 15 rs.

OBRAS DE SENECA EN CASTELLANO.-

– Seneca y Neron traduzido por Juan Francisco fernandez de Heredia en quarto (Sèneca y Neròn compuesto por Juan Francìsco FERNANDEZ HEREDIA, Lisboa 1642), 10 rs.

– Proverbios de Seneca traduzidos y explicados por Don Pedro Diaz de Toledo en folio (Lucio Anneo SENECA.- Proverbios glosados por el doctor Pedro DIAZ DE TOLEDO, Medina del Campo 1552), 36 rs.

– obras de Seneca traduzidas por el señor Pedro Diaz de Toledo y su vida bienaventurada, siete Artes liberales, Preceptos y doctrinas y dos tratados de la Providencia de Dios de a folio (Lucio Anneo SENECA.- Obras. De la vida bienaventurada. De las siete artes liberales. Preceptos y doctrinas, Amberes 1548), 36 rs.

– los siete libros de Seneca traduzidos por el licenciado Pedro Fernandez de Navarrete y son de divina providenzia, vida bienaventurada, tranquilidad de animo, constancia del sabio, brevedad de la vida, de consolazion y de la pobreza, en quarto (Lucio Anneo SENECA.- Los siete libros de Sèneca traducidos por Pedro FERNANDEZ DE NAVARRETE, Madrid 1627), 12 rs.

– los siete libros de seneca de veneficios, a ebucio liberal traduzidos por Pedro Fernandez de Navarrete en quarto, 12 rs.

– Espejo de bien hechores que contiene y es traduzion de los mismos siete libros de veneficios por fray Gaspar Ruiz Montiano en quarto (Lucio Anneo SENECA.- Espejo de bienhechores agradecidos que contiene los siete libros de beneficios traducidos por Gaspar RUIZ MONTIANO, Barcelona 1606), 24 rs.

– Vivir contra fortuna, escuelas politicas de Seneca explicado aunque no en rigurosa traduzion por el licenciado Don Geronimo de Molina alcalde maior de Murcia, en quarto (Vivir contra fortuna. Escuelas polìticas de SENECA traduciòn de Jerònimo MOLINA, Madrid 1652), 20 rs.

– los dos libros de Clemencia escriptos a Neron traduzidos por Don Alonso de Rebenga y Proaño en octabo (Lucio Anneo SENECA.- Los dos libros de clemencia traducidos por Alonso de REVENGA Y PROAÑO, Madrid 1626), 10 rs.

– Doctrina moral de las epistolas de Seneca a Luzilo traduzida por Don Juan Atelio de Sande en octabo ( Doctrina moral de las epìstolas que Lucio Anneo SENECA escribio a Luzilo traducidas por Juan MELIO DE SANDE, Madrid 1612), 10 rs.

– Flores de Seneca sacadas de las mas de todas sus obras, traduzidas del latin por Juan martin Cordero en octabo (Flores de Lucio Anneo SENECA traducidas por Juan MARTIN CORDERO, Amberes 1555), 12 rs.

– Las troyanas tragedia escripta en latin por Seneca y traduzida en verso castellano por Don Jusepe Antonio Gonzalez, tiene adjunto otro libro que es nueva ydea de la tragedia antigua o ilustrazion ultima a el singular libro de Poetica de Aristoteles stirgita por el mismo autor, en quarto (Lucio Anneo SENECA.- Las troyanas. Nueva idea de la tragedia antigua traducida por Juan Antonio GONZLEZ DE SALAS, Madrid 1633), 40 rs.

– Vida de Seneca escripta por Juan Pablo martir Rizo en quarto (Juan Pablo MARTIR RIZO,. Historia de la vida de Lucio Anneo Sèneca español, Madrid 1625), 20 rs.

 

– Desengaño del hombre en el tribunal de la fortuna y casa de descontentos en octabo, 8 rs.

– espejo del hombre criado en octabo, 8 rs.

– el horador cristiano en octabo, 8 rs.

– Oraculo de las Sibilas de Porreño en quarto (Baltasar PORREÑO.- Oràculo de las doce Sibilas, profetisas de Cristo nuestro señor, Cuenca 1621), 18 rs.

– el envajador politico y cristiano por Carlo Carrafa traducido al castellano, en quarto, 20 rs.

– Mistica ciudad de Dios por la venerable Madre Sor Maria de Jesus de Agreda, tres tomos, impresion de flandes y puestos en pasta de a folio (Sor Maria de AGREDA.- La mìstica ciudad de Dios, Madrid 1670), 100 rs.

– Oraciones reales predicadas al rey Don Carlos segundo por el padre Guerra trinitario calzado, de a folio (Fray Manuel GUERRA Y RIVERA.- Oraciones varias consagradas a Maria predicadas a Carlos II, Barcelona 1699), 30 rs.

– Sermones del mismo a todos los misterios y festividades de Nuestra Señora, dos thomos, de a folio (fray Manuel GUERRA Y RIVERA.- Festividades de Maria Santìsima, Madrid 1688), 60 rs.

– la Quaresma del padre Guerra dos tomos de a folio (fray Manuel GUERRA Y RIVERA.- Quaresma continua, Madrid 1699), 60 rs.

– Sermones a diversas festividades de Santos por el padre Guerra en quarto (fray Manuel GUERRA Y RIVERA.- Sermones de varios santos, Madrid 1677), 12 rs.

– Confesiones de San Agustin traduzidas en castellano por el padre Gante, dos thomos, en octabo (San AGUSTIN.- Confesiones traducidas por fray Francìsco Antonio de GANTE, Madrid 1733), 15 rs.

– Vida de san Agustin por el padre Gante en quarto (fray Francìsco Antonio de GANTE.- El monstruo del Africa indefinible. Vida de San Agustìn, Madrid 1720), 15 rs.

– Meditaziones de San Agustin traduzidas por el padre Ribadeneira (San AGUSTIN.- Meditaciones traducidas por fray Pedro de RIVADENEIRA, Amberes 1720), 10 rs.

– Empresas sacras por el padre Nuñez de Zepeda con estampas muy finas en quarto (Francìsco NUÑEZ DE CEPEDA.- Idea del Buen Pastor, copiada por los Santos Doctores y representada en Empresas Sacras, Lyon 1682), 36 rs.

– Vida interior del señor Palafox en ydioma castellano y toscano copiada de la original que escrivio el mismo con el titulo de Confesiones y confusiones en quarto (Juan de PALAFOX Y MENDOZA.- Vida interior, Sevilla 1691), 30 rs.

– Umitazion de Cristo del padre Kempis con reflexiones del padre Nieremberg (Tomàs de KEMPIS.- Imitaciòn de Cristo traducida por fray Juan Eusebio NIEREMBERG, Amberes 1656), 10 rs.

– Yntroduzion a la vida devota de San francisco de Sales en octabo (San Francìsco de SALES.- Introducciòn a la vida devota, Bruselas 1618), 12 rs.

– Cathecismo historico compuesto por el cardenal Fleuri dos thomos en octabo (Claude FLEURY.- Cathecìsme historique, Parìs 1682), 15 rs (7).

– Conzilio tridentino de la ultima impresion hecha en Roma, en octabo, 15 rs.

– Luz conzionatoria de Don Joseph de Renteria y Montiano, dos tomos en quarto, 20 rs.

– El pastor de Noche Buena de palafox en octabo (Juan de PALAFOX Y MENDOZA.- El pastor de Noche Buena, (s.l), 1644, 4 rs.

– las questiones del tostado de a folio (Alonso de MADRIGAL llamado el TOSTADO.- Libro de las cuatro cuestiones vulgares, Salamanca 1507), 30 rs.

– Vida de Santa Margarita de Cortona de Cornejo en octabo, 5 rs.

 

– Vida del venerable Contreras natural de Sevilla en octabo (fray Gabriel de ARANDA.- Vida del siervo de Dios, el venerable padre Francìsco de Contreras, natural de esta ciudad de Sevilla, Sevilla 1691), 8 rs.

– Vida de la venerabla madre Juana de la Encarnacion agustina descalza en Murcia, 4 rs.

– Pasion de Xpto comunicada a esta religiosa en quarto, 10 rs.

– Vida de la venerable Sor Maria Angela Astorch fundadora de las capuchinas de Murca de a folio, 18 rs.

– oficio de Nuestra Señora tres tomos en tafetan, en octavo, 60 rs.

– Semana santa puesta en tafilete, en octabo, 24 rs.

– otro ofizio de Nuestra Señora con otros ofizios y oraciones puesto en tablas de tafilete, mas que en quarto, 60 rs.

OBRAS DE LOPE DE VEGA.-

– la Jerusalen conquistada de ympresion bien gruesa, en quarto (Fèlix LOPE DE VEGA.- la Jerusalèn conquistada, Madrid 1604), 36 rs.

– La Corona tragica en quarto (Fèlix LOPE DE VEGA.- Corona tràgica, Madrid 1627), 14 rs.

– Rimas sacras o triunfos divinos en quarto (Fèlix LOPE DE VEGA.- Triunfos divinos con otras rimas sacras, Madrid 1625), 20 rs.

– Pastores de Velen en octabo (Fèlix LOPE DE VEGA.- Pastores de Belen, Madrid 1612), 18 rs.

– Poema de la vida de san Ysidro (Fèlix LOPE DE VEGA.- El Isidro, Madrid 1599), 18 rs.

– Autos Sacramentales en quarto (Fèlix LOPE DE VEGA.- Autos Sacramentales, Madrid 1644), 24 rs.

– el Peregrino en su patria en quarto (Fèlix LOPE DE VEGA.- El peregrino en su patria, Sevilla 1604), 10 rs.

– la Hermosurade Angelica en octabo (Fèlix LOPE DE VEGA.- La hermosura de Angèlica, Madrid 1602), 24 rs.

– la Dragontea en octabo (Fèlix LOPE DE VEGA.- La Dragontea, Madrid 1598), 24 rs.

– La Filomena con la Andromeda la tapada y otros asumptos en quarto (Fèlix LOPE DE VEGA.- La Filomena con la Andròmeda y otras diversas rimas, Madrid 1621), 30 rs.

– La Dorotea en octabo (Fèlix LOPE DE VEGA.- La Dorotea, Madrid 1632), 8 rs.

– La Arcadia en octabo (Fèlix LOPE DE VEGA.- La Arcadia, madrid 1598), 18 rs.

– Romanzero espiritual (Fèlix LOPE DE VEGA.- Romancero espiritual, Pamplona 1619), 12 rs.

– Rimas dos tomos (Fèlix LOPE DE VEGA.- Rimas, Madrid 1609), 20 rs.

– La gatomachia de thome de Burguillos en quarto (Fèlix LOPE DE VEGA.- La gatomaquia poema èpico burlesco publicado bajo el nombre de Tomè de Burguillos, Madrid 1634), 12 rs.

– Soliloquios divinos en octabo (Fèlix LOPE DE VEGA.- Solìloquios, Valladolid 1612), 30 rs.

– La zirze con otras obras en quarto (Fèlix LOPE DE VEGA.- La Circe con otras rimas, Madrid 1624), 60 rs.

OBRAS DEL CONDE DE REBOLLEDO.-

– Silba militar y politica = la selba segrada = la contanzia victoriosa = los ozios y las silbas danicas = todas quatro en quarto (Bernardino de REBOLLEDO.- Silva militar y polìtica, Amberes 1661.- IDEM.- Selva sagrada o misas sacras, Amberes 1661.- IDEM.- La constancia victoriosa, Colonia 1655. IDEM.- Ocios, Amberes 1650.- IDEM.- Selvas dànicas, Copenhague 1655), 80 rs.

OBRAS DE CRISTOBAL DE MESA.-

– Las eglogas y georgicas de Virgilio traduzidas por Xtobal de Mesa a que estan añadidas las rimas deste y el poema de el Pompeyo = la Eneida de Virgilio traduzida por el mismo = Las nabas de Tolosa = el Patron de España = las rimas varias, todas como en octabo (Cristobal de MESA.- Las navas de Tolosa, Madrid 1594.- IDEM.- Las Eglogas y Geòrgicas de Virgilio con las Rimas y el Pompeyo, Madrid 1618.- IDEM.- El patròn de España, Madrid 1612), 120 rs.

 

– obras de garcilaso de la Vega (Garcilaso de la VEGA.- Obras, Salamanca 1568), 20 rs.

– obras de Boscan en octabo (Juan BOSCAN.- Obras, Barcelona 1543), 30 rs.

– Rimas de Camoens (Luis de CAMOENS.- Rimas varias, Lisboa 1685), 30 rs.

– obras del bachiller de la Torre (Francìsco de la TORRE.- Obras, Madrid 1631), 18 rs.

– obras de fray Luis de Leon en octabo (fray Luis de LEON.- Obras, Salamanca 1589), 30 rs.

– obras de Gongora dos tomos en octabo (Luis de GONGORA.- Obras, Madrid 1633), 50 rs.

– obras del principe de Esquilache mas que en quarto (Francìsco de BORJA Y ACEVEDO, principe de ESQUILACHE.- Obras en verso, Madrid 1619), 45 rs.

– la Ulisea de Omero traduzida del griego en castellano por Goznalo Perez en octabo (HOMERO.- La Odisea traducida del greigo al castellano por Gonzalo PEREZ, Salamanca 1550), 30 rs.

– Poesias de fernando de Herrera en quarto (Fernando de HERRERA.- Poesias, Sevilla 1582), 15 rs.

– el pasto Fido traduzido por Doña Isabel Correa (Juan Bautìsta GUARINI.- Il pastor Fido traducido del italiano en metroespañol e ilustrado con reflexiones por Doña Isabel CORREA, Amberes 1694), 20 rs.

– el original de este en ytaliano y franzes en octabo (Juan Bautìsta GUARINI.- Il pastor Fido, Venecia 1590), 15 rs.

– la Farsalia traduzida por Don Juan de Jauregui (Marco Anneo LUCANO.- La Farsalia traducida por Juan de JAUREGUI, Madrid 1684), 50 rs.

– Las rimas sacras y profanas deste en quarto (Juan de JAUREGUI.- Rimas, Sevilla 1618), 20 rs.

– las Heroticas amatorias de Don Estevan Manuel de Villegas en quarto (Esteban Manuel de VILLEGAS.- Las Eròtica o Amatorias, Madrid 1618), 15 rs.

– las Heroydas de Obidio y ymbectiba contra Ybati en castellano en quarto, 20 rs.

– las Metamorfosis y transformaciones de Obidio en castellano en octavo (Publio OVIDIO NASON.- Las matamorfosis traducidas en verso castellano por Antonio PEREZ SINGLER, Salamanca 1580), 8 rs.

– la Diana de Jorge de Monte mayor dos thomos en octabo (Jorge de MONTEMAYOR.- Los siete libros de Diana, Valencia 1559), 60 rs.

– el Cancionero obras poeticas del mismo en octabo (Jorge de MONTEMAYOR.- Cancionero, Zaragoza 1562), 24 rs.

– La picara Justina o la montañesa en octabo (Andrès PEREZ.- La pìcara Justina, Medina del Campo 1605), 8 rs.

– la Eufrosina en castellano en octavo, 10 rs.

– las trescientas de Juan de Mena con la glosa del comendador fernan Nuñez en octabo (Juan de MENA.- La trescientas glosadas por Fernàn NUÑEZ DE TOLEDO, Sevilla 1499), 24 rs.

– otras Comentadas por el Brozense en octabo (Juan de MENA.- Las trescientas glosadas por Francìsco SANCHEZ DE BROZAS, Salamanca 1582), 15 rs.

– la Jerusalen livertada de torquato tasso traducida por Antonio Sarmiento y Mendoza (Torcuato TASSO.- La Jerusalen libertada traducida por Antonio SARMIENTO DE MENDOZA, Madrid  1649), 15 rs.

– Poesias de Don Antonio de Solis en quarto (Antonio de SOLIS.- Varias poesias sagradas y profanas, Madrid 1692), 8 rs.

– Comedias del mismo en quarto (Antonio de SOLIS.- Comedias, Madrid 1681), 8 rs.

– Poesias de Don Agustin de Salazar en quarto (Agustìn de SALAZAR Y TORRES.- Cithara de Apolo, varias poesias divinas y humanas, Madrid 1681), 10 rs.

 

– las Comedias del mismo en quarto (Agustìn de SALAZAR Y TORRES.- Comedias, Madrid 1681), 10 rs.

– el robe de Proserpina de Cayo Lucio Claudiano traducido del latin por Don Francisco Faria en octabo (Cayo Lucio CLAUDIANO.- El robo de Proserpina traducida por el doctor Don Francisco FARIA, Madrid 1608), 12 rs.

– otro poema moderno de la Proserpina por Don pedro Silbestre que es anagrama del nombre del autor, en quarto (Pedro SILVESTRE.- La Proserpina poema heròico jocoso, Madrid 1721), 15 rs.

– La Arcadia de San Nazaro traducida en español en quarto (Jacobo de SANNAZARO.- La Arcadia, Venecia 1502, 1504. 1ª ed, castellana traducida por Diego LOPEZ DE AYALA, Toledo 1547), 24 rs.

– La Cintia de Aranjuez en octabo, 16 rs.

– Theagenes y Cariclea en quarto (HELIODORO.- Historia etiòpica de Teàgenes y Cariclea. Salamanca 1581), 10 rs.

– la Cruzada de Monzon en quarto, 12 rs.

– Geroglificos varios de nuestra Señora por Solis (Luìs de SOLIS VILLALUZ.- Geroglìficos varios sacros y divinos epitetos en que se cifran algunas de las eminetìsimas glorias de Nuestra Señora, Madrid 1734), 12 rs.

– Vida de Carlos quinto poema por Zapata, en quarto (Luìs ZAPATA.- Carlo furioso poema, Valencia 1566), 15 rs.

– Vida de Nuestra Señora por Mendoza en octabo (Antonio HURTADO DE MENDOZA.- Vida de Nuestra Señora Maria Santìsima, Madrid 1650), 15 rs.

– Las Moschea en octabo (Josè de VILLAVICIOSA.- La Moschea, poètica inventiva en octava rima, Cuenca 1615), 8 rs.

– obras de Don Juan Oben dos thomos en quarto (Juan OWEN.- Epigramàtica, Londres 1600, 1ª ed castellana, Madrid 1679), 14 rs.

– obras del conde de Villamediana en quarto (Juan de TASSIS, conde de VILLAMEDIANA.- Obras, Madrid 1635), 15 rs.

– obras de Geronimo Canzer en quarto (Jerònimo CANCER.- Obras varias, Madrid 1651), 36 rs.

– la lira de las Musas de Dan gabriel Bocangel en quarto (Gabriel BOCANGEL Y UNZUETA.- La lira de las musas de humanas y sagradas voces, Madrid 1635), 30 rs.

– Rimas de Lupercio y Bartolome Leonardo de Argensola en quarto (Lupercio y Bartolomè LEONARDO DE ARGENSOLA.- Rimas, Zaragoza 1634), 12 rs.

– obras de Don Luis Ulloa en que esta el poema de la Raquel del rey Don Alonso, en quarto (Luìs ULLOA Y PEREIRA.- Obras, Madrid. IDEM.- Alfonso octavo prinicpe perfecto divertidopor Raquel hebrea (s.l.), 1643, 15 rs.

– Donayres del parnaso en octabo, no se taso.

– Proberbio de barros en octabo (Alonso de BARROS.- Proverbios morales, Madrid 1608), 15 rs.

– Comedias de Calderon nueve tomos (Pedro CALDERON DE LA BARCA.- Comedias, madrid 1637-1677), 90 rs.

– Comedias de terencio en latin y en castellano en quarto (Publio TERENCIO.- Comedias, Strasburgo 1470, 1ª ed, castellana, Las seis comedias de Terencio escritas en latìn y traducidas en castellano por Pedro Simòn ABRIL, Zaragoza 1577), 30 rs.

– la tragicomedia de los jardines y campos sabeos, primera y segunda parte pr Doña pheliziana Enriquez de Guzman en quarto (Feliciano ENRIQUEZ DE GUZMAN.- Tragicomedia de los jardines y campos sabeos, Coimbra 1624), 15 rs.

 

– la Zelestina tragicomedia de Calisto y Melibea sin nombre de autor en octabo (Fernando de ROJAS.- La Celestina, Burgos 1499), 20 rs.

– las obras de Sor Juana Ines de la Cruz religiosa de la Concepcion Geronima de la ziudad de Mejico, tres tomos en quarto (Sor Juana Inès de la CRUZ.- Poemas de la ùnica poetisa americana, musa dècima, Zaragoza 1682), 48 rs.

– el Nuevo Testamento traduzido fielmente en castellano del original griego, en octavo, 100 rs.

– Seneca tragedias cum notis variorum, en quarto (Lucio Anneo SENECA.- Tragedias cum notis, Amsterdan 1632), 12 rs.

– Doctrina cristiana por fray Bartolome de los Martires en quarto (fray Bartolomè de los MARTIRES.- Catecìsmo o doctrina cristiana traducida de lengua portuguesa en castellano por Juan de ARISTIZABAL, Madrid 1653), 30 rs.

– retrato politico del rey Don Alonso el octabo, en quarto, 3 rs.

– Abisos de cortesanos en quarto, 6 rs.

– el secretario del rey por Pedraza en quarto (Francìsco BERMUDEZ DE PEDRAZA.- El secretario del rey, Madrid 1620), 20 rs.

– obras de Boscan y Garzilaso en quarto (Las obras de BOSCAN y GARCILASO, Barcelona 1543), 24 rs.

– el templo de la fama por Valdecebro en quarto (Andrès FERRER DE VALDECEBRO.- Rl templo de la Fama, Madrid 1680), 24 rs.

– Carta pastoral de Valero en quarto (Francìsco VALERO Y LOSA.- Carta pastoral acerca de la ignorancia de las verdades cristianas, Madrid (s.a), 4 rs.

– Historia del gran chaco en quarto, 10 rs.

– Vida de Cristo y maria de a folio, 40 rs.

– opera fratis Josephi a Santo Benenicto de a folio (Josè de SAN BENITO.- Fratris Josephi a Sancto Benedicto, madrid 1725), 24 rs.

– Representazion al rey nuestro señor Don Phelipe quinto dirigida al mas seguro aumento de su real herario por Don Miguel de Zavala y Auñon en pasta, de a folio (Miguel de ZABALA Y AUÑON.- Representaciòn al rey nuestro señor Felipe V dirigida al mas aumento del real erario, madrid 1732), 80 rs.

– Memorial de Chumacero en quarto (Juan de CHUMACERO Y CARRILLO.- Memorial de Su Magestad Catòlica a nuestro muy santo papa Urbano VIII por Don fray Domingo Pimentel y Don Juan de Chumacero y Carrillo, Madrid 1643), 12 rs.

– el espejo de la muerte por don carlos Bundetto en pasta y mas que en quarto (Carlos BUNDETO.- El epejo de la muerte, Amberes 1700), 30 rs.

– tratado de reclutas, quintas y lebas por Don francisco de oya y ozores en pasta y mas que en quarto (Francìsco de OYA OZORES.- Tratado de levas, quintas y reclutas de gente de guerra segùn las Ordenanzas y cèdulas modernas, Madrid 1734), 15 rs.

– Cienca heroica dos thomos en pasta por Don Joseph de Abiles en octabo (Josè de AVILES.- Ciencia heròica, Barcelona 1725), 45 rs.

– Vida de santa Genobeba en pasta y traducido en español por el señor Corisius en octabo, 8 rs.

– La Araucana quarta y quinta parte en dos thomos por Osorio en octabo, 24 rs.

– Estudios monasticos dos thomos en octabo, 18 rs.

– Politica de Dios por Quevedo en octabo (Francìsco de QUEVEDO Y VILLEGAS.- Polìtica de Dios, gobierno de Cristo, tiranìa de Satanàs, Zaragoza 1626), 8 rs.

– Vida de Alejandro Magno por don fernando de Biedma en octabo (Fernando de BIEDMA.- Vida de Alejandro Magno, Madrid 1634), 8 rs.

– obras liricas por Don francisco antonio de Bances Candamo (Francìsco Antonio de BANCES CANDAMO.- Obras lìricas, Madrid 1720), 10 rs.

 

 – Delizias del Carmelo por fray Joseph de la Virgen y herrera, 4 rs.

– Dezimas a la muerte, 2 rs.

– Viage del rey Don Sebastian a Africa en octabo, 10 rs.

– tragedia de Cinna traducida en castellano por el marques de San Juan en octabo (Pierre CORNEILLE.- Cinna tragedia traducida por el marquès de SAN JUAN, Madrid 1713), 4 rs.

– Estevanillo Gonzalez en octavo (ANONIMO.- Vida y hechos de Estevanillo Gonzàlez, hombre de buen humor, Amberes 1646), 4 rs.

– tratado de cometas por el padre Casari en octabo, 4 rs.

– el pastor Fido en español en pasta, en octabo (Juan Bautìsta GUARINI.- El pastor Fido traducido del italiano en verso castellano popr Crìstobal SUAREZ DE FIGUEROA, Nàpoles 1692), 15 rs.

– Gramatica franzesa en octabo, 12 rs.

– Vida de la venerable madre Paula de la Madre de Dios de a folio, 18 rs.

– Historia eclesiastica de Rebullosa en octabo, 18 rs.

– las Republicas del mundo por fray Geronimo Roman, la ultima ympresion añadida, tres tomos en folio (Jerònimo ROMAN.- Repùblicas del mundo, Madrid 1575), 200 rs.

– las obras del padre Kempis en latin, quatro tomos en quarto, marquilla, en pasta (Tomàs de KEMPIS.- Obras, Amberes 1648), 80 rs.

– obras de Santa theresa en quarto marquilla impresion de Amberes (Santa Teresa de JESUS.- Obra, Salamanca 1588), 150 rs.

– Argenis por Pellizer primera parte en pasta (Josè PELLICER DE OSSAU.- Argenis, Madrid 1626), 40 rs.

– las obras de Gongora en pasta, quarto marquilla, ympresiond de Bruselas (Luìs de GONGORA.- Obras, Madrid 1633), 45 rs.

– Juego de armerias y baraja, ordenanzas militares en pasta y folio y folio las militares y guardias, 55 rs.

– de otros libros sueltos en pergamino, 70 rs.

– OBRAS DE MEDRANO.-

yd la geografia en dos thomos = el perfecto artillero y bombardero = el perfecto arquitecto de militar y zivil = y otra Geografia puesta en verso, todos quatro en octabo, 150 rs.

– el laurel de Apolo (Fèlix LOPE DE VEGA.- El laurel de Apolo, Madrid 1630), 15 rs.

Aunque lo mas valioso de los bienes de Don Josè Banfi y Parrilla era su biblioteca, tambièn llevò a su boda algunas joyas y objetos de plata y diversas armas, ropas de casa, muebles, entre ellos una silla poltrona, las guarniciones de los caballos, una berlina nueva tasada en 8000 reales y un coche con siete vidrios, forrado de tercipelo carmesì, tambièn nuevo, que lo fuè en 14500 reales, asi como 24000 reales mas en diferentes monedas.

PLATA Y ORO.-

– una bandeja de plata sobre dorada con sus flores de filigrana, 900 rs.

– yd una arquita de plata sobre dorada, guarnezida de piedras, porzelanas y filigrana, 1230 rs.

– una palancana y jarro y bocado, 1420 rs.

– un espadin con guarnizion de plata sobredorada, 240 rs.

– una caxa de oro y nacar y esmaltada, 2000 rs.

– otra caxa de tumbaga quadrada prolongada, 750 rs.

– un estuche de matematica con todas sus erramientas guarnezidas de plata, 720 rs.

– un estuche de concha con tigeras y nabaja, todo guarnezido de plata, 240 rs.

– una pluma y compas de plata con su caxa de zapa, 120 rs.

RELOX.-

 

– un relox de plata de repeticion, tallado y burilado, 1200 rs.

ESCOPETAS.-

– una escopeta hecha por Joseph cano, 2000 rs.

– otra escopeta con llave hecha por el dicho Joseph Cano y el cañon sevillano, 1000 rs.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

JOSE LUIS BARRIO MOYA

INSTITUCION DE ESTUDIOS COMPLUTENSES

 

NOTAS.-

(1).- ARCHIVO HISTORICO DE PROTOCOLOS DE MADRID.- Protocolo = 16853, folº. 796-848.

(2).- Mateo Cerezo naciò en Burgos en 1637. Discìpulo de Juan Carreño de Miranda, tiene su pintura un punto de distinciòn que le aproximan a Van Dyck, a la vez que un càlido colorido que le acercan a Ticiano. Cultivò la pintura religiosa y el bodegòn, falleciendo prematuramente en Madrid, en 1666, cuando sòlo contaba veintinuevo años. (Vid.- Josè Regelio Buendia e Isamel Gutièrrez Pàstor.- Vida y obra del pintor Mateo Cerezo (1637-1666), Burgos 1986).

(3).- Luca Giordano conocido en España como Lucas Jordàn naciò en Nàpoles en 1634, ciudad en la que falleciò en 1705. Discìpulo de Ribera en su Nàpoles natal, fue un artìsta de prodigiosa facilidad de ejecuciòn, lo que le valiò el apodo de “fa presto”. En 1692 llegò a España llamado por Carlos II para decorar la basìlica de El Escorial. En los diez años que Lucas Jordàn permaneciò en España realizò una obra aburmadora, tanto en grandes ciclos de frescos como en cuadros de caballete.

(4).- David Teniers (Amberes 1610 – Bruselas 1690) se dedicò, sobre todo, a la pintura de gènero, en la que destacò tanto que fue muy conocido en toda Europa, siendo sus obras muy solicitada.

Cuadros de Teniers se mencionan con cierta frecuencia en invetarios españoles de los siglos XVII y XVIII.

(5).-ARCHIVO HISTORICO DE PROTOCOLOS DE MADRID. Protocolo = 16853, folº. 850-867.

(6).- Baltasar Gracìan siempre publicò sus obras bajo en nombre de Lorenzo.

(7).-Esta obra fue prohibida y colocada en el Indice.

Mar 012014
 

José Luis Barrio Moya. 

      En España la afición a la caza de reyes y nobles tiene una muy larga tradición, siendo buena prueba de ello el conocido lance del monarca asturiano Favila con el oso que le quitó la vida.  Esta afición hizo que desde la Edad Media aparecieran en nuestro país numerosos libros de tema cinegético, en los que sus autores daban consejos para cobrar las mejores piezas y manejar con habilidad armas, perros, caballos y aves de cetrería, tal y como se ve en el Libro de la Montería de Alfonso XI, en el del infante Don Juan Manuel, en el Libro de la caza de las aves, del canciller Pedro López de Ayala o en el Libro de la caza de halcones, de Alonso Velázquez de Tovar.

      Durante los reinados de Carlos V y Felipe II, ambos monarcas muy aficionados a la caza, la publicación de obras sobre ese tema fue en aumento. Así Pedro Núñez de Avendaño escribio el Aviso de cazadores (Alcalá de Henares 1543), “que es un tratado legal y moral sobre la caza” (1), y en donde el autor defiende la tesis que la actividad venatoria es un derecho inherente a toda persona que ninguna autoridad puede prohibir.  En 1568 se publicó en Valladolid las Cualidades del can y del caballo, obra de Luís Pérez, mientras que en 1582 aparecía en Sevilla el famoso Discurso sobre la Montería del no menos famoso Gonzalo Argote de Molina.

      En tiempos de Felipe III el portugués Diego Fernández Ferreira publicó el Arte de la caza (Lisboa 1616), que constituye un clásico de la literatura cinergética, La obra está dividida en seis partes y aparece “salpicada de anécdotas que hacen su lectura sabrosa y entretenida en extremo” (2).

      A lo largo del reinado de Felipe IV (1621-1665). monarca tan aficionado a la pintura como a los escarceos amorosos, la caza se convirtió en el ejercicio favorito de todas las clases sociales.  El ejemplo lo daba la propia Corte, quien tres veces al año organizaba las famosas cacerías de El Pardo, que se prolongaban durante ocho dias y en las que se cobraban centenares de piezas.  Precisamente para descansar de esas hazañas, Felipe IV mandó levantar en el bosque de El Pardo la llamada To­rre de la Parada, decorada interiormente con grandes cuadros mitológicos de Rubens y sus discípulos.

Felipe IV fue un extraordinario cazador, “el mas audaz e incansable de su tiempo” (3).  Según el testimonio de su montero mayor, Alonso Martínez de Espinar, en 1644 Felipe IV había abatido 400 lobos, 600 ciervos Y 150 jabalíes.  La afición a la caza de Felipe IV se tradujo ademas en que durante su reinado se pintaran numerosos cuadros con escenas de montería y de esta manera Snyders, Velázque y Martínez del Mazo realizaron numerosas obras en las que figuraban tanto los reyes y su familía cazando en solitario, como otras escenas mas complejas donde aparecían los monarcas con toda la Corte en las llamadas cacerías del hoyo o del tabladillo.

      Logicamente y corriendo parejo con todo lo anteriormente dicho la literatura venatoria dió en época de Felipe IV dos interesantes obras el Origen y dignidad de la caza, del extremeño Juan Mateos (Madrid 1634) y el Arte de la ballestería y montería, de Alonso Martínez de Espinar, la cual se editó en Madrid en 1644, dedicada al malogrado principe Baltasar Carlos.

      Alonso Martínez de Espinar nació en 1588 y murió en Madrid en 1682.  Fue un hábil ballestero al servicio de Felipe IV y maestro de ese arte del principe Baltasar Carlos.  En 1644 publicó el Arte de ballestería y montería escrita con método para excusar la fatiga que ocasiona la ignorancia, que tuvo otra edición napolitana en 1739 (4).

      Por lo que se refiere a Juan Mateos es figura todavía poco conocida a pesar del meritorio trabajo que le dedicó Amalio Huarte y Echenique en el prólogo a la edición del Arte de la ballestería y montería que publicó la Sociedad de Bibliofilos Españoles en 1928 (5).

      Juan Mateos era natural de Extremadura como el mismo confiesa en su obra cuando al hablar de un jabalí que abatió durante una partida de caza declara “que en Extremadura (donde lo maté) que es mi tierra”.  El lugar exacto donde Juan Mateos vió la luz tampoco se sabe con seguridad, aunque lo mas probable es que fuera en Villanueva del Fresno como acertadamente avanzó Huarte y Echeníque (6).  Tampoco estamos mejor informados sobre el año del nacimiento de Juan Mateos, aunque suele colocarse en torno a 1575.

      Desde muy joven Juan Mateos se familiarizó con el mundo de la caza, puesto que su padre, Gonzalo Mateos, era ballestero mayor de Don Juan de Portocarrero, marqués de Villanueva del Fresno.  Esto hizo que desde muy niño el joven Juan acompañara a su padre en las excursiones cinegéticas del marqués y que aprendiera rápidamente el manejo de la ballesta,

      La fama de Gonzalo Mateos como ballestero traspasó los confines de Extremadura llegando hasta la Corte. De esta manera, en enero de 1602 el duque de Lerma llamó a Gonzalo Mateos a Valladolid, que en esa época era la capital de la Monarquía, para que entrara al servicio de Felipe III. Gonzalo Mateos acompañado de su hijo Juan, llegó a Valladolid en el citado mes de enero de 1602, pero poco tiempo pudo disfrutar de su flamante cargo de ballestero del rey, puesto que falleció unos dias después de arribar a la ciudad castellana.

      Tras la muerte de su padre, Juan Mateos permaneció en Valladolid junto a la Corte, pasando después a Madrid cuando Felipe III decidió regresar de nuevo. Tanto en Valladolid como en Madrid, Juan Mateos ocupó el cargo de montero y ballestero de Margarita de Austria, esposa de Felipe III. A la muerte de la reina, acaecida en El Escorial en 1611, Juan Mateos pasó al servicio de Felipe III y posteriormente al de su hijo y heredero Felipe IV, quien lo apreció mucho y de quien el ballestero extremeño nos dejó una muestra fehaciente de su afición a la caza cuando declara que “he aprendido de Su Magestad mas que sirviendole”. Sin embargo y a pesar del importante cargo que Juan Mateos ocupaba en la Corte de Felipe IV, su situación económica debió ser bastante precaria, por lo que a principios de enero de 1615 envió un memorial a Don Pedro de Aranada en el que le comunicaba sus muchas necesidades y carencias.  Don Pedro de Aranda remitió el memorial de Juan Mateos al marqués de Flores, primer caballerizo de Felipe IV, el cual cual le contestó lo siguiente:

      “V.E. me ha mandado remitir un memorial de Juan Matheos, vallestero de Su Magd. en que dize que esta muy pobre y con mucha necesidad a causa de las muchas enfermedades que de dos años a esta parte ha tenido, por lo cual pide y suplica a V.E. le haga merced de una ayuda de costa que en ello reciviera merced y remediara su necesidad.

      Por los libros de Veederia y Contaduría de la cavalleriza de Su Mag. pareze que al suplicante se le hizo merced del dicho oficio en cinco de marco del año pasado de 1602, y que Su Magd por cedula de 28 de septiembre de 1612 por el govierno y reformazion de su real caballeriza que como fueran vacando se vayan consumiendo hasta quedar en el numero de quatro vallesteros y en el asiento del suplicante esta puesto el mismo dia una nota que dize que esta plaza es supernumeraria y es notorio el haver tenido enfermedades el suplicante y estar muy pobre y ha servido a Su Magd y le sirve con muy buena voluntad y toda la merced que V.E. fuere servido de pedir a Su Magd. la mereze.  Nuestro Señor guarde a V.E. como sus criados deseamos. En Madrid a 13 de henero de 1615, El marques de Flores” (7)

      El 11 de abril de 1615, Don Pedro de Aranda enviaba al marques de Flores la siguiente nota “Su Magd. a visto esto y dize que adelante se tendra quenta con el. Dios guarde a V.S. De palacio a 11 de abril de 1615”.

      El 2 de mayo de 1615, Don Pedro de Aranda notificaba al marqués de Flores que “a este ballestero siendo V.Exa. servido se le podria hazer merced por esta vez de licencia de saca de asta dos mill cueros de los de Yndias que por lo menos baldran ducientos ducados”

      El 7 de agosto de 1615, Don Pedro de Aranda insistía ante el marqués de Flores sobre la situación de Juan Mateos, informándole de que el ballestero extremeño sirbe muy bien y a mi me consta que pasa mucha necesidad y siendo esto asi suplico a V.E. suplique a Su Magd. le haga merced de los dos mill cueros que me parecen pocos para remedio de su necesidad”. El l5 de agosto de 1615, Felipe IV concedía a Juan Mateos “licencia de saca de 2000 cueros de los que vienen de yndias”.

      Felipe IV sintió un profundo afecto por el ballestero extremeño y así el 12 de abril de 1619 hizo merced a “Juan Matheos, montero de lebreles, de la plaza de montero de traylla que vaco por Estacio Garcia, vacando la que aora tiene de lebreles”

      El 9 de agosto de 1620, Juan Mateos “ballestero de Su Mgd.”, en nombre de su hermano Alonso Mateos, que también era ballestero del rey, y de la mujer de este, Doña Jerónima Martínez, vendía los derechos de una parte de casa que el citado su hermano tenía en la madrileña calle de los Angeles” (8).

      El 10 de febrero de 1621, Felipe IV nombraba a Juan Mateos “montero de trailla de a cavallo de nuestra caza de monteria”, cargo que estaba vacante por muerte de Cristobal Ponce. A Juan Mateos se le concedía aquel oficio “por la buena relacion que se nos a echo de la suficiencia y abilidad del dicho Juan Matheos” (9).

      El 19 de febrero de 1621. Don Antonio Pérez de Guzmán “alguacil de las telas de la monteria de Su Magd.” declaraba que “por mandado de Su Magd, y el marques de Flores llebe las redes al Escorial el primer dia de nobiembre del año de mill y seiscientos y beinte para la monteria que se hizo de los lobos que se mataron, en la qual monteria se hallaron algunos monteros y particularmente Juan Mateos como maestro de a cavallo, el cual sirbio con su persona y caballo como estaba obligado a ello desde el dicho dia hasta seis del dicho mes que Su Magd. nos mando despedir, la qual se me dio orden a mi por ausencia del sitamontero para certificar los monteros que llebe para el dicho efecto = y ansi mismo recíbio el dicho Juan Mateos como tal montero de a caballo en las dos montarías que se hicieron este dicho año por el mes de diziembre en el Pardo, y para que dello conste di esta zertificazion en Madrid a diez y nueve días del mes de febrero de mil seiscientos y beintiuno. Antonio Perez de Guzman” (10).

      El 19 de agosto de 1637, Don Jerónimo de Canencia “thesorero general de la media anata” declaraba “que en los libros de la razon deste derecho que estan a mi cargo parece aver recivido de Juan Mateos dos mil ciento y treinta y quatro maravedis de vellon, que tocan de la media anata, de la merced que Su Magd. le a hecho de que las plazas que goza de su ballestero y montero de a cavallo de la real caza de montería pueda pasar la de montero en una de sus nietas, la que nombrar el para despues de sus días, hecha la quenta por treinta y quatro mill ciento y noventa maravedí de gajes que tiene en cada un año y de dos en dos el bestuario acostumbrado que esta tasado en qunientos ducados, como todo se refiere en dicho villete y para que conste doy esta cetificacion advirtiendo de que cuando llegare el caso de entrar a gozar la nieta que nombrare, ha de pagar la media anata del entero balor del dicho oficio antes de ser admitida al uso y ejercicio del.

