Oct 011987
 

José Lozano Ramos.

Introducción

Como comentaba en el resumen de este trabajo, dedicado al libro “Los pueblos más bellos de España” editado por Selecciones Reader´s Digest. (1981), no puedo por menos que protestar ante tanta fantasía y falsedad. Pero dejemos los comentarios y vayamos analizar lo que a mi modo de ver está mal.

Recibido en dos aspectos: primero, lo referente a la totalidad escrita y las frases incorrectas; y, segundo, lo referente a los datos históricos documentados y, a mi modo de ver, auténticos dejando la leyenda y la falsedad por otro.

En el primer caso, la falsedad entrará en un 32,50% y en el segundo el 50%.

No comento las explicaciones de las fotos, por ahora, y sí no escrito en lo referente a Trujillo, cuatro páginas, una de ellas dedicada íntegramente a foto (páginas 254-257).

Página 254:

“… Su hijo más glorioso, Pizarro, fue abandonado, según la leyenda en el templo de Santa María y criado por una cerda. Más probable y verosímil que esta leyenda que pone de relieve la poca consideración en que se tenía en aquella época a los hombres bastardos como Pizarro, es el hecho de que el futuro conquistador del Perú pasó su infancia cuidando una piara de cerdos”.

“… Acerca de la cual hay, por cierto, una curiosa y poco conocida anécdota. El escultor quiso representar en realidad a Hernán Cortés, pues la escultura iba destinada a la ciudad de México. Los mexicanos, sin embargo, se negaron a elegirla en su capital y entonces Rumsey regaló la estatua a la Villa de Trujillo y algún tiempo después hizo la réplica que puede verse en la plaza de armas de Lima”.

Página 256:

“… La casa de los Orellana-Toledo, la casa del Peso Real y el viejo Ayuntamiento, hoy convertido en biblioteca pública”.

“… Los arcos y soportales ostentan nombres tales como del pan, del ajo, de la carne”.

“… En la iglesia del convento de San Francisco puede verse la cripta de los Pizarro”.

Página 257:

“… Durante la campaña de Italia a las órdenes del Gran Capitán, puso en fuga a 300 franceses sin más armas que su espada. Los trujillanos no debieron extrañarse, pues recordaban que a la edad de 11 años había levantado la pila bautismal que aún puede verse en la iglesia de Santa María. De Trujillo fue también el teniente Jacinto Ruiz, héroe del 2 de mayo de 1808 en Madrid”.

“… En la del homenaje está el altar de la patrona de Trujillo, la Virgen de la Victoria de la que dice la leyenda que abrió milagrosamente las puertas del Arco del Triunfo, cuando el rey Fernando III asediaban a los musulmanes fortificados en la ciudad”.

“… así como las famosas fiestas que llaman del Chivirí, en las que se muestra una colección de trajes populares”.

De 130 líneas escritas, unas 50 (el 32,50%), las que anteriormente he señalado, no son si no de leyenda y falsedad.

Datos históricos

En primer lugar pondré los datos históricos que a mi modo de ver están bien, los datos falsos los estudio a continuación uno por uno.

  1. Trujillo es la Turgalium de los romanos.
  2. Cuna de Francisco de Orellana y Francisco Pizarro.
  3. La plaza está dominada por el Palacio de La Conquista.
  4. En el ángulo nordeste está la iglesia de San Martín.
  5. Palacio Ducal de los Vargas Carvajal.
  6. La Casa del Peso Real.
  7. Portales del Pan.
  8. Santa Clara, siglo XVI.
  9. La mejor iglesia es la de Santa María la Mayor.
  10. En Santa María está enterrado García de Paredes.
  11. En la torre del homenaje está la Patrona de Trujillo.
  12. Esto ocurrió el 25 de enero de 1232.
  13. En su escudo la Virgen y el Niño.

Errores y falsedades

Empezaré ahora a analizar los errores que, a mi modo de ver, existen en dicho libro.

1. “…Pizarro, según la leyenda fue abandonado en el templo de Santa María”.

Como la leyenda mal intencionada, vale. Pero si nos remitimos a lo auténtico y compruebas, esto para mí no tiene autenticidad.

2. “… El escultor quiso representar en realidad a Hernán Cortés, pues la estatua iba destinada a la ciudad de México”.

En su testamento, Carlos Cary Rumsey, dice que deja 100.000 dólares para que se fundiera la estatua hecha por él de Pizarro y se cediera a Trujillo[1].

3. “… Los mexicanos se negaron”.

En 1910, el levantamiento de Madero (Zapata, Villa, etc.) Venustiano Carranza lleva a la revolución agraria en 1917, continuando su labor Obregón, Calles y Lázaro Cárdenas. Así que siempre estaba el mismo gobierno, por lo que no creo que los cambios de gobierno tuvieran que ver en ello.

4. “… Rumsey regaló la estatua a la Villa de Trujillo”.

Esto es del año 1922, pero Trujillo es ciudad desde el 12 de abril de 1430[2]. En 1431 fue concedido dicho título por Juan II, según P. Enrique Flores[3]. El título fue ratificado por Juan II en 1432.

5. “… y algún tiempo después, hizo la réplica, que puede verse en Lima”.

El autor de la estatua, Rumsey, había muerto en 1922 y dicha estatua estaba en París en 1925 y se estaba haciendo en esa misma ciudad en 1926, como dice en una carta don Pedro Muguruza, en la que señala como la estatua estaba siendo fundida por el mejor fundidor de entonces Rouard, de la ampliación se encargaban Howard y Mac Comney[4].

Si Rumsey estaba muerto en 1922 y en 1926 se estaba haciendo la primera estatua ¿Cuándo hizo la segunda?

La contestación de estas cinco afirmaciones sobre la estatua de Pizarro, están recogidas en el trabajo de los VIII Coloquios Históricos de Extremadura del año 1978 en la ponencia titulada “Trujillo y sus estatuas” de José Lozano Ramos y en otro trabajo de don Luis Muñoz Seco.

Para aclarar algunas cosas daré algunos datos:

  • Sabemos que hubo un primer proyecto para la ejecución de la escultura de don Rafael Galán, natural de Madrid nacido en 1891.
  • En julio de 1913 estaba constituida la comisión ejecutiva sobre la estatua de Pizarro, con prestaciones de los trujillanos.
  • En 1920 se dice que una señora peruana dará 200.000 pts. para la estatua de Pizarro.
  • