Oct 012002
 

Francisco Rivero.

Desde hace años, este cronista de la villa de Las Brozas viene exponiendo en los Coloquios Históricos de Extremadura, celebrados en esta ciudad de Trujillo, diversos aspectos de la biografía del brocense Nicolás de Ovando, quien desde 1502 hasta 1509 fue el gobernador de los Reyes Católicos en la isla de la Hispaniola, que conforman hoy dos naciones hermanas: República Dominicana y Haití. Al celebrarse ahora el 500 aniversario de su llegada al Nuevo Mundo, hemos querido divulgar las labores de exploración y conquista de las nuevas tierras recién descubiertas por el Almirante Colón y puestas bajo la protección de la Corona española.

Durante estos años (1502 – 1509) numerosos personajes que hoy forman parte de la pléyade de conquistadores y descubridores españoles en el Nuevo Mundo estuvieron bajo lAs órdenes de Ovando. Mientras que en 1505, fray Hernán Suárez funda la primera escuela americana en el recién creado convento franciscano, Sebastián de Ocampo (que nació en Galicia en la segunda mitad del siglo XV y murió en 1514 en Sevilla) realizó el bojeo (circunnavegación de la isla de Cuba) de la que se creía que era una gran península de un cercano continente. A su vez, por el este su lugarteniente del gobernador español, el vallisoletano Juan Ponce de León comenzó en 1508 a descubrir y conquistar para la Corona española la isla de Borinquén, la actual Puerto Rico. Ponce de León, hombre inquieto, se desplazó con el tiempo a la península Florida, donde “descubrió” la fuente de la eterna juventud, uno de los atractivos turísticos de la ciudad de San Agustín, la ciudad más antigua de los actuales Estados Unidos de América. Jamaica, otra de las grandes Antillas, que fue descubierta por Cristóbal Colón en mayo de 1494, perro fue conquistada para España por su hijo Diego en 1509, año de la partida de Ovando de la isla de la Hispaniola y sucesor suyo en la gobernaduría del Nuevo mundo.

Ya los ingleses, al enterarse del descubrimiento de otras tierras enviaron al italiano Giovanni Gaboto (conocido en el Reino Unido como John Cabot) a reconocer algunas tierras por el Nuevo Mundo. Su expedición salió en mayo de 1497, tras tocar territorio americano el 24 de junio de ese año retornó a Inglaterra al mes siguiente. Al año siguiente volvió a las nuevas tierras en compañía de su hijo Sebastián desde la latitud de Gibraltar hacia el norte. Como en 1501 Catalina, la hija de los Reyes Católicos, se casó con el heredero del rey de Inglaterra, éste no quiso molestar a sus suegros españoles y decidió que Cabot dejara de navegar por América. Desde entonces, el hijo expedicionario, Sebastián Gaboto, puso sus conocimientos en beneficio de España.

Los barcos españoles iban y venían por el Océano Atlántico. Si bien no transportaban algo tan valioso como para ser atacados, los corsarios franceses eran el único peligro. Peralonso Niño y Cristóbal Guerra zarparon en 1499 y volvieron en 1500 sin ninguna noticia de interés. Rodrigo de Bastidas exploró el Golfo de Darién en 1500. Américo Vespucio hizo sus dos viajes exploratorios. Vicente Yáñez Pinzón y Diego de Lepes exploraron en distintos viajes la costa occidental portuguesa volviendo en el año 1500. Juan de la Cosa hizo viajes exploratorios y comerciales en 1501, 1505, 1507 y 1509. Vicente Yáñez Pinzón y Juan Díaz de Solís salieron hacia lo que hoy es Honduras y Yucatán en 1508. Ese mismo año, Sebastián de Ocampo circunnavegó Cuba. En 1509 Juan Ponce de León comienza la conquista de Puerto Rico, isla que los indios llamaron Borinquén. Juan Esquivel se establece en Jamaica por orden del segundo gobernador, sustituto de Ovando, Diego Colón. Todo era pura rutina. De tanto en tanto naufragaba algún barco, o era atacado por los franceses. En esta ocasión sólo nos vamos a fijar en dos grandes hechos: La conquista de Cuba y de Puerto Rico, para dejar para otros años la expansión por otras tierras insulares o continentales.