 Madrid 19 de agosto de 1637″ (11). El 6 de julio de 1639 Juan Mateos, juntamente con su esposa otorgaron ante el escribano Diego Maroto su testamento,  debajo del cual murió Doña Mariana Marquet (12).  A el citado testamento añadío Juan Mateos un codicilo en el que mandaba que tras su muerte se dijesen por su alma y por la de su esposa “dos míll misas mas de las contenidas en el dicho testamento, y las duzientas misas dellas an de ser de almas en altares privilegiados y las demas ordinarias a do pareziere a mis albazeas”.  Establecía también que se dijesen otras 400 misas mas por las almas de sus padres, legando diversas ropas a su criado Domingo, mientras que a su esclava Maria la mandaba “la ropa que tiene asi en la cama como otras cosas y un par de sabanas grandes y nuebas”, encargando a sus hijas y yernos “que no desamparen a la dicha esclaba por lo mucho que la a querido su muger y lo bien que les a servido”.

  Declaraba Juan Mateos que Felipe IV le había hecho merced de “una plaza de montero de a caballo para una de sus nietas”, por lo que establecia que dicha prebenda fuera para Doña Ana Mateos, añadiendo que si es ta faltare pasase a su hermana Doña Mariana Mateos, y si ambas fallecieran antes de entrar en posesion de dicha merced, “fuere    para quien sus padres hordenasen y fuese su boluntad” (13)

      El 13 de marzo de 1642, Juan Mateos donaba una esclava negra de su propiedad a su hija Doña Antonia, mujer de Don Luis Montero Vallejo contador de consultas del rey Felipe IV (14).

El dia 6 de febrero de 1643 el conde de Grajal enviaba a Felipe IV la siguiente nota : “por memorial que V. Magd. a sido serbido de remitirme digo en nombre del conde duque que refiere que Juan Mateos, ballestero de Ve Magd. que a servido mas de quarenta años y que a su costa a cebado los lobos en muchas monterias = suplica a Ve Magd. se sirva de hacer le merced de una plaza de contador entretenido de la Contaduria mayor de quentas para remedio de una nieta, hija del contador Luis montero, que tiene otros hijos y sin tener con que los remediar y ansimismo suplica se le de alguna ayuda de costa por estar con necesidad. Ynforma que a 41 años que sirve y,que se le an hecho algunas mercedes, pareceme que V. Magd. se podria servir de hacersela de la plaza de contador entretenido que pide para el remedio de su nieta” (15). Felipe IV remitiò el mismo dia 6 de febrero de 1643 la carta del conde de Grajal al Consejo de Hacienda para que diera su parecer.

El 14 de agosto de 1643 Juan Mateos otorgaba el siguiente codicilo : “en el nombre de Dios nuestro señor. Sepan los que bieren esta es criptura de cobdicilo, como en la villa de Madrid a catorce dias del mes de agosto de mill y seiscientos y quarenta y tres años ante mi el presen te escrivano y testigos parecio Juan Mateos, ballestero mayor de Su Magd vecino desta villa de Madrid, estando enfermo en la cama y en su juicio y entendimiento natural : dijo que antes de aora tiene echo y otorgado su testamento y ultima boluntad y algunos codicilos ante el scrivano o scrivanos que por ellos pareciera a que se remite y dexandolo como lo dexa en su fuerza y vigor en lo que no fuera contrario a lo que aqui sera conthenido, aora por bia de cobdicilo ordena y manda que por quanto Doña ana marchan su nieta, hixa de Doña Cathalina Mateos su hixa y de Balthasar marchan, su marido, tiene el oficio de montero de Su Magd y a Doña Juana Ballexo ensimismo su nieta, hija de Doña Antonia Mateos y del contador Luis montero ballexo su marido, la tiene mandado una cama en la forma que se contiene en la cluasula que dello trata y por lo que es de mas balor uno que otro, aora nuebamente mando a la dicha Doña Juana Ballejo, su nieta, doscientos escudos de oro por una vez = y si qualquiera de ellas muriere lo hereden sus hermanos de aquella que muriere = y los dichos ciento y doscientos escudos de oro no entren en poder de las dichas sus nietas sino que los tengan de parte en su casa en que biben en la calle del desengano y el que entrare en ella tenga obligazion a entregar quando llegue el caso de que se cassen o tomen otro estado a cada una la cantidad que ha de haver, conforme a esta manda = y de las dichas cantidades se paguen a las dichas sus nietas o a quien por ellas sea parte reditos correspondientes a veinte míll el millar = y los reditos los bayan cobrando los dichos sus híernos pero no el principal como esta dicho.  Lo qual quiere se guarde y cumpla y lo contenido en los dichos testamento y cobdicilos en lo que contradijeron a este, y ansi lo dijo y otorgo siendo testigos el contador Manuel de Noriega y francisco Ybañez, criado del licenciado Don francisco de la Cruz y Joseph barcena, oficial de Simon Gutierrez, maestro de hacer coches, vezinos desta villa e yo el escrivano doy fee conozaco al otorgante y lo firmo = Juan Mateos. Ante mi = Pedro de Castro” (16).

Juan Mateos muriò en Madrid el 15 de agosto de 1643. inicándose a continuación el inventario de sus bienes, y una vez finalizado se procediò a la tasación de los mismos (17). De esta manera el 2 de septiembre de 1643, Alonso Díaz “maestro sastre” valoraba “lo tocante a su ofi-

 cio”, en donde se incluían diversos vestidos, calzones, sotanas, ferreruelos, cortinas, capotes, albornoces jubones, colgaduras de cama y almohadas.

      El 7 de septiembre de 1643, Juan Vela “ensamblador y carpintero de esta villa que posa en la calle del desengaño tasaba las “cosas de madera”.

– Primeramente dos cofres viexos, barreteados de yerro, 264 rs.

– un escriptorio de Alemania, viexo, con su pie hordinario de nogal abierto, 200 rs.

– quatro arcas de pino, viexas, dos grandes y dos pequeñas 50 rs,

– quatro sillas grandes de brazos derechos, de baqueta colorada, 88 rs.

– quatro sillas mas, viexas, de baqueta colorada, 72 rse

– quatro taburetes grandes de baqueta colorada, 80 rs,

– dos taburetes pequeños de baqueta colorada, 16 rs.

– dos bufetes de baqueta colorada, 66 rs.

-un bufete de nogal grande, 24 rs.

– otro bufetillo de nogal con su cajon, 22 rs.

– una cama entera de madera de nogal pequeña, 50 rs.

– una cama de cordeles de madera de pino, 8 rs.

– una caxa de brasero de madera de nogal con berjuelas torneadas, con su bacía de cobre viexa, 60 rs.

El 9 de septiembre de 1643 un desconocido Blas de Madrid “pintor vecino de esta dicha villa que posa en casas de el ospital de los franceses” valoraba los cuadros que quedaron a la muerte de Juan Mateos (18). El ballestero extremeño poseyò una pequeña pinacoteca compuesta por un total de diez obras, todas ellas de temática religiosa salvo dos retratos, uno del propio Juan Mateos y el otro de su esposa Doña Mariana Marquet, debidos con toda probabilidad, por lo menos el del marido, a Diego Velázquez.

– Primeramente un quadrito pequeño de un Crucifixo, San Juan y Maria, pin­tado en tabla de borne con su marco dorado, 12 rs.

– dos retratos de cuerpo entero pintados en lienzo, el uno de el dicho

Juan Matheos y el otro Doña Mariana Marquart su muger, 100 rs.

– un lienzo de pintura de San Juan en el desierto, de siete quartas poco mas o menos de alto, con su marco dorado y negro, 66 rs.

– otro lienzo del mismo tamaño de el Arcangel san Miguel con marco dorado y negro, 60 rs.

– un pays prolongado de San Antonio con el Niño Jesus, de dos baras de largo pintado en lienzo con marco dorado, 40 rs.

– una ymagen de nuestra señora, San Joseph, San Juan y el niño dormido, pintada en lienzo, de bara y quarta de alto con su marco dorado y negro, 44 rs.

– otra ymagen de nuestra señora con el niño Jesus, de poco mas de una bara de alto con marco dorado y negro, 33 rs.

– un San francisco pintado en lienzo, de bara y quarta de alto con marco dorado y negro, 1OO rs,

– una ymagen de nuestra señora con el niño Jesus en los brazos, pintada en tabla, del tamaño de una quartilla de papel, 22 rs.

      Al finalizar su trabajo Blas de Madrid declaraba “que las pinturas que a tasado a todo su saver y entender sin que aya fraude ni engaño alguno y asi lo juro a Dios y a una, cruz en forma de derecho”.

      El 15 de septiembre de 1643, Ana Díaz “viuda de Yllan de Benavides, maestro de obras, que posa en la calle que llaman de Don Juan de Alarcon, en casas suyas propias” tasaba la ropa blanca : servilletas, sábanas, manteles, camisas, almohadas, paños de manos, peinadores, “lienzos de narices de una tela que llaman baptista”, frazadas, mantas y “una colcha de la Yndia labrada”, que Ana Díaz valoró en 150 reales de vellon.

Por último el 29 de diciembre de 1643, Tomás de Torrejón “maestro de obras y alarife de esta villa de Madrid”, tasaba las casas en donde viviò y muriò Juan Mateos, ubicadas en la calle del Desengaño, “el qual haviéndo visto y tanteado por menor el sitio y edificio que tienen las dichas casas y considerando su balor y estimacion y cargas de censo perpetuo y tercia parte que tienen,las taso enteramente asi el sitio en que estan fundadas como lo en el labrado y edificado en cincuenta y nueve mill seiscientos y sesenta reales , el qual declaro ser su xusto precio y balor y lo que a todo su saber y entender pueden tener de estimacion las dichas casas”.

      Como se puede apreciar por todo lo anteriormente descrito el patrimonío que Juan Mateos dejó a su muerte fue mas bien modestos lo cual no se corresponde con su cargo de ballestero real, ni con las numerosas prebendas que le concedió Felipe IV.  Tal vez el mantenimiento de su mucha familia y las enfermedades que sin duda padeciò consumieron sus recursos económicos de manera fulminante.  Nada hay en la casa de Juan Mateos de lujoso y suntuoso, faltan tapices y alfombras, muebles ricos, joyas, libros y objetos de plata, todo ello muy común entre los servidores cercanos a Felipe IV.  Sin embargo el ballestero extremeño poseyó una pintura impagable: su retrato, pintado con toda certeza por Díego Velázquez.

En la Galería de Pinturas de la ciudad alemana de Dresde, que cuenta con muy ricos fondos de pintura europea de los siglos XVII y XVIII, se conserva un soberbio retrato masculino, de inequívoca escuela española, el cual tras muchas dudas y vacilaciones con respecto a la identidad del efigiado y a su autor, en la actualidad casi toda la crítica especializada está de acuerdo en que el personaje es Juan Mateos y el artísta que realizó la obra Diego Velázquezo Es precisamente el cuadro de Dresde el que con toda seguridad se menciona entre los bienes del ballestero real, y que el modesto Blas de Madrid, al hacer la tasación, no supo decir el autor de tan magnífica obra.

El retrato de Dresde está pintado en lienzo, como también lo estaba el que se cita en la tasación de los cuadros de Mateos.  Blas de Madrid describe el retrato como de cuerpo entero, sin embargo el del Museo de Dresde el personaje aparece cortado por las rodillas.  Este hecho no implica necesariamente que no se trata de la misma obra, que con toda seguridad debiò ser amputada por alguna oculta razòn en una època indeterminada.

      La clave para identificar el retrato de Dresde con Juan Mateos la dió el busto del ballestero real que Pedro Perret grabó para la obra “Origen y dignidad de la caza”, que aquel publicò en Madrid en 1634 (19).

      El retrato de Juan Mateos se fecha en torno a 1632, por lo que Velázquez nos presenta a un hombre de cierta edad – tendría entonces Mateos 57 años – y de aspecto un tanto pesado. Mateos viste un traje de tonos negros, ajustado por un fajín. La cabeza, potente y poderosa, aparace cubierta por cabellos grises, mientras que el rostro termina en una corta barba recortada en punta. Dentro del tenebrísmo del cuadro, unicamente el pequeño cuello blanco del traje de Mateos pone una nota luminosa (20).  Como signo de la importancia del cargo que Mateos ocupaba al servicio del rey, sostiene una espada con la mano izquierda.

      El retrato de Mateos debiò salir de España muy pronto, puesto que en 1685 y con la correcta atribución a Velázquez se encontraba en la Galeria Ducal de Mòdena. En 1748 la obra velazqueña pasó a Dresde, adjudicada a Rubens y calificada como “de manos esbozadas”, alusión a que el maestro sevillano dejó aquellos miembros sin terminar. Algùn tiempo después la pintura se atribuyó a Tiziano.  En 1865 se devolvió la paternidad del retrato de Mateos a Velázquez.

      La llegada a Dresde de la pintura de Velázquez, junto con otras muchas de la riquísima pinacoteca de los duques de Mòdena, se debiò al afan coleccionìsta de Augusto III, duque de Sajonia y rey de Polonia (1696 – 1763). gran amante del arte y a quien retratò Mengs.

      Augusto III era un fervoroso admirador de la pintura italiana por lo que envió a aquel país a dos agentes con la orden de adquirir cuantas obras pudieran de aquella escuelas. Fueron estos el conde Francísco Algarotti y Ventura Rossi.

      El conde Francísco Algarotti (Venecia 1712 – Pisa 1764), fue un hombre culto y viajero que recorrió Inglaterra, Francia, Rusia y Alemania, siendo amigo de personajes tan diferentes como Voltaíre, Benedicto XIV, Augusto III de Sajonia y Federico de Prusia, quien le ennobleció. Escribió, entre otras obras, sus famosos “Saggi sopre le belle artill”, publicados en 1769.  El gran conocimiento que Algarotti tenía del arte italiano hizo que Augusto III le comisíonara para adquirir en Italia pinturas para su colección de Dresde.

      Por lo que respecta a Ventura Rossi, éste era un intrigante sin escrúpulos, que no retrocedía ante nada para conseguir sus fines.  Gracias a estos dos personajes el duque de Sajonia pudi obtener para su colección la famosa Maddona Sixtina de Rafael.

      Sin embargo la compra mas excepcional que Augusto III hizo por mediación de Rossi fue los cien cuadros que formaban parte de la colecciòn de Francísco III de Este, duque de Mòdena. La compra se formalizò en 1745, a pesar de la energica protesta de los consejeros ducales, lle gando las pinturas a Dresde un año mas tarde.  Augusto III pagò a Francísco III, entonces con graves problemas económicos, la enorma suma de 100.000 zequines de oro, llevándose a cambio obras maestras de Parmiggianino, Correggio, Nicolás del Abate, Dosso, Ticiano, Veronès, Caravaggio, Carracci, Guercino, Guido Reni y Rubens, incluyéndose también el retrato de Juan Mateos por Velázquez.

      Pero ademas del retrato de Juan Mateos que Perret grabò para la portada de su libro sobre la caza y del conservado en el Museo de Dresde, todavia hay un tercero del ballestero extremeño en una curiosa pintura que en la actualidad pertenece a la colección del duque de Westminster en Londres.  Se trata de El principe Baltasar Carlos en el picadero.  Es obra muy discutiada en cuanto a su autor, atribuyéndose tanto a Velázque como a su yerno Juan Bautísta Martínez del Mazo.  La escena representa al malogrado Baltasar Carlos a caballo en posición de corveta, mientras que a su derecha se encuentra el conde duque de Olivares, a quien entrega una lanza Alonso Martínez de Espinar en presencia de Juan Mateos, cuyo parecido con el retrato de Dresde es innegable, A la izquierda del principe se encuentra un enano, tal vez Francísco Lezcano, el mal llamado Niño de Vallecas.  El fondo del cuadro esta ocupado por una de las alas del palacio de El Buen Retiro, apareciendo en un balcón, maravillosamente abocetados, Felipe IV e Isabel de Borbón padres del principe, junto con otros cortesanos (21)

      Por lo que atañe a la obra cinegética de Juan Mateos – “Origen y dignidad de la caza” – fue publicada, como ya se dijo en Madrid en 1634, dedicada al válido Don Gáspar de Guzmán, conde duque de Olivares, Se trata de un libro sumamente curioso, en donde se recoge toda la experiencia como cazador de su autor.  “Yo escribo solamente lo que he hecho, lo que he visto y lo que he visto hacer”, es el lema que Mateos coloca en la dedicatoria de su libro al conde duque de Olívares, y dicha divisa nos remite a la auténtica paternidad de la obra.  Una atenta lectura del libro de Mateos nos informa que este no es enteramente suyo, si tenemos en cuanta que su padre, Gonzalo Mateos, dejó escrita una obra sobre ballestería.  Así lo confirma el propio Juan Mateos cuando, al final de su libro, confiesa que su progenitor “se atreviò a lo que no se ha atrevido ningún ballestero, que fue escribir el arte de la ballestería, asi que cuanto yo escribo todo es obra suta, que si no lo hallare hecho y dispuesto no me atrevería a intentar empresa tan ardua y providencia tan dificil” (22).  Pero si bien es cierto que muchos episodios venatorios que Mateos describe en su obra “estan tomados de las cacerías en los montes del marqués de Villanueva del Fresno, y algunos ocurridos hacia 1560” (23), otros por el contrario pertenecen a las hazañas cinegéticas de Felipe IV.  Por todo ello es lògico suponer que Juan Mateos ampliò con sus propias experiencias el tratado escrito por su padre.

      El estilo de la obra es, con frecuencia pesado y reiterativo, pero la inmediatez con que cuenta los sucesos en los que tomò parte y lo divertido de algunas situaciones, hacen que el libro se lea con agrado.

      Digamos para concluir que la literatura cinergética hispana del siglo XVII se cierra con un bien curioso libro : el “Compendio de las leyes expedidas sobre la caza, nuevamente defendida e ilustrada” (Madrid 1691), cuyo autor fue Gáspar de Bujanda, y que según la acertada opinión de Palau constituye “uno de los primeros libros españoles sobre legislación de caza y montes” (24).

 

                                                         JOSE LUIS BARRIO MOYA

          

 

 

NOTAS,-

 

(1).-Feliciano Delgado y Rosa Múñiz.- Los libros de caza de la biblioteca del palacio de Viana, Còrdoba 1982, pág. 12.

(2),- Pascual de Gayangos.- Introducciòn a la edición de El Libro de las aves de caza del canciller Pero Lopez de Ayala, Madrid 1869, pàg. XXVII.

(3).- Carl Justi.- Velazquez e il suo tempo, Firelze, Edit.  Sansoní, 1958 pag. 393.

(4).- Sobre Alonso Martínez de Espinar veáse marquès de Saltillo.- “Al margen de la Exposiciòn de Caza.  Alonso Martínez de Espinar” en Arte Español, Tomo XVIIII Madrid (1951), pàg.115-134.

(5).- Juan Mateos.- Origen y dignidad de la caza, Madrid, Sociedad de Bibliofilos Españoles, 1928.

(6).- Amalio Huarte y Echenique.- Pròlogo a la edición del Origen y dignidad de la caza,de Juan Mateos, Madrid, Sociedad de Bibliòfilos Españoles, 1928, pág.  VII.

(7).- Archivo General de Palacio.  Expediente personal C 654/24.

(8).- Alejandro Martìn Ortega.- Notas tomadas de escrituras del Archivo Històrico de Protocolos de Madrid.  Tomo V. Madrid 1991.  Fotocopia en el citado archivo, pág, 173 vlta.

(9).- Archivo general de Palacio.  Expediente personal C 654/24.

(10).- Ibidem.

(11).-Ibidem.

(12).- Desgraciadamente los protocolos de Diego Maroto no se conservan en el Archivo Històrico de Protocolos de Madrid, por lo que no podemos conocer el testamento de Juan Mateos, aunque si sus codicilo.

(13).- Alejandro Martín Ortega.- o, cito, Tomo I, Madrid 1990, Pág.- 334 vlta..

(14).- Alejandro Martín Ortega.- o. cit., tomo VI, Madrid 1991, pàg. 138.

(15).- Archivo General de Palacio. Expediente personal c 654/24.

(16).- Ibidem.

(17).- Archivo Històrico de Protocolos de Madrid.  Protocolo = 5763, folº.353-359- Una breve relación de los bienes que poseyò Juan Mateos la dió a conocer Alejandro Martín Ortega.- o, cito, tomo I, Madrid 1990. pág- 355 vlto.

(18).- Varias noticias familiares sobre Blas de Madrid pueden verse en Mercedes Agulló.- Noticias sobre pintores madrileños de los siglos XVI y XVIII Granada, Departamento de Arte de las Universidades de Granada y Autonòma de Madrid, 1978, pág. 185 y de la misma autora.- Mas noticias sobre pintores madrileños de los siglos XVI al XVIII, Madrid, Delegaciòn de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, 1981. Pàgs- 130-131.

(19).- Sobre Perret veáse Matilde Lòpez Serrano.- “El grabador Pedro Perret en El Escorial, 1563-1963” en IV Centenario de la fundación del monasterio de San Lorenzo el Real, Madrid 1963.

(20).- Henner Menz.- Tesoros de la pintura de la Galería de Dresde, Barcelona, Edit.  Daimòn, 1967, pág. 250.

(21).- Julian Gállego.- Velázquez.  Catálogo de la Exposiciòn, Madrid, Ministerio de Cultura, 1990, págs. 247-253.

(22).- Juan Mateos.- o, cit., pàg. 218.

(23).- Aurelio Huarte y Echenique.- o. cito, pág. XIII.

(24).-Antonio Palau.- Manual del librero hispanoamericano, Tomo II, Barcelona 1949, pág. 453.

Sep 052013
 

José Luis Barrio Moya

El estudio y análisis de las bibliotecas que acumularon las diferentes clases sociales españolas de los siglos pasados están conociendo en la actualidad un singular interés por parte de historiadores e investigadores, que ven en ellas el método más eficaz para explicar la atmósfera intelectual y la cultura libresca de sus poseedores.

Durante el Antiguo Régimen fue el siglo XVIII la época dorada de las bibliotecas privadas hispanas, puesto que la política de la Ilustración imponía como norma determinante para el progreso del país, todo lo relacionado con el conocimiento a base de libros, cultura y difusión de la misma, que debía llegar, con mayor o menor fuerza según los dictámenes de los poderes fácticos del momento, a todas las clases sociales. 1

Son numerosas las bibliotecas privadas dieciochescas españolas publicadas en los últimos años, pertenecientes a todos los diferentes grupos sociales que podían permitirse, por su situación económica y necesidades de su profesión, la adquisición de libros, tales como arquitectos, escultores, pintores, clérigos ilustrados, médicos, aristócratas, altos funcionarios, miembros de la incipiente burguesía mercantil y comercial e incluso las de simples aficionados a la lectura . A todas ellas queremos añadir la del caballero emeritense. don Pedro Gordillo y Zambrano, quien desde su Mérida natal alcanzó en Madrid, al servicio de Fernando VI, importantes cargos palatinos y finalmente el ansiado título nobiliario, ya con Carlos III.

Don Pedro Godillo y Zambrano, que a veces anteponía el segundo apellido al primero, nació en la ciudad de Mérida, siendo hijo de don Andrés Gordillo y Zambrano y doña Ana Sánchez Ortiz , ambos naturales de Zarza de Alange.2

Ignoramos una gran parte de la existencia vital del caballero extremeño, salvo que en fecha desconocida, y seguramente siendo muy joven se trasladó a Madrid donde logró entrar al servicio de Fernando VI, monarca que le apreció en grado sumo y colmó de cargos y honores. De esta manera el 21 de marzo de 1749 el marqués de la Ensenada comunicaba al duque de Solferino que hallandose el Rey satisfecho de la exactitud con que el yntendente de sus exercitos Don Pedro Gordillo ha desempeñado los encargos que han estado a su cuidado y atento a su inteligencia y celo, se ha dignado Su Magd. nombrarle para que exerza la comision, desde primero de abril proximo, el empleo de contralor grefier general que se establece en las ultimas plantas, dandole facultad para que de las oficinas que Su Magd. tiene en sus Reales Casas y en la Corte le proponga aquellos sugetos que considere mas adequados a fin de que le asistan en calidad de oficiales y tambien por comision con los sueldos que tuvieren en sus destinos hasta que se estableciendo la practica de las referidas plantas en los terminos que mas convenga puedan volver a servir sus empleos en inteligencia de que Su Magd. conserva al contralor y grefieres de ambas casas al veedor de la Camara, sus oficiales y los del oficio de contralor de la Casa del Rey, los sueldos que gozan y manda que esten a la orden del referido Don Pedro Gordillo para emplearse en lo que les encargue conducente al Real servicio y atien- dan sin intermisión en la liquidación de las cuentas que estuvieren pendientes, dandole con particularidad toda las noticias que les pida. Lo que participo a a Vª.Eª. para que lo comunique al contralor y grefier actuales de la Casa de la reyna- Dios guarde a V. E. muchos años 3

El 8 de abril de 1749 el marqués de la Ensenada enviaba una nota al marqués de Villafranca en la que le notificaba como Fernando VI había resuelto que Vuestra Excelencia tome el juramento correspondiente a Don Pedro Gordillo para servir por comision el encargo del contralor grefier que Su Magd. le ha conferido y de su real orden le participo a Vª. Eª para su cumplimiento. Dios guarde a Vª.Eª. muchos años. 4

El 29 de mayo de 1755 don Pedro Gordillo y Zambrano remitía una nota a Fernando VI en la que hacia presente que desde el año de 1749 tiene el honor de servir por comision el empleo de contralor siguiendo las jornadas por cuio motivo y no tener mas goze que el sueldo de su principal empleo, se le han ocasionado mayores gastos para mantenerse, suplica a Vª. Magd. se digne atender- le como mas sea de su Real Agrado, gracia que espera de la Real piedad de Vª. Magd. 5

Fernando VI acordó, el 29 de mayo de 1755, conceder a su funcionario 200 doblones de pensión, dando la orden correspondiente al tesorero general.

El día 8 de octubre de 1756 don Pedro Gordillo y Zambrano contrajo matrimonio con la dama madrileña doña Paula Petronila González Fernández de las Cuevas, hija del caballero toledano don Pedro Manuel González y doña María Magdalena Fernández de las Cuevas. Con ocasión de aquel enlace el caballero emeritense hacia la relación del capital de bienes que aportaba a la unión. 6

El inventario y tasación se hizo ante don Juan Gayón, alcalde de Casa y Corte y teniente de corregidor de la villa de Madrid, y don Pedro Rubio, curador de doña Paula Petronila, por ser esta menor de veinticinco años, contando asimismo con la presencia del propio don Pedro Gordillo y Zambrano. Todos los bienes del caballero extremeño se encontraban en sus casas madrileñas, ubicadas en la plazuela del Cordón. En aquel otorgamiento ambos cónyuges declaraban tanto sus lugares de nacimiento como el nombre de sus padres. Por lo que respecta a don Pedro Gordillo y Zambrano no olvida reseñar sus cargos y empleos, y de estas manera confiesa que es cavallero comendador en la orden de Alcantara, del Consejo de Su Magestad en el Supremo de Guerra, su secretario xeneral de Cassas Reales, Camara y Capilla, vecino de esta Corte, natural de la ciudad de Merida.

De esta manera el 9 de octubre de 1756 don Simón Martínez relojero de Camara del rey nuestro señor valoraba los siguientes relojes:

– un relox de horo de repeticion, 3000 rs.- hotro muestra de lo mismo, 1500 rs.- yt. otros dos de sobremesas, de una tercia de alto con bronzes dorados, quasi yguales, 3000 rs.

El 28 de octubre de 1756 José Raurell maestro sastre tasaba lo tocante a su oficio, donde se incluían vestidos, tellizas, cortinas, cubiertas de cama, sobre mesas, colchas, paños de damasco, sombreros, casullas, albas, bolsas de corporales, cíngulos, sabanillas, paños de cálices, almohadones, colchones, entre ellos siete para las camas de los criados, almohadas, una tienda de campaña, reposteros. casacas, chupas, calzones, sábanas, batas, justillos, medias de Inglaterra y Francia, etc. Las piezas más valiosas fueron:

–  una colgadura de cama de damasco carmesi con seis cortinas a la ytaliana que compone todo trescientas sesenta y seis baras, 9162 rs.- seis sobre puertas imitadas a tapiz pintadas sobre gusanillo con varios dibujos de frutas, flores y coronas imperiales, 900 rs.- un uniforme nuevo, consta de casaca azul de paño fino, calzones correspondientes, chupa y bueltas de casaca de grana, forrado en seda, todo bordado de oro, 6000 rs.

Al finalizar su trabajo José Raurell declara que es de edad de quarenta y dos años y vibir en la calle del Estudios. .

El 29 de octubre de 1756 Francisco van der Goten y hermanos maestros directores de la Real fabrica de tapizes en esta Corte declaraban haber visto y tasados los siguientes paños:

–  primeramente una tapizeria que representa en ocho paños la Historia de Marco Antonio y Cleopatra, fabrica de Amberes, las zenefas de corrida festones de frutas, en los medios por la parte de arriba una corona dorada y las borlas de los costados colunas con talla dorada, mide de corrida quarenta y cuatro anas por cinco y media de cayda, tienen en quadro duzientas quarenta y dos anas en quadro, 10890 rs.- igualmente una colgadura estampada en lienzo y dado los ultimos claros a cuerpo, representa figuras chinescas en fondo amarillo, se compone de seis paños que tienen de corrida veinte y cinco baras y tres y media de cayda, dos sobre puertas de vara y media, ambas quadradas y quatro zenefas de media vara y quatro dedos de ancho y todas quatro, veinte y cinco de largo, 1800 rs.-yd. tres cortinas de fabrica de Mezina, en el medio de cada una un hombre a caballo luchando con una fiera, tienen las tres siete baras de corrida y tres cada una de cayda en quadro, 462 rs.- ydem seis piezas de la misma calidad que las antecedentes, de Mezina y de ygual trato y seis zenefas de lo mismo, compañeras de la misma colgadura, los seis paños tienen de corrida diez y seis varas y media por tres y media de cayda en quadro, 1474 rs.- yd. una alfombra turca de segunda suerte con cabezas verdes, usada, tiene tres baras y tres quartas de largo y dos de ancho en auadro, 270 rs.- ydem dos tapetes de la fabrica de Alcaraz, usados ambos, de tres baras de largo y una y media de ancho, 80 rs.- ydem una alfombra de seis baras de largo y dos de ancho, fabricada en Oran, 270 rs.- ydem un tapete de la fabrica de Madrid al modo de las turcas, de dos baras y media de largo y una y media de ancho, 300 rs.

En la misma fecha arriba indicada Francisco Manuel de Mena librero del rey nuestro señor que dijo vibir en la calle de las Carretas, casas de Juan Flores y ser de hedad de quarenta y cinco años ponía precio a la muy interesante biblioteca  que el caballero extremeño aportaba a su matrimonio. Se componía aquella de manuscritos y libros impresos, lo que demostraba el interés por la lectura de don Pedro Gordillo y sus aficiones  bibliográficas.

Don Pedro Gordillo y Zambrano poseía en el momento de su boda un total de diez y siete manuscritos, la mayoría de ellos de temas históricos, que fueron tasados en muy altos precios. De esta manera se registraban obras tan clásicas de la historiografía hispana de los siglos XVI y XVII como la Historia de Enrique IV, de Diego Enríquez del Castillo, una Chronica de Don Alvaro de Luna, las Historias de Felipe III y Felipe IV, del malévolo Matías de Novoa, la Historia de los Reyes Católicos, de Fernán Pérez del Pulgar, una Historia de Chile, de Juan de Nájera, la Chronica de los reyes de Porugal, de Ruy de Pina, la Correspondencia, de Juan de Chumacero, la Chronica de Enrique III de Castilla , la del canciller Pedro López de Ayala, un Manual de historias de España, un Proceso contra los Almagros y dos tomos de Etiquetas de Corte 7

Por lo que respecta a los libros impresos se contabilizaban un total de 128 títulos y Francisco Manuel de Mena hizo una tasación muy precisa, puesto que en la mayoría de los casos, además del título de la obra y el nombre de sus autores, no olvidó consignar el tamaño de los tomos y el número de volúmenes de cada uno de ellos.

La temática de los libros impresos de don Pedro Gordillo y Zambrano respondía a las necesidades culturas de un ilustrado español, interesado por el saber, pero que no por ello se apartaba un ápice de la más pura ortodoxia católica. Poseyó algunas obras tan curiosas como las Aventuras de Telémaco, de Fenelón, la Vida de Carlos XII, rey de Suecia, de Voltaire o el Robinsón Crusoe, de Daniel Defoe, seguramente en la traducción francesa que se publicó en Amsterdan en 1721, obra que como muy bien destacó Francisco de Solano suponía para los lectores tener en su casa la voz del profeta que le sostenía en cada uno de los peldaños de su irresistible ascensión social y política. Porque la célebre obra de Defoe supone toda una declaración de principios de una burguesía ilustrada, deseosa de participar y sostenerse en la dirección política, hasta ese momento monopolizada por una  autocracia, cada vez más esclerotizada. 8

Pero junto a aquellas obras don Pedro Gordillo acumuló las producciones más destacadas de los autores españoles y del resto de Europa de los siglos XVI al XVIII, que sobresalían en campos tan diversos como la historia, geografía, biografía, botánica, novela, poesía, mística, derecho, arquitectura y medicina amén de varias gramáticas y diccionarios de italiano y francés. Poseyó las obras de Quevedo y Saavedra Fajardo, la Geografía universal, de Buffier, la Regola delle cinque ordini d, archittetura, de Vignola, la Plaza universal de todas las ciencias y artes, de Cristóbal Suárez de Figueroa, los Comentarios a la guerra de España, del marqués de San Felipe. el Quijote, de Cervantes, el Flos santorun, de fray Alonso de Villegas, la Vida de Tomás Moro, de Fernando de Herrera, la Corte Santa, de Nicolás Caussin, el Compendium medicinae practicae, de Lorenz Heister, la Historia de España, de Juan de Mariana, las obras de Feijoo y Sarmiento, el Orlando furioso, de Ludovico Ariosto, en la traducción castellana de Hernado de Alcocer, las Guerras civiles de Inglaterra, del italiano Majolino Bissacioni, el Arte de medir tierras, de Andrés de Ávila, el Curso chymico, de Nicolás Lemery, las Memorias de la regencia del duque de Orleáns, de Chevalier Piossen, la Historia general de aves y animales, de Aristóteles traducida del latín por Diego de Funes, las obras de Zabaleta y Eugenio Gerardo Lobo, el Maná del alma, de Paolo Segneri, la Historia general de la India Oriental, de fray Antonio de San Román, el Testamento político, del cardenal Richelieu, la Historia del derecho real en España, de Antonio Fernández Prieto, la Práctica de rentas reales, de Juan de la Ripia, la Historia de la conquista de México, de Antonio de Solís y Rivadeneira, las Lettres choisiess, de Jean Louis Guez de Balzac, las Meditaciones de Cuaresma, de fray Luis de la Puente, etc.

LIBROS:

– Castillo Historia de Enrique 4º folio, pasta, M.S, 90 rs.

– Carvajal Vida de Carlos 5º, folio en pasta, M.S., 90 rs..

– Chronica de Don Alvaro de Luna, folio, M.S,, pasta, 90 rs..

– Historia Pontifical folio, 6 tomos en pasta ( fray Gonzalo de ILLESCAS. – Historia pontifical y católica, Dueñas 1565), 300 rs.

– Fabro Historia de Don Juan de Austria, folio, pasta (Francisco FABRO BREMUDAN.- Historia de los hechos del serenísimo señor Don Iuan de Austria en el principado de Cataluña, Zaragoza 1673). 30 rs

España triunfante i la iglesia laureada, folio, pasta (Antonio de SANTA MARÍA.- España triunfante y la Iglesia laureada, Madrid 1682), 75 rs.

–   Zuñiga Annales de Sevilla, folio, pasta (Diego ORTIZ DE ZÚÑIGA.- Anales eclesiásticos y seculares de la ciudad de Sevilla,,Madrid 1677),50 rs .

. Patrimonio serafico, folio, pasta ( Francisco de Jesús María de SAN JUAN DEL PUERTO.- Patrimonio seraphico de Tierra Santa fundado por Christo, Madrid 1724), 40 rs.

–  Najera Historia de Chile, folio, M.S., 75 rs. 9

–    Colmenares Historia de Segovia, folio, pasta (Diego de COLMENARES.- Historia de la insigne ciudad de Segovia y compendio de las Historias de Castilla, Segovia 1637), 30 rs.

–  Palencia Historia de Enrique  4º, folio, pasta, 90 rs.

–   Pisa Historia de Toledo, folio, pasta (Francisco de PISA.- Descripción de la imperial ciudad de Toledo e historia de sus antigüedades y grandezas y cosas memorables que en ella han acontecido, Toledo 1605), 120 rs.

–  Historias Sagradas, folio, M.S, pasta, 120 rs..

–    Caro Historia de las ordenes militares, folio, pasta (Francisco CARO DE TORRES.- Historia de las Ordenes Militares de Santiago, Calatrava y Alcántara desde su fundación hasta el rey Don Felipe Segundo administrador perpetuo dellas, Madrid 1629), 40 rs…

–  Pulgar Historia de los Reyes Catolicos, M.S, folio, pasta, 75 rs.

–    Castillo Historia de Nueba España, folio, pasta (Bernal DÍAZ DEL CASTILLO.- Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, Madrid 1632),36 rs..

–    Marquez el governador cristiano, folio, pasta (fray Juan MÁRQUEZ.- El governador christiano deducido de las vidas de Moyses y Iosué, Salamanca 1612), 30 rs..

–  Historia del rey Don Phelipe 3º, folio, dos tomos, pasta, M.S, 180 rs..

–  Chronica de los Reyes de Portugal, folio, pasta, M.S., 90 rs. 10

–   Cesares de Mexía, folio, pasta (Pedro MEJÍA.-.- Historia Imperial y Cesárea, Sevilla 1545), 75 rs,..

–    Peregrinaciones de Fernan Mendez Pinto, folio, pasta (Fernán MÉNDEZ PINTO.- Historia oriental de las peregrinaciones de Fernán Méndez Pinto, Lisboa 1614), 50 rs. .

– Correspondencia de don Juan de Chumacero, 4 tomos, M,S, 240 rs..

– Historia del rey don Phelipe 4º, 4 tomos, folio, M.S., 240 rs.

– Historia de Ceuta, folio, M.S, 60 rs. 11

– Manual de Historias de España, folio, M.S, 60 rs.

– Ayala Chronica de Enrique 3º, folio, M.S, 75 rs. 12

–  Proceso contra los Almagros, folio, M.S. 50 rs.

–  Etiquetas de Palacio, folio, M.S., 60 rs.

–    Horacio comentado por Biedma, folio (Guillén BIEDMA.- Horacio comentado, Granada 1599), 45 rs.

Salas Compendio Geographico, 4º (Pomponio MELA– Compendio geográfico i histórico de el orbe antiguo i descripción de el sitio de la tierra traducido por Jusepe Antonio GONZÁLEZ DE SALAS, Madrid 1644), 10 rs.

–  Sumario de cosas varias, 4º, M.S, 24 rs..

–   Grajal Manejo Real , 4º (Manuel ÁLVAREZ OSORIO Y VEGA, conde de GRAJAL- Manejo Real, Madrid 1733), 15 rs.

–  Memorias de Treboux, 8º, 16 rs.

–  Diplomata et epistolas, folio, 75 rs.

–  Planos de Paris en frances y laminas, 180 rs.

–    Deleite de la discrecion en 4º (Bernardino FERNÁNDEZ DE VELASCO, duque de FRÍAS.- Deleyte de la discreción y fácil escuela de la agudeza, Madrid 1743), 9 rs.

–   Saavedra empresas políticas, 4º(Diego SAAVEDRA FAJARDO.- Idea de un príncipe cristiano representada en cien  empresas, Munich 1640) 10 rs..

–    Posadas vida del padre Crtistobal de Santa Catalina, 4º (Francisco de POSADAS.- Vida y virtudes el V.P, Cristóbal de Santa Catalina, Córdoba 1691), 9 rs.

Guebara Marco Aurelio, º (fray Antonio de GUEVARA.- Áureo libro del emperador Marco Aurelio, Sevilla 1528), 15 rs..

–  Alcozer Orlando furioso, 4º. (Ludovico ARIOSTO.- Orlando furioso traducido del toscano al castellano por Hernando ALCOCER, Toledo 1550), 15 rs.

–  Cubero Peregrinaciones del mundo, en 4º (Pedro CUBERO Y SEBASTIÁN.- Breve relación de las peregrinaciones que ha hecho de la mayor parte del mundo desde España hasta las Indias Orientales, Madrid 1680), 12 rs.

–  Flor de cavalleria, 4º, M.S., 20 rs.