EL BOJEO DE CUBA

Discurría plácidamente el año 1508, cuando los Reyes Católicos solicitaron al gobernador que explorara la isla Juana, a la que hoy se le llama Cuba. El mandatario real se lo encargó al gallego Sebastián de Ocampo y según cuentan las crónicas este navegante procedió en sólo ocho meses “… a descubrir del todo la Isla de Cuba, porque hasta entonces no se sabía si era isla o tierra firme, ni hasta donde su longura llegaba, y también a ver si era tierra enjuta, porque se decía que lo más era lleno de anegadizos”.

En su Historia de Las Indias, el padre Bartolomé de Las Casas, cuyo proceso de beatificación ha comenzado este año, cuenta que “uno de los navíos, o ambos, tuvieron necesidad de carena (…) entraron en el puerto que llamamos de La Habana y allí se la dieron, por lo cual se llamó aquel puerto, Puerto de Carenas”.

Partió de Baracoa con dos navíos, algunos marineros y sin tropa alguna, y salió hacia el norte para llegar al Cabo de San Antonio y después de enfilar hacia el sur navegó hasta una pequeña bahía que lleva por nombre el del gobernador Ovando, al oriente. En esta ocasión sí dobló el cabo de San Antonio y dejó aclarado el hecho de ser una isla. Pero tampoco en esta ocasión se plantaron los españoles quedarse en Cuba.

Es una pena que se haya perdido el cuaderno de navegar de Sebastián de Ocampo, pues nos hubiera dado muchos datos de su bojeo por la isla de Cuba. Pese a todo se conocen algunos y los propios cubanos consideran a Ocampo como su verdadero descubridor, aunque ya navegaran por sus aguas otros, incluso el propio Almirante Colón tocó sus costas y las dejó por considerar que era el gran continente que él había pensado. Era el 27 de octubre de 1492. Dicen los cronistas que se aburrió de su litoral que no se acababa nunca, al fin y al cabo esta lista, con más de 1.000 kilómetros de longitud, es una de las mayores del mundo. Colón creyó que ya había llegado a Catay; es decir, la actual China para conseguir, por un nuevo camino, sus especias. Incluso hay documentos que perfilan la isla de Cuba en los primeros años del siglo XVI, antes de la circunnavegación de Ocampo, lo que indica que otros tal vez lo hicieron antes.

LA CIRCUNNAVEGACIÓN DE OCAMPO

Cuando Sebastián de Ocampo intentó el bojeo o circunnavegación de Cuba en el año 1508, ésta se encontraba poco poblada, con no más de 100.000 almas. Los primeros habitantes eran conocidos como Guanahatabeyes , que procedían de América del Sur, aproximadamente del río Orinoco y también por el norte proceden de la Florida y llegaron en el 3.500 antes de cristo hasta aquí en rudimentarias canoas. Después fueron dominados y desplazados por otros -que fueron los que se encontró Ocampo- como los taínos, saboneyes y otras tribus indias. Estas personas vivían cerca del mar y de los ríos, que le servían como aprovisionamiento de alimentos, además de ayudarse en la recolección de los frutos de los árboles silvestres que se criaban en las feraces tierras caribeñas, más una incipiente agricultura, según explica el doctor Ramiro Guerra en su libro de la Historia la Nación Cubana (Tomo I. Página 228)

En otros Coloquios Históricos de Extremadura, ya se ha contado la organización social de los taínos, como los habitantes con los que se encontró el brocense Nicolás de Ovando durante su estancia en la isla de la Hispaniola como gobernador. Los taínos de Cuba eran los indígenas relativamente mas avanzados, contando con elementos de organización a nivel familiar y tribal con las divisiones de funciones típicas de un jefe, soldados, agricultores, artesanos, funciones estas ultimas que realizaban tanto hombres o mujeres de la categoría social mas baja. La función de curandero la cumplía el jefe y en algunas tribus un personaje diferente con la misma categoría que la de los jefes.

Los Taínos fueron capaces de trabajar el barro, sus viviendas eran el bohío (rectangular) y el caney (circular) construidos con bambú (caña brava) y madera de palma con techos de hojas de palma (guano).Sus vestidos eran muy sencillos, ya empleaban tejidos de algodón, aunque el nudismo era frecuente por lo benigno del clima.

A pesar de que las tribus de indios Caribes, pueblo guerrero que se deformaba el cráneo y adiestraban a sus jóvenes en artes militares comenzaban a realizar visitas de saqueo a la isla, no habían llegado a establecer muchas poblaciones permanentes.

La razón del retraso de la exploración de la isla se debió a que poseía mucho menos oro que la Hispaniola, donde se encontraba aposentado desde 1502 el nuevo gobernador: Ovando.

Bien es verdad que Cuba, como ya se ha dicho, fue el segundo territorio americano descubierto por Cristóbal Colón en su primer viaje, el 27 de octubre de 1492. Los castellanos al mando del almirante arribaron en una zona del norte de la isla, actual provincia de Oriente, explorando el Puerto de Nuevitas y continuando por el norte hasta llegar a la isla de la Hispaniola.

La conquista de Cuba la realizaron a partir de 1512 Diego Velázquez, que ya estuviera con Ovando en la Española, al que le acompañó como lugarteniente Hernán Cortés, el conquistador de México.

Los nativos que habitaban en Cuba, que fue originalmente conocida como Juana y también como la Isla Grande del Caribe, no opusieron resistencia al comienzo de la conquista lo que facilitó la creación de varias villas permanentes. Entre las primeras villas que se fundaron se encuentran Baracoa (primera villa, fundada en 1512), Báyamo, Trinidad, Sancti Spiritus, La Habana y Santiago de Cuba.

Hubo reconocimientos de la isla por mar y por tierra. El hecho de que se hiciera por mar en 1508 se debió a que su enorme longitud (más de 1.000 kilómetros de punta a punta) hizo que se pensara que aquella isla, a la que Colón llamó Juana, en nombre de la hija de los Reyes Católicos, fuera una península. Más bien se creía que era todo un continente. De hecho, Ocampo navegó también por las costas de la provincia de Matanzas, situada al este de La Habana y según recogen las crónicas, actualizadas ahora por los historiadores locales.

LA FUNDACIÓN DE LA HABANA

Y en lo que es hoy La Habana, Ocampo descubrió el canal de entrada del Puerto de Carenas, donde hoy se halla la enorme fortaleza de San Carlos de la Cabaña, el Cristo de La Habana y el pintoresco poblado de Casablanca. Más al oeste los castillos del Morro y de La Punta, y luego, el Malecón habanero a todo lo largo. En la hermosa bahía de entonces desembocaban numerosos arroyos de agua dulce, que hoy bajan sucios por la contaminación. Allí, en su puerto protegido fondeó sus naves y las reparó.

La palabra Habana procede del término de territorios propiedad del cacique Habaguanex, según explicó en el periódico cubano “Granma” el 13 de noviembre de 199 el investigador Eusebio Leal Spengler en un artículo titulado “Tradición perpetua”.

Más tarde, en 1514, también estuvo por aquí Pánfilo de Narváez y ese mismo año Diego Velázquez, el lugarteniente de Ovando en la Española, fundó en la banda opuesta, cerca de Batabanó, la villa de San Cristóbal de La Habana, que no tardó en ser trasladada, junto a la desembocadura del río Almendares, y cerca del puerto que Ocampo llamó de Carenas. El primer gobernador, nombrado por Diego Velázquez con el título de teniente a guerra, fue Pedro de Barba. De aquí salió Hernán Cortés el 10 de febrero de 1519 partió para emprender la conquista de México. El 16 de noviembre de este año tuvo lugar la fundación definitiva de la villa en el Puerto de Cárenas.