–  Vida de San Pio V en ytaliano, 8º (Antonio de FUENMAYOR.– Vida i hechos de San Pio V, pontífice romano, Madrid 1595), 8 rs.

–  Fenick formulario de medicina, 8º, 18 rs.

–    Historia de Carlos 12, 8º, dos tomos (Francois Marie AROUET DE VOLTAIRE.– Historia de Carlos XII, rey de Suecia traducida del francés por Leonardo de URÍA Y ORUETA, Madrid 1734), 15 rs.

–   Historia del principe Eugenio, 8º (Eleazar de MAUVILLON.- Historia del príncipe Eugenio Francisco de Saboya, Madrid 1738), 5 rs.

Mil y un quarto de ora, 8º, 2 tomos (Thomas Simón GUEULLETTE.- Los mil y un quartos de hora. Cuentos tártaros, París 1723), 8 rs..

–   Milleran Cartas familiares, 8º (René MILLERAN.- Lettres familiers, Amsterdan 1733), 6 rs.

–    Garma Unibersal teatro, 8º, 4 tomos (Francisco Javier GARMA Y SALCEDO.- Theatro universal de España, Madrid 1738), 40 rs.

–   Vida del duque de Riperda, 8º, 2 tomos (Pierre MASSUET.- La vie du duc de Ripperda traducida del francés por Salvador José MAÑER, Madrid 1740), 15 rs.

–   Duchesne Compendio de la Historia de España, 8º, 2 tomos (Jean Baptiste PHILOPPTEAU DUCHESNE.- Abregé de l, histoire du  Espagne,  París 1746), 15 rs.13

–  Bobio exemplos y milagros de la Virgen, 8º, 6 rs.

–  Obras de Antonio Perez, 8ºº (Antonio PÉREZ.- Obras, París 1630), 30 rs.

–  Listas de las postas de Francia, 8º, 8 rs.

–  Historia de plantas, 8º, 2 tomos, 24 rs.

–  Ydea de la geografia, 8º, 12 rs..

–  dos Misales, 240 rs.

–   Rollin educacion de un joven (Charles ROLLIN.- Educación de la juventud, obligaciones de padres y discípulos traducida del francés por Leandro de TOVAR, Madrid 1747), 7 rs.

–  Politica del marques de San Gil, 8º, 2 tomos (Juan Carlos BAZÁN FAJARDO, marqués de SAN GIL.- Obras políticas, históricas y morales, Madrid 1753) , 15 rs.

–   Sobrino Gramatica francesa, 8º (Francisco SOBRINO.- Grammaire espagnole et francaise, Bruselas 1732), 10 rs.

. Aventutras de Telemaco (Francois de la MOTHE FENELON.- Aventuras de Telémaco, hijo de Ulises, París 1699. Primera traducción castellana, anónima, París 1733), 8 rs.

–   Bargas Novelas morales (Diego de ÁGREDA Y VARGAS.- Novelas morales, útiles por sus documentos, Madrid 1620), 6 rs.

–    Historia del conde Tokeli, (ANÓNIMO.- La famosa historia del conde Emerico Tekel traducida del francés por José RODRÍGUEZ, Madrid 1738), 2 rs.

–   Arte de medir tierras, 8ºº (Andrés de ÁVILA Y HEREDIA.- Arte de medir tierras, Valencia 1674), 2 rs.

–  el Secretario de Corte, 8º, 4 rs.

– Murillo geografia, 4º, diez tomos (Andrés José MURILLO Y VELARDE.- Geografía histórica donde se describen los reynos, provincias , ciudades, fortalezas, mares, montes, ensenadas, cabos, rios y puertos con la mayor individualidad y exactitud, Madrid 1752), 100 rs.

–  Pacheco Suma  moral, 4º, dos tomos (fray Bernardo PACHECO.- Suma moral, Pamplona 1714), 18 rs.

–  Albornoz Guerras de Ynglaterra, 8º (Maiolino BISSACCIONI.- Guerras civiles de Inglaterra, trágica muerte de su rey Carlos traducción del toscano en castellano por Diego Felipe ALBORNOZ, Madrid 1658), 18 rs.

–   Patricio Martes Franzes , 4º (Alejandro PATRIZIO.- Marte francés o de la justicia de las armas, Madrid 1637), 15 rs.

– Lozano David perseguido y demas obras, ,nueve tomos (Cristóbal LOZANO.- David perseguido y alivio de lastimados, Madrid 1652), 108 rs.

–  Vera el Rey Don Pedro defendido, 4º (Juan Antonio VERA Y FIGUEROA.- El rey Don Pedro defendido, Madrid 1647), 15 rs..

–   Lemeri Curso chimico, 4º (Nicolás LEMERY.- Curso chymico en el qual se enseña el modo de hacer las operaciones mas usuales de la medicina traducido del francés por Félix Palacio, Madrid 1703.Primera edición francesa, París 1675), 12 rs.

– Sucesos memorables , 8º, tres tomos (Nicolás FONTAINE.– Historia de los sucesos memorables del mundo, Madrid 1731), 24 rs.

–  Viages de Ciro, 8º, dos tomos (André Michel RAMSAY.- Les voyages de Cyrus avec un discours sur la mythologie et una lettre de Fréret sur la chrono- logie de cette ouvrage, París 1727), 15 rs.

–  Puente Meditaciones de Quaresma, 8º, tres tomos (fray Luis de  la PUENTE.- Meditaciones de Quaresma, Valladolid  1605), 24 rs.

–   yd. Avisos, 8º (fray Luis de la PUENTE.- Sentimientos y avisos espirituales, Sevilla 1671), 8 rs.

–  Valledieu obras morales, 8º, 4 rs.

–   Balzac Cartas, 8º ( Jean Louis GUEZ DE BALZAC .- Lettres choisies, París 1674), 4 rs.

–  Oras nuebas, 6 rs.

–   Ramilletes de flores, 8º (tal vez fray Pedro de la VISITACIÓN.- Ramillete de flores de todos los psalmos , Palma de Mallorca 1589), 8 rs.

–  Mariana Historia de España 8º, diez y seis tomos (Juan de MARIANA.- Histo- ria general de España, Toledo 1601), 150 rs..

–  el Cocinero Real 8º, dos tomos, 15 rs.

–   Dichos y echos de Phelipe 2º, 8º (Baltasar PORREÑO.- Dichos y echos del señor rey Don Phelipe Segundo el Prudente, monarca de España y de las Yndias, Madrid 1639), 6 rs.

–    Fuente Sucesion Real de España. 8º, tres tomos (José ÁLVAREZ DE LA FUENTE.- Sucesión real de España. Vida y hechos de sus esclarecidos reyes de León y Castilla desde Don Pelayo hasta Phelipe Quinto, Madrid 1735), 30 rs

– Heister Medicina practica, 8º, dos tomos (Lorenz HEISTER.- Compendium medicinae practicae, Amsterdan 1745), 20 rs.

–   Thesauro Reyes de Ytalia, 8º (Emmanuel TESAURO.- Epítome del reyno de Italia baxo el yugo de los bárbaros por Juan Baustita de AGUILAR Madrid 1701), 6 rs.

–  Traslacion de un brazo de San Gualberto, 8º, 3 rs.

– Historia de Alberoni , 8 º (Jean ROUSSET DE MISSY.- Historie du cardinal Alberoni, La Haya 1719), 6 rs.

–   Obras de Falconi (fray Juan FALCONI.- Obras espirituales, Zaragoza 1631), 5 rs.

–  Gramatica española i ytaliana, , 5 rs.

–  el Viaje en practica, 8º, 5 rs.

–  el Guerono, 8º, 6 rs.

–   Vida de Thomas Moro, 8º (Fernando de HERRERA.- Vida de Tomás Moro, Sevilla 1592), 4 rs..

–    la Edad del hombre (seguramente Charles Francois LE MAITRE DE CLAVILLE.- Tratado del verdadero mérito del hombre considerado en cada edad y en cada condición traducido por Francisco de ELVIRA, Madrid 1741), 4 rs.

–  Etiquetas de la Casa del rey, folio, M.S., 75 rs.

–  Solis Historia de Mejico , folio, pasta (Antonio de SOLÍS Y RIVADENEIRA.- Historia de la conquista de México, población y progresos de la América septentrional conocida por el nombre de Nueva España, Madrid 1684), 30 rs.

–   Causino la Corte Santa, folio, pasta, cuatro tomos (Nicolás CAUSSIN.- La Court Sainté, París 1647, Primera traducción castellana por Francisco CRUZADO Y ARAGÓN, Madrid 1664), 120 rs.

–   Memorial de Zavala folio (Miguel ZABALA Y AUÑÓN.- Representación al rey nuestro señor Felipe V dirigida al mayor aumento del real erario, Madrid 1732), 15 rs.

–   Fueros y leyes de Navarra, folio (Antonio CHAVIER.- Fueros del reyno de Navarra y recopilación de las leyes promulgadas, Pamplona 1686), 20 rs.

–  Ordenanzas del Consejo de Yndias, 15 rs.

–  Diccionario de la lengua castellana, tomo 2º, folio, 45 rs.

–   Definiciones de Alcantara, folio (Juan Bautista MORALES.- Definiciones y establecimientos de la Orden y Caballería de Alcántara, Madrid  1609), 24 rs.

–  Flos santorum de Villegas , tomo segundo, folio (fray Alonso de VILLEGAS.- Flos santorum, tomo segundo, Toledo 1583), 24 rs.

–  Ordenanzas de marina, 4º, dos tomos, 75 rs.

–   Diccionario de Sobrino 4º, dos tomos (Francisco SOBRINO.- Diccionario nuevo de las lenguas española y francesa, Bruselas 1705), 75 rs.

–   Practica de Rentas Reales, folio (Juan de la RIPIA.- Práctica de la administración y cobranza de las rentas reales y visita de ministros que se ocupan de ellas, Madrid 1676), 12 rs.

–   Fueros de Guipuzcoa, folio (ANÓNIMO.- Fueros de Guipúzcoa. Nueva Recopilación de los Fueros, Privilegios, buenos usos y costumbres, leyes y ordenanzas de la Muy Noble y Muy Leal provincia de Guipúzcoa , Tolosa 1696),. 20 rs.

–   Muratori Gobierno de la peste, 4º (Ludovico MURATORI.- Del governo della peste, Módena 1714), 8 rs.

–  Vida de Don Quijote, 4º, tres tomos (Miguel de CERVANTES SAAVEDRA.- El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, Madrid 1605, Madrid 1625), 30 rs.

–  Vida de Santa Maria de la Caveza, 4º, pasta (Gaspar de los REYES MESSÍA.- Compendio de los procesos  originales y informaciones de la vida y milagros de la sierva de Dios María de la Cabeza, Madrid 1692), 15 rs.

–  Funes Historia de Animales, 4º (ARISTÓTELES..- Historia general de aves y animales traducida del latín por Diego de FUNES Y MENDOZA, Valencia 1621), 20 rs.

. Rivadeneira el Pasatiempo 4º, tres tomos (Joaquín RIBADENEYRA Y BARRIENTOS.- El pasatiempo para uso del excelentísimo señor Don Manuel Bernardino de Carvajal, duque de Abrantes, Madrid 1752-1753), 75 rs.

. un Oficio de Nuestra Señora, 8º, 45 rs.

Propinomio evangelico 4º. pasta (Donato CALVI.- Propinomio evangélico o evangélicas resoluciones traducido por José GHEVRI DE LA FUENTE , Sevilla 1733), 15 rs.

–   Chronicon 4º, pasta (Christián van ANDRICHEN “ADRICOMIO”.- Chronicón traducido del latín por Lorenzo MARTÍNEZ DE MARCILLA, Zaragoza 1631), 12 rs.

–  Miralles Escuela de Daniel 4º, pasta (Ginés MIRALLES MARÍN.- Escuela de Daniel,. Discursos políticos y morales a su profecía, Madrid 1718), 12 rs.

–    Estrada Poblacion de España, 4º, tres tomos en pasta (Juan Antonio ESTRADA.- Población general de España. Historia cronológica, sus tropheos, blasones y conquistas heroycas, Madrid 1743), 45 rs.

–   Cosio historia para todos , 4º, tres tomos (Pedro COSIO Y CELIS.- Historia de la mui valerosa provincia xamas vencida Cantabria en el tomo 4º del Historial para todos, espiritual y predicable, Madrid 1688), 60 rs.

–  Obras de Quevedo, 4º, seis tomos en pasta, 75 rs.

–   Luna Perdida de España , 4º (Miguel de LUNA.- La verdadera hystoria del rey Don Rodrigo en la cual se trata la causa principal de la perdida de España y la conquista que della hizo Miramamolin, Granada 1592), 8 rs.

–    Comentarios de la guerra de España, 4º, dos tomos, pasta (Vicente BACALLAR Y SANNA, marqués de SAN FELIPE.- Comentarios de la guerra de España e historia de su rey Phelipe V el Animoso, Génova 1725), 45 rs.

–  Obras de Feijoo con Sarmiento, 4º, diez y siete tomos  en pasta, 240 rs.

–  Origen de los gobiernos, 4º en pasta, 15 rs.

–  Plinio de Animales, 4º pasta, 18 rs.

–   Plaza universal de ciencias 4º (Cristóbal SUÁREZ DE FIGUEROA.- Plaza universal de todas las ciencias y artes, Madrid 1733), 20 rs.

–   Historia del derecho real, 4º (Antonio FERNÁNDEZ PRIETO.- Historia del Derecho real de España, Madrid 1738), 15 rs.

–   Historia de la Yndia Oriental, 4º (fray Antonio de SAN ROMÁN.- Historia general de la Yndia Oriental, Valladolid 1603), 18 rs.

–  Historia de Venecia, 4º, 8 rs.

–  Diario Sonete, 4º, 6 rs.

–   Viñola de Arquitectura . 4º (Jacopo BAROZZI DE VIGNOLA.- Regola delli cinque ordini d, archittetura, Roma 1562), 10 rs.

–  obras de Zavaleta, 4º (Juan de ZABALETA.- Obras en prosa, Madrid 1667), 8 rs.

–    obras  de  Gerardo  Lobo,  4º  (Eugenio  Gerardo  LOBO.-  Obras  poéticas, Pamplona 1724), 20 rs.

–    Testamento politico, 4º. pasta (Armand Jean DU PLESSIS, cardenal de RICHELIEU.- Testamento político traducido por Juan de ESPINOLA BAEZA, Madrid 1696), 20 rs.

–  Texada Leon prodigioso, 4º, dos tomos, pasta (Cosme GÓMEZ DE TEJADA DE LOS REYES .- León prodigioso, apología moral entretenida y provechosa a las buenas costumbres, trato virtuoso y político, Madrid 1636), 36 rs.

–  Errores de la secta mahometana. 4º (tal vez Manuel SANZ.- Tratado contra la secta mahometana, Sevilla 1693), 8 rs.

–   Lucio Ocios morales 4º (Félix Lucio ESPINOSA Y MALO.- Ocios morales, Mazzarino 1691), 6 rs.

–  Derechos de Yndias, 4º, duplicado, 12 rs.

–   Vida de Robinso, 8º, dos tomos (Daniel DEFOE.- La vida y aventuras de Robinsón Crusoe, Londres 1719), 12 rs.

–   Señeri Mana del alma pasta, trece tomos (Paolo SEGNERI.- Maná del alma traducido por Francisco de ROFRÄN, Madrid 1702), 90 rs.

–  Historia de Napoles, 8º, dos tomos (Pandolfo COLENUCCIO .- Compendio de las historias del reyno de Nápoles traducido por Nicolás ESPINOSA,  Valencia 1563), 20 rs.

–  Vida del duque de Orleáns, 8º, dos tomos, 15 rs.

–   Memorias de la regencia del duque de Orleáns, 8º, dos tomos (Chevalier de POISSENS.- Mémories de la régence du duc d, Orleáns, durant la minorité de Louis XIV, roi de France, La Haya 1729), 15 rs.

–  Bufier  Geografia, 8º  (Claude BUFFIER.- Geographie universele, París 1716), 12 rs.

–  Atalzaide obra alegorica, 8º, 10 rs.

–    Rivadeneyra Patronato Indiano folio, pasta (Antonio Joaquín RIVADENEYRA Y BARRIENTOS.- Manual compendio de el Regio Patronato Indiano, Madrid 1755), 70 rs.

Fue Francisco Manuel de Mena uno de los más importantes impresores del Madrid ilustrado así como un conocido librero. En ambos campos destacó con fuerza. En su casa se imprimieron  la Gaceta , el Mercurio y la Guía de forasteros. En 1781 la imprenta de Mena fue adquirida por el Estado en 226.750 reales, pasando a llamarse Imprenta Real. 14

El 29 de octubre de 1756 Santos Ramos del Manzano profesor de arquitectura y tallista en esta Corte, que es de quarenta y quatro años de edad y vibir en la calle de la Magdalena, casas de Memorias, valoraba lo correspondiente a su profesión de arquitecto y tallista. Dentro de ese apartado Santos Ramos del Manzano puso precio a muebles, dibujos, entre ellos uno del nuevo palacio real de Madrid, esculturas, tibores y otras piezas de China, copas de cristal, ets. Piezas curiosas y muy representativas de la época fueron tres pies de pelucas con sus dos cabezas y una piedra de limpiar vestidos.

– dos papeleras de un cuerpo con pies de caoba, sus remates tallados pintados sobre pino de charol, de raiz de olivo, con errajes correspondientes, 600 rs.- dos papeleras de dos cuerpos con pies de cabra echas porciones, imitadas a charol, de raiz de olivo, con varios cajones por dentro, errages curiosos, y dorados al fuego, 2200 rs.- dos estantes para libros trabajados en porciones como las antecedentes papeleras con un cuerpo bajo, redes de alambre y errages dorados a fuego, 1200 rs.- un oratorio portatil forrado por fuera en tafilete de la tierra, guarnecido de tachuela dorada y errajes dorados a fuego y por dentro forrado en damasco carmesi con adornos de talla dorados y una ymegen de la Dolorosa con adorno de talla, 1800 rs.- dos espejos tallados de medio vestir don dos lunas cada uno, las unas de a bara y las otras de tres quartas, 1600 rs.- dos mesas talladas y doradas con piedras de mármol de San Pablo, 2400 rs.- ocho cenefas a la ytaliana, doradas, 480 rs.- dos mesas ordinarias, talladas y doradas, los campos color de porcelana y piedras de marmol de San Pablo, 1200 rs.- dos bandejas de charol encarnado, de bara de largo, ordinarias, 150 rs.- dos sillas de paja dadas de verde, 16 rs.- una mesa de cedro, los pies tacados, imitados al mismo cedro, 150 rs.- un diseño del nuevo palacio con marco dorado y un cristal partido por medio, 300 rs.- cinco diseños de pluma de la real tienda de Sus Majestades que se hizo en Aranjuez el año de 1752 con marcos dorados y otros diseñitos con vidrios cristalinos, 900 rs.- quatro planes de batallas delineados a pluma con marcos dorados y vidrios cristalinos, el uno roto, 180 rs.- dos mamparas de chimenea de dos baras de alto por una de ancho de damasco carmesi, de talla dorada antigua, 200 rs.- dos urnas de peral, la una con un Santisimo Cristo, la Virgen, la Magdalena y San Juan, todo de marfil, y la otra con una ymagen de Nuestra Señora con el Niño en los brazos y algunos angelitos tambien de marfil, valen ambas 960 rs.- otro Santo Cristo de marfil en cruz de ebano, de una tercia de alto, 360 rs.- dos biombos de a seis ojas cada uno, 240 rs.- dos retratos de los Reyes nuestros señores de estuco con marcos de madera, dorados, en ovalo, 600 rs.- una ymagen de Nuestra Señora con el Niño en los brazos, tambien de estuco con marco dorado, de tres quartas de alto y media bara de ancho, 120 rs.- otro marco redondo como de bara de hueco con una medalla de estuco de la Visitacion de Santa Ysavel, 150 rs.- dos medallas de estuco de Jesus y Maria como de media bara, con marco de madera en blanco, 60 rs.- treze mapas de diferentes tamaños, quatro grandes y los nuebe chicos, 360 rs.- un atajadizo de lienzo con puerta, cerradura y llave que ba al quarto de las criadas, 200 rs.- una tabla con barros vajos de relieve de talla y un escudo de armas del Rey, de madera de aliso, 1200 rs.- un cofrecito de una bara escasa de largo por dos tercias de ancho todo claveteado de tachuela plateada, cantoneras, cerraduras y llave, cubierto de baqueta de Moscovia, 150 rs.- un grupo de yeso de Jesus y Maria y Joseph, como de media bara de alto, 90 rs.- otro grupo del mismo alto con dos Niños abrazados, 90 rs.- quatro bustos como de media bara de alto, de yeso con barniz, 100 rs.- una arca de bara y quarta de largo por media de ancho con dos cerraduras, esquadras y aldabones de yerro, de madera de pinabete y dentro divisiones para catorze frascos, 120’ rs.- seis tibores de China, de una tercia de alto, el uno roto, 300 rs.- dos mangas de China de la misma altura, 120 rs.- cinco jicaras blancas de China de la roca, 150 rs.- dos perros pardos de China, 80 rs.- quatro copas de China azul con paises blancos y encarnados, 80 rs.- una tetera de China rubia con flores encarnadas, 20 rs.- dos azucareros con tapas y platillos de China azul y blanca, 40 rs.- una copa de christal con su tapa, 10 rs.- tres pies de peluca con dos cabezas y una piedra de limpiar vestidos, 49 rs.- dos fuentes grandes de china, blancas con flores encarnadas y de oro, 150 rs.- diez platos medianos de la misma clase, 300 rs.- una guarnicion para chimenea de mármol de San Pablo, 900 rs.

Pero además de todos aquellos adornos de casa se registraban asimismo numerosas camas de armar, cofres, arcones, armarios, repisas para reloj, estantes para papeles, mesas de despacho, etc. Todo ello nos lleva a pensar que la casa del caballero emeritense en la madrileña plazuela del Cordón debía ser de proporciones gigantescas

El 30 de octubre de 1756 Alonso de la Braña maestro de calderero que dijo ser de treinta y ocho años de edad y vibir en la esquina de Puerta Cerrada tasaba los utensilios de cocina, variados y abundantes, tales como marmitas, cazuelas, ollas, espumaderas, chocolateros, candeleros, cuchillas, cucharas, romanas, trébedes, asadores, palas, braseros, barreños, cantimploras, parrillas. aceiteras, velones, palmatorias, etc. Todos ellos realizados en hoja de lata, cobre, hierro y azófar.

El mismo día 30 de octubre de 1756 Andrés de la Calleja pintor de Camara de Su Magestad y director de la Real Academia de San Fernando, que dijo ser de hedad de quarenta años y vibir inmediato a la parroquia de Santa Maria, casas del Colegio de Leganes, ponía precio a la colección artística de don Pedro Gordillo y Zambrano. Se componía aquella de pinturas, grabados, dibujos, dos medallas de bronce con temática mitológica y un marco dorado con un pedazo de velo de Nuestra Señora. Los asuntos de los cuadros eran los habituales. escenas religiosas y de género, paisajes, floreros y retratos, entre ellos los de Fernan- do VI, Bárbara de Braganza y el marqués de Esquilache. Por lo que respecta a los autores Andrés de la Calleja solamente menciona a Sebastián de Herrera Barnuevo al que adjudica un Cristo en la cruz con Nuestra Señora, San Juan y la Magdalena, y que valora en la cantidad de 1500 reales de vellón

–  primeramente una pintura de Nuestra Señora de Guadalupe, de media bara de cahida y una tercia de ancho, con marco dorado y cristal delante, 200 rs.- otra pintura de Nuestra Señora con el Niño, San Antonio y varios santos de devoción, de mas de tres quartas de alto y dos pies de ancho, con marco tallado y dorado, 960 rs.- dos retratos de los reyes nuestros eeñores Don Fernando 6º y Doña Maria Barbara de Portugal, de media cuerpo, de bara y media de cahida y bara y quarta de alto, con marcos dorados, 3000 rs.- un Cristo crucificado con Nuestra Señora, San Juan y la Magdalena orijinal de Don Sebastian de Herrera, de tres quartas de cahida y media bara de ancho con cristal, marco tallado y dorado, 1500 rs.- otra pintura de Nuestra Señora del Carmen con el Niño, San Joseph, San Pedro y Santa Barbara en lamina, con marco tallado y dorado, de media bara de largo y quarta y media de cahida, 400 rs.- otras dos de Cristo Ecce Homo y Nuestra Señora Dolorosa, de mas de quarta escasa de ancho, bordadas. con cristal y marco dorado, 600 rs.- dos estampas iguales, la una de San Isidro y la otra Santa Maria de la Caveza, de dos tercias de cahida y una tercia de ancho en medio punto, la del Santo con cristal delante, 120 rs.- otro marco dorado con su cristal, de una tercia de alto y una quarta de ancho, con un pedazo de velo de Nuestra Señora, 24 rs.- yna ymajen en ovalo de Nues- tra Señora de la Contemplacion, de un pie de alto con marco tallado y dorado y con cristal delante, 300 rs.- otra pintura de Nuestra Señora con el Niño, San Geronimo y Santa Maria Magdalena, de media bara de cahida y un pie de ancho, con marco dorado, 200 rs.- otra pintura de San Pedro sacándole el angel de la prision, de tres quartas de cahida y media bara de ancho, con marco dorado, 150 rs.- seis pinturas de Nuestra Señora con el Niño, San Joseph y otros santos de devoción pintados sobre vidrio, con marcos guarnecidos de cristal azogado, con medio pie de cahida y media quarta de alto, 120 rs..- una pintura de Nuestra Señora de Montserrat de miniatura, de media quarta en quadro con vidrio y marco, 60 rs.- un San Pedro apostol de miniatura, de una quarta de cahida y media pie de ancho, con vidrio y marco dorado, 60 rs.- otra pintura de la venerable Juana de Jesus Maria que contiene dos, por un lado la venerable de medio cuerpo agarrada a la cruz y por la otra parte crucificada, con dos vidrios y marco en blanco, de media quarta en quadro, 90 rs.- doze pinturas iguales de diferentes juguetes de hosterías, bailes y juegos, de bara y quarta en quadro, con marcos dorados, 3600 rs.- seis marinas iguales, de dos pies escasos de largo y una quarta de cahida con marcos dorados, 450 rs.- seis floreros iguales en sus jarrones, de un pie de alto y una quarta de ancho con marcos dorados, 360 rs.- seis paises diferentes pintados sobre vidrio ordinario, con marcos dorados de Alemania, 30 rs.- otros quatro paises iguales tamvien pintados sobre cristal entre fino, de un pie de ancho y una quarta de cahida, con marcos de peral y perfiles dorados, 120 rs.- un retrato de menos de medio cuerpo del señor marques de Squilaci, de bara escasa de cahida y dos tercias de ancho, con marco dorado, 300 rs.- una estampa iluminada de dos retratos de Sus Majestades, de media bara de cahida y tres quartas de largo con cristal entrefino y marco dorado, 150 rs.- dos retratos iluminados de hombre y muger, de media bara de cahida y mas de un pie de ancho, con marcos dorados y cristal delante, 120 rs.- otras seis tablitas de flores y bamboches chicos, charolados, de un pie de largo y media de cahida, con marco dorado, 60 rs.- otras ocho tablas en cada una su figura de soldado extranjero, de un pie de alto y una quarta de ancho, echos los vestidos de diferentes telas recortadas y las cavezas y manos pintadas, 320 rs.- ocho quadritos de papel recortado con diferentes lavores sobre puestas, los seis de tafetan encarnado y los dos sobre azul, de un pie de cahida y una quarta de ancho a corta distancia, con marcos dorados y cartelas, 160 rs.- seis vidrios pequeños azogados con diferentes lavores y en el medio unos ovalos pintados de iluminación con dos medias figuras, 120 rs.- una tablita de papel recortado por el que se transparentan diferentes tablas o telas que componen un pajaro sobre un ramo y una mariposa, con cristal y marco dorado, de quarta de largo y media de cahida, 24 rs.- doze quadritos con figuras de cera de diferentes asuntos caseros burlescos, de quarta de cahida y me- dia de ancho, con cristales y marcos dorados, 3600 rs.- dos medallas de bronze de dos fabulas. ochavadas, de media pie, con marcos dorados, 120 rs.- un dibujo de una portada con cristal y marco dorado, de un pie de largo y una quarta de cahida, 30 rs.- otros quatro dibujos pequeños de diferentes vistas de Palacio y Prado viejo, de una quarta de largo y quatro dedos de cahida, con marcos dorados, 32 rs.- una estampa de la Subcesion de los emperadores de Ynga, de tres quartas de largo y media bara de cahida con cristal entrefiuno y marco dorado, 75 rs.- quarenta y quatro tablitas de diferentes yervas pegadas en ellas con sus cristales y marcos dorados, de una terzia de ancho y lo mismo de cahida, 1100 rs.- una pintura que representa un pez mirado por partes, de dos baras y quarta de largo y bara y media de cahida, 60 rs.- una pintura de diferentes pajaros que componen una musica, de tres baras de largo y bara de cahida, con marco dorado, 500 rs.- seis floreros con sus jarrones con barias cosas al pie de frutas, perros, de bara y media de cahida y mas de bara de ancho, con marcos dorados, 600 rs.- seis paises iguales de bara y quarta de cahida y dos de largo, con sus marcos, 270 rs.- un quadro de dos filosofos de medio cuerpo, dandose las manos, que dizen ser Heraclito y Democrito, de bara de cahida y bara y media de largo, con marco negro, 30 rs

Andrés de la Calleja fue un interesante pintor de la España ilustrada, Nacido en la localidad riojana de Ezcaray en 1705, inició su aprendizaje en Santo Domingo de la Calzada junto a Martín Cuesta, un modesto artista local. Hacia 1728 Andrés de la Calleja ya se encontraba en Madrid, donde completó su formación con Jerónimo Ezquerra y Jacinto Meléndez, a la vez que se vio influido por los retratistas franceses llamados por Felipe V, Jean Ranc y Louis Michel van Loo. En 1734 Felipe V le nombró pintor de Cámara, cargo que le fue confirmado por Fernando VI. Fue Andrés de la Calleja director honorario de pintura de la Junta Preparatoria de la Real Academia de San Fernando, institución en la que alcanzó los más altos cargos.

Andrés de la Calleja realizó cartones para tapices y cultivó la pintura religiosa, aunque su especialidad fueron los retratos, todos ellos de una apreciable calidad. Faceta importante en la actividad del pintor riojano fue la de restaurar, junto con Juan García de Miranda, los cuadros de las colecciones reales dañados por el incendio del Alcázar de Madrid , acaecido el día de Navidad de 1734.

Andrés de la Calleja falleció en Madrid en 1785.15

El inventario de los bienes que el caballero emeritense aportaba a su matrimonio fue tan minucioso que incluso registró los generos de despensa, que fueron valorados el 30 de octubre de 1756 por Francisco Casares, quien declaró ser de cuarenta y ocho años de edad y vivir frente del convento de las Maravillas, en casas pertenecientes  a las monjas del mismo,

–   cinquenta y seis frasquitos y votellas de licores extranjeros, los quatro como castañas y los demas pequeños, 560 rs.- ciento y veinte y dos votellas incluso quatro frascos de diferentes vinos extranjeros, 2440 rs.- dos frascos con azeite de Francia y un poco de Valencia en una tinaja, 100 rs.- una arca con veinte y quatro frascos de media quartillo de medida mayor de diferentes lico- res, 288 rs.- cinquenta y quatro copitas y vasos pequeños de cristal, 108 rs.- doze frascos de mas de un quartillo de azeite de Provenza en cada uno, 108 rs.- quarenta y seis votellas de vino esquisito por mitad blanco y tinto, 828 rs.- treinta y quatro frascos y votellas bazios, 136 rs.- cinco tinajas vedriadas, 80 rs.- otros ocho frasquitos bazios, 8 rs.- una cafetera de metal y un braserillo de lo mismo para espiritu de vino, 40 rs.- quinze botezitos de conserva, 60 rs.- veinte y ocho libras de tocino en cinco votes, 926 rs.- dos frasqueras para camino cubiertas con cordoban negro, 120 rs.- nuebe tazas de charol negro con platillos para cafee y un tazon de lo mismo para azucar, 75 rs.- dos cajas de lata con tee, 60 rs.- un barril de manteca, otro de alcaparras y otro de alcaparrones, 80 rs.- una porcion de alfonsigos, 100 rs.- ocho libras  de cafee, 120 rs.- tres pipas y media de vino que tendran diez arrovas, 400 rs.- diez pipas bazias , 80 rs.- dos tenajas con azeite, 180 rs.- tres tenajas vacias, 18 rs.- quatro ojas de tocino salado, diferentes embuchados y morzillas y veinte y nuebe jamones, 1500 rs.- seis arrovas de garbanzos, 84 rs.- cinco quesos y diferentes barros de Portugal, 300 rs.- tres cajas de cordovan con vayeta verde por dentro para terrinas, 120 rs.- treinta y dos varillas de fierro para puertas y ventanas, de diferentes tamaños, 320 rs.- una bolsa de pellejo con forro de paño verde que sirve para los pies, otra piel para el pesebron del coche y dos manguitos, 150 rs.- una escribania de metal con platillo, tintero y salvadera, 30 rs.- quatrocientas y sesenta fanegas de cevada, 4600 rs.- en el lugar de la Alameda otras quatrocientas sesenta fanegas de cevada, 4400 rs.- una escopeta con cañon de Ripol y demas correspondiente y una llave separada del mismo autor, 900 rs.- un par de pistolas del mismo autor, 300 rs.- dos sables, 60 rs.- una mosquitera de seda con sobre puestos de plata para caballo, bridas de seda y plata y anteojeras de plata y otros menajes de bronze y demas correspondiente, 2000 rs.- un tiro de guarniciones, las de guias nuebas y las quatro restantes mui biejas, 500 rs.

El 9 de noviembre de 1756 Isidoro del Castillo mercader de lienzos que dijo ser de hedad de treuinta y tres años y vibir en la calle Postas, casas de Admisnistracion valoraba la ropa blanca, donde se incluían diversas piezas de lienzo de Valencia e indianas de Barcelona, manteles, servilletas. camisolas, guantes, calcetas, gorros, escarpines, justillos, toallas, calzoncillos, camisas , sábanas, pañuelos, almohadas y almillas

El 10 de noviembre de 1756 Antonio Vercelli mercader de China que dijo ser de veinte y ocho años de hedad y vibir en la tienda de Joseph Geniani Puerta del Sol, casas de la administracion tasaba lo tocante a su oficio.

. doze tazas con platillos correspiondientes para café.- seis jicaras con asas y platillos correspondientes.- un jarron grande.- otro pequeño.- un tazon grande.- uno mas pequeño.- un bote con plato para tee.- una tetera.- doze cucharitas de plata sobredorada.

No olvida Antonio Vercelli subrayar que todas las antecedentes piezas son de China blanca de Saxonia, rica blanca, con flores de purpura y estan en un cajon con nichos correspondientes, forrado por dentro en muer liso azul, guarnezida con espiguilla de plata y por fuera cubierta de tafilete encarnado con flores estampadas en oro y sus respectivos  errages, Vale todo 4800 rs.

–   una tetera de china blanca con ramos de relieve, 120 rs.- dos alcachofas, 16 rs.- seis tazas con sus platillos para cafee, de vajo relieve . 72 rs.- una tetera correspondiente, 75 rs.- un jarrito con plato, 45 rs.- un botezito para azucar, 45 s.- dos tazas para cafee con relieve alto y platos correspondientes, 60 rs.- seis jicaras con platillos blancos, lisas, 78 rs.- quatro tiborcitos de colores, 80 rs.- dos jicaras de colores con relieve, plato y salsera, abarquilladas, 40 rs.- quatro jicaras con asa, sin plato, 36 rs.- doze jicaras de clavel, 120 rs.- dos copas grandes de cristal con tapas, 20 rs.- dos yd. con tapas y asas, 20 rs.- seis vasitos chicos, 24 rs.- uno de la Real Fabrica de cristales con Armas de España, 30 rs.- quatro vasos mui grandes de cristal, 72 rs.- seis jicaras de China con redecilla, 90 rs.- cinquenta y quiatro tinteros de diferentes generos, 648 rs.- ocho ensaladeras, 112 rs.- cinco tacitas para cafee, blanco y oro, 35 rs.- cuatro dichas de color de chocolate, 20 rs.- treinta y quatro platillos sueltos para jicaras, 102 rs.- ima jicara de China guarnecida de plata, 60 rs.- una jicara blanca y platillo, 30 rs.- una cafetera blanca y oro, 40 rs.- una taza para caldo blanca con oro, 24 rs.- una ydem, 18 rs.- una tetera grande con plato, 72 rs.- dos tazones grandes, 120 rs.-un bote de China esmaltado para cafee, 90 rs..- un plato para taza grande, 8 rs.- siete barros de Yndias, 105 rs.- una frasquera con caja de zapa, nueve frascos y dos embudos de cristal, 135 rs.- una arquita de madera fina con un recado para cafee y varias piezas de China y plata, 2000 rs.- uns frasquerita con quatro votes con embudo y un vaso, 75 rs.- una caja con quatro plomos para tavaco, 90 rs.- dos cajas con doze cuchillos cada una con cabos de China, 1000 rs.- una arquita con dos votes de China de relieve, guarnecidos de plata, 270 rs.- doze cuchillos con cabos de nacar en una caja, 360 rs.- tres navajas de cabo de nacar, 40 rs.- una frasquerita con seis frascos y un baso de plata con salvilla, 120 rs.- una caja de charol con tantos para juego, 20 rs.- un juego de platos de China, fondo blanco y flores de varios colores, contiene una fuente grande. quatro medias fuentes, una sopera grande, otra mediana, diez y ocho trincheros y seis ensaladeras pequeñas, 500 rs.- un juego de tee de China, fondo blanco y pinturas de colores, 210 rs.- quatro ensaladeras medianas tanvien de China, 120 rs.- dos ollas con tapas correspondientes, 360 rs.

UNA BAJILLA DE FAYANZES CON LAS PIEZAS SIGUIENTES.-

–   dos soperas yguales con tapas..- dos medianas ydem.- dos chicas ydem.- dos mas pequeñas ydem.- quatro grandes.-quinze medianas.- seis pequeñas.- dos platos obados grandes.- ocho medianos.- ocho pequeños.- ochenta trincheros.- dos saleros con platos.- dos salseras.- dos porta vinagreras.- dos botes con tapa.- diez y ocho tiestos para enfriar.- doze jicaras con platillos.- dos cubos para botellas.- un azucarero para el juego de cafee.

Todas las antecedentes piezas son de loza mui fina, blanca y amarilla, pintada en ella la historia de Don Quixote de la Mancha, vale 2500 rs.

. diferentes varros finos de Portugal, 500 rs.- un frasco grande de cristal con tapa de lo mismo, con tornillo tiene dentro diableticos de canela.- otro igual con alfonsigos.- otros con diferentes aguas y dos varros, 212 rs.

El 11 de noviembre de 1756 Tomás Helgueras, mercader de sedas que vibe en la Puerta de Guadalajara, casas de la administracion y ser de edad de veinte y ocho años ponía precio  a las siguientes telas.

–  un corte de chupa con dos annas, fondo frise realzado de oro con un matiz morado, 1620 rs.- otro corte de chupa con dos annas y quarta escasas, fondo frise doble y realze de plata con matiz verde Zeledón, 1680 rs.- veinte y dos baras y media de galon de oro de Francia liso, su ancho dedo y medio, pesa catorze onzas, 462 rs.- veinte y dos baras de galon de plata sistema , tanvien liso y del mismo ancho que el antecedente, pesa catorze onzas, 329 rs.- una pieza de grodetur encarnado, fabrica de la Compañía de Toledo, mide cinquenta y tres baras, 1378 rs.- dos piezas de tafetan nubladas sobre campo blanco, de Valencia, con ciento y una bara, 1936 rs.-treinta y ocho baras y tres quartas de tafetan nublado azul y encarnado, antiguo, 502 rs.- dos baras y media de tafetan negro, lustre de Francia para mantos, 65 rs.

El día 13 de noviembre de 1756 Juan Ruiz Cano maestro herrador que vibe en la Puerta de Embajadores y ser de treinta y siete años de edad tasaba las caballerías.

–  un tronco de mulas con sus achaques, pelinegras, 2400 rs.- dos mulas negras biejas para delanteras, 2000 rs.- dos muletas tamvien pelinegras de Mallorca, 3600 rs.- un potro de edad de tres años, castaño obscuro, 1500 rs

El 16 de noviembre de 1756 Francisco Sáez platero de joyas de los reyes nuestros señores valoraba en 65.046 reales de vellón toda una serie de ricas alhajas entre las que se contaban veneras, sortijas, botones para camisas, aderezos de oro y amatistas, cajas de oro y plata, cadenas, espadines, hebillas de oro para zapatos, etc..

El 19 de noviembre de 1754 Miguel de Castro, bordador que vive en la calle de la Caveza, casas de administracion y ser de cinquenta años valoraba lo siguiente:

–  catorze laminas de Historia Sagrada, apaisadas, de media bara escasa de ancho y una tercia de alto, de seda pajiza de diferentes colores, 6300 rs.- diez y ocho ydem de a tercia de alto y una quarta de ancho como las antecedentes, 4500 rs.

El 20 de noviembre de 1756 Antonio Carrasco maestro de coches que vive en la calle de las Huertas, casa propia, y ser de cinquenta años de edad ponía precio a los suntuosos forlones y berlinas de don Pedro Gordillo y Zambrano.

– un forlon nuevo con media talla, errages dorados los correspondientes y los demas de su color, todos juntos. forrado en terciopelo carmesi con cordoneria, galon y flueco color de porcelana, pintado carmesi con perfiles de pino, 12000 rs.- una verlina a medio tratar con la caja color oja de oliva floreada de vajo, forrada en media grana con flueco de seda y galon dorado, 3600 rs.- otra verlina nueba, echura francesa y la caja color de cafee, forrada en media grana con flueco de porcelana, galon de los mismo, todo con cristales delante y los estribos, 6000 rs.- otro forlon vieho con el juego encarnado y la caja azul floreada de blanco con sus tres cintillos, forrado en paño encarnado con flueco, galon y cristales, de color de porcelana, 2800 rs.

El 22 de noviembre de 1756 don Pedro Gordillo y Zambrano incluía en su dote los efectos y caudal efectibo que ha exivido para su capital.

– por vale del mariscal Don Juan de Chumilla, comandante de Ynvalidos de Madrid, 6000 rs.- por otro del marques de Croixot. comandante del reyno de Galicia, 4000 rs.- por otro de Don Juan Panlo Rebantos, residente en Barcelona, 9468 rs.- por vale de Don Gonzalo de Leal, contador de la unica contribución de Badajoz, 3000 rs.- por una escritura de Don Diego Segura, vecino de Utrera, 22000 rs.- cinco acciones en la Compañía de Granada, 15000 rs.- treinta y quatro acciones en la Compañía de Toledo, 102.000 rs.- por vale de Francisco de Mauricio de Salas, cónsul de Marsella, 4200 rs.- deposito en la thesoreria de ordenes por fianza de la Encomienda de Ornos, 5000 rs.- tres vales de Don Joseph Alfaro, 202. 740 rs.- sueldos y rentas devengados de empleo, pension y encomienda, 38000 rs.- unas casas y huerta en la villa de Alameda que tubieron de coste diez y ocho mil reales en su compra y despues de ella se estan mejorando y han gastado hasta el presente veinte y cinco mil reales que unidos suman 43000 reales,

El 23 de noviembre de 1756 Juan Forquet platero de la casa de la reyna nuestra señora que dijo vibir en la red de San Luis, casas de la Administracion y ser de hedad de treinta y cinco años valoraba los objetos de plata que comprendían cubos para enfriar botellas, platos, salvillas, candeleros, un  coco con pies y asas de plata, tinteros, salvaderas, cajas de obleas, campanillas, vasos de camino, azucareros, trincheros, cubiertos, cuchillos, cucharones, palmatorias, escupideras, terrinas, soperas, ensaladeras, cafeteras , macerinas, tazas, escribanías, etc.

En total los bienes que don Pedro Gordillo y Zambrano registró en su capital alcanzaron la cantidad de 1.068.563 reales y 9 maravedis de vellón, cifre verdaderamente importante y que demuestra el alto nivel de vida que el caballero extremeño alcanzó en el Madrid de la época.

Una vez finalizada la tasación doña Paula Petronila González Fernández de las Cuevas, y en presencia de su curador, don Pedro Rubio y del escribano Agustín Beleña y Acosta, otorgaba a favor de su esposo la correspondiente carta de pago y recibo de dote.

Fernando VI falleció en el madrileño castillo de Villaviciosa de Odón el 10 de agosto de 1759, heredando la corona su hermano Carlos III, hasta entonces rey de Nápoles. Pero la muerte de Fernando VI no trajo menoscabo alguno a la posición de don Pedro Gordillo y Zambrano en palacio. Es más el nuevo monarca concedió al caballero emeritense nuevos cargos y títulos.

El 19 de febrero de 1761 Carlos III enviaba una nota al duque de Losada en la que le notificaba que por la satisfacion que tengo de la buena conducta y desempeño de Don Pedro Zambrano y Gordillo, de mi Consejo de Guerra y Secretario de el, de Estado, he venido a concederle para que sirva el empleo de contralor general de mi Real Casa, Camara y Capilla, con arreglo a la nueva planta y el goce de sueldo y coche que por ella se le señala. Tendreislo entendido para su cumplimiento en la parte que os corresponde. 16

Benito de Alonso López.17

El 23 de febrero de 1761 el duque de Losada remitía a don Pedro Gordillo el Real Decreto con que Su Magestad se ha dignado nombrarle para que sirva el empleo de contralor general de su Real Casa, Camara y Capilla con arreglo a la nueva planta y el goze de sueldo y coche que por ella se le señala a fin de que Vuestra Señoria pueda registrarle en los libros de la citada Camara de su cargo. 18

La carrera palatina del caballero emeritense culminó el 13 de marzo de 1761 cuando Carlos III le concedió el título de marqués de Zambrano.

Sin embargo poco tiempo pudo gozar don Pedro Gordillo de sus cargos y títulos, puesto que falleció en Madrid el 24 de junio de 1762, siendo sustituido en sus empleos palaciegos por don Gabriel Benito de Alonso López19.

image009

1 .- Para todo lo referente a las bibliotecas hispanas del siglo de las luces véase ENCISO RECIO, L,M.- Barroco e Ilustración en las bibliotecas privadas españolas del siglo XVIII, Madrid, Real Academia de la Historia, 2002.

2  .- Según GARCÍA CARRAFFA, A y A. Los padres de don Pedro Gordillo habían nacido en Zarza de Alange, aunque su hijo declara en su carta de dote que eran originales de Mérida.- Vid. Diccionario heráldico y genealógico de apellados españoles y americanos, Tomo XXXVIII, Madrid 1931, p. 246.

3  .- Archivo General de Palacio. Sección = Personal. Signatura = 2633/37.

4  .- Archivo General de Palacio. Ibiden.

5  .- Archivo General de Palacio. Ibiden.

6   .- Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 17743, folº. 536-618. Escribano = Agustín Beleña y Acosta, que lo era de la Real Casa y del número de la villa de Madrid.

7  .- En la Biblioteca Nacional de Madrid se conservan varios manuscritos como los que poseyó don Pedro Gordillo, aunque creemos que ninguno de ellos fueron los del hidalgo extremeño, puesto que su nombre no figura en entre los catálogos de manuscritos del siglo XVIII guardados en la mencionada biblioteca (vid.- MARTÍN ABAD, J.- “Catálogos, índices e inventarios de bibliotecas particulares del siglo XVIII conservados en la Sección de Manuscritos de la Biblioteca Nacional de Madrid” en Cuadernos Bibliográficos, nº, 44, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1982, pp. 109-122.

8  .- SOLANO, F. de.- “Reformismo y cultura intelectual .La biblioteca privada de José de Gálvez, ministro de Indias” en Quinto Centenario , nº. 2, Madrid 1981, p. 18.

9  .- Seguramente se trataba de la Relación de la guerra de Chile, escrita por Juan de Nájera

10  .- Se trata de la obra de Ruy de Pina, cronista de Joao II y Manuel el Afortunado, Crónica de los reyes de Portugal,

11  .- Con toda probabilidad se trataba de la obra de Alejandro Correa de Franco Historia de la muy noble y fidelísima ciudad de Ceuta.

12  .- Pedro López de Ayala.- Crónica de Enrique III de Castilla.

13   .- La obra de Duchesne fue traducida al castellano con el título de Compendio de la Historia de España por fray Antonio de Espinosa y por el padre José Francisco Isla, y publicadas ambas versiones en Madrid los años de 1749 y 1754 respectivamente.

14   .- AGUILAR PIÑAL, F.- La España del absolutismo ilustrado, Madrid, ed. Austral, Espasa Calpe, 2005., pp. 193-194.

15   .- BARRIO MOYA, J.L. “Algunas noticias sobre el pintor Andrés de la Calleja” en Academia. Segundo trimestre, nº. 67, 1988, pp. 317-354.- MORALES Y MARÍN, J.L.- Pintura en España (1750-1808), Madrid, Cátedra, 1994, pp. 77.81.

16  .- Archivo General de Palacio.- Ibidem.

17 .- Archivo General de Palacio.- Ibidem.

18 .- Archivo General de Palacio.- Ibidem.

19  .- ATIENZA, J.- Nobiliario heráldico de apellidos españoles y de títulos nobiliarios, Madrid, Aguilar, 1959, p. 1021.

Oct 012011
 

José Luis Barrio Moya.

 El siglo XVIII se inició en España con dos hechos históricos que sacudieron a la atomizada sociedad hispana de la época, adormecida durante el agónico reinado de Carlos II. Aquellos acontecimientos fueron la guerra de Sucesión, motivada por la muerte sin hijos del último Austria y la entronización, tras la contiende, de un príncipe de la Casa de Borbón, Felipe de Anjou, quien tomó el nombre de Felipe V.

Carlos II en su tercer y postrero testamento, otorgado el 3 de octubre de 1700 y presionado por el turbulento y poco lucido cardenal Portocarrero, todopoderoso arzobispo de Toledo, instituyó por heredero de todos sus reinos y señoríos a Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV y de la infanta española María Teresa de Austria, hermana de Carlos II. Pero aquella decisión, en principio aceptada en mayor o menor grado por las potencias europeas, chocó con la radical oposición del emperador Leopoldo I de Austria, quien deseaba la herencia española para su hijo el archiduque Carlos, decidiendo hacer valor sus derechos con la fuerza de las armas. Carlos II falleció en Madrid el 1 de noviembre de 1700 y muy pronto comenzaron los recelos en toda Europa por temor a un mayor engrandecimiento de la Casa de Borbón, lo que llevó a que Inglaterra y Holanda firmaran con Austria, el 7 de septiembre de 1701, la conocida como gran Alianza de La Haya, declarando la guerra a  Luis XIV. En 1703 se unieron a las fuerzas aliadas Portugal y Saboya, que con la excusa de defender los discutidos derechos del archiduque Carlos a la herencia hispana, en su fueron interno latía el no confesado deseo de repartirse el todavía enorme e intocado imperio español. También varios príncipes alemanes fueron ganados por la causa del archiduque Carlos, mientras que Maximiliano Manuel, elector de Baviera  y el de Colonia se pasaron al bando de Felpe V.

A lo largo del año 1702 la gran Alianza de La Haya declaró la guerra a Luis XIV y Felipe V, aunque un año antes el emperador Leopoldo I inició las hosti- lidades encargando al príncipe Eugenio de Saboya que invadiese el Milanesado, todavía en manos españolas. A partir de ese momento Italia, los Países Bajos y España fueron los escenarios de una guerra que en suelo hispano se complicó en una contienda civil al apoyar los antiguos reinos de la Corona de Aragón al pretendiente austriaco.

Durante más de diez años la guerra asoló a todas las países en litigio, cose- chando éxitos y fracasos alternativos cada uno de los bandos. Si embargo la causa de Felipe V logró batir en España a las tropas aliadas en dos memorables victorias. Así el 25 de abril de 1707 el duque de Berwick, jefe de las tropas borbónicas infligió severa derrota a las del archiduque comandadas por el inglés Henry de Massue, conde de Galway y el anciano, contaba sesenta y tres años, Antonio Luis de Sousa, marqués das Minas, cerca de la localidad albaceteña de Almansa. Aquella derrota fue determinante para la causa de Felipe V, puesto que le abrió las puertas hacia el reino de Valencia, declarado a favor del archiduque 1

En 1710 dos triunfos sucesivos de las tropas fieles a la Casa de Borbón apuntalaron la corona hispana en las sienes de Felipe V. El 8 de diciembre de 1710 tuvo lugar la batalla de Brihuega, donde el ejército hispano-francés, al mando del duque de Vandome derrotó a los aliados del inglés James Stanhope, mientras que dos días más tarde el mismo general galo , en la localidad alcarreña de Villaviciosa de Tajuña, hacia lo propio con las tropas del también inglés Guido de Starhemberg.

Tras tantos años de guerra, pozo sin fondo donde se consumieron hombres y caudales, todas las fuerzas en conflicto reflejaban un cansancio profundo, pues no veían nada claro mantener la lucha. A ello se añadió que el 17 de abril de 1711 fallecía en Viena el emperador José I, hijo de Leopoldo el gran enemigo de Felipe V, muerto a su vez en 1705. Aquel óbito motivó que el archiduque Carlos accediera el trono imperial, como hermano que era de José I. Esta circunstancia enfrió los ánimos de los aliados que veía con mal disimulado recelo una posible unión , en manos del archiduque, de España y Austria, que a todos ellos les traía el recuerdo de los calamitosos tiempos del emperador Carlos V. Aquellos acontecimientos determinaron que se iniciasen conversaciones para lograr la paz. De esta manera por los tratados de Utrecht (1713) y Rastatt (1714) se puso fin a la guerra. Por ellos se reconocía a Felipe V como rey de España y de las Indias, aunque a cambio tuvo que ceder a Austria las posesiones hispanas en Italia  y los Países Bajos, la isla de Sicilia, más tarde permutada por la de Cerdeña, a Saboya, mientras que Gibraltar y Menorca quedaban en las ávidas manos de Inglaterra2

Loa tratados de Utrecht y Rastatt propiciaron asimismo la firma de otras paces en la Europa nórdica. De esta manera el 21 de junio de 1718, por el tratado de Passarowitz, Rusia y Austria firmaba la paz con Turquía, mientras que el 21 de agosto de 1721, y por el de Instad, Suecia y Rusia hicieron lo propio, tras sus enfrentamientos por la primacía en el Báltico. Todas aquellas paces y tratados fueron un esforzado intento para garantizar el tan deseado equilibrio europeo.

La llegada de una nueva dinastía al trono español supuso una renovación de las obsoletas e inmovilistas estructuras vigentes durante los gobiernos de los monarcas de la Casa de Austria. Bien es verdad que aquella renovación se hizo poco a poco, a veces con demasiada lentitud, y afectando en un principio al mundo aúlico y cortesano. Pero a lo largo de la centuria dieciochesca los primeros Borbones, Felipe V, Fernando VI y Carlos III, contando con la ayuda de muy eficientes ministros, fueron modificando, no sin esfuerzo, los arraigados usos y costumbres de la paralizada sociedad hispana.3

Felipe V trajo a España nuevos gustos artísticos. Era normal que un príncipe que vivió en la esplendorosa Corte de su abuelo Luis XIV, asentada en el soberbio palacio de Versalles, no gustase en absoluto de la expresión artística española del momento. Es por ellos que nada más verse asentado firmemente en el trono hispano mandase llamar a toda una pléyade de arquitectos, pintores y escultores extranjeros, sobre todo franceses e italianos, que sirvieron de vehículo a sus gustos foráneos. Dentro de ese contexto la música también se vio afectada, aunque más lentamente que las demás artes. Nada se hizo en el campo musical durante los largos años de la guerra de Sucesión. No eran buenos tiempos para ello, a lo que hay que añadir que María Luisa Gabriela de Saboya, primera esposa de Felipe V, no era aficionada ni al teatro ni a la música. Aquel panorama cambió radicalmente cuando Felipe V, viudo de la princesa saboyana, volvió a casarse con la ambiciosa, culta, inteligente y manipuladora Isabel de Farnesio. La boda se celebró el 24 de diciembre de 1724 en el palacio del Infantado de Guadalajara, y desde ese momento la nueva soberana ejerció una notable influencia en el ánimo de su esposo, cada vez más afectado por una profunda melancolía, que con el paso de los años degeneró en depresión y locura. Para distraer a su desequilibrado marido Isabel de Farnesio mandó llamar a Madrid al más famoso castrato de la época, el italiano Carlo Broschi, más conocido por Farinelli, quien arribó a la Corte en 1737, siendo el organizador de las representaciones operísticas en el teatro del Buen Retiro, que tanto distraían al bueno de Felipe V. La muerte del primer Borbón no hizo perder a Farnielli en la Corte, puesto que Fernando VI le mantuvo a su servicio. La llegada al trono de Carlos III, a quien no gustaba la música, hizo que Farinelli se trasladase a Bolonia, ciudad en la que falleció en 1782.4

Tampoco hay que olvidar que el napolitano Doménico Scarlatti (1685- 1757), tras una estancia en Sevilla, se estableció en Madrid en 1733, como maestro de la reina Bárbara de Braganza, esposa de Fernando VI, y como él gran aficionada a la música. Scarlatti murió en Madrid en 1757.5

Durante el siglo XVIII los principales focos de la producción musical siguen siendo los mismos que en el siglo XVII: la Iglesia, la Corte, las Casas de los Nobles y los Teatros. De todos ellos, es la Iglesia el más importante por implantación en todas la geografía española a través de las catedrales, abadías, monasterios, colegiatas y parroquias, que proporcionaban el más alto porcentaje de empleo a la profesión musical. Le sigue la Corte, con un esplendor e infraestructura extraordinarios, las Casas de la Nobleza, que compiten con las fiestas religiosas y profanas de la Corte, y, finalmente, los Teatros, que dan una no pequeña participación a la actividad musical.6

La actividad musical en palacio estaba gestionada por la Capilla Real a cuyo frente estaba el maestro de capilla, quien también tenía su cargo la educación y formación de los niños cantores y la composición de piezas musicales que debían ejecutarse en ocasión de todas las ceremonias religiosas celebradas en palacio.

Cuando Felipe V llegó a Madrid en 1701, el maestro de capilla era el notable músico, organista y compositor Sebastián Durón, quien nacido en Brihuega (Guadalajara) en 1660, vino a morir, por razones políticas en la localidad francesa de la Aquitania  de Cambo-les-Bains en 1716.

Sebastián Durón inició su formación musical junto a su hermanastro Diego Durón, quien acabó sus días como maestro de capilla de la catedral de Las Palmas de Gran Canaria. completándola con Andrés Sala y Alonso Xuárez en Cuenca. Con un bagaje musical importante, Sebastián Durón fue organistas de las más importantes catedrales españolas: Burgo de Osma, Cuenca, Palencia y Sevilla. En 1691 Carlos II le mandó llamar a Madrid, nombrándole maestro de la Capilla  Real.7

Sebastián Durón estuvo muy vinculado a la reina Mariana de Austria, viuda de Felipe IV y madre de Carlos II, por lo que fue un ardiente partidario del archiduque Carlos en sus pretensiones al trono de España. Aquella toma de partido hizo dar un mal paso a Sebastián Durón y a la Capilla Real puesto que al tener noticias, el 25 de junio de 1706 de que el archiduque Carlos estaba a punto de entrar en Madrid, lo que al final no aconteció, no dudaron en rendirle pleitesía. El 28 de agosto de 1706 y con la entrada en Madrid de Felipe V, Sebastián Durón, varios capellanes y el patriarca de las Indias, de quien dependía la Capilla Real fueron mandados exilados a Francia. Sebastián Durón se estableció en Bayona en 1710, regresando brevemente a Madrid en 1714, donde fue músico de dos importantes casas nobiliarias, las de los duque de Osuna y condes de Salvatierra. En 1715 regresó a Francia, donde fue capellán de la también exilada Mariana de Noeburgo, viuda de Carlos II. Sebastián Durón murió, como ya se dijo, en Cambo-les-Bains, donde había acudido para tratar de curarse su tuberculosis, lo que no pudo lograr

Fue Sebastián Durón uno de los músicos mas notables de la España de fines del siglo XVII y comienzos del XVIII. Autor de obras religiosas, fueron muy célebres en su época sus villancicos y misas, zarzuelas y operas. Notable organista, gozó del respeto de sus contemporáneos, aunque su fama declinó un tanto por las duras críticas que le dirigió el padre Feijoo.8

Esa bullente actividad musical en el Madrid del siglo XVIII tuvo como consecuencia el auge del oficio de constructor de instrumentos musicales para surtir a las orquestas activas en la Corte, siendo uno de aquellos profesionales el extremeño don José Sánchez de Nieva, de quien vamos a dar a conocer el inventario de sus bienes, realizado con ocasión de su segundo matrimonio con la señora valenciana doña Teresa María Pajarón.

El día 14 de agosto de 1747, don José Sánchez de Nieva, de estado viudo, constructor de instrumentos musicales y  natural de Valverde de la Vera, obispado de Plasencia, hijo de Jose Sanchez de Nieva y doña Agueda Peinado, declaraba ante el escribano madrileño Matías Culebras y Acero su intención de contraer un nuevo enlace con doña Teresa María Pajarón, natural del lugar de Canales, reyno de Valencia, hija de Miguel Pajaron, ya difunto, y de Juana Bautista Molina, ambos asimismo naturales de la mencionada población levantina.

Con motivo de esta segunda unión don José Sánchez de Nieva hacía relación de los bienes que aportaba a su nuevo matrimonio, y en los que se incluían muebles, pinturas, ropas y vestidos, utensilios de cocina, objetos de plata, dinero en efectivo, varias tierras en Valverde de la Vera y, lo que es más importante, toda una serie de clavicordios, espinetas, monocordios y salterios, unos terminados y otros por rematar, así como las herramientas de su taller, que nos ofrecen una valiosa información sobre el utillaje de la época.9

Todos los bienes de don José Sánchez de Nieva fueron tasados por personas peritas, aunque sus nombres no se citan en la documentación.

– un clavicordio de octava tendida, pintado. 360 rs.10.- otro clavicordio de octava corta con caja, 300 rs.- otro clavicordio de octaba tumbada, 300 rs.- otro clavicordio de octaba tumbada, nuevo, 400 rs.- otro clavicordio de octaba tumbada y caja, 300 rs.- otro clavicordio de octaba tendida nuevo, 400 rs.- otro clavicordio de octaba tendida por rematar, 300 rs.- otro clavicordio de dos teclados por rematar, 360 rs.- una espineta de dos ordenes y octaba tendida, 200 rs. 11.- otra espineta de dos ordenes de octaba tendida, 200 rs.- una espine- ta de una orden y octaba corta, 100 rs.- otra espineta de una orden y octaba corta, 100 rs.- otra espineta de una orden y octaba tendida, 100 rs.- un mono- cordio antiguo y octaba corta, 90 rs. 12.- otro monocordio de lo propio, 90 rs.- otro monocordio de lo propio, 60 rs.- otro monocordio de lo propio, 60 rs.- otro monocordio de lo propio , 50 rs.- otro monocordio de lo propio, 60 rs.- otro monocordio de lo propio, 40 rs.- otro monocordio cajon, 45 rs.- otro monocor- dio cajon, 45 rs.- otro monocordio cajon, 45 rs.- un salterio con su caja, 60 rs. 13.– un monocordio nuebo, 150 rs.- otro monocordio nuebo por rematar, 90 rs.- cinco cajas de monocordios nuebas, 150 rs.

Las herramientas del taller que don José Sánchez de Nieva utilizaba para la fabricación de sus obras fueron las siguientes :

–  una banco de pino, 20 rs.- otro vanco de nogal, 30 rs.- un varilete, 15 rs.- una garlopa herrada, 30 rs.- otra garlopa de labrar, 15 rs.- una juntera, 10 rs.- una azuela, 10 rs.- una prensa, 10 rs.- una cepilla largo y otro corto, 10 rs.- tres caxas de cepillos nuebos, 12 rs,.- un jillaume, 8 rs.- dos ganchos, 3 rs.- dos cepillos de vuelta, 8 rs.- dos talones y medias cañas, 12 rs.- una moldura extranjera, 5 rs.- un vocel y media caña, 8 rs.- quarenta y tantas herramientas distintas, 80 rs.- una sierra bracera, 15 rs.- una sierra de mano, grande, 10 rs.- otra sierra mediana, 8 rs.- otra sierra de rodear , 6 rs.- otra sierra de mano, 5 rs.- tres muelles de sierra, 20 rs.- tres martillos de piña y otro de orejas, 25 rs.- una bigornia, 15 rs.- dos pares de alicantes y unas tenazas, 12 rs,.- dos cuchi- llos, uno de punta y otro gordo, 5 rs.- ocho limas planas y medias cañas, 20 rs.- cinco formones de punta y quadrados, 10 rs.- dos varrenas, un corta frio y un dotador, 6 rs.- una escofina y dios piedras de amolar, 8 rs.- todas las maderas de nogal, aya, pino y palo santo, 300 rs.

Asimismo don José Sánchez de Nieva registró en su dote algunos muebles, entre los que incluyó un violon bien tratado con su arco, que fue tasado en 60 reales de vellón.

–   un cofre nuebo con su badana encarnada, 70 rs.- un cofre de lo propio con su cerradura, 30 rs.- un arcon de pino con su cerradura, 50 rs.- un cofre viejo con su cerradura, 10 rs.- un arca de pino con su cerradura , 8 rs.- un arca de pino con su cerradura, 6 rs.- otra arca de pino con su cerradura, 6 rs.- una mesa de nogal, de vara de ancho, 20 rs.- otra mesa de pino con su cajon, de vara y media de largo, 8 rs.- una mesa de pino con tornapuntas de yerro, 8 rs.- un vanco de nogal con respaldo, 20 rs.- un escriptorio de concha y hueso con una mesa, 90 rs.- dos camas de tablas de pino, 24 rs.- un colgadero con seis ganchos, 5 rs.- una arquita de nogal para tavaco, 15 rs.- un violon bien tratado con su arco, 60 rs.- un taburete de vaqueta con sus clabos dorados, 12 rs.- dos sillas de vaqueta viexas, 12 rs.

Por lo que respecta a su colección artística don José Sánchez de Nieva po- seyó diversos cuadros y una escultura de un niño Jesús de pasta, con su vestido de damasco.

–  una pintura de San Julian de Cuenca, con marco de pino, de mas de cinco quartas, 30 rs.- otra de San Onofre con marco de lo propio, 15 rs.- diez quadritos con sus molduras doradas, 34 rs.- otra pintura de Nuestra Señora de la Concepcion, 10 rs.-otra pintura de la Concepcion nueba, 10 rs.- diferentes quadritos , 20 rs.- un niño de pasta con su vestido de damasco, 30 rs.- un espejo, 10 rs.

No faltaban entre los bienes del don José Sánchez de Nieva numerosas ropas y vestidos, tales como colchones, fundas de terliz, calcetas, medias de seda, manteles, calzoncillos, camisas, mantas, sábanas, colchas, paños de mesa, almillas, casacas, jergones, etc. Ni tampoco escaseaban los utensilios de cocina, que fueron los siguientes:

–  un caldero de cobre que pesa seis libras, 56 rs.- un almirez de seis libras y media, 36 rs.- dos candeleros de metal, 9 rs.- una copade cobre, grande, 100 rs.- un chocolatero grande de cobre, 20 rs.- un belon de quatro mecheros, 36 rs.- un cazo y un perol, 16 rs.- dos sartenes grandes y una pequeña, 20 rs.- unas trebedes, asador y cuchilla de cocina, 5 rs.- una espada de a caballo, 15 rs.

Asimismo dentro de los utensilios de cocina se registraron toda una serie de objetos de vedriado.

– una tinaja para agua, 10 rs.- una carga de vedriado de Alcorcon, 20 rs.- una jicara de China, 15 rs.- de varros finos y vedriado de Yndias, 30 rs.

Aportó también don José Sánchez de Nueva diversos objetos de plata, que casi nunca faltaban en ninguna carta de dote

seis cucharas de plata, 130 rs.- un vaso de plata con dos asas, 89 rs.- un salero de plata, 80 rs.- unos votones de plata, 10 rs.- un cascabelero de plata, 34 rs.- un relicario de oro con un lignum crucis, 41 rs.- un agnus con su guarnizion de plata, 20 rs.- diferentes chucherias de plata, 40 rs.- una caxa de plata ochabada, 50 rs.

La dote de don José Sánchez de Nieva se completaba con varias tierras en las localidades de Villanueva y Valverde de la Vera.

una viña en el termino de Villanueba con un olivo y dos cerezos a la parte de debajo de dicha viña, que llaman de las Suertes, que linda con heredad de Francisco Frias y de Joseph Cordeles y el castañar de las Animas y de Diego Cordeles y Francisco Eugenio y dicha viña hera de Juan Sánchez de Nieva y vale, 800 rs.

– un castañar en el sitio que llaman de la fuente del Sauce, linde heredad Jose Sánchez de Nieva, Manuel Solano u Joseph Garcia Peynado y hera dicho castañar de Francisco el verato y de su mujer Agustina Garcia Calderon , todos vecinos de la villa de Valverde de la Vera, obispado de Plasencia, con sesenta arboles y castaños, vale, 1000 rs.

Pero además de todo ello don José Sánchez de Nueva declaraba que llevaba a su matrimonio en dinero en efectivo que tiene el otorgante en su poder 1146 reales de vellon.

En total el capital aportado por don José Sánchez de Nieva alcanzó un valor de 13.045 reales de vellón.

El mismo día 14 de agosto de 1747 doña Teresa María Pajarón y ante el citado escribano Matías Culebras y Acero hacía relación a su vez de .los bienes que ella aportaba a su matrimonio consistentes en ropas y vestidos, algunos muebles, varios abanicos y diversos objetos de plata. Todo ello sumó la cantidad de 3749 reales de vellón, dote mucho más modesta que la de su esposo.14

Como era lógico fueron muy abundantes la ropa blanca y los vestidos de la señora valenciana,, tales como colchones, almohadas, sábanas, casacas, basquiñas, escusalis, guardapiés, medias de seda, cotillas, mantillas, delantales, vuelos de encaje, camisas, enaguas, corbatas, pañuelos, justillos, zapatos, entre ellos unas chinelas de cordoban, etc.. Fueron piezas destacadas :

un trage de princesa sobre griseta verde y flores blancas, forrado en tafetan color de porcelana, 540 rs.- una vasquiña negra de damasco y casaca de lo mismo, forrado todo en tafetan color de porcelana, 360 rs.- una casaca de terciopelo negra forrada en olandilla con su peto, 180 rs.

No podían faltar en la dote de una señora del siglo XVIII los inevitables abanicos y rosarios.

–   dos abanicos, el uno de varillas blancas y encarnado de papel pintado y el otro de cabritilla tambien pintado, 26 rs.- un rosario estrellado, gordo, engastado en seda encarnada y blanca con su cruz correspondiente, 109 rs.

Los muebles de la dote de doña Teresa María Pajarón fueron pocos y de modesto valor.

un cofre grande de cinco quartas de largo, forrado en vadana y por dentro en lienzo pintado, con su cerradura y llave, con tachuela dorada, 45 rs.- media dozena de sillas de paxa pintadas de verde y azul las cañas, 36 rs.- un friso de palma de cinco baras, 15 rs.

A pesar de la evidente modestia de los bienes de doña Tersa María Pajarón no por ello dejó de contar con diversas alhajas en oro y plata, guarnecidas con aljófar, diamantes y esmeraldas, algunas de las cuales fueron valoradas por José Serrano tasador de joyas en esta Corte.

– un aderezo de cruz y arracadas de piedras de Francia, 40 rs.- un par de pendientes de aljofar con sus arillos de plata sobre dorada, 30 rs.- una abuxa para el pelo lisa, 15 rs.- un rascamoño de plata liso con su manecilla, 6 rs.- una sortixe de oro lisa guarnecida con seis diamantes delgados y rosas de varios tamaños y con una esmeralda quadrada, prolongada por medio, de quatro granos y medio feble de area, la qual se taso con el oro segun la ley y sin las hechuras por Joseph Serrano tasador de joyas en esta Corte, 479 rs.- dos arillos y palillos de oro y en ellos seis granos de alxofar asentados, uno de ellos ataladrado a dos haces, se taso por el dicho Joseph Serrano en 108 rs.

Una vez que don José Sánchez de Nieva recibió los bienes de su esposa, otorgó a favor de ella la correspondiente carta de pago y recibo de dote por haverlos recibido realamente y pasados a su cuenta y poder.

image009

1  Jesús de Torres Aldasoro.- Almansa 1707. El primer triunfo de Felipe V, Madrid, ed. Almena, 2004.

2  La guerra de Sucesión tiene una amplia y sólida bibliografía que se inició apenas terminada con la obra de Vicente Bacallar y Sanna, marqués de San Felipe.- Comentarios a la guerra de España y historia de su rey Felipe V el Animoso, Génova 1724. Tras aquel clásico sobre el tema hay que añadir Henry Kamen.- La guerra de Sucesión en España 1700-1715, Barcelona, ed. Grijalvo, 1974.- Vicente Graullera Sanz.- Los notarios de Valencia y la guerra de Sucesión, Valencia, Colegio Notarial de Valencia. Universidad de Valencia, 1987.- Pedro Voltes.- La guerra de Sucesión, Barcelona , ed. Planeta. 1990.- Virginia León Sanz.- Entre Austrias  y Borbones. El archiduque Carlos y la Monarquía de España (1700-1714), Madrid, ed. Sigilo, 1993.- A.A.V.V.- La pérdida de Europa. La guerra de Sucesión por la Monarquía de España, Madrid, Fundación Carlos de Amberes, 2007.- Francisco García González.- La guerra de Sucesión y la batalla de Almansa. Europa en la encrucijada, Madrid, ed. Silex, 2009.- Joaquím Albareda i Salvado.- La guerra de Sucesión en España (1700-1714), Barcelona, ed, Crítica. 2010.

3  Richard Herr.- España y la revolución del siglo XVIII, Madrid, ed. Aguilar, 1964.

4  .S. Cappolletto.- La voce perduta, Vita di Farinelli, evirato cantore, Turín, ed. di Torino, 1995,

5  .Sobre Scarlatti véase Ralph Kirkpatrick.- Doménico Scarlatti, Madrid, Alianza ed. 1985.

6  Antonio Martín Moreno.- Historia de la música española. Siglo XVIII, Madrid, Alianza ed., 1996, p. 23.

7  A pesar de sus limitaciones físicas y mentales, Carlos II fue un gran aficionado a la música, y a ese respecto es significativo reseñar que con ocasión de su segundo matrimonio con Mariana de Neoburgo , en 1689, se representó en palacio una de las más célebres operas de la época, la Armida, del gran Jean. Baptiste Lully, que con libreto de Philippe Quinault basada en la Jerusalén liberada de Torquato Tasso, se estrenó en el Théatre del Palais Royal de París el 15 de febrero de 1686, tan solamente tres años antes que en Madrid.

8  Sobre Sebastián Durón véase Lothar Siemens Hernández.- “Nuevos documentos para la biografía de Sebastián Durón” en Anuario Musical, XVIII (1963), pp. 137-159.- Antonio Martín Moreno.- “El músico Sebastián Duron: su testamento y muerte. Hacia una posible biografía” en Anuario Musical, XXVIII, (1972), pp. 163-188.

9  Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 18679, folº. 37-41. Escribano = Matías Culebras y Acero.

10  El clavicordio era un instrumento musical de tecla, con cuerda pulsada y sonido extremadamente débil.

11   La espineta era un instrumento de cuerda pulsada, al igual que la guitarra y el arpa, pero con teclado.

12  El monocordio era un instrumento musical de una sola cuerda tendida sobre puentecillos fijos o móviles, que se tocaba con púa.

13  El salterio era un instrumento musical, de muy larga historia, que podía ser de cuerda pulsada o, a veces, percutida. Consistía en una caja de resonancia sobre la que se situaban las cuerdas, que podía ser pulsadas con los dedos o percutadas con palos

14  Archivo Histórico de  Protocolos de  Madrid. Protocolo = 18679, folº, 42-44. Escribano = Matías Culebras y Acero.

Oct 012010
 

 José Luis Barrio Moya.

 Tras la muerte de Fernando VII, el 29 de septiembre de 1833, la corona de España va a recaer en las frágiles sienes de su hija mayor, la futura Isabel II, que a la sazón tan solamente contaba tres años de edad. La nueva reina fue jurada como princesa de Asturias y heredera del trono en la madrileña iglesia de los Jerónimos, el 24 de octubre de 1833, pero a causa de su minoría actuaría como regente su madre, la reina viuda María Cristina de Borbón.

María Cristina llamó para formar parte del gobierno a destacados políticos de tendencia liberal, que eran los únicos que podían garantizar la corona a su hija frente a la amenaza carlista. Uno de aquellos políticos fue Francisco Javier de Burgos y Olmo quien, en 1833 y siendo ministro el acomodaticio Francisco Cea Bermúdez, fue nombrado Secretario de Estado de Fomento y desde ese cargo procedió a la división provincial de España que, con algunas modificaciones, ha pervivido hasta nuestros días 1 ,Consecuencia directa de aquella nueva planificación territorial fue que pueblos de una determinada provincia pasaron a formar parte de otra limítrofe, con las consiguientes alteraciones que ello llevó aparejado. De esta manera poblaciones de Cuenca fueron incorporadas a Valencia, otras de Madrid pasaron a Guadalajara, de Murcia a Alicante, de Segovia a Madrid. Los ejemplos fueron numerosos.

Extremadura tampoco se libró de aquel baile de poblaciones y así la villa de Belálcazar que hasta 1833 perteneció a Badajoz fue incorporada a la provincia de  Córdoba.

En la época en que Belálcazar era extremeña nació en ella don Juan Delgado, quien llegó a ser en el Madrid de Felipe IV un apreciado boticario.

Juan Delgado vino al mundo, como ya se dijo y en el afirma en su testamento en la villa de Belalcazar en Extremadura. Ignoramos una gran parte de la trayectoria vital del boticario extremeño, salvo que en fecha desconocida, se trasladó a Madrid y en la Corte tuvo botica abierta en la plazuela de Anton Martin.

Don Juan Delgado contrajo matrimonio en tres ocasiones. La primera con doña Isabel Rodríguez , unión de la que no se logró descendencia. Viudo de aquella señora el boticario extremeño volvió a casarse con doña María López de San Juan de la que tuvo cuatro hijos: Isabel, Juan, María y Mariana. Nuevamente viudo don Juan Delgado contrajo un tercer matrimonio con doña Isabel de Villegas, de la nacieron dos hijas, bautizadas con los nombres de Isidra y Úrsula. Este tercer enlace de don Juan Delgado se celebró en Madrid en mayo de 1643, puesto que el 23 de aquel mismo mes, y ya casado, otorgaba carta de pago y recibo de dote por los bienes que su tercera esposa aportaba a la unión 2.

Doña Isabel de Villegas fue hija de don Diego de Villegas, boticario, bezino de la ciudad de Toledo. y doña Isabel de los Reyes, y llevó como dote una curiosa selección de bienes, que incluía utensilios de cocina, ropa blanca y vestidos, pinturas y esculturas. objetos de plata y joyas, así como algún dinero en efectivo.

En el apartado de ropas y vestidos se registraban manteles, medias de seda, camisas, almohadas, servilletas. colchones, faldellines, enaguas, jubones y basquiñas así como un repostero, tasado en 88 reales y un bestido de muger de damasco negro, que es basquiña y jubon y rropa, que lo fue en 500 reales de vellón. El resto de los bienes de la dote fueron los siguientes.

  • una colgadura de sargas açules y amarillas que tiene ochenta y una baras. 324 rs.- seis almohadas de estrado de tercio pelo carmesi, 600 rs.- una alfombra grande, 330 rs.- cinco damascos para espaldar del estrado, 40 rs.- un damasco encarnado de cama, 88 rs.- un tafetan carmesi para cubrir las almoadas, 30 rs.- una sobremesa de damasco carmesi, 33 rs.- un escritorio grande con labores de oro con su pie, 200 rs.- otro escritorio pequeño de tarazea, 40 rs.- una arquilla de granadillo con embutidos de marfil, 36 rs.- otra arquilla mediana de la China, 40 rs.- un bufetico de nogal con su gabeta, 30 rs.- dos taburetes pequeños colorados, de baqueta, 22 rs.- una echura del niño Jesus de bulto con su peana, 50 rs.- una echura de Nuestra Señora de bronce, 44 rs.- cinco fruteros de pintura, 110 rs.- una tabla y pintura de San Bernardino con su marco dorado, 110 rs.- una tabla y pintura de Nuestra Señora y San Joseph, 150 rs.- mas un pais pequeño y una ymaxen de Nuestra Señora, 34 rs.- dos candeleros buxias de açofar, 12 rs.- quatro santos de bulto, pequeños, 80 rs.- quatro mançanas de cama doradas, 16 rs.- otras quatro mançanas mas pequeñas, 16 rs.- una caxa de la China, pequeña. 12 rs.- un baul grande de baqueta, 30 rs.- dos arcas de pino grandes, biexas, 12 rs.- una arca pequeña de pino, 4 rs.- dos sereneros, uno de tafetan noguerado y otro de carmesi, 22 rs.3

Además de todo ello doña Isabel de Villegas llevó en su dote algunas joyas y objetos de plata, todo ello tasado por el contraste Francisco de Nápoles Muda- rra en los precios siguientes.