MATANZAS

Las crónicas cuentan que en este territorio de la actual provincia de Matanzas, algunos náufragos españoles fueron atacados por los indios, que eran unas comunidades aborígenes pre agroalfareras. Sin embargo no fue hasta el bojeo de Ocampo cuando se descubrió para occidente la Bahía de Guanima, donde dos años más tarde; es decir, en 1510, los indios mataron a numerosos españoles, de ahí el patronímico de esta zona cubana

VARADERO

La famosa playa de Varadero también fue otro de los lugares que tocó este insigne navegante. El nombre de Varadero proviene de ser una costa arenosa de poco calado en la cual encallaban barcos llevados por la marea. El español la descubrió en 1508 durante su bojeo a la isla, y la primera mención aparece en 1540 en un mapa de Alonso de Santa Cruz.

POR LA CIUDAD DE CÁRDENAS

Algunos de esos paladines que se atrevieron a reconocer ese nuevo territorio fueron “los audaces navegantes de la metrópoli” como se puede leer en un texto sobre la historia de la ciudad cubana de Cárdenas, Andrés de Morales, Sebastián de Ocampo y Juan de Grijalba. El único que se acercó hasta estas tierras cardenenses fue el capitán Ocampo.

De alguna manera se quejan los historiadores de Cárdenas que no se les nombra en la famosa expedición del capitán Pánfilo de Narváez y de fray Bartolomé de las Casa, que fueron capaces de cruzar la isla de Cuba desde el este hacia el Oeste, pasando por los lugares hoy conocidos como Colón, Guacamaro y Matanzas.

No pudo ser hasta mediados del siglo XVI cuando se comienzan a conocer las costas cardenenses, como lo demuestran los mapas que se hicieron y que se conservan en la Sociedad Económica de Amigos del País” (Habana), fechados en 1555, 1564 y 1604 señalan con bastante perfección la punta de Hicacos, los cayos de la bahía y la misma bahía, que figura sin nombre determinado o con el de Matanzas, Hicacos y más tarde con el de Camarioca y Siguagua.

POR TIERA Y MAR DE CIENFUEGOS

Lo mismo se puede decir de Cienfuegos, una provincia industriosa, que no fue dada a conocer hasta que informó de su territorio Ocampo, aunque los lugareños puedan decir que Colón la visitó en su segundo viaje, no fue así.

Ocampo dio su apellido a un cayo interior de la bahía de Cienfuegos, donde descansó varios meses, informó al rey de España que “… este puerto que sus habitantes llaman Jagua es de los mejores y más seguros para mil naos que se puedan hallar en el mundo”. Al año siguiente, en los alrededores de la playa Rancho Luna, donde hoy está enclavado el hotel de ese nombre, se desató el primer combate entre aborígenes y españoles.

Andando el tiempo, se asentaron en paz colonos españoles en este lado de la bahía. José Díaz, en el lugar que hoy ocupa el hotel Jagua, procreó en su rancho con la hermosa y dulce india Anagueia una larga y feliz familia.

Otro español, de nombre Lope, se unió hacia 1528 con otra indígena, de la que tuvo una hija que llamaron Mari, y dio origen a la leyenda de Marilope, de la cual es símbolo la flor amarilla de intenso tono de azufre, conocida por ese nombre, típica de la región sureña donde nace silvestre en terrenos pedregosos y secos.

LA VIRGEN DE LA CARIDAD DEL COBRE

Cuenta la leyenda que la presencia de la Virgen María en la historia de Cuba y de la Iglesia se remonta al surgimiento de la primera comunidad de origen indio, nacida por la predicación de un anónimo soldado español de Sebastián de Ocampo, en 1509. Por inspiración del anónimo soldado levantaron los indios el primer templo cubano, desde el cual elevaban sus súplicas a Dios y en el que colocaron una imagen de la Virgen.

Por su parte las crónicas indican que los relatos se remontan el año 1687 e impresionan por su sencillez y belleza: “…estando una mañana la mar en calma, salieron de dicho cayo Francés para la dicha salina, antes de salir el sol, los dichos Juan y Rodrigo de Hoyos y este declarante. Embarcados en una canoa y apartados de dicho cayo Francés vieron una cosa blanca sobre la espuma del agua, que no distinguieron lo que podría ser, y acercándose más les pareció pájaro y ramas secas. Dijeron dichos indios, parece una niña, y en estos discursos, llegados reconocieron y vieron la imagen de Nuestra Señora de la Santísima Virgen con un niño Jesús en los brazos sobre una tablilla pequeña, y en dicha tablita unas letras grandes, las cuales leyó dicho Rodrigo de Hoyos, y decía: “YO SOY LA VIRGEN DE LA CARIDAD” y siendo sus vestiduras de ropaje se admiraron que no estaban mojadas, y en esto, llenos de gozo y alegría, cogiendo solo tres tercios de sal, se vinieron para el Hato de Barajauá.” La imagen de María de la Caridad fue encontrada por tres representantes de las clases más pobres y explotadas: dos indios y un negro esclavo, a quienes llena de alegría con su presencia.