  • un salero de plata de verdugado, 66 rs. y medio de plata.- una caxa aobada con su tapador, con un cordero y letras y una cruz, 32 rs. de vellon.- un agnus aobado con dos tapas y reliquias con rexillas, 50 rs. de vellon.- un açucarero y pimentero con tapadores de bronce sobredorados, 66 rs. de vellon.- una poma de ambar con guarnicion de plata dorada, 30 rs. de vellon.- un rosario de coral desigual, 16 rs. de vellon.- dos cucharas de nacar con los cabos de plata, 24 rs. de vellon.- un rosario de cocos negros guarnecido de plata con cinco memorias de oro y un mondadientes y una cruz de oro 40 rs. de plata.- dos arracadas de oro con brocateles con dos piedras blancas y tres calabacillas de perlas, 52 rs. y medio de plata.- dos sortixas de oro, la una de nuebe piedras blancas y la otra de una esmeralda, 43 rs. y medio de plata.- un aogador de quatro ylos de aljofar gordo con unas cintas negras, 165 rs. de plata.- una arquilla de plata, 50 rs. de plata.

Francisco de Nápoles Mudarra fue un contraste muy activo en el Madrid de la época, siendo requerido  con mucha frecuencia para valorar lo tocante a su oficio. Así el 9 de enero de 1653 tasaba las joyas y objetos de plata que doña María Jiménez llevaba a su matrimonio con don Bartolomé de Murcia, criado de Su Magestad en su guarda alemana.

“- quatro sortijas de rosas, de piedras blancas las tres y la otra de colores y otras dos sortijas, la una con una piedra blanca y la otra con una piedra berde y dos arracadas de dos piezas con cinco calabaças cada una y dos arillos con tres calabaças cada una y una joyita de echura de estrella con sus lumina- ciones, piedras y algofar, 292 rs. y medio de plata.- tres ylos de algofar en un aogador con su calabaça, uno mas grueso que otro, 357 rs. y medio de plata.- otro aogador de algofar mas menudo, de tyres bueltas con sus calabaças, 20 ducados de plata.- otro aogador de algofar de seys ylos mas menudo con una calabaça, 10 ducados de plata.- dos rosas de plata doradas, de cabeça, la una guarnecida de camafeos y la otra de algofar y piedras blancas, 4 ducados de plata.- un rosario de coral guarnecido de plata, 24 rs. de plata.- una salbilla redonda y un basillo alto con sus pies y asas sobre que esta la salbilla de esmalte, dorada toda, 416 re. y medio de plata.”4.

El 16 de junio de 1653 Francisco de Nápoles Mudarra contraste ponía pre- cio a los objetos de plata y joyas que doña Mariana de la Calle aportaba a su matrimonio con don Rafael del Castillo.

“- primeramente cinco platillos de plata desyguales, el ylo abajo, los dos con armas = y una salvilla emborjada con su pie y un açafate de bocados, recercado, pequeño y un salero verdugado y una pila de agua vendita, la tarja de dos angeles baciada y un jarro liso con su pico, asa y pie y dos candeleros quadrados, el borçe alto con mecheros yguales y dos basos de faltriquera que entran uno en el otro y un platillo reçercado con su ylo al canto y una tembladera lisa, grande con quatro asas y un pie de jicara calado y tres cucharas, dos desyguales y un tenedor de quatro puas, una campanilla, un anus dey pequeño y una caja de obalillos de muelle, tres dedales y un broche, una crucecita, todo ello de plata, importo 1850 reales de plata.

–  mas un cordon de oro y una rosa de claveques y una sortija de ocho piedras, la del medio esmeralda y siete pieças de un apretador esmaltadas y caladas y una sortija de filigrana a dos aces, 372 reales de plata.- mas dos ylos de aljofar grueso con sus calavaças y dos manillas de lo mismo, desigual, menudo, 286 reales de plata”5.

Volviendo a los bienes que doña Isabel de Villegas digamos que incluyo en la misma dos mil reales de vellón que le adeudaba su padre “y dos reales de renta que tiene en cada un dia y la vivienda de media bobeda en los alcacares de la ciudad de Toledo que tiene por los dias de su vida por merced de Su Ma-gestad y cien ducados en moneda de vellon que la suso dicha tenia en su poder”.

El día 8 de noviembre de 1655 don Juan Delgado otorgaba, ante el escribano madrileño Mateo de Benito, su testamento, documento bien interesante para conocer algunos aspectos de su biografía 6. En primer lugar declara que es vecino de esta villa de Madrid y natural de la villa de Belalcazar en Extremadura así como que está enfermo pero en mi buen juicio y entendimiento natural. Confiesa a continuación sus profundas creencias cristianas y pide que tras su muerte su cuerpo sea sepultado en la yglesia parroquial de San Sevastian de esta dicha villa de Madrid, junto al altar de Nuestra Señora la Blanca, que es el colateral del lado el evangelio, en la sepultura donde estan enterradas mis dos primeras mujeres, y por ello se de mis bienes la limosna acostumbrada.

Quiere que acompañen sus restos mortales hasta su sepultura diez y seis sacerdotes de la dicha parroquia con la cruz y capa en la forma acostumbrada y doce relixiosos de la orden de nuestro serafico padre San Francisco y otros doce de la orden de Santo Domingo y se de la limosna acostumbrada.

Establece que el día de su muerte, y sino el siguiente, se le dijese una misa cantada de cuerpo presente con diácono y vigilia y que se celebrarse por su alma cincuenta misas más , pagando por cada una de ellas la cantidad de dos reales de vellón, y otras tantas por las ánimas de sus mujeres y demas personas de mi obligacion y quienes necesidad tuvieren.

Como era norma en la época no olvida don Juan Delgado legar ocho reales de vellón a las mandas forzosas y santo lugares de Jerusalén.

Confiesa que yo e sido casado tres beces. La primera con doña Isabel Rodríguez de la que no tuvo descendencia. La segunda con doña María López de San Juan, de la que nacieron cuatro hijos, bautizados con los nombres de Isabel, Juan, María y Mariana. Con el paso del tiempo Isabel casó con don Domingo García de Aytona, aportando al enlace como de la cantidad de mil quinien- tos ducados. Su hijo Juan acabó en Granada, al servicio del obispo de aquella sede, quien a la muerte de su padre se encontraba en Roma a un negocio suyo 7. María, su tercera hija, contrajo matrimonio con don Sebastián Mozo, pasando ambos esposos a residir en la ciudad de Ávila. Por último Mariana Delgado optó por la vida religiosa, ingresando en el abulense convento de la Encarnación, y a la que su padre dotó con mil quinientos ducados para entrar el mencionado cenobio.

Viudo de doña María López de San Juan, don Juan Delgado contrajo terceras nupcias con doña Isabel de Villegas, de la que tuvo dos hijas: Isidra y Úrsula.

Doña Isabel de Villegas era a su vez viuda de un personaje conocido, Jorge Manuel Theotocopuli, el hijo del célebre pintor El Greco, quien llevó a su matrimonio una hija de su primera unión, doña Jerónima Theotocopuli, a la que el boticario extremeño dotó con once mil reales en ocasión de su casamiento con don Miguel Fernández de Segovia, de profesión boticario.

Don Juan Delgado tuvo su tienda botica en la muy céntrica plazuela madrileña de Antón Martín, justo al lado del famoso hospital del mismo nombre 8 y del de Montserrat, donde se curaban los naturales de la Corona de Aragçon. Aquella circunstancia hizo que el negocio del boticario extremeño fuera viento en popa, y así lo demuestra las numerosas deudas que contra él tenían contraí- das muchas personas e instituciones religiosas. Asi el ya citado boticario Miguel Fernández de Segovia le adeudaba dos mil reales que le había prestado y una cantidad no especificada un curioso personaje, don Juan de Valencia, espia mayor de Su Majestad. La lista de sus deudores es la que se sigue:

“- el conbento de Nuestra Señora de Atocha y el de San Juan de Dios, ospital de Anton Martin = y el ospital general = el de los Desamparados = y el combento Real de Santa Ysavel y el colexio de la niñas de el, me deven y sus adminitradores, priores y personas a quien toca su paga, diferentes cantidades de medecinas que an llevado de mi casa, de que constara por zedulas y recetas. Mando se cobren

–  Asimismo me deve Doña Ana del Barrio, que bibe en la calle del Amor de Dios = y doña Geronima de tobar que vive en la calle del Prado = Don Jossupe de belares, diferentes cantidades de que constara por sus recetas. Mando se cobren.

–  declaro que el padre fray Matias de Quintanilla de la dicha orden de San Juan de Dios, demas de lo que asi me debe el dicho combento, me esta deviendo el dicho fray Matias de la quenta bieja del dicho combento mil y quinientos reales, Mando se cobren.

–   declaro que la señora marquesa de la Torre me deve setenta ducados en virtud de una cession para cobrarlos en la villa de Nobes cuio plaço se cumplira para Nabidad de este presente año. Mando se cobren.

–   y la dicha señora marquesa y su hijo el señor marques me deven otras cantidades de que ay raçon en mis papeles y recetas. Mando  se cobren.

–  Pedro Aguirre me deve por el señor duque de Villaermosa quinientos reales de que ay cedula . Mando se cobren.

–  el dicho señor duque me deve otras cantidades de que constara por receta. Mando se cobren.

–   el señor marques de Aguilar me deve ducientos reales y lo que pareciere por recetas que an llevado este presente año. Mando se cobren.

–   el combento de la Magdalena me deve mil y quinientos reales de quenta ajustada = y mas lo que montaren las recetas y quenta de las medicinas que an llevado dos años y medio poco mas o menos. Mando se cobren.

–   la señora condesa de Montalban y su capellan y el señor conde de Montalban me deven diferentes cantidades como parecera de las recetas y quentas. Mando se cobren.

–   la señora marquesa de Montes Claros = y la señora marquesa de Mora-lo que esta en la ciudad de Palencia me deven diferentes cantidades de que constara por cedulas y recetas = y lo que deve la dicha señora marquesa de Mirallo son mil y seiscientos reales poco mas menos. Mando se cobren.

–   Don Luis de Xeldre = Don Juan de Valencia, espia mayor de Su Magestad = Graviel Ximenez = y otras diferentes personas me deven algunas cantidades de las medicinas que an llevado de mi casa. Mando se cobren todo lo que pareciese deverme = y si ubiere algunas prendas de algunas personas se les buelban, pagando primero lo que pareciere deverme”.

Con la misma minuciosidad que don Juan Delgado declaraba las personas e instituciones que le debían dinero, hace lo propio con las deudas que él tenía contraídas. De esta manera confiesa que:

“… deve a la dicha Doña ysavel mi hija y al dicho Domingo Garcia de Aytona su marido, treinta y tres doblones de a dos escudos = y mas quinientos reales de vellon que dio la dicha mi hija para que se los guardase y mas le devo treinta y ocho doblones de a dos que asimismo me dio a guardar la dicha Doña ysavel mi hija y estos dichos treinta y ocho doblones me los deve Don Miguel de Ruete, mayordomo del dicho señor Arçobispo de Granada, por los mismos que me devia el dicho señor arçobispo. Los an de cobrar los dichos Domingo Garcia de Aytona y su mujer por averse pagados de los mismos treinta y ocho doblones que si les devo.

–  declaro que devo a Çarate mercader de drogueria en la calle de Postas la cantidad que pareciere por cedulas mias. Mando se paguen.

–  devo a Paredes montero doceba de baldreses. Paguese lo que baliesen.9

–   devo a Flores mayordomo de Simon Mendez Soto setenta u ochenta reales, lo que el dixere. Paguesele.

–  devo a Xines de bonilla çapatero de obra prima en la ciudad de Jaen quatrocientos reales de que no ay escriptura ni otro recaudo. Mando se le paguen luego al punto que yo fallezca.

–   densse al padre Ygarça de la Compañia de Jesus , mi confesor, un doblon de a ocho y un real de a ocho que tengo en un caxon para que aga con ellos lo que le tengo comunicado.

–   declaro que se me deve la renta de cinco años de dos reales cada dia que la dicha Doña Ysavel de Villegas , mi muger goça por Su Majestad en los Reales Alcaçares de Toledo, de que tengo quenta firmada en un libro. Mando se cobren.

–   declaro devo a Sebastian Diaz de la Torre la cantidad que el suso dicho dixese y se ajustase por su libro, de diferentes mercaduras que saque de su tienda. Mando se paguen.

–   declaro devo a Magdalena Martinez, mi señora y suegra quatrocientos ducados de que la e pagado reditos como parecera de una quenta que tengo en el receptorio fiado”.

Nombraba por sus albaceas testamentarios a don Jaime Merlo, boticario, a su yerno don Domingo García de Aytona y doña Isabel de Villegas, su tercera esposa, e instituía por herederos de todos sus bienes a sus hijos Juan, Isabel, María, Mariana, Isidra y Úrsula, para que los ayan y ereden por yguales partes con la bendicion de Dios y la mia.

Fueron testigos de aquel otorgamiento los cirujanos don Juan Navarro y don Bernardo Valeria, don Gaspar Rodríguez Castaño, don Francisco de Pare- des y don Rodrigo López.

El día 11 de noviembre de 1655 don Juan Delgado redactaba un codicilo en el que añadía nuevas partidas a las expresadas en su testamento, y que fueron las siguientes:

“- declaro que una partida de doblones que cobre en la ciudad de Abila quando estaba en ella al casamiento de Doña Maria delgado mi jija, que a dos meses poco mas o menos, y fueron asta diez mil reales, estos los habia yo buscado prestados en esta Corte para darlos como con efecto los di a horden y disposicion del señor Arçobispo de Granada, y la dicha cantidad la cobre de Don Miguel de Ruete, mayordomo de Su Illmª. y abiendo yo buelto a mi casa pague la dicha cantidad a quien me la abia prestado.

–   declaro que no dexo en mi casa ni en otra ninguna parte ninguna canti- dad de dinero, antes quedo empeñado respecto de algunos gastos que de poco tiempo a esta parte se me an ofrecido y el casamiento de la dicha Doña Maria Delgado mi hija. Declaralo asi para que en todo tiempo conste.

–  declaro que nuebe paños de tapiceria de estofa ordinaria, de cuatro anas de cayda, que son de figuras grandes y esta al presente en mi casa, no son mios y doña Isabel de Villegas mi muger save de quien son . Mando que la suso dicha se los entregue luego a su dueña.

–   declero que tres pinturas de tamaño mediano, de perspectiva con sus marcos negros = y otra pintura de la degollación del faraón, del tamaño de la de perspectiva, con su marco negro = y otra pintura de perspectiva sin marco, con unas colunas y dos pinturas yguales, pequeñas, una de Nuestra Señora con su hijo al pecho y otra de Nuestra Señora, San Joseph y el Niño, con sus mar- cos negros, todas pintadas en lienço son de Doña Isabel Delgado mi hija, que por tener poca casa donde tenerlas la suso dicha las tiene en la mia. Mando se la den y entreguen.

–  asimismo declaro que una ymagen grande de Nuestra Señora de la Oliva con unas flores de rosas y jazmines al pie de la oliva, con su marco negro, que tengo junto a mi cama es de la dicha Doña Ysavel Delgado mi hija. Mando se la entregue siempre que se la quiera llevar.

–  otra pintura pequeña, de cosa de una bara, de quando Adan peco y el anjel echo del parayso es de la dicha Doña Ysavel mi hija. Mando se la entreguen.

–   mando que me entierren con el abito del serafico padre San Francisco para ganar las yndulgencias.

–  mando que se este y pase por el hinbentario que la dicha Doña Ysavel de Villegas hiciere de los bienes que al tiempo de mi muerte quedaren por la mucha satisfacción que della tengo, y que queda desacomodada de acienda y con dos hijas pequeñas que criar, sin que por ninguno de mis hijos y herederosw se pueda decir no diga contra el dicho ynbentario en manera alguna.

–   mando que mi entierro no se aga con ponpa ni aparato y la forma de el en lo que mira a acompañamiento lo dexo a elección de mis testamentarios”10.

Firmaron como testigos en esta ocasión Alonso Bravo boticario en frente de San Sebastian, Roque de Burgos, maestro herrador, fray Domingo Pérez de Montalvo, del horden de Santo Domingo, Francisco de Paredes y Rodrigo López.

Don Juan Delgado falleció en Madrid el 11 de noviembre de 1655, siendo enterrado, según su deseo, en la iglesia de San Sebastián . Su partida de defunción está redactada de la siguiente manera:

“Juan Delgado casado con doña Ysabel de Villegas, plaçuela de Anton Martin, casas de Don Diego de San Juan. Murio el once de noviembre de mil seiscientos y cinquenta y cinco años. Recibio los Santos Sacramentos. Testo ante Mateo de Benito en ocho de noviembre de mil seiscientos y cinquenta y cinco. Dexo cien misas de alma. Testamentarios Jaime Merlo, calle del Principe, casas de Don Rodrigo Aragon, Domingo Garcia de Aytona, calle de la Urosa, casas de la capellania del licenciado Villarreal. Dio de fabrica ciento y zinquenta reales”11.

Tras la muerte del boticario extremeño, su viuda doña Isabel de Villegas le guardó luto más de dos años, para finalmente volver a casarse , en 1658, con don Antonio Ruiz de Escobar. En efecto el 27 de febrero de 1658 el mencionado don Antonio Ruiz de Escobar otorgaba carta de pago por los bienes que su esposa aportaba a la nueva unión12.

image001

1 Francisco Javier de Burgos y Olmo nació en la localidad granadina de Motril el 22 de octubre de 1778 y falleció en Madrid el 22 de enero de 1849, Vino al mundo en el seno de una familia noble pero escasa de recursos que quiso dedicarle a la carrera eclesiástica por la que no tenía ninguna vocación. En 1798 se trasladó a Madrid para cursas estudios de jurisprudencia y en donde se imbuyó de ideas afrancesadas. Durante el gobierno de José Bonaparte ocupó varios cargos en Andalucía, por lo que en 1812 hubo de exilarse a Francia. En 1819 regresó a Madrid y tres años más tarde fue nombrado director del El Imparcial, célebre periódico de la época de fuerte carácter afrancesado. En 1829 Francisco Javier de Burgos abandonó sus tareas periodísticas para ingresar en la administración pública y en 1833 Cea Berrnúdez le nombró Secretario General de Fomento , desde donde llevó a cabo la división provincial de España . En diciembre de 1833 Francisco Javier de Burgos subió un peldaño más en su carrera política al se llamado por Francisco Martínez de la Rosa para ocupar el cargo de ministro de Hacienda, en el que solamente se mantuvo hasta abril de 1834. En 1836 y a consecuencia de la sublevación de los sargentos de La Granja tuvo que exilarse de nuevo. A su regresó Narváez le llamó, en abril de 1846, para el cargo de ministro de Gobernación, que abandonó un mes más tarde como consecuencia de la caída de Narváez y el ascenso de Istúriz. Pero junto a su labor política, Francisco Javier de Burgos fue un escritor muy prolífico, cultivando géneros tan dispares como la poesía, el teatro, la historia y la administración. Fue traductor de Horacio y autor de una Bibliografía universal antigua y moderna, de la que sólo pudo publicar tres tomos, aparecidos en 1822 y 1823, y que no pudo concluir (vid.- MESA SEGURA, Antonio.- “Don Francisco de Burgos y Olmo, animador de derecho administrativo en España durante la primera mitad del siglo XIX” en Revista de la Facultad de Derecho de Madrid (8-11), 1942, pp. 169-180.

2  Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 7546, folº. 17-20 vltº.- Escribano = Mateo de Benito,

3  Se conocía con el nombre de serenero una especie de toca de tela fuerte que usaban las mujeres para defenderse de los fríos invernales, especialmente de noche.

4  Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 8238, folº. 10-10 vltº.

5  Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 9558, folº. 203-3203 vltº.

6  Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 7548, folº. 119-123. Escribano  = Mateo de Benito.

7  Ocupaba la sede granadina en aquellos años don José de Argáiz, quien hasta 1654 fue obispo de Ávila, pasando ese mismo año a Granada, ciudad en la que murió en 1667.

8  Antón Martín nació en la localidad conquense de Mira el 25 de marzo de 1500 y murió en Madrid el 24 de diciembre de 1553. Tras una vida errante y aventurera, con algún que otro lance violento, recaló en Granada, donde conoció a san Juan de Díos, cambiando radicalmente de existencia. De esta manera se convirtió en el colaborador más directo del santo hospitalario, asistiendo a los en- fermos del hospital granadino y al que sustituyó en la dirección del mismo. En 1552 se trasladó a Madrid donde fundó el hospital de Nuestra Señora del Amor de Dios, conocido vulgarmente como el de Antón Martín, contando para ello con el apoyo de Carlos V y Felipe II. El hospital y su iglesia fueron destruido en 1936 (vid.- ÁLVAREZ SIERRA, José .- Antón Martín y el Madrid de los Austrias, Barcelona 1961.- ORTEGA LÁZARO, Luis.- Antón Martín y su hospital en la calle de Atocha (1500-1936), Madrid, edit. Florentino Martínez, 1981.- MARTÍNEZ GIL, José Luis.- Antón Martín: pionero del voluntariado social : vida del hermano Antón Martín de Díos, primer compa- ñero de san Juan de Díos, cofundador de la Orden Hospitalaria y pionero del voluntariado social en Madrid, Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 2009.

9 Recibía el nombre de baldrés  la piel curtida de oveja que se utilizaba en la fabricación de los pliegues para fuelles.

10   Archivo Histórico de Protocolos de  Madrid. Protocolo = 7549, folº. 126-129 vltº. Escribano = Mateo de Benito.

11  Archivo de la iglesia de san Sebastián . Libro 10 de Difuntos, folº. 284 vltº.

12  Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 7549, folº. 16-24.

Oct 012009
 

José Luis Barrio Moya

 En este año de 2009 se cumplen doscientos años del nacimiento de un genio de la literatura hispana del siglo XIX: Mariano José de Larra, quien en palabras de Juan Luis Alborg constituye el valor más permanente, más vivo y más actual de todo el Romanticismo español. Su sostenida actitud de inconformismo y rebeldía será siempre una lección, cualesquiera sean las circunstancias en que se acuda a su magisterio, y son numerosas las páginas de sus escritos que no han perdido un solo átomo de su vigencia1

La vida de Larra fue corta, azarosa y atormentada. Hijo de un médico afrancesado, don Mariano José de Larra y Langelot, y de la dama extremeña doña María de los Dolores Sánchez de Castro, nació en Madrid el 24 de marzo de 1809, en plena guerra de la Independencia.

El padre de Larra fue un personaje atípico para la época. Estudio medicina en Valencia y Madrid, logrando plaza de médico en el ejército de José Bonaparte, teniendo que exilarse en Francia en 1813 tras la derrota de los franceses. El infante don Francisco de Paula le nombró su médico de Cámara y gracias a aquel cargo puedo regresar a España en 1817, ejerciendo su profesión en luga- res tan dispares como Madrid, Navalcarnero, Torrejón deArdoz, Corella, Aranda de Duero y Cáceres.

Don Mariano José de Larra contrajo matrimonio en dos ocasiones. Del primero nacieron siete hijas y un hijo, todos fallecidos en temprana edad. De su segunda unión con doña María Dolores Sánchez de Castro engendró un único hijo, el futuro Mariano José de Larra. El padre del gran escritor murió, a edad muy avanzada, hacia 1846.

De doña María Dolores Sánchez de Castro apenas se sabe nada. Nacida en Villanueva de la Serena (Badajoz), fue hija de don Francisco Sánchez de Castro y doña Inés Delgado, ambos naturales de la mencionada población. Muy joven se casó con don Mariano José de Larra, un hombre que le doblaría la edad, y que probablemente no amaba gran cosa a su marido ni a su hijo2.

Como ya se dijo Larra nació en Madrid, a las ocho y media de la mañana, del 24 de marzo de 1809, en la residencia de empleados de la antigua Casa de la Moneda , sita en la calle de Segovia, donde vivían los padres del futuro escritor junto con el abuelo don Antonio Crispín de Larra y Morán de Navia, administrador de la citada institución, en la que trabajaba desde 1768.

El pequeño Mariano no debió sentir hacia él mucha ternura por parte de su madre, dado el escaso papel que representa en la vida del hijo . Joven, recién casada, atenta a su marido, combatida por disgustos de familia, doña Dolores Sánchez no se ocupó mucho de su hijo. Debió ser la madre perfecta, a usanza de aquel tiempo, que supo hacerse respetar y no se preocupó de ser amada, creyendo que el hijo ama por obligación3.

Larra recibió su primera educación en Francia, donde su familia tuvo que exilarse por la vinculación de su padre a José Bonaparte. En 1818 regresó a Madrid, donde inició sus estudios en el Colegio Imperial, sito en la calle de Toledo, regentado por los jesuitas. Inclinado hacia la carrera de la abogacía pasó a Valladolid para estudiar derecho. En la ciudad castellana tuvo lugar un hecho que marcó profundamente su vida, enamorándose de la amante de su padre. Desengañado abandonó Valladolid trasladándose a Madrid para dedicarse al periodismo, fundando en 1818 la revista El duende satírico del día, a la que siguió la muy famosa El pobrecito hablador, en la que aparecieron sus demoledores artículos sobre la sociedad del momento en el seudónimo de Figaro.

En 1829 Larra se casó, sin amor, con Pepita Wetoret, su matrimonio muy pronto hizo aguas por todas partes a pesar de haber tenido tres hijos.

Larra cultivó todos los géneros literarios, tanto la poesía como el teatro, siendo su obra más relevante Macías, sobre el célebre trovador gallego, estrenada con éxito en el Teatro Príncipe de Madrid el 24 de septiembre de 1834. También trató la novela histórica, tan de boga en la época, como la conocida El doncel de don Enrique el Doliente. Sin embargo de todo ello la fama de Larra como escritor se asienta en su artículos de costumbres, tan mordaces como críticos, muchos de ellos todavía de rabiosa actualidad.

Una aventura amorosa con la hermosa valenciana Dolores Armijo, que en un momento dado se negó a continuar con aquella relación, hizo de Mariano José de Larra se suicidase de un tiro, a las siete de la tarde del 13 de julio de 1837, en su casa del número 3 de la calle de Santa Clara.

La muerte de Larra conmovió a todo Madrid, que acudió en masa a su velatorio y entierro, salvo sus padres, ignorándose de los motivos de su ausencia. El padre de Larra quiso buscar al culpable de aquel luctuoso suceso a su propia esposa, a la que acusó de no haber sabido inculcar a su hijo valores religiosos. Y a mayor abundamiento el desolado padre dejó caer el peso de su dureza en su mujer y la decía “tu castigo está en que el día que yo muera te quedarás sin nada”. Así fue. Después de su vida de trabajo (dice en una de sus cartas que había ganado con la medicina millón y medio), el día que murió le quedaron a la viuda los modestos enseres de la casa y dos reales por todo capital4.

Sin embargo, y como muy bien subrayó Carmen de Burgos en su espléndida biografía de Larra, la culpa del suicidio del escritor no puede recaer sobre la madre al no infundirle esa religiosidad absurda que hace a los hombres timora- tos, sino a la falta de ternura hacia él, de amor y bondad, sentimientos ausentes en las estructuras familiares de la época, dominadas por el obsoleto derecho romano, donde la esposa quedaba totalmente supeditada al marido y los hijos una propiedad de los progenitores.

El bicentenario del nacimiento de Larra será conmemorado en Madrid con diversos actos a lo largo de este año. El Ateneo de la capital ha organizado un ciclo de conferencias que con el título de Larra en el tiempo, y a cargo de destacados especialistas, se desarrollara en la citada institución entre los meses de marzo y diciembre de 2009. Por su parte Jesús Miranda de Larra, descendiente del escritor, ha publicado una biografía de su ilustre antecesor con documentos inéditos guardados por la familia 5.

Para colaborar en aquellas celebraciones, y otras más que están programadas, vamos a dar a conocer las dotes que sus padres aportaron en su enlace, otorgadas en Madrid el 31 de enero de 1806, cuando hacía tres semanas de casados, y que nos informan de la situación económica de ambos cónyuges en el momento de su unión.

El día 31 de enero de 1806, y ante don Julián Pedro Serrano, escribano del rey nuestro señor, de la Superintendencia y juzgado de la Real Casa de la Moneda de esta Corte y del Collegio de ella, se presentó don Manuel de Larra medico titular de los Reales Hospitales General y Pasión de esta Corte, y natural de ella, hijo legitimo de Don Antonio Crispin de Larra y Doña Eulalia Langelot, y confesó que por quanto para el servicio de Dios nuestro señor habia contraido segunda numcias con Doña Maria de los Dolores Sanchez, natural de la villa de Villanueva de la Serena, provincia de Extremadura, obispado de Badajoz, hija de Don Francisco Sanchez y de Doña Ynes Delgado, el primero ya difunto. Continuaba declarando don Mariano de Larra que su segundo matrimonio tuvo lugar en Madrid el 7 de diciembre de 1806, y que con motivo de la brevedad con que se celebro no se hizo y otorgo por el compareciente la correspondiente escritura de recivo de dote y carta de pago que a su favor la compete por los vienes, dineros, alhajas, ropas, prevenda y otros efectos con que en aquel tiempo se hallava y actualmente tiene6.

Doña María Dolores Sánchez de Castro aportó a su matrimonio una dote valorada en 30426 reales de vellón, en la que se incluían tanto dinero en metálico como ropas de casa y vestidos, algunos muebles, varios abanicos y joyas así como ciertas cantidades de aceite, carbón y jabón. Todo ello en realidad de muy menguado valor.

“- Primeramente es dote la cantidad de diez y ocho mil novecientos y seis reales de vellón en efectivo, librados por Don Juan Josef Cerero, como heredero fideicomiso de Don Manuel Laso, del Consejo de Su Majestad y super intendente que fue de la Real Casa de la Moneda de esta Corte, que se entregan en este acto por mano del señor Don Manuel Lamas, general de Comercio, Moneda y Minas, vecino de esta Corte, como dote de la misma Doña Maria Dolores como prima que fue de dicho señor respecto haverselo asi comunicado al propio su heredero fideicomiso.

–  Y gualmente es dote una prebenda de cien ducados a que se hallava nombrada la dicha Doña Maria Dolores de cierto patronato fundado en la iglesia parroquial de San Nicolas de esta Corte por Don Manuel de la Oz al mismo otorgante en dinero efectivo y entregado antes de ahora, como lo confiesa y declara en este acto, como dote de la misma Doña Maria su esposa, 1000 reales de vellon”.

El resto de los bienes que Doña María Dolores Sánchez de Castro llevó a su matrimonio fueron, al igual que los de su esposo, justipreciados por personas inteligentes, nombradas por una y otra parte, aunque sus nombres no se mencionan en los documentos.

ROPAS DE CASA

–    Seis sabanas de Coruña nuebas, de a dos anchos y tres varas y media de largo, 468 rs.- yt. quatro sabanas mas , ya usadas, 184 rs.- yt. tres tablas de manteles, usados, 90 rs.- yt. quatro servilletas, 40 rs.- yt. quatro camisas usadas, 120 rs.- yt seis finas sin estrenar, 220 rs.- yt. seis pares de enaguas entre nuevas y usadas, 132 rs.- yt. ocho pares de calcetas, 96 rs.- yt. seis pares de medias de seda, 180 rs.- yt. diez cortinas de coton, de tres varas y media de ancho, 350 rs.- yt. diez y ocho pañuelos para el cuello y las narices, 200 rs.- yt. una decena de almuadas, 140 rs.

ALHAJAS

– Yt. una cadena de oro para el cuello, 700 rs.- yt. tres pares de pendientes, dos de oro y uno de feligrana, 200 rs.-yt. un cubierto de plata, 130 rs.- yt. quatro abanicos, 500 rs.

ROPA DE COLOR

–  Yt. dos cortinas de seda, chicas, 20 rs.- yt. im sitoyen de paño, 180 rs.- yt. un cobertor de cama de damasco de lana, 40 rs.- yt. quatro basquiñas, dos de lana y otras dos de seda, 800 rs.- yt. dos mantillas negras,320 rs.- yt. una blanca de muselina, 60 rs.- yt. tres jubones de seda y uno de lanilla, 160 rs.- yt. otros dos blancos, 60 rs.- yt. dos camisas de muselina bordadas, 400 rs.- yt. otras dos, una de percal y otra de coton, 300 rs.- yt. tres zagalejos blancos de muselina, 200 rs.

CAMA

–  Yt. un tablado, 80 rs.- yt. tres colchones nuevos poblados de lana, 600 rs.- yt. tres fundas pobladas de lana, 60 rs.- yt. dos mantas nuebas, 180 rs.

MUEBLES

–  Yt. dos baules, 120 rs.- yt. un canapé, seis sillas grandes y dos chicas, de Victoria, 160 rs.- yt. seis sillas ordinarias, 36 rs.- yt. tres mesas, 40 rs.- yt. quatro quadros con sus cristales, 80 rs.- yt. un velon, 30 rs.- yt. una palmatoria, unas parrillas y un asador, 20 rs.- yt. un fregadero, 20 rs.- yt. un brasero con su caxa y vadil, 60 rs.- yt. dos sartenes, un almirez, planchas y jarro, 90 rs.- entre vidriado fino y ordinario, como son fuentes y medias fuentes y platos de vidriado de la Alcora y de Talavera, barreños, pucheros, cazuelas, xicaras, tazas, sellico, bacinillas, alguna tinaja y demas utensilios de vidriado, vidrio y cristal como frascos, botellas, compoteras, tazitas de dulce, todo regulado y tasado a los precios corrientes, su valor, 1000 rs.

– En azeite, jabon y carbon, 500 rs.

REGALOS DEL NOVIO

– Yt. en regalos hechos por el nobio a la novia antes de casarse y que deveran agregarse al dote.

– Yt. una camisa exterior de media china 140 rs.- yt. un pañuelo manton para los hombros, 460 rs.- yt. dos adornos para la cabeza, 160 rs.- una colcha de cotonia guarnecida, 200 rs.- yt. zapatos y otras frioleras, 100 rs.

Tras recibir la dote de su esposa, don Mariano de Larra otorgó a favor de la misma la competente carta de pago y recibo de dote por los citados bienes. Fueron testigos de aquel otorgamiento don Fernando Acedo, don José Ordín y don Joaquín Martínez de Maeztu.

El ya citado día 31 de diciembre de 1806, y ante el mismo escribano, don Mariano de Larra procedía e inventariar y tasar las pertenencias que él mismo llevaba a su segunda unión.7

Los bienes del médico madrileño superaron en precio a los de su esposa, puesto que fueron valorados en 20472 reales de vellón, cantidad a la que había que añadir que añadir los sueldos que se le adeudaban por su trabajo en los Reales Hospitales de Madrid.

De entre todas las pertenencias que don Mariano de Larra registra en su dote, lo más interesante fue sin duda su biblioteca, con libros en latin, frances, italiano y otras lenguas, en pasta, rustica y pergamino, la mayor parte de medecina y ciencias físicas, que fueron tasados en 4000 reales de vellón, pero de los que, desgraciadamente, no se citan ni títulos ni autores, lo que en verdad es lamentable, puesto que nos impide conocer la formación profesional del médico madrileño. Los bienes aportados fueron los siguientes:

– Primeramente en dinero efectivo, 1500 rs.- yt. tres cubiertos de plata con su cuchillo, con su peso y calidad, 500 rs.- yt. dos reloxes de faltriquera nuevos y de ultima moda, el uno de Reimeni y el otro de J.Jammel , 1000 rs.- yt. dos estantes de libros de todas facultades en latin, frances, italiano y otras lenguas en pasta, rustica y pergamino, la mayor parte de medecina y ciencias físicas, 4000 rs.- yt. una silleria de damasco de seda compuesta de un canapé y una docena de sillas o taburetes entre grandes y chicos, 320 rs.- yt.- media docena de cortinas de damasco de lana amarilla, 200 rs.- yt. una

Concepcion, 180 rs.- yt. un estante nuevo y bien pintado, de todo gusto, 400 rs.- yt. otro con su analqueria para libros, 160 rs.-  yt. tres rinconeras de nogal y maderas embutidas, 180 rs.- yt. dos candeleros de ojilla de plata y otros ocho de bronce y cobre dorado, 180 rs.- yt. una mesa de juego, 80 rs.- yt. un bufete, 70 rs.- un escritorio, 200 rs.- yt. un tocador, 80 rs.- yt. un escritorio, 200 rs.- yt. dos tableros de cama y un catre, 140 rs.- yt. cuatro colchones, 700 rs.- yt. quatro mantas, 200 rs.- yt. quatro fundas de almuadas, 80 rs.- yt. dos baules, 80 rs.- yt. una mesa redonda, de comer, 60 rs.- yt. otra de nogal, 40 rs.- un belon de bronce para estudiar con su pantalla y dos receptáculos del aceyte, y uno del mismo metal y otro de cristal con espabiladeras de acero y su bandejita de charol para colocarlas, 220 rs.- yt. dos caperos y una percha, 90 rs.- yt. dos cortinas chicas para el balcon, 30 rs.- yt. una colcha de cotonia , 160 rs.- yt. quatro sabanas, 200 rs.- yt. quatro almuadas, 80 rs.- yt. media docena de toallas, 90 rs.- yt. una caxa de sellico cubierta y pintada, 160 rs.- yt. una mesa de cocina, 20 rs.- yt. una escribania de peltre, un cuchillo de marfil para cortar papel y abrir las ojas de los libros y otras menudencias anexas al bufete como cartapacios, 300 rs.- yt. una alacena grande y otra chica, 60 rs.- yt. cinco tinajas con sus pies, una para aceyte, otras para agua y demas provisiones, 150 rs.- yt. una mesa larga de aparador, 60 rs.- yt. un fregadero, 12 rs.- yt. un tajo con su chilla, 50 rs.- yt. un jarro de cobre, 40 rs.- yt. un brasero de azofar y dos vadiles y dos gorros o cubrilones y una caxa,210 rs.- yt. un cazo, una sarten, unas parrillas, unas tenazas, un badil de fierro, candil, pala para el carbon y cogedor de ferro, asador, trebedes, una palmatoria, un candelero de azofar y demas trebejos de espetera y cocina, 200 rs.- yt. planchas, 60 rs.- yt. media docena de platos de pedernal, dos medias fuentes, una fuente, xicaras y demas vidriado, 160 rs.- yt. una salvilla de peltre, 30 rs.- yt. ocho xicaras de China con sus platillos, 160 rs.- yt. dos botellitas de cristal dorado para serbir el vino y agua a la mesa y media docena de vasos dorados por el mismo estilo y que las acompaña, 120 rs.- yt. media docena de basos de cristal iguales y diversas otras vasijas, 160 rs.

ROPA DE PONERSE

–  Yt. una capa blanca de paño de sedan con embozos de pieles de chinchillas, 1500 rs.- yt. otra de paño de color de la lana con embozos de terciopelo, 600 rs.- yt. un capote de paño fino con embozos de terciopelo turquí, 120 rs.- yt. otro de paño burdo, 80 rs.- yt. otro usado con embozos de terciopelo rayado, 60 rs.- yt. un espadín de acero, 240 rs.- yt. un vestido de serio con botonadura de azero, casaca y chupa de paño fino de color verdoso, 200 rs.- yt. otro tambien de serio, casaca y chupa color abellana, 180 rs.- yt. un pantalon de pana açul turquí,210 rs.- yt. otro de paño negro muy fino, 190 rs.- yt. un frac negro, 200 rs.- otro verde, 160 rs.- yt. tres pares de calzones, 200 rs.- yt. una lebita blanca, 400 rs.- yt. dos sombreros de tres picos, uno con presilla y borlas de plata y otro con presilla y borlas negras, 320 rs.- yt. un vestido de paño negro, de serio y luto con espadin, ebillas y charreteras apabonadas, 400 rs.- yt. seis chalecos de muselina, uno de cotonia, otro de percal, otro de mahon y otro de seda, 170 rs.-yt. media docena de camisas, 300 rs.- yt. quatro camisolas, 300 rs.- yt. tres pañuelos de cuello bordados de Olanda, 120 rs.- yt. otros tres de percal y otro de batista ya usados, 40 rs.- yt. quatro pañuelos de faltriquera, 60 rs.- yt. media docena de pares de calcetas, 90 rs.- yt. otra media docena de pares de medias de seda, nuebas y usadas, 190 rs.- yt. dos chalecos de bayeta, 20 rs.- yt. un sombrero redondo, 60 rs.- yt. esteras, ruedos y algunos otros muebles indispensables en las casas, que son de poco valor como linterna, farol, lampara para la escalera, escalera de manos, barillas, cordones de seda para tocar las campanillas y llamar a la familia, 320 rs.- yt. dos pares de ebillas de plata, 110 rs.- yt. un par de botas enteras con campana y otro par de medias botas, 400 rs.

A todo lo arriba referido don Mariano de Larra añadía a sus bienes dotales 4000 reales de vellón que dice tiene devengados de sus sueldos en dichos Hospitales General y Pasión y no le estan satisfechos, en la misma forma tres mil reales por la propia razon de su asistencia en las quatro Diputaciones de San Juan, Amor de Dios, Trinitarios y Jesus Nazareno, y últimamente como unos dos mil reales poco mas o menos que tambien se le deven por diferentes casas particulares, cuyas tres partidas ascienden a nueve mil reales en efectivo y se havian de haver cobrado en la Navidad proxima y no ha tenido efecto, y quan- do tenga aumentara este capital.

Fueron testigos de este otorgamiento los mismos que firmaron en la dote de su esposa.

A pesar de que los bienes del doctor don Mariano de Larra son de una cierta entidad, no alcanzan ni de lejos el millón y medio de reales que , al final de su vida, aseguraba había ganado ejerciendo su profesión.

image009

1 .- Juan Luis ALBORG.- Historia de la literatura española. El Romanticismo, Tomo IV, Madrid, edit. Gredos , 1980, p.186.

2 .-Ismael SÁNCHEZ ESTEBÄN.- Mariano José de Larra, Madrid 1934, p. 15.

3  .- Carmen de BURGOS,. Figaro, Madrid 1919, p. 26.

4  .- Carmen de BURGOS.- o. cit, p. 271.

5   .- Jesús MIRANDA DE LARRA.- Larra. Biografía de un hombre desesperado, Madrid, edit. Aguilar, 2009.

6   .- Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 20796, folº. 3-8. Escribano = Juan Pedro Sierra

7   .- Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 20796, folº. 9-15. Escribano = Juan Pedro Sierra.

Oct 012008
 

José Luis Barrio Moya.

Durante la baja Edad Media la ciencia farmaceútica en España funcionaba de manera diferente en los distintos reinos peninsulares. Así en la corona de Aragón la farmaciaquedaba al margen de las otras ramas de la sanidad. Por el contrario en el reino de Castilla, y al parecer desde el siglo XIV, la farmacia estaba supeditada a la medicina a través deunos representantes conocidos con el nombre de protomédicos. Con la unión dinástica de Castilla y Aragón porel matrimonio de los Reyes Católicos, aquellos monarcas trataron deunificar las diferentes lesgislaciones médicas de sus reinos, creando para ello el Tribunal del Protomedicaro1. En 1477 los Reyes Católicos dictaron unas ordenanzas en las queestipulaban “… que por los protomédicos y alcaldes examinadores que de nos tubieren poder, lo sean de todos nuestros reynos y señorios  que agora

son o fueren de aquí en adelante para examinar los físicos y cirujanos y ensal- madores y boticarios y especieros, hervolarios y otras personas que en todo o en parte usaren deestos oficios, y en oficios a ellos, y a cada uno de ellos

anexo….. para que si los hallaren idóneos y pertenecientes les den carta de

examen y aprobación, y liciencia para que usen los dichos oficios libres y des- embargadamente”2. Según se desprende de aquellas ordenanzas tanto los pro- tomédicos como losalcaldes ordinarios, que asimismo eran médicos, podían examinar a los boticarios. Pero esto planteó desde el principio un agudo pro-

 

1   El Tribunal del Protomedicaro estaba formado por toda una serie de profesionales que tenían como misión examinar a todos aquellos que deseaban dedicarse a cualquier rama del arte de curar asi comoconceder las licencias oportunas para ejercerlas. La bibliografía sobre aquella institución es abundante, destacándo los trabajos de Pascual Iborra.- “Memoria sobre la institución del Real Protomedicato premiadaen el concurso de 1884” en Anales de la Real Acedemia de Medicina, Madrid 1985-1986.- María Soledad Campos Díaz.- El Real Tribunal del Protomedicato castellano (siglos XIV-XIX), Cuenca, Universidadde Castilla-La Mancha, 1999.

2  Cit. por Guillermo Folch Jou: Historia de la Farmacia, 3ª edic., Madrid 1972, pág. 161.

 

 

 

blema puesto que los médicos conocían la teoría farmaceútica, pero la práctica quedaba en manos de los boticarios, y ello creaba dos opciones contradicto- rias.En 1588 FelipeII decidió poner fin a aquel estado de cosas, promulgando una prágmatica en la que establecía que los aspirantes a boticarios fueran exa- minados por profesionales de aquellaespecialidad asi como que tenían que ser menores de 25 años, contar con cuatro años de práctica junto a un boticario examinado y aprobado y conocer obligatoriamente lalengua latina. Esta última exigencia no se debía, como en el caso de los cirujanos, “… a una pretensión de elevar el nivel de formación , sino más bien a la necesidad de entenderperfec- tamente las recetas de los doctores en medicina redactadas en aquel idioma”3. También quedaba estipulado las revisiones periódicas de las boticas a traves de lasvisitas que, en la Corte y cinco leguas alrededor de la misma estaban a cargo de los miembros del Tribunal del Protomedicato, mientras que en los demas territorios de lamonarquía era tarea de los corregidores y regidores a quienes tenían que acompañar un físico aprobado.

Uno de los inspiradores de aquella prágmatica fue el burgalés Francisco Valles, famoso médico de Felipe II y protomédico de Castilla. Fue Valles “… quien organizó lavisita de las boticas situadas en su radio de acción como protomédico, visita que sería problemática desde sus inicios y cuyos resultados finales nadie habría sido capazde vislumbrar” 4. Ello fue debido a lo que en un principio iba a ser una tarea rutinaria acabó con un violento enfrentamiento entre el protomédico y los boticarios, contrariosestos últimos a las diferentes medidas que Valles quería imponerles a la hora de elaborar sus compuestos, sobre todo en lo referente a la forma de destilar las aguasmedicinales que se vendían en los boticas.

Los boticarios, una vez finalizados sus estudios y aprobado el correspon- diente examen podían iniciar su carrera perofesional, tanto en las ciudades co- mo en hospitalesy monasterios de todo el reino, aunque para la inmensa mayo- ría de ellos sus máxima aspración era la de entrar al servicio del rey. Con res- pecto a esto último hay que subrayarque Felipe II acordó que en el Alcázar de Madrid funcionasen dos boticas. Una dedicada exclusivamente a los miembros de la familia real y otra para los criados y servidores depalacio.El personal de ambas instituciones estaba formado por un boticario mayor a cuyas órdenes trabajaban tres ayudantes, otros tantos mozos y dos encargados de lalimpieza, un destilador y varios profesionales encargados de recoger hierbas medicinales.

 

 

 

3  María Luz López Terrada: “Médicos, cirujanos, boticarios y albéitares” en Historia de la ciencia y de la técnica en la Corona de Castilla (siglos XVI-XVII), Tomo III, Salamanca, Junta de Castilla y León,2002, pág.174.

4  Mar Rey Bueno: “El informe Valles:los desdibujados límites del arte de boticarios a finales del siglo XVI (1589-1594) en Asclepios, Vol. LVI, 2, 2004, pág. 248.

 

 

 

En 1594, y por una nueva prágmatica, Felipe II decidió que un boticario se incorporase como examinador al Tribinal del Protomedicato.

Desde comienzos del siglo XVII se inició un proceso de inspección de las boticas caracterizado por un mayor rigor a la hora de examinar los contenidos de las mismas. En 1617Felipe III autorizó a los protomédicos y justicias a visi- tar, sin previo aviso y tantas veces como considerasen necesarias, las boticas de pueblos y ciudades por considerar, conevidente razón “… que los boticarios escondían los medicamentos que estaban en malas condiciones y los sustituían por otros prestados. Si en alguna farmacia seencontraban medicamentos en malas condiciones, los protomédicos o justicias tenían facultades para clausu- rarlas, siendo necesario que dos protomédicos las visitasen ydieren su visto bueno antes de que se volviesen a abrir” 5.

Aquella decisión de Felipe III fue mantenida por su hijo y sucesor Felipe IV , y en verdad no faltaba razón para que asi fuera.Ejemplo de aquellas malas prácticas loencontramos en la tasación que se hizo de los medicamentos que quedaron en una farmacia de la localidad madrileña de Móstoles,regentada por doña María de Nava6. DoñaMaría de Nava, viuda del boticario mostoleño Payo Rodríguez falleció en aquella población madrileña en los primeros días del mes de mayo de 1651. En su testamento dejabacomo heredero a su hijo Antonio Lorenzo Gastón, quien se encontraba fuera de España sirviendo en la Armada Real y por su albacea testamentario a don Antonio de Nava,maestro de obras y su sobrino, quien tenía que hacerse cargo de los bienes de su difunta tia hasta el regreso de su primo. Sin embargo don Antonio de Nava no podíaabandonar Madrid, por lo que dio poder a Manuel de Burgos, tambien primo suyo, para que se trasladase a Móstoles y llevara a cabo el inventario y tasación de todo lo quecontenía la botica de su difunta tia. El 13 de mayo de 1651 llegó a Mósto- les el boticario madrileño don Diego Fernández quien , tras valorar los géneros de la botica, llegó a unaconclusión demoledora con respecto a ellos, declarando … que por quanto en el ymbentario que esta echo desta botica alla muchas medicinas sin titulos de lo que eran yotras tan antiguas según la ynspiracion dellas y del titulo y fecha que el dicho Payo Rodriguez puso en ellas como es costumbre, por ser medicamentos que entran por laboca y no seria raçon de dar lugar quien comprase dicha botica  a que los de a los enfermos, no se ten-

 

5  Guillermo Folch Jou.- o. cit., pág. 242.

6   Doña María de Nava era viuda de Don Payo Rodríguez, boticario de Móstoles, heredando a su muerte el negocio de su marido. El encontrar  a una mujer al frente de una botica en  esta época no

deja de ser sorprendente, puesto que diversas ordenanzas vetaban a las féminas para ejercer aquel trabajo sanitario. Asi lo reflejan las Ordenanazas de Madrid para boticarios de 1552, donde se

establecía que ninguna mujer pudiera despachar medicamentos. Una nueva ley, de 1593, prohibía de manera tajante a las mujeres tener boticas abiertas aunque contasen en ellas con oficiales aprobados en aquella especialidad. Pero el hecho de que una fémina regentase una botica en una población tan

cercana a Madrid, demuestra el poco valor que tenían las disposiciones oficiales.

 

 

 

gan y se arrojen y es necesario arrojar todas las cosas y raices que estan muy biejas y carcomidas y no estan para usar dellas” 7.

Si en esta declaración vemos la honradez profesional de don Diego Martí- nez tambien se advierte la total falta de escrúpulos de algunos boticarios de la época, que no teníanempacho ninguno en preparar medicamentos con materias primas en malas condiciones.

El siglo XVIII se inició en España con un cambio dinástico. La Casa de Austria, extinta por la muerte sin sucesión de su último representante, el desdi- cahado Carlos II, el 1noviembre de 1700, fue sustituída por la de Borbón, en la figura de Felipe V, nieto de Luis XIV, y nombrado sucesor al trono hispano por el último Austria y que se asentó en eltrono hispano tras su victoria en la guerra de Sucesión..

La llegada a España de un Borbón afectó profundamente a todas las institu- ciones del Estado al adoptar Felipe V el modelo ilustrado y centralísta francés, iniciándose conello, la modernización del mundo científico español, hasta en- tonces sumido en la más profunda crísis, y donde logicamente se incluyó la farmacia. Siguió funcionante elTribunal del Protomedicato, acentuándose el control sobre la actividad de los boticarios, a la vez que la ciencia farmaceútica se eriqueció con nuevos hallazgos y experimentos.Sigueron existiendo los boticarios reales que desarrollaron su trabajo en un ambiente ilustrado que dio lugar a una mejoría general de la farmacia aúlica8.

Durante los reinados de Fernando VI y Carlos III fue primer ayuda de la Real Botica de Su Magestad el extremeño don Manuel González Garrido, de quien vamos a dar aconocer algunos aspectos de su biografía y actividad pro- fesional.

Don Manuel González Garrido nació en Cáceres obispado de Coria entre 1720 y 1725. Fue hijo del cacereño don Juan González Garrido y de la trujilla- na doña MaríaOrdóñez. Nada conocemos sobre la formación del boticario extremeño, pero si que en 1748 se encontraba al servicio de Fernando VI como ayuda de la Real Botica . De estamanera el 14 de abril de 1748 don Manuel González Garrido obtuvo la plaza de ayuda honorario de la Real Botica con un sueldo de 4560 reales de vellón al año, jurando su cargo el 10 de agosto siguien- te ante el marqués de Montealegre, “… sumiller de corps de Su Magestad, go-

 

 

 

7  Cit. por José Luis Barrio Moya.- “Aportaciones para el estudio de una botica mostoleña del siglo XVII (1651) en Actas del Tercer Congreso del Instituto de Estudios Históricos del sur de Madrid “Jiménezde Gregorio”, Madrid 2005, pág. 118.

8  Sobre los boticarios del siglo XVIII véase A.González Blanco y F.J. Puerto Sarmiento.- “Ciencia y farmacia durante la Ilustración “ en Carlos III y la ciencia de la Ilustración, Madrid, Alianza Uni-

versidad, 1988, págs. 127-140.

 

 

 

zando a partir de esa fecha del sueldo, gages, casa de Aposento y demas emo- lumentos que le corresponden por esa razon” 9..

El 23 de mayo de 1748 don Manuel González Garrido ascendió al puesto de mozo de oficio supernumerario de la Real Botica, y el 1 de octubre de aquel año fue nombradocuarto ayuda de número con un suledo de 5660 reales de vellón10.

El 14 de febrero de 1751 el boticario extremeño otorgaba carta de pago y recibo de dote por los bienes que su futura esposa, doña Irene del Campo, apor- tó a sumatrimonio11. En aquel documento don Manuel González Garrido con- fesaba estar soltero “… Y ser boticario de Su Magestad en su Real Botica de esta Corte y natural de lavilla de Caceres, obispado de Coria, en la provincia de Extremadura, y que iba a casarse con doña Irene del Campo, de estado honesto, natural de Madrid, hija de DonFrancisco del Campo y Doña Alfonsa de Chozas, difuntos”.

Don Manuel González Garrido confesaba que su futura esposa llevaba al matrimonio “… por dote y caudal suio propio diferentes vienes, preseas, alajas, caudal, zensos,creditos y efectos que se me quieren entregar por la suso dicha y Don Juan Moreno y Doña Benita Chozas, sus tios, para ayuda a sustentar las cargas del matrimonio con talde que de todo ello le otorgue carta de pago y recibo de dote”.

Doña Irene del Campo aportó a su matrimonio una pequeña colección artís- tica formada por pinturas, grabados, una cruz de coral con un Cristo crucificado y una imagen deplata “… a modo de relicario con su marco de concha”. La pintura más valiosa fue una Divina Pastora tasada en 300 reales de vellón.

 

 

Pinturas

 

 

“- primeramente una pintura de la Divina Pastora de poco mas de vara de alto, 300 rs.- una Beronica de una tercia de alto, 66 rs.- una Nuestra Señora de la Soledad depoco mas de dos varas de alto, 240 rs.- otra de Nuestra Señora con el Niño, marco de bidrio, de una quarta de alto, 120 rs.- otra de San Fran- cisco de Paula con su vidrio,de poco mas de media bara de alto, 180 rs.- otra de Nuestra Señora de la Contemplazion con su vidrio, de media vara de alto, 180 rs.- otra de un Ecce Omo tambien con subidrio, 180 rs.- una lamina de Santa Theresa con marco negro guarnecido de bronze, 240 rs.- una pintura de Santa Rosa con marco de concha, de una terzia de alto, 180rs.- sete quadros de estampas, unos de a terzia y otros de a media vara, 60 rs.- una ymagen vor-

 

9  Archivo General de Palacio. Sección = Personal. Signatura = C-465/27.

10  Archivo General de Palacio. Ibidem. Ver Documento 1º.

11  Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 17513, folº. 422-436.

 

 

 

dada con su marco, de poco mas de media vara de alto, 180 rs.- una pintura de piedra agata, de poco mas de una tercia, 120 rs.- otra de una ymagen de plata de modo derelicario con su marco de concha, de poco mas de tercia, 180 rs.- dos estampas, una de a bara de la Encarrnacion y la otra de una Divina Pasto- ra, de terzia de alto, conmarcos negros, 20 rs.- una pintura de Santa Getrudis muy maltratada, de poco mas de media bara de alto, 40 rs.- una estampa de Nuestra Señora de Nieba, 6 rs.- una cruzde coral con un Santo Christo, de poco mas de dos tercias de alto, 180 rs”.

 

 

Madera

 

 

No fueron muy abudantes los muebles aportados por doña Irene del Campo a su enlaceo con el boticario extremeño,todos ellos agrupados bajo el epígrafe de madera.Destacaba un escritorio de Salamanca, tasado en 1000 reales de vellón. Piezas curiosas incluídas oentre los muebles fueron dos cartas de Santa Theresa con sus marcos derequadros, cubiertos de concha y evano, con sus tarjetas de plata. La tasación se llevó a cabo de la siguiente manera:

 

 

“- Primeramente un escriptorio de bara y media de largo con quince gave- tas, sus escudos dorados y quatro cantoneras a las esquinas con sun pie de bara de anchoy bara y media de largo, con sus pies acarthelados, sus dos varrotes de yerro, cubierto de palo santo, 600 rs.- un baston a lo salomonico embutido en nacar y conchacon su casquillo de plata, 30 rs.- otro de caña de junco con manija de metal labrada, 24 rs.- una muleta de hevano con casquillo de marfil, 40 rs.- dos cartas de SantaTheresa con sus marcos de requadros cubiertos de concha y evano y sus tarjetas de plata, 720 rs.- dos varreras de pino con sus entrepaños y fallevas de yerro, 200 rs.-una arquita pequeña de pino, 8 rs.- una cama nueba de seis tablas de pino con sus pies torneados dada toda ella de berde esmeralda, trasfloreada y filetes dorados, 165 rs.- otra cama de quatro tablas, 48 rs.- un escriptorio de Salamanca de dos cuerpos con tres cajones, 1000 rs.- un cofre mediano cubierto de badana emcarmada, 40 rs.- otropequeño atumbado, 15 rs.- otro grande de bara y media de largo, tres quartas de alto y media vara de ancho, quasi tumbado, cubierto de badana abaquetada,encarnada y guarnezido de tachuela dorada lisa, con dos zerradu- ras y una llave, 304 rs”.

 

 

Al contrario de lo que pasó con los muebles, la ropa blanca y los vestidos fueron muy abundantes en la dote de doña Irene del Campo, registrándose col- chas, sábanas,almohadas, camisas, peinadores, pañuelos, enaguas, toallas, co- fias, zapatos, colchones, mantillas, calcetas, briales, zagalejos, mantas, fundas,

 

 

 

cotillas, mantas, nueve varas de tercipelo negro, etc. Un juego de “… piedras de Francia, dos hevillas con sus charreteras y dos peynes, se valoraron en 65 reales, un rosariode Jerusalem, entallado y engarzado”, en 59 reales y “… una sobre cama de yndiana forrada en tafetan doblete berde”, en 200 reales.

También dentro del apartado de ropas y vestidos se incluyó “… una tapize- ria ordinaria, el campo y las cenefas de negro, desgastadas las sombras de los negros, Ystoriadel rey Ziro, de siete paños y cinco annas de cayda bien cum- plidas y treynta y ocho de corrida”, que fue valorada en 4560 reales de vellón.

Pero fueron sin lugar a dudas las alhajas de oro y plata, la parte más valiosa de la dote de doña Irene del Campo, puesto que al valor material de aquellas piezas había queañadir la echura manufacturada por sus artífices y las guarni- ciones de diamantes en varias sortijas y arracadas. También se incluían en el apartado de las alhajas diversos “…barros de Yndias y de China”.

 

 

Alhajas de plata y oro

 

 

“- Una bandeja zincelada de flores, 538 reales y 22 maravedis.- otra van- deja redonda, gruesa, labrada de vastagos y pjas, 992 rs y 2 mrs.- dos azafates pequeños,quadrados, prolongados, zinzelados, 960 rs.- una salvilla de plata blanca, labrada de realze con quatro conchas en el buelo y molduras de puntos zinzelados y una vasovernegal con sus baras y una piedra bezear en medio, todo zinzelado, 1150 rs.- doze platos trincheros, redondos, de moldura, 4063 rs. y 5 mrs.- una palangana, jarro y cajapara jabon con su caja forrada en bada- na negra, 1386 rs. y 30 mrs.- quatro candeleros de plata pequeños, de media moda, todos con platillos ochavados y mecheros, dosredondos y dos ochava- dos, 1095 rs.- un platillo y espaviladeras de plata, de media moda, 276 rs. y 8 mrs.- seis cucharas , seis thenedores y seis cuchillos, estos con suscavos de plata, todo ello echo en Ynglaterra, 480 rs.- otras seis cucharas y sis thenedo- res de plata mas pequeños que los antezedentes, 313 rs. y 8 mrs.- una salvilla de platamediana con pie de chapa atornillado, de moda antigua, 717 rs. y 16 mrs.- una guarnicion de jicara de pie, abrazaderas y asa liso y el pie calado, 60 rs. y 18 mrs.- una efigiede Chrispto señor nuestro en una cruz de zedro con sus remates y calavera de plata, 117 rs.- una medalla grande de Nuestra Señora del Sagrario de plata blanca, 17 rs. y 4mrs.- dos relicarios con la ymagen de Santa beronica de Jaen guarnezidos de plata, 27 rs. y 26 mrs.- dos cuchillos de mesa con cavos de plata, 200 rs.- quatro relicarios,los tres quadrados, dos Virgenes del Pilar sobre doradas y tres del Sagrario todo de plata, 60 rs.- otros tres relicarios, los dos sobredorados de feligrana y el otro con unannus, una cruz de Caravaca y un San Ysidro, 75 rs.- quatro Christos de metal, 34 rs.- una caja de zapa con cinco cucharas y sus thenazillas, 30 rs.- na caja de oro, echu- ralisa, 1072 rs. y 32 mrs.- otra caja de oro lisa, echura quadrada, 766 rs. y 18

 

 

 

mrs.- dos sortijas de oro esmaltadas, 37 rs. y 22 mrs.- una caja de tumbaga, echura lisa, 341 rs. y 32 mrs.- dos sortijas de tumbaga guarnezidas de sobre puestos de oro yplata, 67 rs. y 32 mrs.- una sortija de oro con las chapas del reverso agallonadas y parte del brazo calado, guarnezida con tres diamantes, rosa el mayor que haze medio, detres granos y medio de area y los dos de los lados de grano y quarto, 1195 rs.- una cruz de oro, rosilla y pasador, guarnezi- da con treinta y seis diamantes, 440 rs.- dosarracadas de oro guarnercidas con treynta diamantes, 429 rs.- dos sortijas de oro yguales en echura y numero de piedras que tienen ambas veynte y dos diamantes, 484 rs.-otra sortija de oro con onze diamantes, 110 rs.- diez y nueve barros de Yndias de diversos tamaños y dos salvillas de lo mismo, diez y nueve jicaras de China, ocho platillos delo mismo y un tazon con su tapadera y platillo, todo ello de China, 135 rs”.

 

 

Todas las pertenecias que doña Irene del Campo llevó en su dote fueron ta- sadas “… por personas peritas nombradas por ambas partes en sus justos pre- cios”, aunquesus nombres no se mencionan.

Pero aparte de todo lo arriba reseñado doña Irene del Campo aportó en su dote la cantidad de 2320 reales en dinero de contado y “… un censo perpetuo de un ducado yuna gallina de renta al año sobre unas casas que estan en esta villa de Madrid, en la calle de Hortaleza que fueron de Angela Baez, viuda de Lorenzo Hernandez”.

Tras recibir la dote de su futura esposa, don Manuel González Garrido otorgó a favor de la suso dicha la correspondiente carta de pago por los bienes que la suso dicha lehabía entregado.

El 6 de junio de 1782 don Manuel González Garrido “… primer ayuda de boticario mayor de Su Magestad daba un poder a don José Enciso Parrales para que en su nombrehaya, reciba y cobre extrajudicialmente e judicialmente de Su Magestad (Dios le guarde) sus thesoreros, receptores, arqueros, recaudadores, depositarios, administradores yde otras qualesquier personas del estado y calidad que sean, todas las cantidades de maravedises que se le restaban de- biendo y debieren en adelante por razon desus sueldos y mercedes que Su Magestad le tiene concedidos, y que de todo ello otorgase la correspondiente carta de pago”12.

El 15 de febrero de 1783 y ante el escribano Manuel Gorgullo, don Manuel González Garrido otorgaba escritura de testamento, ultima y postrimera volun- tad, precioso ypreciso documento para conocer muchas noticias familiares del boticario extremeño13. En aquel otorgamiento confesaba con orgullo ser “…

 

12  Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo =  20729, folº. 744-744 vltº.

13  Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 20729, folº. 149-151 vltº. Ver Documen- to 2º.

 

 

 

primer ayuda de la Real Botica de Su Magestad y vecino de Madrid. Declaraba ser natural de la villa de Caceres, obispado de Coria” e hijo de don Juan Gon- zález Garrido,nacido también en Cáceres y de doña María Ordóñez que lo fue de la ciudad de Trujillo. Recalca “que se halla con la enfermedad corporal que Dios por su bondad ha sidoservido darme, pero en mi caval juicio, memoria y entendimiento natural según su Divina Magestad se digno darmele. Pide ser enterrado, amortajado con el hábito de SanFrancisco, en la iglesia parroquial de que fuera feligres al tiempo de mi fallecimiento y en la sepultura mas humil- de de ella, y de secreto”. Establece que se digan por su alma, las de sus padres y demas de mi obligacion, cien misas rezadas, pagando por cada una de ellas la cantidad de cuatro reales de vellón, y que el día de su muerte se celebrase por su ánima una misa cantada con diácono, subdiácono, vigilia y responso.

Enviaba treinta reales de vellòn “… a los Santos Lugares de Jesusalen, re- dempcion de cautibos christianos y Reales Hospitales General y Pasion de esta Corte porterceras partes”.

Confesaba que estaba casado con doña Irene del Campo, de cuya unión habían nacido dos hijos, bautizados con los nombres de José y María Josefa, esta última quese halla de menor edad, por lo que dejaba a su esposa como tutora y curadora de la misma.

Nombraba por sus testamentarios “a la referida mi muger Doña Irene del Campo”, a su hijo don José González Garrido, don Antonio Moreno Bote, don Francisco Rivillo ydon Joaquin Riquelme e instituía por herederos a sus dos hijos “… y a los demas que la Magestad Divina fuere serbido darme durante mi citado matrimonio”.

No hemos podido localizar la partida de defunción del boticario extremeño, puesto que al no indicar el lugar preciso donde quería enterrarse hace la bús- queda muy difícil.Sin embargo la firma vacilante y temblorosa con la que signó su testamento nos permite deducir que falleció al poco de otorgarle.

 

 

APÉNDICE COCUMENTAL

 

 

DOCUMENTO 1º. Don Manuel Gonzalez Garrido. Zertificacion del ascen- so de quarta aiuda que era de la Real Botica para la tercera vacantta por ascenso de FranciscoPerez Yzquierdo a la segunda (10 DE MARZO DE 1749). (Archivo General de Palacio. Sección = Personal. Signatura = C- 465/27).

 

 

Don Miguel Tufiño y Faxardo certifico que por los libros y papeles de este oficio de mi cargoconsta que Su Magestad en resoluzion a consulta del mar- ques deMontealegre, su sumiller de Corps, de 14 de abril de 1748, se sirvió

 

 

 

conzeder a Don Manuel Gonzalez Garrido, mozo de oficio que era de su Real Botica, los honores de aiuda de ella con obcion a la primera vacante y el suel- docorrespondiente, juro el 10 de agosto de 1748 y haviendo fallecido Don Francisco del Corrral, primer aiuda que era de dicha Real Botica en 7 de sep- tiembre de 1748, elmarques de Montealegre, mando graduase al mencionado Don Manuel Gonzalez Garrido por quarto aiuda della que devia resultar va- cante por dicho fallecimientocomo se executo y consta la zertificazion con fecha de 7 de enero de 1749 y por otra real resoluzion de Su Magestad según consta del mismo marques de Montealegre, de29 de henero ya expresado, se digno conformarse en todo con la proposizion de Su Excelencia para la tercera plaza de aiuda de su Real Botica vacante por ascenso de DonFrancisco Perez Yzquierdo a la segunda, al dicho Don Manuel Gonzalez Garrido como mas por menor resulta de dichas rezoluziones, ordenes y asientos que quedan en mi oficio a que me refiero. Y para que conste donde combenga doy la presente en Madrid a 10 de marzo de 1749.

Don Manuel Trofiño y Faxardo.

 

 

 

DOCUMENTO 2 º. Testamento de don Manuel Gonzalez Garrido. (15 de febrero de 1783). (Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 20729, folº. 149-151 vltº.Esrcribano = Manuel Gorgullo).

 

 

En el nombre de Dios todo poderoso Amen. Sepase por esta publica escri- tura de testamento, ultima y postrimera voluntad como yo Don Manuel Gonza- lez Garrido,vecino de esta Corte y natural de la villa de Caceres, obispado de Coria, primer ayuda de la Real Botica de Su Magestad = hijo legitimo de don Juan Gonzalez Garrido,natural que fue de la propia villa, y de doña Maria Ordoñez que lo fue de la ciudad de Trujillo, su legitima muger, vecinos que fueron de dicha villa de Caceres y yadifuntos, hallandome con la enfermedad corporal que Dios por su bondad ha sido servido darme, pero en mi caval jui- cio, memoria y entendimiento según su DivinaMagestad se digno darmele, y creyendo como firmisimamente creo en el altisimo e incooprehensible misterio de la Santisima Trinidad, Padre, Hijo y Espiritu Santo, trespersonas y un solo Dios verdadero, y en todo le demas que tiene . cree y confiesa nuestra Santa Madre Yglesia Catholica Apostolica Romana, en cuya fe y creencia hevivido, quiero vivir y morir como catholico fiel christiano, deseando estar prevenido para quando llegue la ora de mi muerte, tan cierta esta a todo viviente como dudosaaquella, e invocando por mi intercesora y abogada a la siempre Virgen Maria Madre de Dios y señora nuestra, concevida en gracia sin mancha de culpa original en elprimer momento de su animacion santisima; a los glorios- sisimos patriarcas San Joseph, San Joachin y Santa Ana, al Santo Angel de mi

 

 

 

Guarda, a los arcangeles San Miguel y San Rafael y a todos los demas espiritus celestiales, santos de mi nombre, devocion y avitadores de la Gloria para que intercedan pormi con la Magestad Divina y me alcancen de su infinita piedad que se digne perdonarme y concederme que con perfecta contriccion entregare mi alma en sus Divinas manosquando salga de esta mortal vida: a honra y gloria de Dios Nuestro Señor hago y ordeno mi testamento en la forma si- guiente.

–   Primeramente encomiendo mi alma a la Divina Magestad que la crio y redimio y el cuerpo mando a la tierra de que fue formado, y quiero que quando suceda mifallecimiento sea amortajado con el abito de mi serafico padre San Francisco de Asis y puesto en el tiempo que hubiere de estar en la caja mortuo- ria sobre una vayeta ocosa semejante y solo con quatro velas, sin otro algun aparato ni ataud.

–  Mando que luego que yo fallezca se me tome la Bula de difuntos y escriba en ella mi nombre, y que en el mismo dia si fuere ora competente o en el inme- diato se celebrepor mi alma misa cantada con diacono, subdiacono, vigilia y responso y pague por todo la limosna acostumbrada.

–   Es mi voluntad se sepulte mi cadaver en la iglesia parroquial de que fue- re feligres al tiempo de mi fallecimiento y en la sepultura mas humilde de ella, conduciendoseen la caja de la Hermandad Real, de que soi individuo y de secreto si el tiempo y las circunstancias lo permitieren, que lo juzgaran mis testamentarios, a cuya elecciondejo lo demas respectibo a el modo y forma de mi entierro, preveniendo no se combide para el y solo se impriman y repartan esquelas para que me encomienden a Dios.

–   Mando se celebren por mi alma, las de mis padres y demas de mi obliga- cion cien misas rezadas, dandose quatro reales de vellon por limosna de cada una, y sacada laquarta parrochial, las demas las repartiesen mis testamenta- rios a los sacerdotes, iglesias o conventos que les pareciere.

–  Mando se den treinta reales de vellon para los Santos Lugares de Jerusa- lem, Redempcion de cautibos christianos y Reales Hospitales General y Pasion de esta Cortepofr terceras partes y por una vez, con lo que las aparto del dere- cho que pudieran tener a mis bienes las mandas forçosas.

–   Declaro me hallo casado legitimamente con Doña Irene del Campo. a quien prometi por via de arras o donacion propter nupcias la cantidad que resultara de laescriptura de carta de pago y recibio de dote que otorgue a su favor en esta Corte por febrero del año de setecientos cinquenta y dos ante Don Joseph de Mera, escribano deSu Magestad, y cuya donacion quiero tenga efecto cabiendo en la parte de mis bienes que el derecho permite o hasta en la suma que cupiere y pueda valer.

 

 

 

– Asimismo declaro que de varios hijos que Nuestro Señor ha sido serbido darnos durante nuestro matrimonio solo existen al presente Don Joseph y Doña Maria JosephaGonzalez Garrido, que esta se halla en la menor edad, y si al tiempo de mi fallecimiento subsistiese esta o alguno otro de nuestro matrimo- nio, usando de la facultad que lasleyes me conceden nombro por su tutora y curadora ad bona a la referida Doña Irene del Campo su madre y mi amada muger, relebandola de fianzas por la gran satisfacciony experiencia que tengo en su conducta y christiandad, y en virtud de esta clausula pido al señor juez ante quien fuere presentada la discierna el cargo de tal tutora ycuradora para que use de el.

–  Para cumplir y pagar y executar lo que dispongo en este testamento nom- bro por mis albaceas y testamentarios a la referida mi muger Doña Irene del Campo , aldicho Don Joseph Gonzalez Garrido mi hijo, a Don Antonio More- no Bote, a Don Francisco Rivillo y a Don Joachin Riquelme, vecinos de esta Corte, a los quales y a cadauno in solidun doy poder y facultad que por dere- cho se requiere para que luego que yo fallezca se apoderen de mis bienes y de los mas efectibo de ellos, o vendiendo lo quevasten y necesario fuere, publica o publicamente, cumplan, paguen y ejecuten lo que en este testamento se contie- ne, cuyo poder les dure el tiempo que necesiten, aunque seapasado el año del albaceazgo porque se le prorrogo por el que hubieren menester.

–  Y cumplido y pagado este mi testamento, en el remanente que quedare de todos mis bienes muebles, raices, derechos y acciones, habido y por haber, instituyo ynombro por mis universales herederos a los mencionados mis hijos legitimos, Don Joseph y Doña Maria Josepha Gonzalez Garrido, y a los demas que la Magestad Divinafuere serbido darme durante mi citado matrimonio, para que lo lleben y hereden todo por iguales partes con la vendicion de Dios Nuestro Señor, a quien pido meencomienden.

–   Y por el presente reboco, anulo y doy por ningun y de ningun valor y efecto otros qualesquier testamentos, cobdicilos, poderes para testar y demas disposicionestestamentarias que antes de esta haya hecho y otorgado por es- crito, de palabra o en otra forma para que ninguna valga ni haga fe judicial ni extrajudicialmente, sino estetestamento que quiero valga por mi ultima y de- terminada voluntad en la via y forma que mas haya lugar en derecho. Asi lo digo y otorgo ante el infraescripto escribanode Su Magestad y del Tribunal del Proto Medicato en la villa de Madrid a quince de febrero de mil setecientos ochenta y tres y el otorgante a quien yo el escribano doy feconozco lo firma, siendo testigos Don Carlos Nuñez, Don Francisco Garcia Valbueno, Don Ma- nuel Ruiz de Uriondo, Don Gerardo Munuera y Juan Fernandez, residentes enesta Corte.

Don Manuel Gonzalez Garrido. Ante mi = Manuel Gorgullo.

Oct 012007
 

José Luis Barrio Moya.

Instituto de Estudios Madrileños. 

Muchos años antes de que Felipe II eligiera en 1561, a Madrid como capital de su Monarquía, la villa castellana tenía a sus espaldas una larga historia, que con relativa frecuencia ser ha querido obviar. En efecto a lo largo de la baja Edad Media se asentaron en Madrid  importantes familas que no solamente se hicieron con los más altos cargos del gobierno municipal sino que también levantaron iglesias y palacios. Sin embargo muy poco es lo que en Madrid se ha conservado de los edificios erigidos durante los siglos XIV,XV y XVI – alguna torre  mudéjar o la muy restaurada nave de la iglesia de los Jeerónimos – antes de que la decisión real la convirtiera en la capital de un enorme imperio. No obstante, y de manera casi inexplicable, ha llegado hasta nuestros días una de las obras más suntuosas del renacimiento castellano: la capilla de Santa María y San Juan de Letrán, más conocida como la del obispo de Plasencia, don Gutierre de Vargas y Carvajal, que lo fue la diócesis placentina entre 1524 y 1559, año de su muerte.

Don Gutierre de Vargas y Carvajal nació en Madrid en 1506. Fueron sus padres el hidalgo madrileño don Francisco de Vargas, hombre de entera confianza de la Reyes Católicos y del emperador Carlos V, y la señora extremeña doña  Inés de Carvajal, perteneciente a una familia muy afecta a la monarquía castellana, como asi lo demuestra el hecho de que su padre, don Francisco de Carvajal  fuera  el principal artífice de que en 1488, Plasencia se incorporase a la corona de Castilla.

Don Gutierre de Vargas y Carvajal fue el segundón de la familia, lo que determino su destino , como era costumbre de la época, en la carrera eclesiástica. El destacado papel que don Francisco de Vargas tenía en la Corte, allanó el camino para que su hijo ocupara, desde muy joven altos cargos en la Iglesia. En 1519, don Gutierre de Vargas y Carvajal ya gozaba de una canonjía en la catedral de Toledo, siendo a la vez  de abad de Santa Leocadia.

El 25 de mayo de 1524, y cuando solamente contaba con diez y ocho años de edad, don Gutierre de Vargas y Carvajal, fue promovido para ocupar el obispado de Plasencia , vacante por la muerte, en 1523,de su titular hasta entonces don Bernardino López de Carvajal. Pero el flamante prelado placentino tenía más aficion a la vida mundana, incluida la militar, que la religiosa, lo que fue causa, desde el comienzo de su gobierno en la sede extremeña, de muy serios enfrentamientos con los miembros del cabildo. Su vida licenciosa era motivo de escádalo, complicada aún más por sus aficiones bélicas, que se manifestaron en su intervención en los conflictos surgidos entre las familias de los Carvajal y Zúñiga por hacerse con el señorio de Plasencia. Como ejemplo de su poca edificante existencia hay que reseñar al hijo nacido de las relaciones de don Gutierre de Vargas y Carvajal con la señora toledana doña María de Mendoza, emparentada con los marqueses de Almazán (1).

Durante muchos años el obispo de Plasencia siguió llevando una vida poca acorde con sus cargos eclesiásticos, que en nada se diferenciaba de la de muchos cardenales italianos de la época. Pero un acontecimiento histórico de  gran envergadura, cambió radicalmente la errática existencia de don Gutierre de Vargas y Carvajal, su asistencia al Concilio de Trento. El 23 de diciembre de 1550 el emperador Carlos V remitió desde la ciudad alemana de Augsburgo una carta al obispo de Plasencia pidiéndole su presencia a la magna asamblea religiosa. Pero aquella oferta fue rechazada por don Gutierre de Vargas y Carvajal por encontrarse enfermo. Sin  embargo en 1551, el obispo de Plasencia ya se encontraba en la ciudad italiana, donde conoció a los jesuítas Diego de Laynez y Alfonso de Salmerón, leyendo durante su estancia alli los Ejércicios espirituales, de San Ignacio de Loyola. Aquellas experiencias cambiaron la vida del prelado placentino que, a partir de entonces fue ejemplar. De regreso a Plasencia fundó en aquella ciudad un colegio de jesuítas, dedicado a formar sacerdotes qu tuvieran la educación necesaria para enfrentarse a la reforma luterana. Desde Plasencia don Gutierre de Vargas y Carvajal se trasladó a Madrid, donde enfermó de gota gravemente, por lo que pasó a la villa cacereña de Jaraicejo, perteneciente a los obispos placentinos, para recuperar la salud, ocurriendo todo lo contrario, puesto que falleció en ella el 27 de abril de 1559, siendo sus restos depositados en un  principio, en la iglesia de Torrejón el Rubio. En 1560, y cumpliendo su deseo testamentario, el cuerpo del obispo de Plasencia fue traido a Madrid para ser sepultado en la capilla de Santa María y San Juan de Letrán, fundada por su padre y que el convertiría en panteón familiar.

La capilla de Santa María y San Juan de Letrán fue fundada  en 1520,por don Fernando de Vargas para guardar en ella el cuerpo de San Isidro, custodiado hasta entonces en la vecina iglesia parroquial de San Andrés. Pero el empeño de don Francisco de Vargas chocó frontalmente con la fuerte oposición que a su proyecto interpuso el párroco de San Andrés. Pero no era el padre del obispo de Plasencia persona que se amilanase ante las dificultades, recurriendo para conseguir sus desinios hasta al  papa León X, quien autorizó el traslado de los restos de San Isidro a la nueva capilla. Don Fernando de Vargas falleció en 1523, sin haber logrado ver concluida su capilla, cosa que llevó a cabo su hijo en 1535.