PREMIO PARA EL BOJEO

Fue tal el éxito histórico del bojeo de Sebastián de Ocampo que la cubana Natasha Vázquez Ruiz realizó en 1995 un reportaje cinematográfico sobre este hecho histórico y que obtuvo el primer premio “Xanela” de vídeo, otorgado en 1996 por la Xunta de Galicia bajo el título de “Por la ruta de Sebastián de Ocampo”

Natasha Vázquez es graduada en la especialidad de Periodismo Internacional en el Instituto de Relaciones Internacionales de Moscú en el año 1989.

Desde septiembre de 1989 hasta diciembre de 1990 trabajó en la emisora Radio Metropolitana, en La Habana. A partir de esa fecha labora en CHTV, el canal televisivo de la capital cubana, así como en la TV nacional. Durante este tiempo ha realizado cientos de noticias, entrevistas, reportajes, ha dirigido varios documentales y ha sido conductora o presentadora de diversos programas especiales. Algunas de sus obras han participado en muestras y festivales internacionales en España, Italia y Estados Unidos.

Pies de fotos

Foto 1.- Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, Patrona de la isla de Cuba

Foto 2.- Playa Ancón, en Trinidad, la más espectacular playa de la isla

CRONOLOGIA (1502-1509)

(Época de Ovando como gobernador de la Hispaniola)

  • 1501-2.- Rodrigo de Bastidas reconoce la costa del Darién (Istmo de Panamá) hasta el norte de Brasil.
  • 1501-2.- Expedición de Portugal con Américo Vespucci por la costa brasileña y el Atlántico sur.
  • 1502.- El almirante Cristóbal Colon en su ultimo viaje a “Las Indias” llega al Cabo Gracias a Dios, el 12 de septiembre, buscando un estrecho para pasar a la otra parte equinoccial, creyendo estar entre Malaya y Sumatra. Rodea Corn Island, la cual bautiza con el nombre de Limonares, y naufraga frente al Río Escondido, fondea en Punto del Mono, Monkey Point, pasa frente a la Bahía de San Juan del Norte sin percatarse del Río san Juan debido a la barra de la bahía y llega hasta la costa colombiana.
  • 1502.- Miguel Corte Real parte en busca de su hermano Gaspar hacia América.
  • 1502-4 Cuarto viaje de Colon, explora el litoral de América Central.
  • 1502.- Segundo viaje de Vasco da Gama a la India.
  • 1503.- Otra expedición parte en busca de los hermanos Corte Real, pero no los encuentran.
  • 1504.- Muere Isabel I “La Católica”, reina de Castilla y León. Le sucede su hija Juana I “La Loca”, quedando como regente el esposo de ésta Felipe “El Hermoso”.
  • 1506.- Los capitanes hispanos, Juan Díaz de Solís y Vicente Yáñez Pinzón navegan a lo largo de la costa atlántica centroamericana de sur a norte buscando el estrecho entre los dos océanos. Muere el Rey Regente Felipe “El Hermoso”, queda como Regente Fernando II de Aragón y Cataluña, viudo de Isabel ” La Católica”
  • 1508.- Sebastián de Ocampo realiza la primera circunnavegación de Cuba.
  • 1508 .- Juan Ponce de León coloniza Puerto Rico.
  • 1508-9.- Juan Díaz de Solís y Vicente Yáñez Pinzón recorren las costas de Guatemala, Honduras y Yucatán en busca de un estrecho.

img1Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, Patrona de la isla de Cuba

img2Playa Ancón, en Trinidad, la más espectacular playa de la isla.