Los restos del patrón de Madrid permanecieron en la capilla de los Vargas hasta 1544, año en que regresaron a su primitivo emplazamiento en San Andrés. El motivo de este nuevo trasiego fue la denuncia del párroco de la iglesia ante el cardenal Tavera, arzibispo de Toledo, de las constantes disputas entre los oficiantexs de misas de la parroquia y la capilla. También se consiguiió que la puerta que comunicaba ambos recintos sagrados fuera tapiada, para que no hubiera ninguna relación entre ellos. Quedó entonces la capilla vacia de contenido, por lo que don Gutierre de Vargas y Carvajal decidió convertirla en panteón familiar, donde depositar los restos de sus padres y los suyos propios.

La capilla del Obispo de Plasencia se encuentra en la madrileña Plaza de la Paja y constituye uno de los escasos restos de arquitectura del gótico final en la villa y Corte. Consta de una sola nave con el coro a los pies y cubrimiento de bóvedas de crucería, cuyas claves aparecen adornadas con los escudos de los Vargas. El ábside, de cinco lados, lleva pilares góticos finamente trabajados (2).

Don Gutierre de Vasgas y Carvajal dotó a su capilla funeraria de un soberbio  retablo, de madera, y de los sepulcros de sus padres y de él mismo, realizados en alabastro, que constituyen una de las obras más suntuosas del renacimiento español. Todas aquellas obras fueron encargadas a Francisco Giralte, discipulo de Alonso de Berruguete, quien inició los trabajos en 1547,

El retablo de la capilla del Obispo se adapta perfectamente al ábside de la capilla, y presenta en la entrecalles, figuras de apóstoles, padres de la Iglesia y santos, mientras que en los cuerpos principales se desarrollan escenas de la infancia y Pasión de Cristo. Todas las esculturas tienen claros ecos del estilo de Alonso de Berruguete aunque algunas figuras en sus proporciones, en la corrección, en la talla, evocan algunas características derivadas de Siloé, quiza fruto de una misma formación italiana, que fundamenta el predominio del idealismo en las formas sin  alcanzar el extraordinario expresivismo de los maestros vallisoletanos (3).

A ambos lados del retablo se encuentran, bajo sendos arcosolios y en actitud arrodillada, las figuras de los padres de don Guetierre de Vargas y Carvajal, minuciosamente trabajadas y todo ello decorado con el repertorio ornamental del mejor renacimiento castellano. Pero lo más importante que conserva la capilla del obispo nada puede hacer sombra al magnífico sepulcro de don Gutierre de Vargas y Carvajal, situado en el lateral de la epístola. Obra sorprendente, ejecutada con un virtuosísmo que raya en la perfección, pero algo confusa en su composición y exuberancia decorativa. Aparace el prelado arrodillado ante un reclinatorio y acompañado por su capellán mayor, el licenciado Barragán y dos acólitos vestidos con sobrepellices. El encuadramiento es un arco de medio punto flanqueado por dobles columnas jónicas y estriadas, y todo decorado con multitud de figurillas formando un  conjunto único, obra maestra del escultura funeraria española del siglo XVI (4).

Francisco Giralte nació en Palencia en 1510. Díscipulo de Alonso de Berruguete, trabajó con su maestro en la sillería superior del coro de la catedral de Toledo. Artista muy prolífico, realizó numerosos retablos, entre ellos los de las iglesia de Cisneros y Villamentero de Campos, asi como el de la capilla del doctor Corral en la Magdalena de Valladolid, tal vez su obra mas personal. A causa  de un pleito con Juan de Juni por la adjudicación del retablo de Nuestra Señora de la Antigua , que ganó el francés, Giralte se trasladó a Madrid, siendo requerido por don Gutierre de Vargas y Carvajal para las obras de su capilla. Intervino también Giralte en el retablo de la localidad segoviana de El Espinar, falleciendo en Madrid en 1576 (5).

El retablo y los sepulcros de la capilla del obispo han gozado siempre  de muy buena prensa. Asi Jerónimo de la Quintana calificaba la tumbra de don Gutierre de Vargas y Carvajal, de suntuosa, apostillando que las figuras del tan natural de sus originales, que parece quiere competir el arte con la naturaleza en el primor dellas (6).

Se debe al ilustrado Antonio Ponz no sólo una minuciosa descripción del retablo y sepulcros de la capilla del obispo, sino también el acertar con el autor de aquella obras. Francisco Giralte,. por papeles de su archivo. Más atento al retablo que a los  enterramientos, afirma del primero que se debe reputar entre los que más trabajo de escultura tienen en España y por de lo mejor que aquí se hacia a principios del siglo XVI (7). Por su parte Álvarez y Baena no duda en calificar el retablo como el de la mejor escultura que tiene España (8). Tampoco ahorraron elogios al retablo y sepulcros de la capilla madrileña Pascual Madoz y Ramón de Mesonero Romanos, y mucho menos Elías Tormo quien califica los enterramientos de ricos y suntuosos y de mayor gentileza, por su más delicada unidad arquitectónica y de toda la composicón (9).

Desgraciadamente, y desde hace ya muchos años, la capilla del obispo de Plasencia permanece inivisible al píblico, ignorándose cuando se abriran las puertas de uno de los recintos sacros de Madrid, que tiene el honor de guardar en su interior una de las muestras más señeras del renacimiento hispano.

Pero la generosidad de don Gutierrre de Vargas y Carvajal con su capilla fue más alla de costear retablo y sepulcros, puesto que también donó a la misma toda una rica serie de objetos de plata y ropas litúrgicas  de gran valor, para que el culto divino se celebrase con el mayor esplendor. Sin embargo el paso del tiempo y de la historia hicieron desaparecer muchos de aquellos regalos, aunque algunos todavía se conservaban en una fecha tan tardia como 1661, año en que se hizo un minucioso inventario de todos los objetos que aún se guardaban en la mencionada  capilla.

El 11 de enero de 1661 y ante el escribano Jerónimo de la Flor, fray Martín García, sacristán  nayor de la iglesia de San Andrés declaraba que el presbitero Andrés González, natural de la localidad conquense de Villanueva de la Jara, entraba a servir desde oy dia de la fecha desta scriptura el oficio de sacristan mayor de la capilla de Nuestra Señora y San Juan de Letran que llaman del señor obispo de Plasencia, que esta junto a la parroquia de San Andres, y por lo que le an de entregar todos los ornamentos, bestuarios, alaxas de plata y otras cosas tocantes y pertenecientes del servicio de dicha capilla y sacristia(10).. Actuaron como fiadores de Andrés González, el ya citado fray Martín García  y  Francisco Cano, sacristán mayor de la iglesia de San Andrés.

Una vez que se realizó el inventario de los bienes de la capilla fueron entregados al nuevo sacristán por el capellán mayor de la misma, don Luis Méndez, mientras que  los fiadores de Andrés Gonzaléz se comprometían a que de todo ello tendrian que dar cuenta y raçon de todo el dia que se le pidiese quenta o hiciese dejacion de dicha sacristia y si algo faltare lo an de pagar lo que valiese al dicho capellan mayor que es o fuere con solo esta escriptura sin otro ynstrumento alguno.

            El día 13 de enero de 1661, y ante el ya mencionado escribano Jerónimo de la Flor, el flamante sacristán mayor de la capilla del obispo, confesaba los objetos de culto de la misma que le entregaba el licenciado Luis Méndez, capellán mayor de ella (11).

Entre los bienes registrados se encontraban numerosas piezas de plata, tales como cruces, candeleros, cálices, patenas, platos, portapaces, ciriales, incensarios. acetres y custodias. Se contabilizaban también varios misales, unos impresos en Amberes y otros en Madrid, asi como numerosos textiles : bolsas de corporales, cortinas, tafetanes de cálices, albas, amitos, roquetes, casullas, frontales de damasco y terciopelo, capas, alfombras, etc. Había asimismo algunos muebles, arquillas, braseros, atriles, bancos y mesas y dos cuadros, una Resurrección y una María Magdalena no registrados por Ponz.

De las pertenencias que don Gutierra de Vaergas y Carvajal donó a su capilla todavía se conservaban en 1661, unos zapatos de raso morado del señor obispo y de sus regalos un terno de damasco blanco, rico y bordado de oro  con las armas del señor obispo, casulla, dos estolas y tres almaticas, collares, manipulos, todo aforrado en bocaci açul con su capa y frontal y paño de facistol de lo mismo.

            En la actualidad nada de lo reseñado en el inventario de 1661 se conserva en la capilla del obispo de Plasencia

 

NOTAS.-

(1).- Un buen trabajo sobre el obispo de Plasencia es el de Asunción Fernández Hoyos.- El obispo Don Gutierre de Vargas, un madrileño del Renacimiento,Madrid, Caja Madrid, 1994.

(2).- Para todo lo relacionado con la capilla del obispo de Plasencia véase José María de Azcárate y Ristori.- La Capilla del Obispo en la iglesia de  San Andrés,Madrid, Aula de Cultura, nº.7, Instituto de  Estudios Madrileños. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1971.

(3).- José María de Azcárate y Ristori.- Escultura del siglo XVI , Ars Hispaniae, Vol. XIII, Madrid, edit. Plus Ultra, 1958, pág. 191.

(4).- Vid. María José Redondo Cantera.- El sepulcro en España en el siglo XVI. Tipología e iconografía, Madrid, Ministerio de Cultura, 1987.

(5).- José María Caamaño Martínez.- “Francisco Giralte” en Goya, nº. 76, 1967, págs. 230-239.

(6).-  Jerónimo de la Quintana.- A la muy antigua, noble y coronada villa de Madrid. Historia de su antigüedad. nobleza y grandeza, Madrid 1629, pág. 73 vltª.

(7).- Antonio Ponz.- Viaje de España, Tomo V, 3ª ed., Madrid 1793, pág. 113.

(8).- José Antonio Álvarez y Baena.- Compendio histórico de las grandezas de la coronada villa de Madrid, Madrid 1786, pág. 82.

(9).- Elías Tormo.- Las iglesias del antiguo Madrid, Madrid, Instituto de España, 1972, pág. 45.

(10).- Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 8523, folº. 14-14 vltº. Ver documento 1º.

(11).- Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 8523, folº. 15-20. Ver documento  2º.

 

DOCUMENTO 1º.-

Fiança el lizenciado Andres Gonzalez.

                                                                                              en 11 de henero de 1661.

En la villa de Madrid a onçe dias del mes de henero año de mill y seiscientos y sesenta y uno ante mi el escribano y testigos parecieron el lizenciado Andres Gonzalez y el lizenciado Alonso Castillejo presbiteros, vecinos y naturales de Villanueva de la xara, obispado de Cuenca como principales y el lizenciado Martin garcia presvitero y Francisco cano, sacristan mayor de la parroquia de señor San Andres como sus fiadores y llanos pagadores, haciendo como hacen de deuda y casso suio propio, sin hacer excusion en los vienes de los principales y a mayor abundamiento juntos i de mancomun, a voz de uno y cada uno de por si ynsolidum, tenidos y obligados, renunciando  como renunciaron las leies de la mancomunidad como en ellas se contiene = y dijeron que por quanto el dicho lizenciado Andres Gonzalez entra a servir desde oy dia de la fecha desta escriptura el oficio de sacristan mayor de la capilla de Nuestra Señora y San Juan de Letran que llaman del señor obispo de Plasencia, que esta junto a la parroquia de señor San Andres y por que le an de entregar todos los ornamentos, bestuarios, alaxas de plata y otras cosas tocantes y pertenecientes del servicio de dicha capilla y sacrestia por el capellan mayor y capellanes de ella = y ahora en la mejor via y forma que mejor aia lugar en derecho, otorgan a que todo lo que se le entregare por inbentario firmado por el dicho lizenciado Andres Gonzalez daran quenta y raçon de todo el dia que se le pidere quenta o hicere dejacion de dicha sacrestia, y si algo faltare lo an de pagar, lo que valiere, al dicho capellan mayor que es o fuere con solo esta escriptura sin otro ynstrumento alguno con pena de execucion y costas de la cobrança = y si para qualquier cosa, aparte de lo contenido en esta escriptura, fuere necesario ynviar persona fuera desta Corte contra los dichos otorgantes y sus vienes a donde quisiera que fueren hallados, con seiscientos maravedis de plata   en cada un dia de los que en la cobrança se ocupare con mas la yda y buelta a esta Corte, contando los dias de camino a ocho leguas por dia y la ocupacion y trabajo en ella, desde luego lo dejan y difieren en su juramento y declaracion simple, sin otra prueba de que le relievan, los quales salarios pagaran sin embargo de las pregmaticas que los prohiben = y para que lo abran por firme obligan sus personas y vienes avidos y por aver, dieron poder cumplido a las Justicias y Jueces de Su Santidad, a cuio fuero y jurisdicion se sometieron y en especial al señor nuncio y vicario desta villa de Madrid y a cada uno ynsolidum, renunciaron su propio fuero y jusridicion y domicilio y la ley sit conveneridde jursidictione omniun judicum para que se lo agan cumplir como por sentencia pasada en cosa juzgada, renunciaron las leies de su favor con la general en forma = otrosi renunciaron  el capitulo o duardus de seran penis de absolucionibus y todas las demas que ablan en su favor, en cuyo testimonio lo otorgaron  asi, siendo testigos el lizenciado Juan de Cortazar, Antonio de Salas y Domingo Abarca residentes en esta Corte y los otorgantes a quien doy fee conozco lo firmaron.

el licdº. Andres Gonzalez de tevar. Alonso de Castillejo Gonzalez, lizdº. Martin Garcia Asenjo. Francisco Cano, Ante mi = Jeronimo de la Flor.

(ARCHIVO HISTÓRICO DE PROTOCOLOS DE MADRID.- Protocolo = 8523, folº. 14-14 vltº. Escribano = Jerónimo de la Flor).

 

 

 

DOCUMENTO 2º.-   

                                                                                              en 13 de anero de 1661.

En la villa de Madrid a trece dias del mes de henero año de mill y seiscientos y sesenta y uno ante mi el escribano y testigos parecio el licenciado Andres Gonzalez de Tevar, presvitero, sacristan mayor nombrado de la capilla de Nuestra Señora y san Juan de letran que llaman del señor obispo de Plasencia, que esta junto a la parroquia de señor san Andres desta villa = y dijo que por quanto esta nombrado por tal sacristan mayor y entro a servir la sacristia de dicha capilla y se le entregaron las cosas de plata, ornamentos y ropa blanca y otras cosas y todo lo demas del servicio de la dicha capilla y sacrestia como vienes propios de ella para dar quenta con pago cada y quando que se le pida y fuere mandado, conforme a las fianças que tiene dadas en onçe dias deste presente mes de henero de mill y seiscientos y sesenta y uno ante mi el presente escrivano a favor del señor capellan mayor de dicha capilla y demas personas que son lexitimas a que se refiere = y los vienes que assi recivi y estan oy en su poder, que se los entrego el señor licenciado Luis  Mendez capellan mayor de ella son los siguientes

– primeramente una cruz de plata, que es el guion llano.- yten otra cruz de plata con su pie redondo. acincelado y lo demas liso con su Christo.- mas un pixide de plata blanca para guardar el Santisimo Sacramento en el sagrario, es a modo de ostiario.- mas otras dos cruces de plata lisas por encima y el pie acinçelado.- mas seis candeleros de plata, los quatro de ellos mas altos que los dos, acinçelados.- mas otros dos candeleros de plata pequeños y llanos.- mas otros dos ciriales de plata grandes con sus basas de lo mismo.- mas un yncensario de plata con su naveta y cuchara de lo mismo.- mas una campanilla de plata con algunos relieves sobre dorados.- mas un portapaz de plata con la oracion del guerto.- mas una custodia de plata sobredorada donde se pone el santisimo sacramento con su caja negra.- mas quatro calices de plata, el uno dorado con sus esmaltes, con patena dorada, y los otros blancos con sus patenas.- mas dos platos de plata llanos, el uno mayor que el otro.- mas quatro vinajeras de plata blanca, sin coberteras.- mas un acetre de plata esquinado con su hisopo de lo mismo.- mas una cruz de vidrio esmaltada de açul y blanco con un Christo.- mas un aguamanil de bronce que esta en la sacristia.- mas dos campanillas de bronce, una mayor que otra para las misas reçadas.- mas un espexo grande que esta en la sacristia.- mas cinco misales, el uno grande de Antuerpia y los otros dos de Madrid llanos y otros dos viejos.- mas dos libros de los Evanjelios y epistolas para los diaconos.- mas un brebiario de marca mayor, nuevo, que esta en el coro con otros cinco libros grandes que estan en el estante de dicho coro.- mas quince bolsas de corporales, las quatro bordadas y las demas llanas, de diferentes colores con diez y siete corporales con sus hijuelas.- mas diez y seis tafetanes de calices de diferentes colores.- mas cinco tafetanes grandes de ombros, de diferentes colores.- mas se añaden otros dos tafetanes de ombros, verde y morado.- mas dos mangas de tafetan para el guion, una blanca y otra morada barreteada.- mas un doselico de tafetan para el guion con caydas de tabi que sirbe en el atril.- mas cinco albas, las dos con puntas y las demas llanas.- mas se an echo tres albas nuebas con puntas y seis amitos.- mas diez sabanas de altares.- mas quatro roquetes, los tres nuevos y el uno biejo.- mas quatro toallas, las dos de ellas con puntas.- mas seis amitos.- mas dos paños de manos largos que estan junto al aguamanil dde la sacrsitia.- mas una sobreplliz de lienço gordo que sirve al sacristan mayor.- mas catorce corna altares.- mas un terno rico de brocado, de tres altos, de ymagineria con sus fundas de cordellate blanco, que es casulla, almaticas con sus collares con una estola, seis manipulos con su frontal y frontaleras y capa de lo mismo.- mas un terno bordado, algo de morado alcachofado y amarillo, de tres altos, casulla y almaticas con sus collares, con una estola y manipulo, con fundas de cordellate blanco.- mas un terno de damasco blanco, rico y bordado de oro con las armas del señor obispo, casulla, dos estolas y tres almaticas, collares, manipulos, todo aforrado en bocaci açul con su capa y frontal y paño de facistol de lo mismo.- mas un forntal blanco de damasco con sus frontaleras y caydas que sirve al altar de san Francisco.- mas tres casullas de damasco blanco con cenefas de brocatel con sus estolas y manipulos.- mas dos almaticas del o mismo que sirven para las misas de Nuestra Señora los sabados con sus collares.- mas un frontalillo blanco de tela de oro con sus franjones de oro, con su funda blanca de cordellate que es el dio la señora marquesa de San Vicente patrona de la capilla.- mas tres frontales de catalufa con sus estolas y manipulos.- mas una manga blanca de cruz bordada.- mas tres palias que sirven de tabernaculo del santisimo sacramento, las dos de ellas negras con una cruz en medio y la otra blanca bordada donde esta pintado el Santisimo Sacramento.- mas otra palia de damasco blanco con una cruz que la atraviesa, de oro y tela que la dio la señora marquesa de San Vicente.- mas un terno de damasco colorado carmesi con faldones bordados, con su capa y paño de facistol y frontal de tela con frontaleras y caydas bordadas.- mas otro terno de terciopelo colorado con faldones de tela amarilla y capa de lo mismo con sus estolas y dos manipulos.- mas tres frontales, el uno de terciopelo colorado que sirv en el altar mayor y los otros dos de raso carmesi con unas listas blancas que sirven en los colaterales.- mas dos estolas de rasso carmesi, launa con su manipulo y la otra de terciopelo carmesi con su manipulo.- mas una casulla deraso carmesi con su cenefa de terciopelo colorado con su estola y manipulo.- mas dos frontales de brocatel con sus frontaleras de raso carmesi y caydas de ramos cortados con sus fluecos alrededor.- mas una casulla de tafetan colorado con cenefa bordada, con estola y manipulo.- mas una frontal de damasco colorado con sus frontaleras que sirven en el altar de San Francisco.- mas una manga colorada de raso carmesi bordada que servia a la cruz.- mas un terno de rasso bordado de oro con cenefa y faldones de raso carmesi tamvien bordadas, aforrado todo en raso dorado, sin estolas ni manipulos.- mas una capa de tafetan cerde con unos galones de plata con su capilla.- mas tres casullas, las dos de raso verde y la otra de terciopelo con cenefas de chamelote con sus estolas y manipulos.- mas un frontal de terciopelo verde con cenefas de terciopleo pardo pegadas al mismo frontal que sirve al altar mayor.- mas dos frontales delo propio que sirven a los colaterales.- mas una casulla de tafetan berde con su estola y manipulo que sirven en el altar de San Francisco.- mas un frontal de lo mismo con sus frontaleras y caydas que sirve al dicho altar.- mas una casulla de terciopelo açul fallada de estrellas, sin estola ni manipulo con su frontal de lo mismo, sin caydas. – mas una frontalera con sus caydas de raso açul celeste con unos ramos blancos y colorados y pajiços.- mas una frontalera con caydas. colorada y con dos escudos de armas, el uno de los Chacones y el otro de los Ayala.- mas un terno morado de damasco con cenefas de tela de oro amarillo con sus collares y la casulla guarnecida con pasamanos de plata con sus manipulo, sin estola.- mas dos casullas moradas de raso, viejas, con sus estolas y manipulos.- mas una capa de lo mismo de damasco y la capilla de terciopelo negro que es la que se quito de una de las capas negras porque no la tenia.- mas un paño de pulpito de pulpito de damasco morado con fluecos de oro y cenefas de lo propio.- mas un estolon ancho, morado para el tiempo de quaresma.- mas tres frontales dorados de terciopelo del altar mayor y colaterales con caydas de terciopelo naranjado.- mas una casulla de tafetan morado guanecida alrededor con flueco de seda con estola y manipulo que sirve al altar de San Francisco.- mas dos casullas de damasco morado con cenefas a tafetan doble de rasso seca con sus estolas y manipulos.- mas otra estola y manipulo de lo mismo.- mas un frontal de tafetan morado con frontaleras y caydas de lo propio que sirve al altar de San Francisco.- mas una casulla de tela de oro que tiene por cenefa la raiz de Jese, sin estola ni manipulo.- mas un terno de terciopelo negro con galones y guarnicion de terciopleo pardo y la casulla tiene la cenefa de raso amarillo.- mas tres frontales de raso negro con frontaleras de raso pardo para el altar mayor y colaterales.- mas una capa de raso negro con cenefa de terciopelo guarnecida con pasamanos de oro, su capilla es la que esta en la capa morada.- mas otro terno negro de chamelote de seda y oro y capa con su capilla bordada alrededor con calaberas, con su paño de facistol con la misma guarnicion.- mas dos casullas negras de tafetan doble con cenefas de tafetan doble morado con estola y manipulo la una y la otra sin ello.- mas un paño de pulpito de terciopelo negro.- mas otra casulla de tafetan negro, la cenefa bordada de blanco y pajiço con su estola y manipulo.- mas un frontal negro con flores amarillas, de chamelote con sus caydas de lo mismo.- mas un paño de facistol de tafetan negro con faldones de terciopelo negro.- mas un palio de tela de oro con quatro baras para quando sale el santisimo sacramento en procesion.- mas una mitra del señor obispo con su caja.- mas tres paños de monumento, de terciopelo negro con cruces de brocatel de oro guarnecidas alrededor con calaberas y guesos.- mas un cielo de damasco negro con el Sol y la Luna y las estrellas en medio.- mas una cortina de red que se pone delante del monumento.- mas un paño de bayeta negro que sirbe para la tumba quando ay aniversarios con quatro paños negros que se ponen alrededor de ella.- mas cinco paños de anjeo grandes pintados en ellos el testamento viejo y nuevo.- mas un paño grande de guadamacil plateado que sirve para las gradas del monumento.- mas siete alfombras, las dos de ellas clavadas en la capilla y las quatro de ellas sirven para el altar mayor y colaterales y otra pequeña donde se pone el frontal grande quando ay visperas cantadas.- mas otra vara con su arquilla con otra del guion con las quatro del palio son seis en todas.- mas una caxa de madera para las ostias con sus tijeras.- mas una arquilla aforrada con terciopelo negro adonde se encierra el santisimo sacramento de la semana santa.- mas otra arquilla de pino que esta en la alacena de la plata donde se guardan los corporales.- mas un brasero de cobre con su caja de madera y una mesilla de pino donde se pone cuando se enciende.- mas un caldero de cobre.- mas un bufete de nogal que sirve de credencia.- mas un atril de madera y dos de yerro para el altar mayor y colaterales.- mas seis candeleros de madera que sirven a dichos altares.- mas seis acheros, los quatro de madera y los dos de yerro.- mas un candelero grande pintado donde se pone el cirio pascual con su funda de anjeo.- mas una culebrina con su mechero para el sabado santo.- mas un triangulo donde se ponen las velas de las tinieblas.- mas una tumba y tablas para los aniversarios.- mas toda la madera del monumanto.- mas trece bancos que estan en la capilla para sentarse , los once de nogal y los dos de pino.- mas dos quadros que estan en la  sacristia, el uno de la rresurreccion y el otro de la Madalena.- mas unos zapatos de raso morado del señor obispo.- mas tres almoadas de terciopelo morado para la semana santa.- mas dos cortinas de bocaci para los colaterales con sus barillas de yerro.- mas un pulpito de madera portatil sin chapitel,

            De todos los quales dichos vienes contenidos en dicho ynventario el dicho lizenciado Andres Gonzalez se dio  por contento y entregado a toda  su voluntad por aberlos recibido con efecto y se obligo a dar quenta y raçon con pago, recta y berdadera de todos los dichos bienes y los entregara a dicho señor capellan mayor que al presente es o fuere de la dicha capilla luego que se lo pidan.

testigos = Diego de Arguello, Domingo Abarca y Bartolome Martinez Grande.

licenciado Andres Gonzalez de Tevar. Ante mi = Jeronimo de la Flor.

 (ARCHIVO HISTÓRICO DE PROTOCOLOS DE MADRID.- Protocolo = 8523, folº. 15-20. Escribano = Jerónimo de la Flor).

Oct 012006
 

José Luis Barrio Moya.

Institución de Estudios Complutenses

La localidad extremeña de Siruela, de muy larga historia, se constituyó en señorío, por donación real, a favor de Don Fernán Pérez de Portocarrero a mediados del siglo XIV. A partir de ese momento la villa pasó a poder, sucesivamente, de diferentes manos. Don Fernán Pérez de Portocarrero la vendió en 1378 a Don Juan Alonso de Alburquerque, quién a su vez la revendió a Doña Marina Affín Tizón, esposa de Don Diego Ortíz Calderón. Más tarde la villa de Siruela pasó a la familia Velasco, a través de Doña María Selín, casada con Don Juan de Velasco.

Don Hernando de Velasco y su esposa Doña Leonor Carrillo, contando con la autorización de Juan II de Castilla, crearon, el 7 de enero de 1447, con su villa de Siruela un mayorazgo con lo que la familia Velasco se convirtió en una de las más importantes de Extremadura. Todo aquel proceso de señorialización de la villa culminó cuando Enrique IV de Castilla concedió, en 1470, el título de conde de Siruela a Don Juan de Velasco, camarero que había sido de su padre el rey Juan II[1].

El apellido Velasco es de origen cántabro, pero muy pronto se extendió por toda España. Fue un linaje que siempre se distinguió por su fidelidad a los monarcas españoles de la Casa de Austria, lo que motivó que a comienzos del siglo XVIII la familia cayera en desgracia ante Felipe V. Tras la muerte sin hijos de Carlos II, Don Antonio Velasco de la Cueva, XIII conde de Siruela se pasó al bando del archiduque Carlos de Austria, quien disputaba a Felipe V el trono de España, nombrado por heredero de la monarquía hispana por Carlos II. Para pagar aquella fidelidad el archiduque Carlos concedió al conde de Siruela, en 1711 y en plena Guerra de Sucesión, la Grandeza de España. El triunfo de Felipe V en las batallas de Brihuega y Villaviciosa contra los ejércitos de su rival, hizo que el nuevo monarca Borbón anulara aquella concesión, que sólo recuperó el conde de Siruela en 22 de diciembre de 1726, cuando tras la firma del Tratado de Viena entre Felipe V y el archiduque Carlos, convertido en emperador de Austria, el 5 de noviembre de 1725, fue reconocida la Grandeza de España, por lo que la familia Velasco volvió a gozar de todos los honores perdidos.[2]

A lo largo de todo el siglo XVI el condado de Siruela pasó por momentos difíciles, causados tanto por las disputas familiares de los Velasco como por las complejas relaciones entre ellos y los habitantes de la villa extremeña, que reclamaban constantemente el derecho sobre las tierras. En 1587 Don Cristóbal Velasco VI conde de Siruela, firmó con el concejo de su villa una concordia que tranquilizó los ánimos, puesto que en ella quedaban especificadas las tierras pertenecientes a los Velascos y cuales eran de propiedad de los vecinos, entre las que se contaban los baldíos.

Fue X condesa de Siruela Doña Ana María Velasco de la Cueva, quien heredó el título por fallecimiento a sus hermanos Don Juan y Don Gaspar, VIII y IX condes de Siruela. Casada Doña Ana María Velasco de la Cueva con Don Bernardino de Velasco y Ayala, VII conde de Fuensalida, de aquella unión no se logró descendencia, por lo que títulos y mayorazgos de la Casa pasaron a Doña Leonor Velasco de la Cueva, hermana de Doña Ana María.

Doña Ana María Velasco y de la Cueva, X condesa de Siruela, falleció en Madrid el 18 de abril de 1680, siendo uno de sus testamentarios, Don Vespasiano Gonzaga, duque de Guastalla, gentilhombre de la Camara de Su Magestad, el encargado de llevar a cabo el inventario y tasación de los bienes de la difunta condesa.

El inventario se realizó el 27 de abril de 1680, mientras que la valoración se inició el 14 de mayo de aquel mismo año[3]. De esta manera el ya citado día de 14 de mayo de 1680, Pedro Fernández maestro entallador, ponía precio a los abundantes y algunos muy suntuosos muebles de la condesa de Siruela, entre los que destacaban algunos de manufactura portuguesa, cuya presencia era lógica por las cercanía de Siruela con el país lusitano. El mueble más valioso fue un escriptorio portatil de evano, marfil, concha y palo santo, valorado en 12000 reales de vellón.

– primeramente un escritorio portatil de evano, marfil, concha y palo santo, 12000 rs.- mas dos escriptorios de evano de Portugal, de cinco quartas de largo con sus puertas y quatro navetas de alto con sus bufetes de lo mismo y sesenta onzas de plata mas o menos cada uno, 3440 rs.- mas otros dos escriptorios del mismo tamaño, de evano de Portugal, todos de navetas con sus bufetes de lo mismo y guarnecidos de plata, 3720 rs.- mas dos papeleras de evano y palo santo perfiladas de bronze con sus pies, 800 rs.- mas dos escaparates pequeños de cedro y evano con sus puertas de red y sus bufetes de lo mismo, 400 rs.- mas dos urnas de evano de Portugal con cnco cristales cada una, la una con un Ecce Omo y la otra con una ymaxen de Nuestra Señora con sus bufetes de peral, 1200 rs.- mas una papelera escrivania de evano de Portugal con ocho navetas y su pie fixado, 600 rs.- mas una arquita pequeña de palo santo maçico, guarnecido de bronze, 200 rs.- mas una mesita pequeña de evano con una ymaxen pequeña de evano, 200 rs.- mas un escriptorio de dos tercias de largo, de evano, con tres navetas de cedro, 150 rs.- mas una arquilla de cedro, de tres quartas de largo con un cordon de evano y marfil, 150 rs.- mas un bufete de estrado y tocador con dos caxones de evano perfilado de plata y sus escudos de plata, 700 rs.- mas dos bufeticos de estrado compañeros, de evano, con cinco pieças de plata cada uno, menos una cantonera que falta, 600 rs.- mas un bufetillo de luces, de concha, evano y palo santo, 100 rs.- ms otro bufetico de luz mas pequeño y viexo, de evano y cortados de estaño, 50 rs.- mas un baul de linaloi, palo santo y cedro, 600 rs.- mas otro cofrecito pequeño de charon, 400 rs.- mas un bufeico de piedra blanca y negra, de tres quartas y media de largo, con su pie de madera, 200 rs.- mas otro bufetico pequeño de piedra con su pie de granadillo perfilado de bronze, 300 rs.- mas una mesa de charon dividida en dos pieças, colorada y dorada, con sus pies y yerros, 500 rs.- mas un bufete de cahoba con cinco piezas de plata, con sus yerros plateados, 500 rs.- mas otros dos bufetes de estrado cubiertos de caoba y cinco pieças de plata en acada uno, 600 rs.- mas un pie negro de nogal con una badana encima, 20 rs.- mas dos bufetes cubiertos de vadana negra, ambos con pies de nogal y yerros, 60 rs.- mas una arquilla viexa de pino, pequeña, 12 rs.- mas una cama de granadillo bronceada1800 rs.- mas otra cama de nogal con recado para colgar, 200 rs.- mas una cama de pino bronçeada de blanco, 150 rs.- mas una mesa de pino cubierta de felpa negra, muy viexa, 20 rs.- mas tres bufetes de nogal biexos, 99 rs.- mas otro bufete de nogal prolongado, 33 rs.- mas otra cama de nogal antigua, dorada y labrada, 200 rs.- mas un caxon de oratorio para ornamentos, de nogal y caoba, con dos navetas, 350 rs.- mas una camilla de enxugar ropa, de pino, 16 rs.- mas otra camilla de nogal maltratada, 12 rs.- mas dos baules de vara y media de largo, aforrados por de dentro en raso carmesi y por de fuera de baqueta, clavazon dorada y dos cerraduras cada uno, 600 rs.- mas dos arquetones chatos, de vara y media de largo cada uno, aforrados por de dentro en raso carmesi y por de fuera con baqueta y clavazon dorada, con dos cerraduras cada uno, 800 rs.- mas otro arqueton con sus navetas, aforrado en raso carmesi y baqueta por de fuera con su herramienta dorada y una llave, 400 rs.- mas una arca de pino forrada en firisia con dos cerraduras y sus abraçaderas y aldabones, 77 rs.- mas otra arca de pino con dos navetas y una celosia, de vara y media de largo, 50 rs.- mas un baul de camino redondo, aforrado de baqueta por de fuera y por de dentro de olandilla, 50 rs.- mas dos arcas viexas de pino, 60 rs.- mas un arca de nogal grande con su cerradura, 300 rs.- mas una mesita de nogal biexa, 12 rs.- mas otro bufete de nogal de las vinaxeras, 10 rs.- mas un cofrecillo de frasquera de evano, guarnecido de plata, tasado sin los frascos, 400 rs.- mas un brasero maltratado sin su vacia, 77 rs.- mas otro brasero del mismo xenero mas vien tratado, con su vacia, 88 rs.- mas otro brasero de nogal doçabado con su bacia de cobre y doce clavos grandes, 110 rs.- mas otro brasero viexo, de dos aros, cubierto de laton con su bacia de cobre, 60 rs.- mas otro brasero desarmado cubierto de laton, con su bacia de cobre, 40 rs.- mas una caxa solade nogal, de brasero que le falta un pie, 24 rs.- mas dos pies de scriptorio, el uno de pino y el otro de nogal, de bara y quarta de largo cada uno, 60 rs.- mas una escrivania de palo santo y marfil de media vara de largo, 150 rs.- mas una caxa de una vara de largo cubierta de pellexo y ambar con guarnicion dorada y por de dentro aforrada en tafetan blanco, 77 rs.- mas quince sillas de terciopelo negro, 1500 rs.- mas otras doçe sillas grandes de brocatel encarnado y paxiço , 1320 rs.- mas dos taburetes nuevos de vaqueta colorada y clavos de bronze escarolados, 100 rs.- mas dos taburetes de baqueta negra, 72 rs.- mas quatro sillas cubiertas de raso negro y blanco, 264 rs.- mas dos sillas negras cubiertas de vaieta açul muy biexas y quabrada la una, 42 rs.- mas otras doze sillas de vadana negra, maltratadas, 192 rs.- mas dos sitiales de nogal cubiertos de vaieta açul, el uno roto y el otro raso, 24 rs.- dos bancos de respaldo de pino, el uno con un pie menos, 30 rs.- mas tres caxones de paxes de pino, maltratados, sin cerraduras, 104 rs.- mas dos mesas de altar de pino, muy maltratadas, 100 rs.- mas dos mesas de cocina de pino muy maltratadas, 40 rs.- mas una antipara de olandilla negra con tachuelas pavonadas, 50 rs.- mas dos biombos medianos, de a ocho bastidores cada uno, blancos y negros, 400 rs.- mas otro viombo chico de quatro bastidores, blanco y negro, 50 rs.

Al finalizar su trabajo Pedro Fernández no firmó la tasación porque dijo no saver.

Pedro Fernández, a pesar de sus carencias culturales, fue un profesional muy buscado para valorar muebles. Así el 14 de enero de 1664 era llamada para tasar el mobiliario que dejó a su muerte Don Pedro Bravo de Urosas, fiscal del Consejo de Guerra.

– primeramente diez y seis sillas de baqueta de Moscobia colorada, con su clavaçon dorada, algo traydas, 640 rs.- mas cinco sillas berdes antiguas pespunteadas, 150 rs.- mas dos tavuretes de baqueta grandes, 40 rs.- mas otros dos pequeños, 32 rs.- mas dos bancos de respaldo grandes, de nogal, con sus bisagras de yerro, 600 rs.- mas un bufete de pino con su cajon, 40 rs.- mas dos bufetes de baqueta de Moscobia colorada, 176 rs.- mas quatro bufetes de nogal iguales, 420 rs.- mas otro de nogal como pie de escriptorio, 40 rs.- mas otro escriptorio antiguo de taracea, 200 rs.- mas otro escriptorio de nogal antiguo con sus pies de pino, 250 rs.- mas quatro cofres cubiertos de badana negra, 198 rs.- mas una cama pequeña a modo de catre, de palo santo, 350 rs.[4]

El 21 de julio de 1666 Pedro Fernández maestro entallador ponía precio a los muebles y una escopeta que Don Nicolás Díaz de la Vega aportó a su matrimonio con Doña Josefa Fernández Ponce.

– primeramente seis sillas llanas de baqueta de moscovia con su clavazon, 264 rs.- un bufete de nogal con su gaveta, 100 rs.- una mesa pequeña de pino con su cubierta de badana, 12 rs.- dos camas de nogal con sus barandillas y luceros para colgarlas, 176 rs.- otra cama de cordeles y un taburete, 16 rs.- un cofre grande con su zerradura, 30 rs.- una arca de pino y una cama de cordeles, 20 rs.- dos camas de nogal con sus barandillas y aderezos de yerros, de colgar, 220 rs.- una cama de cordeles de pino, 13 rs.- dos taburetes de baqueta, 20 rs.- una silla de respaldar, 10 rs.- dos cofres grandes aforrados con su zerradura y llave, 132 rs.- doze sillas de respaldar grandes de baqueta de Moscovia con su clavazon dorada, 792 rs.- otras siete sillas de baqueta de Moscobia, 308 rs.- dos bufetes grandes con sus yerros, 110 rs.- un bufete grande con sus caxones y llaves, 100 rs.- treze barillas de yerro para las cortinas, 78 rs.- dos espexos grandes con sus lunas de cristal, 100 rs.- una cama de tablas, 16 rs.- dos artesones grandes, 16 rs.- tres arcas de pino, las dos grandes y la otra mediana, 50 rs.- una mesica y un taxo de picar carne, 10 rs.- una puerta de pino y un postigo de bentana y un aguar della, 40 rs.- dos bancos de pino grandes y un bufete con su caxon, 66 rs.- un taburete de baqueta de Moscobia, 20 rs.- una cama de nogal, 50 rs.- otra cama de tablas, 33rs.- un cofre aforrado en lienço, 33 rs.- un bufete de nogal grande sin hierros, 33 rs.- dos camas de nogal de tablillas y barandillas, 170 rs.- un cofre grande con la cubierta de badana, 100 rs.- dos taburetes, el uno negro y el otro colorado, 20 rs.- un bufete de pino, 12 rs.- seis sillas de baqueta de Moscovia , 150 rs.- un bufete de nogal grande, 66 rs.- una cama de nogal, 33 rs.- un arca de pino, 12 rs.- un biguela de nogal embutida de ebano, 50 rs.- otra cama de nogal con todos sus yerros, de colgar, 50 rs.- otra cama de pino de cordeles, 16 rs.- otra cama de nogal, 12 rs.- una silla, un banco y una tarima, biejo, 16 rs.- un arca de pino grande, 30 rs.- otra arca nueba, mediana, 34 rs.- un cofre grande aforrado en baqueta de Moscovia, con dos zerraduras, 100 rs.- un escaparate grande de pino, con dos llaves, 132 rs.- una cama de tablas, 24 rs.- una artesa grande, 14 rs.- otra cama de cordeles, 20 rs.- tres sillas de respaldar, 36 rs.- dos camas de nogal, 50 rs.- un bufetillo de pino con su gabeta, 16 rs.- un cofre aforrado por de dentro en olandilla y por de fuera de badana, 50 rs.- una escalera de nueve pasos, 12 rs.- de madera, tablas, texas, pesebres, yerro y ladrillos de una cavalleriza que el dicho Nicolas Diaz de la Bega hizo en su quarto, 1500 rs.- mas una escopeta, 1500 rs.[5]

También en esta ocasión Pedro Fernández declara que no firmo porque dixo no saver.

El 21 de mayo de 1667 Pedro Fernández maestro ensamblador valoraba los muebles que quedaron a la muerte de Doña Isabel del Castillo, viuda de Don Ruy López de Saravia.

 primeramente una media cama de granadillo que es la que murio Doña Ysavel del Castillo, 550 rs.- mas un scriptorio de Salamanca con su pie de nogal, 1000 rs.- mas otro scriptorio viejo de Alemania , 30 rs.– mas un bufete de evano y marfil con una scrivania pequeña, 400 rs.- mas un bufete de pino plateado, 33 rs.- mas un bufete de nogal con sus hierros, 28 rs.- mas otro bufete tamvien de nogal con sus hierros, 55 rs.- mas otro bufete de vaqueta con sus hierros, 77 rs.- mas un bufetillo pequeño viexo, con sus cajon, sin llave, 16 rs.- mas seis sillas de vaqueta negras, 120 rs.- mas dos arcones de pino viejos, de tapices, 20 rs.- mas un cofre de vaqueta negra, barreteado, 66 rs.- mas otro de vaqueta colorada viexo, 66 rs..- mas un brasero viexo con su caja y vacia de bronce, 44 rs.[6]

Volviendo a los bienes de la condesa de Siruela digamos que el 18 de mayo de 1680 Tomás de Pazos maestro tapicero tasaba reposteros, tapices y alfombras, destacando entre esta últimas varias de la prestigiosa manufactura de Alcaraz.

– primeramente una alfombra de Alcaraz blanca y negra, con ruedas en medio, ya usada, que tiene diez varas de largo y quatro y media de ancho, 1800 rs.- mas otra alfombra blanca y negra, de Alcaraz, de diez baras de largo y cinco de ancho, 1500 rs.- mas otra alfombra de quatro baras y media de largo y tres de ancho cortada por medio, 200 rs.- mas otra alfombra del mismo xenero, de quatro baras de largo y dos de ancho, 170 rs.- mas otra alfombra asimismo de Alcaraz tambien de luto, blanca y negra, açul y amarillo, que tiene de largo siete baras y tres y media de ancho, 980 rs.- mas dos reposteros de Salamanca con armas de la Casa300 rs.- mas siete tapices antiguos, de gorrillas, de estofa entrefina, rotos y viexos, de cinco anas de caida, 2600 rs.

Tomás de Pazos fue un afamado tapicero, activo en Madrid durante la segunda mitad del siglo XVII, frecuentemente llamado para tasar textiles. De esta manera el 27 de febrero de 1668 Tomás de Pazos maestro tapicero que vive frente del colegio de Attocha, en casas de Maria Rodriguez valoraba los tapices que dejó a su fallecimiento Doña Sebastiana Sánchez.

– primeramente cinco tapices de a quatro anas de cayda, antiguos, de cenefa angosta, 1104 rs.- mas otros cinco tapices hordinarios, deshermanados, de quatro anas de cayda, 819 rs.- mas quatro reposteros de cumbres de la Yndia, 200 rs.- mas dos tapices viejos, el uno de lampaços y el otro de figuras, 60 rs.- mas un repostero de Salamanca, 44 rs.- mas una alfombra de quatro baras de Oran, 110 rs.-mas otra alfombra de Alcaraz, viexa, de tres baras, 100 rs.[7]

El 29 de octubre de 1671 Tomás de Pazos tasaba lo tocante a su oficio que quedó a la muerte de Don Diego de Lázaro.

– primeramente quatro tapices de quatro anas y media de cayda, ordinarios, de figuras pequeñas y monteria, 19944 rs.- mas otro tapiz de quatro anas de cayda, entrefino, 140 rs.- mas otros dos tapices, cada uno de su genero, de a quatro anas de cayda, entrambos de monteria, 410 rs.- mas un pañito tapiz de lampaços y rocas, 70 rs.- mas una alfombra turca que tiene quince baras, 825 rs.- mas una alfombrilla de terciopelo de felpa, 80 rs.[8]

El mismo añode 1671, pero el 15 de diciembre Tomás de Pazos valoraba las alfombras y tapices que dejó a su fallecimiento Don Francisco Ignacio Lariz Gullo.

– primeramente seis tapices de a quatro anas de caida y son deshermanados, viexos, de figuras grandes, 800 rs.- ytten una alfombra turca, maltratada, de cino baras menos tercia de largo y tres menos quarta de ancho, 528 rs.- ytten otra alfombra turca, viexa, de quatro varas, 220 rs.[9]

El 27 de enero de 1672, Tomás de Pazos tasaba los textiles que dejó a su muerte Don Domingo de la Plaza.

– tres tapices de Monteria ordinarios, de a quatro anas y tercia de cayda, que tienen setenta y seis anas y media, 1071 rs.- dos reposteros de Salamanca, de sobre cargas, 131 rs.- un tapete de Alcaraz, de dos varas y media, viexo, 50 rs.[10]

El 17 de noviembre de 1677 Tomás de Pazos valoraba en 22638 reales una tapizeria de segunda suerte, de Amberes, nueba, de ocho paños, de figuras grandes, historia de romanos, que tiene cinco anas y media de caida y cinquenta y tres de corrida. La citada tapicería había pertenecido a Don Pedro de Valladares, y fue tasada tras su muerte.[11]

La última tasación conocida hasta el momento de Tomás de Pazos data del 27 de septiembre de 1697, fecha en que pone precio a los tapices, tapetes y alfombras que habían pertenecido a Don Fernando Pérez de Olmedo, secretario de Carlos II en los Consejos de Estado y Guerra.

– primeramente una tapiceria de seis paños, nueva, de cinco anas y media de caida, fina de Bruselas, de fabulas, jardines y fuentes, con cenefas de flores, ramos y rosas y en las figuras y en otras partes con su poco de oro y tienen dichos seis paños treynta y nueve anas de caida, 22502 rs.- mas una alfombra fabrica de Portugal, de seis baras de largo y sexma de ancho, que hacen en quadro diez y nueve, 9627 rs.- mas un tapete del mismo genero, de dos baras y media y mas de largo y bara y media cumplida de ancho, 150 rs.[12]

Tras esta disgresión tapicera retomamos la tasación de los bienes de la condesa de Siruela, y así el 21 de mayo de 1680 el sastre Juan Fernández valoraba los vestidos y las colgaduras de cama, siendo pieza valiosa entre estas últimas una de damasco encarnada, con cinco cortinas con alamares bordados de seda y plata, con sus ocho cenefas de terciopelo carmesi, bordados de oro realçado y guarnicion de un flueco de plata y su rodapie aforrado en olandilla y las goteras aforradas en tafetan carmesi. Tan magnífica colgadura fue tasada en 5000 reales de vellón.

El mismo día 27 de mayo de 1680 Esteban Leal maestro entallador valoraba las siguientes sillas de manos.

– primeramente una silla negra de manos, de damasco negro por adentro y por de fuera de cordovan con sus christales del numero treynta y seis y correones y cortinas de damasco, 1000 rs.- mas otra silla negra de damasco con clavazon y cordovanes por afuera, con un christal delante y dos vidrios, de media bara a los lados, 700 rs.

El 24 de mayo de 1680 Juan Panizo maestro calderero valoraba los utensilios de cocina y un día más tarde Pedro Ruiz González maestro pintor hacía lo propio con la colección artística de la condesa de Siruela, formada por pinturas y esculturas. Entre las primeras Pedro Ruiz González menciona originales de Escalante y del portugués afincado en Madrid, Manuel de Castro, mientras que entre las esculturas era pieza importante un Niño Jesus de Pasion, realizado en Nápoles y valorado en 1000 reales de vellón. Mientras que las esculturas eran todas de temática religiosa, la de las pinturas era más variada, puesto que además de obras sacras se registraban también paisajes, bodegones, un Incendio de Troya y varios retratos, entre ellos algunos familiares, los de los marqueses de Caracena y los de Hernán Cortés y su mujer.

– Primeramente un Santo Christo crucificado de vox en una cruz negra y peana dorada, 300 rs.- un lienço de San Francisco y Nuestra Señora de los Angeles con marco dorado, de media bara, 500 rs.- dos Niños de echura antigua, de talla, Nuestro Señor y San Juan, 900 rs.- dos medios cuerpos de pasta San Justo y Pastor, 90 rs.- dos ymagenes de talla, de a media bara, de Santa Teresa y San Francisco Xavier, 1000 rs.- un lienzo de un Ecce Omo, de media bara perfiñado, 200 rs.- un espexo con su marco de evano, de media bara perfilado, 250 rs.- una lamina de Nuestra Señora, el Niño y San Juan en un pays, de media vara con marco de evano, 200 rs.-otra lamina de tercia de largo, de un Martirio, con marco de evano, 300 rs.- un lienço de Nuestra Señora, el niño Jhs., San Joseph y San Juan baptista y otros santos, de bara y media de largo y marco negro, 330 rs.- otra pintura del Nacimiento de Nuestro Señor de a vara con marco negro, 88 rs.- una lamina de la Visitacion de Santa Ysavel, de una tercia y su marco de evano, 80 rs.-una pintura de un Niño Jesus, de pintura ordinaria, con la cruz a cuestas, 88 rs.- una pintura de Nuestra Señora, el Niño, San Juan y san Joseph y unos angeles, de dos baras de alto y marco negro de pino, 330 rs.- otra pintura ygual de Nuestra Señora, el Niño y San Juan Baptista y San Francisco, 660 rs.- otra pintura de la Adorazion de los reyes, de a vara con marco negro. 400 rs.- otra pintura de una Comtemplazion de Nuestra Señora, el Niño y unos anxeles de mano de Escalante , 200 rs.[13] otro lienzo de Nuestra Señora y el Niño, de media vara con marco negro, 220 rs.- una lamina pequeña, de a tercia, de Santa Cathalina de Siena, con marco negro de evano, 110 rs.- otra laminita de a quarta, de la Magdalena, con marco de evano, 110 rs.- una laminita de agata de una Santa y dos amxeles, 110 rs.- una laminita de Nuestra Señora y San Joseph, de tres quartas de alto con marco de pino, 200 rs.- una lamina del Nacimiento, de mas de tercia con marco de evano, 132 rs.- otra lamina de San Jeronimo, de quarta, con marco de evano, 132 rs.- otra lamina del Calbario, de mas de media bara con marco de evano, 400 rs.- una tabla de Nuestra Señora del Populo, de mas de media bara con marco de pino, 150 rs.- una lamina de la Magdalena, de una tercia, marco de evano, 150 rs.- una tabla de san Juan del cordero, de mas de media bara de alto con marco negro, 300 rs.- otra lamina de Santa Teresa y Nuestro Señor y dos angeles, de media bara con marco negro, 300 rs.-una tabla de Nuestra Señora y el Niño, de una terzia y marco negro, 60 rs.- otro lienço de Nuestra Señora y el Niño, San Joseph y Santa Anna, de bara y media de largo con marco negro, 1500 rs.- una tabla de San Jeronimo, de bara y quarta con su marco de evano, 4500 rs.- dos lienços de a vara en quadro de San Agustin y San Jeronimo, yguales, con sus marcos negros, 730 rs.- dos pinturas de piedra, la una quebrada y la otra de la Salutacion, 264 rs.- otra pais de a vara en que ay una musica, con marco negro, 150 rs.- dos pinturas yguales, la una de San Francisco y la otra del padre Solano, de a vara con marco negro, 143 rs.- dos paises de a vara y media co marco negro, 400 rs.- otra pintura casi igual de Nuestra Señora, el Niño y san Joseph de mano de Escalante, con su marco negro, 330 rs.- una caveza de San Juan degollado con su cortina de tafetan encarnado y marco negro, 33 rs.- un niño Jesus de Napoles, de talla, de la Pasion, 1000 rs.- otro Niño Jesus de Gloria, de talla, ygual, 1000 rs.- un San Antonio de talla con el Niño en la mano y su peana, 300 rs.- un Santo Xpto crucificado con su peana de piedra y cruz de evano, 1500 rs .- un lienço de Nuestra Señora y el Niño dormido, de bara de ancho y marco negro de peral, 220 rs.- una pintura de Nuestra Señora en tabla con marco negro en circulo, 300 rs.- un lienço de bara y media de un hermitaño, 330 rs.- un lienzo de Nuestra Señora de Castro, de bara y media, 132 rs.[14]– un lienço de San Francisco en extasis,de dos baras, 132 rs.- seis payses yguales, de dos baras, 1800 rs.- otros dos paises maiores con marcos, 500 rs.- dos fruteros yguales, 300 rs.- dos retratos, el uno del señor Don Juan de belasco, conde que fue de Siruela, bestido de campaña, 136 rs y el otro del mismo señor vestido de golilla en 220 rs., montan 356 rs.- otra retrato del marques de Caracena, de medio cuerpo, con su marco negro, 220 rs.-otro retrato del señor Don Gabriel de belasco de medio cuerpo y marco negro, 110 rs.- una prespectiba de vara y quarta a lo ancho y en medio una fuente, con marco negro, 50 rs.- un lienço de bara y quarta de alto, de Santa Teresa, con marco negro, 110 rs.- otro retrato de medio cuerpo de la señora marquesa de Caracena, Doña Ysavel de velasco pintada una Nuestra Señora de la Concepcion en la mano, 132 rs.- otro lienço de una marina con su marco negro, de dos baras de ancho, 150 rs.- un lienço de Santa Clara con el Santisimo Sacramento en la mano, de dos baras de alto, 132 rs.- otro lienço de un cavallero, de bara y media de alto, 132 rs.- un pais con diferentes figuras, de bara y media de ancho, con marco negro, 100 rs.- un retrato de un cavallero armado con su quello a lo antiguo, 220 rs.- dos retratos de medio cuerpo pequeños, de Fernan Cortes y su muger, 352 rs.- un Santo Xpto crucificado en tabla, con anxeles alrededor, de tres quartas de alto, sin marco, 150 rs.- un retrato en pie del mrques de Santa Cruz, 132 rs.- un frutero con su marco negro, 200 rs.- un lienço del yncendio de Troya, 30 rs.- dos retratos de hombre y muger, antiguos, con marcos yguales, 352 rs.- un lienço de San Bernardino pequeño, roto y sin marco, 10 rs.- un paisito pequeño de nabios, sin marco, 15 rs.- otro lienço de Santo Tomas, sin marco, 20 rs.- dos retratos viexos, el uno mui roto y el otro apolillado, pequeñitos, con sus marcos negros, 20 rs.- un lienço de bara y media de ancho que parece marina, 30 rs.

Pedro Ruiz González nació en la localidad conquense de Arandilla en 1640. Muy joven se trasladó a Madrid, dedicándose a la pintura cuando ya era de edad crecida según apostilla Palomino. Alumno de Juan Antonio Frías y Escalante, tal vez ese aprendizaje explique que pudiera identificar los cuadros de aquel maestro que poseyó la condesa de Siruela. Pasó más tarde al taller de Juan Carreño de Miranda. La influencia de aquellos artistas marcará toda la obra conocida de Pedro Ruiz González. Al igual que todos sus compañeros de profesión de la época, Pedro Ruiz González trabajó mucho para iglesias y conventos de la Corte, aunque lo que en la actualidad conocemos de su mano es bastante escaso, a causa de los incendios y destrucciones de los templos en que se guardaban sus obras. Pedro Ruiz González falleció en Madrid en el año 1706.[15]

Pero además de su oficio de pintor, Pedro Ruiz González desarrolló una intensa actividad como tasador de colecciones artísticas, trabajo por el que era puntualmente remunerado.

La primera valoración que conocemos de Pedro Ruiz González data del 14 de septiembre de 1659, cuando el pintor conquense sólo contaba con diez y nueve años de edad, lo que perece desmentir la afirmación de Palomino ya mencionada. En aquella fecha Pedro Ruiz González ponía precio a los cuadros que dejó a su muerte Doña María de Tordesillas.

– primeramente una pintura de la Encarnazion con su marco, de vara y quarta, 66 rs.- un San Pablo del mismo tamaño y su marco, 88 rs.- una Nuestra Señora del Populo de Roma del mismo tamaño, 50 rs.- otra pintura de un Christo con san Francisco abrazado, con su marco, del mismo tamaño y marco, 40 rs.- un San Antonio del mismo tamaño y marco, 40 rs.- un San Juan de vara con su marco, 30 rs.- una pintura del Santo Xpto del Perdon con su marco dorado y negro, de vara y quarta de largo, 33rs.- otra pintura del mesmo tamaño y marco, de la Magdalena, 33 rs.- una Soledad de tres quartas sin marco, 19 rs.- una lamina de Nuestra Señora de la leche, pequeña, en cobre, con marco de ebano, 50 rs.-una ymajen de la Concepcion, de dos varas de largo, con su marco negro, 80 rs.- una pintura de San Francisco del mismo tamaño con marco, 80 rs.- una Nuestra Señora de la Soledad del mismo tamaño, con marco, 77 rs.- un San Geronimo del mismo tamaño, con marco, 132 rs.[16]

El 4 de junio de 1665 Pedro Ruiz González tasaba las pinturas que quedaron a la muerte de Don Pedro de Orduña.

– primeramente la ymagen de Nuestra Señora de la Soledad, de bara de alto con su marco negro, 66 rs.- mas la echura de Nuestro Padre de cuerpo entero, de bara de alto, con su marco negro y dorado, 66 rs.- mas otra pintura de Nuestro Padre San Francisco, de medio cuerpo, de mas de bara de alto con su marco negro, 66 rs.- mas otra echura de un santo teatino, de medio cuerpo, de tres quartas de alto con su marco negro, 20 rs.- mas otra echura de un Santo Xpto crucificado pintado en tabla, pequeño, con su marquito dorado, 22 rs.- mas otra echura de San Geronimo pintado en tabla, pequeño, con su marquillo, 22 rs.- mas otra pintura de Santa Theresa, de mas de bara de alto con su marco dorado y es de medio cuerpo, 40 rs.- mas otra pintura del señor San Juan Bautista, de mas de bara de alto con marco dorado y negro, 22 rs.- otra pintura de unos pastores y un paisico con su marco negro, ambos con sus marcos, 28 rs.- otra echura de un Ecce Omo, de mas de bara de alto con su marco negro, 33 rs.- otras dos cabezas de dos filosofos pequeñas, con sus marcos negros, 16 rs.[17]

El 8 de febrero de 1672 Pedro Ruiz González valoraba los cuadros que quedaron a la muerte de Doña Clara de Quesada.

– primeramente quatro fruteros higuales, de pescados y frutas, de vara de alto y bara y quarta de ancho, con sus marcos negros, 400 rs.- quatro pinturas de los quatro doctores, de vara y media de alto y bara de ancho, sin marcos, 220 rs.- un pais y en el san Geronimo, de vara de alto y bara y quarta de ancho, sin marco, 22 rs.- mas quatro pinturas iguales, de bara de alto y bara de ancho, con marcos negros, la una de Santa Clara, la otra de Santa Theresa, la Magdalena y Santa Catalina de Sena, 176 rs.- mas una pintura de San Antonio de Padua con el Niño, de bara y media de largo y una de ancho, sin marco, 44 rs.- un espejo antiguo, la luna de una tercia con marco plateado, mui maltratado, 20 rs.- dos laminas en cobre, de tercia de alto, la una de Nuestra Señora con el Niño y San Joseph y un anxel y la otra de la Encarnacion, con marcos negros, 200 rs.[18]

El 23 de julio de 1702 Pedro Ruiz González tasaba la colección artística que dejó a su muerte Don José Solá, caballero de la Orden de Santiago, que estaba formada por pinturas, esculturas y un biombo de tres baras de alto pintado de pajaros y mugeres. Entre las pinturas se contabilizaba una Asunción de la Virgen, que el tasador afirma ser copia del Guido y valoró en 500 reales de vellón.

– primeramente una pintura de bara de alto y tres quartas de ancho con marco perfilado de oro, de Nuestra Señora de la Asuncion copia del Guido, 500 rs.- otra ymagen de Nuestra Señora de Belen, de tres quartas de alto y media vara de ancho, marco dorado y negro, 120 rs.- otra pintura de Herodias, de tres quartas de ancho y media vara de alto con marco perfilado de oro y negro, 110 rs.- otra pintura de vara y quarta de alto y una vara de ancho, de Nuestra Señora, san Juan y el niño, con marco perfilado de oro y negro, 60 rs.- una Nuestra Señora con el niño en brazos sobre un pedestal, de una vara de alto y dos terzias de ancho con marco perfilado de oro y negro, 120 rs.- otra pintura de la Predicazion de San Juan, de tres quartas de alto y media vara de ancho con marco perfilado de oro y negro, 100 rs.- ocho pinturas de la vida de Nuestra Señora y de diferentes ymagenes, de dos varas de alto y vara y media de ancho con sus marcos perfilados de oro y negro, todas iguales, 2400 rs.- otra pintura de la prision de San Pedro con su marco negro perfilado de oro, de dos varas y media de ancho y dos de alto, 150 rs.- otra pintura de San Joseph de dos varas de alto y vara y quarta de ancho con marco negro perfilado de oro, 88 rs.- otra pintura de vara y media de largo y vara y quarta de alto, de la muger adultera con su marco negro perfilado de oro, 60 rs.- una pintura de Christo con la cruz a cuestas de bara y media de alto y vara y quarta de largo, marco negro perfilado de oro, 60 rs.- dos pinturas en piedra, la una de la Encarnacion y la otra la Presentazion en el templo, de dos terzias en quadro, con sus marcos negros, 480 rs.- otra pintura en piedra de Santa Agueda y san Pedro con marco negro, de dos terzias en quadro, 120 rs.- otra pintura en piedra del mismo tamaño de la Virgen y Santa Cathalina que esta endida por medio la piedra, con su marco negro, 80 rs.- otra pintura de Carlos segundo, de vara de alto y tres quartas de ancho, marco negro perfilado de oro, 50 rs.- otra pintura del padre maestro Avila con su marco negro., de tres quartas de alto y media vara de ancho, 20 rs.- otra pintura de San Francisco de Asis con marco negro, de dos terzias de alto y media vara de ancho, 20 rs.- otra pintura en lamina de Nuestra Señora de la Conzepcion, marco de evano, de una terzia de alto y quarta de ancho, 50 rs.- otra pintura en lamina de Nuestra Señora y el Niño con marco de evano, de una tercia de alto y lo correspondiente de ancho, 70 rs.- otra pintura en lamina de Abrahan con su marco de evano, de una terzia de alto y una quarta de ancho, 80 rs.- tre paises de dos varas y media de alto con sus marcos negros, 330 rs.- ocho paises de una quarta en redondo, 24 rs.- quatro fruteros sin marcos, de tres quartas de anchoy media vara de alto, mui viejos, 12 rs.- otra pintura de un rei muy vieja, sin marco, de vara y quarta de alto y una bara de ancho, 10 rs.- otra pintura mui vieja de San Onofre con marco negro y color pajizo, de una bara de alto y tres quartas de ancho, 8 rs.- otra pintura de Nuestra Señora de la Conzepcion con marco negro, de dos varas de alto y vara y quarta de ancho, 60 rs.- otra pintura del mismo tamaño de Nuestra Señora con el niño en los brazos y un ramillete de flores en la mano, 40 rs.- otra pintura de Nuestra Señora de la Contemplazion, de vara y quarta de alto y vara de ancho con su marco negro, 22 rs.- seis paises viejos con sus marcos negros, de dos terzias de ancho y media vara de alto, 36 rs.- otra pintura de un cardenal, de dos terzias de alto y media vara de ancho, con su marco, 12 rs.- otra pintura de Santa Theresa, de dos varas de alto y vara y quarta de ancho con su marco negro, 22 rs.- otra pintura de la Magdalena, de vara y quarta en quadro, marco negro, 22 rs.- dos paises sobre puestos de una terzia de alto y vara y media de largo, 36 rs.- otros dos paises de prespectiva, de tres quartas de largo y media vara de alto con sus marcos, 80 rs.- otra pintura en vidrio de San Antonio en contemplazion, de una terzia en quadro, 15 rs.- otra pintura vieja de la hermosa Judic, de tres quartas de alto y media vara de ancho con marco negro, 22 rs.- otra pintura de un Santisimo Ecce Homo, de vara y quarta de alto y una bara de ancho con su marco dorado y tallado, 240 rs.- una efigie de un Santisimo Christo en la cruz, de bara de alto, de pasta, 60 rs.- dos efigies de bulto de San Bernardo abad y san Francisco de Paula, de terzia de alto, 240 rs.- un biombo de tres baras de alto pintado de pajaros y mugeres, 200 rs.[19]

La condesa de Siruela fue dueña de una gran cantidad de objetos de plata, entre los que predominaban los de uso doméstico y que fueron tasados, el 23 de mayo de 1680 por Manuel Mayers contraste de oro y plata de Su Magestad, quien también valoró las joyas. Entre los objetos de plata se contabilizaban fuentes, jarros, salvas, talleres, bandejas, velones, cántaros, escudillas, cazuelas, escupideras, perfumadores, candeleros, palmatorias, platos, vasos, cajas, cazos, pilas, hueveras, pimenteros, cucharas, cabos de cuchillos, cálices, tenedores, etc.

Por lo que respecta a las joyas, destacaban las siguientes:

– un relox redondo de muestra y campanilla con el movimiento de bronze, fecho en Bloys, con la chapa de la muestra de oro esmaltada de blanco y reasa, todo de oro, 600 reales de plata.- una joya de oro grande, redonda, calada y esmaltada de negro con quarenta y ocho esmeraldas tablas, quadradas, de varios tamaños, excepto seis que son mayores, desiguales, cinco aobadas, de echura de quentas de lanza y en medio una luminacion de San Juan Bautista sobre un bidrio y un lazo grande de seis ojas y copete esmaltado del mismo jenero y guarnecido con treinta y siete esmeraldas tablas, quadradas, pequeñas, de varios tamaños, excepto la del medio que es mayor, ochavada, prolongada, jaqueada y con ochenta y tres granos de aljofar que son aperlados alrededor de las ojas del lazo. Tan esplándida alhaja fue tasada por Manuel Mayers en la elevada cantidad de 4600 reales de plata.

El 25 de mayo de 1680 Juan Fernández maestro sastre valoraba casullas, frontales y hornamentos, y un día más tarde Alonso Pérez maestro herrador y Francisco Gómez maestro de hacer coches ponían precio a lo tocante a su oficio. Francisco Gómez concretamente tasó en 6100 reales de vellón una carroza toda de ybierno cumplida, con sus cinco bidrios aprolongados y de berano con sus alvornozes y cortina de damasco, nuebas, y sus antepechos.

El 28 de mayo de 1680 la costurera Mariana de Bustamante valoraba la ropa blanca, y el l de junio de aquel mismo año el librero Alonso de Montenegro hacía lo propio con la biblioteca de la difunta condesa. Se componía aquella de un total de 67 títulos a los que había que sumar quatro librillos chiquitos, diez y nueve tratadillos de diferentes vidas tres librillos mas, de los que no se dan más datos. La temática de la biblioteca era esencialmente religiosa, como propia de una dama piadosa española del siglo XVII, aunque también se registraban algunas obras de historia y poesía. Tenía la condesa de Siruela diversas vidas de santos y otras personas de vida ejemplar : Mariana de San José, fray Tomás de la Virgen , Santa Rosa de Viterbo, San Cayetano, fray Francisco del Niño Jesús, el venerable Bernardino Álvarez, San Francisco Javier, San José de Calasanz, etc. Poseyó el Flos santorum, de Pedro de Rivadeneira, los Sermones, de fray Jerónimo de Florencia, Manuel de Nájera y el protugués Antonio Vieira, las Obras de Quevedo, Ludovico Blosio, el príncipe de Esquilache y Juan Eusebio Nieremberg, el Tratado del amor de Dios, de Cristóbal Fonseca, la Introducción del símbolo de la fe, de fray Luis de Granada, el Martirologio romano, de César Baronio, las Moradas, de Santa Teresa de Jesús, los Ejercicios espirituales, de fray Alonso Rodríguez, la Corte Santa, de Nicolás Caussin, el Pastor de Noche Buena, de Juan de Palafox y Mendoza, la Práctica de ayudar a bien morir, de Juan Bautista Poza, etc. Pero la obra más curiosa que se contabilizaba en la biblioteca de la condesa de Siruela fue el Evangelistarium del humanista croataMarco Marulic.[20]

LIBROS.-

– primeramente dos libros de Ludovico Blosio (Ludovico BLOSIO.- Obras traducidas por fray Gregorio de ALFARO, París 1596, Sevilla 1597), 72 rs.

– otro libro Filosofía moral de príncipes (Juan de TORRES.- Filosofía moral de príncipes para su buena crianza, Burgos 1596), 28 rs.

– otro libro Vida de Sor Mariana de San Joseph (fray Luis MUÑOZ.- Vida de la venerable Mariana de San Joseph, Madrid 1645), 24 rs.

– tres tomos de los Anales de la orden de los menores (Francisco de ROJAS.- Anales de la orden de los menores, Valencia 1652), 55 rs.

– un libro de Flos santorum de rrivadeneira, segunda parte (fray Pedro de RIVADENEIRA.- Segunda parte del Flos santorum o libro de la vida de los santos, Madrid 1601), 16 rs.

– una segunda parte de Mariana añadida (Juan de MARIANA- Historia general de España, Toledo 1601, Madrid 1608), 24 rs.

– uno Símbolo de fray Luis de Granada (fray Luis de GRANADA.- Introducción al símbolo de la fe, Salamanca 1583), 30 rs.

– uno Marial de Florencia tomo primero (fray Jerónimo de FLORENCIA.- Marial de sermones, Madrid 1621), 10 rs.

– un Memorial en derecho, 6 rs.

– un Historia de Plinio primera y segunda parte (Cayo PLINIO.- Historia natural traducida por Jerónimo de HUERTA, Madrid 1599), 150 rs.

– una Crónica de los capuchinos primera y tercera parte (fray Zacarías BOVERIO DE SALUCIO.- Chrónicas de los frailes menores capuchinos, traducidas del latín por fray Antonio de MADRID MONCADA, Madrid 1644), 24 rs.

– un libro Fonseca Amor de Dios (Cristóbal de FONSECA.- Tratado del amor de Dios, Salamanca 1592), 24 rs.

– dos tomos Fonseca primera y quarta parte, 24 rs.

– Plinio en quarto, 12 rs.

– un libro Vida de fray Thomas de la Virxen (Francisco de SAN BERNARDO.- Vida del prodigioso Job destos siglos, el venerable padre fray Tomás de la Virgen, Madrid 1678), 9 rs.

– otro obras del principe de Esquilache (Francisco BORJA Y ARAGON, príncipe de ESQUILACHE.- Obras en verso, Madrid 1648), 16 rs.

– una Apoloxia de Vega (Diego de la VEGA.- Apologia sacra contra septem criminalia vitia et pro dfensione virtutum, Toledo 1622), 5 rs.

– un Evanxelistum de Marco Maruli (Marco MARULIC.- Evangelistarium, Venecia 1501), 8 rs.

– un libro Vida del padre Camilo (Sancio CHICATELI.- Vida y virtudes del V.P. Camilo de Lelis traducida por Luis MUÑOZ, Madrid 1653), 6 rs.

– un Sevilla restaurada (Juan Antonio VERA Y FIGUEROA, conde de la ROCA.- El Fernando o Sevilla restaurada. Poema épico, Sevilla 1623), 12 rs.

– un libro la rosa del Peru, 8 rs.

– otro libro Vida de San Francisco Javier (tal vez fray Francisco GARCÍA.- Vida y milagros de San Francisco Xavier, Toledo 1673), 8 rs.

– un libro Martirologio romano (César BARONIO.- Martyrologium romanum restitutum cum advocationibus, Roma 1586), 9 rs.

– un libro Dias sagrados y jeniales, 8 rs.

– otro libro Napoles recuperada (Francisco de BORJA Y ARAGON, príncipe de ESQUILACHE.- Poema heróico Nápoles recuperada por el rey Don Alfonso, Zaragoza 1651), 8 rs.

– otro libro vida de fray Luis de Granada (Luis MUÑOZ.- Vidade frey Luis de Granada, Madrid 1639), 10 rs.

– otro Moradas de Santa Teresa (Santa Teresa de JESÚS.- Las Moradas o Castillo interior, Salamanca 1588), 8 rs.

– un Tesoro de confesores, 5 rs.

– otro Vida de Santa Rosa de Viterbo (Alonso de GUZMÁN.- Compendio de la maravillosa vida, muerte, reliquias y milagros de Santa Rosa de Viterbo, Viterbo 1615), 6 rs.

– otro Naxera Sermones barios (Manuel NÁJERA.- Sermones varios, Alcalá de Henares 1643), 8 rs.

– otro Naxera, 8 rs.

– una Esfera terrestre, 6 rs.

– una Academia a Carlos segundo, 3 rs.

– otro Vida de San Caietano (Manuel CALASABETA.- Vida del glorioso y bienaventurado San Cayetano, Madrid 1653), 4 rs.

– otro Panexirico de Calatrava (fray Pedro de CALATRAVA.- Oración panegyrica declamatoria a la Santa Yglesia Magistral y villa ilustre de Alcala, Alcalá de Henares 1647), 4 rs.

– otro Lugares comunes de dichos y sentenzias, 16 rs.

– otro de Diferencia entre lo temporal y eterno (fray Juan Eusebio NIEREMBERG.- De la doiferencia entre lo temporal y lo eterno. Crisol de desengaños, Madrid 1640), 7 rs.

– otro de la Hermosura de Dios de Eusebio (fray Juan Eusebio NIEREMBERG.- De la hermosura de Dios y su amabilidad por las infinitas perfecciones del Ser Divino, Toledo 1641), 12 rs.

– otro Bida del bienaventurado padre Calasanz (Efisio José de SOTO REAL.- Vida del bienaventurado y venerable siervo de Dios Joseph de Calasanz, Madrid 1675), 4 rs.

– otro Obras de Quebedo segunda parte (Francisco de QUEVEDO Y VILLEGAS.- Obras, Madrid 1650), 9 rs.

– un Exercicios de Rodríguez tercera parte (Alonso RODRÍGUEZ.- Ejercicios de perfección y virtudes cristianas, Sevilla 1609), 8 rs.

– otro Vida del benerable Andres Sesti, 7 rs.

– siete tomos de la Corte Santa de Caussino (Nicolás CAUSSIN.- La Corte Santa traducida por Francisco Antonio CRUZADO Y ARAGÓN, Madrid 1664), 56 rs.

– dos ydem primera, 16 rs.

– dos ydem segunda,16 rs.

– dos el reino de Dios (Nicolás CAUSSIN.- Reyno de Dios compendio y médula de toda la Corte Santa, Madrid 1672), 14 rs.

– un libro Thesoro de los cristianos, 8 rs.

– otro bida del hermano Francisco del Niño Jesus (fray José de JESÚS MARIA.- Historia de la vida y virtudes del venerable hermano fray Francisco del Niño Jesús, Madrid 1670), 8 rs.

– otro Martirologio romano (César BARONIO.- Martyrologium romanum, Roma 1586), 8 rs.

– otro Funeral de Naxera (tal vez Manuel NÁJERA.- Sermones fúnebres, Madrid 1666), 8 rs.

– otro Sermones de Videira primera (Antonio VIEYRA.- Sermones varios, Madrid 1664), 6 rs.

– un Historia de Nuestra Señora de la Oliva, 5 rs.

– yden Vida de San Juan pecador (Jerónimo de MASCARENHAS.- Vida y virtudes de fray Juan Pecador, Madrid 1665), 6 rs.

– otro de la vida de frai Juan de la Cruz (fray José de JESÚS MARÍA.- Historia de la vida y virtudes del venerable padre fray Juan de la Cruz,Bruselas 1628), 6 rs.

– otro vida del padre Marzelo, 4 rs.

– otro vida del benerable Bernardino Alvarez, 4 rs.

– diez y nuebe tratadillos de diferentes vidas, 38 rs.

– un libro vida del padre Orozco (fray Juan MÁRQUEZ.- Vida del venerable padre fray Alonso de Orozco, Madrid 1648), 3 rs.

– otro Remigio de la guerra (Benito REMIGIO NOYDENS.- Decisiones prácticas y morales para curas, confesores y capellanes de los exércitos y armadas. Avisos políticos, ardides militares y medios para afianzar los buenos sucesos de la guerra, Madrid 1665), 3 rs.

– otro Pastor de Noche Buena (Juan de PALAFOX Y MENDOZA.- El pastor de Noche Buena, Barcelona 1644), 3 rs.

– un Año espiritual de la muerte de Palafox (Juan de PALAFOX Y MENDOZA.- Año espiritual, Zaragoza 1656), 6 rs.

– otro Doctrina de Santo Tomás, 2 rs.

– un Arttebe ystoria, 3 rs.

– una Experiencia de amor y fortuna (ANÓNIMO.- Experiencias de amor y fortuna, Barcelona 1649), 3 rs.

– un Poça de bien morir (Juan Bautista POZA.- Práctica de ayudar a bien morir, Madrid 1619), 3 rs.

– un libro ytalio de Nuestra Señora, 2 rs.

– un librillo latino de Mateo Lopez, 1 rl.

– honce tomos del simbolo de fray luis de Granada (fray Luis de GRANADA.- Introducción al símbolo de la fe, Salamanca 1583), 66 rs.

– quatro librillos chiquitos, 4 rs.

– tres librillos, 6 rs.

La tasación de los bienes de la condesa de Siruela finalizó el ya citado día 14 de junio de 1680 cuando Pedro García y el ya mencionado Francisco Gómez maestros de hacer coches valoraban en 500 reales de vellón un coche negro, viejo, de luto, maltratado asi como una suntuosa carroça , rica de lama de oro, con seis aleros de la misma tela con flueco de oro y ocho cortinas con sus alamares y franxa de oro, banquillos y almoadas y antepechos y sin guarniciones, con su ebilla y frisos. Tan singular carroza fue valorada en 18000 reales de vellón.


NOTAS:

[1] Alberto González Rodríguez.- “Siruela” en Gran Enciclopedia Extremeña.,Tomo IX, ed. Extremeñas, Mérida 1992, págs. 190.

[2] Sobre la familia Velasco véase Endika de Mogrobejo.- Diccionario hispanoamericano de heráldica, onomástica y genealogía, Tomo VI, edit. Mogrobejo-Zabala, Bilbao 1996, págs. 205-272.

[3] Archivo Histórico de Protocolos de Madrid (A.H.P.M.). Protocolo = 9865, folº.19-49.

[4] A.H.P.M. Protocolo = 9116, folº. 15-16.

[5] A.H.P.M: Protocolo = 8374, folº. 461-462 vltº.

[6] A.H.P.M. Protocolo = 8153, folº. 571-571 vltº.

[7] A.H.P.M. Protocolo = 6786, folº. 88 vltº-89.

[8] A.H.P.M. Protocolo = 11489, folº. 263 vltº-264.

[9] A.H.P.M. Protocolo = 8166, folº. 21-21 vltº.

[10] A.H.P.M. Protocolo = 9022, folº. 663-663 vltº.

[11] A.H.P.M. Protocolo = 9848, folº. 35 vltº-36.

[12] A.H.P.M. Protocolo = 12616, folº. 58 vltº-59.

[13] Juan Antonio de Frías y Escalante nació en Córdoba en 1613 y murió en Madrid en 1670. Muy joven abandonó su ciudad natal para trasladarse a la Corte, siendo alumno de Francisco Rizzi. Admirador de Ticiano y Titoretto, de aquellos grandes maestros tomó el dibujo y el color. Escalante trabajó mucho para iglesias y conventos madrileños, destacando las serie de lienzos, con temas eucarísticos que realizó para el monasterio de la Merced, desgraciadamente dispersos, donde utiliza una gama cromática de tonos claros y un toque veneciano determinante.

[14] Manuel de Castro, de origen portugués, fue un artista de cierta entidad en el Madrid de la segunda mitad del siglo XVII. Discípulo de Claudio Coello, llegó a ser pintor del rey Carlos II. Manuel de Castro falleció en Madrid en 1712.

[15] José Luis Barrio Moya.- “Algunas noticias sobre el pintor Pedro Ruiz González” en Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arquelogía, Universidad de Valladolid, Tomo LXI, Valladolid 1995, págs. 413-423.

[16] Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 7321, folº. 545-546 vltº.

[17] Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 10358, sin foliar.

[18] Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 8884, folº. 311-312.

[19] Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 11024, folº. 323-325.

[20] Marco Marulic nació en Spalato en 1450 y en aquella misma ciudad falleció en 1524. Hombre solitario, estudió en Padua, convirtiéndose en uno de los humanístas cristianos más relevantes de su época. Escribió obras religiosas, imbuídas de ascetísmo que fueron traducidas a varios idiomas, entre ellas el poemaJudith y el De institutione bene beatique vivendi, y la más conocida el Evangelistarium, que fue la que poseyó la condesa de Siruela.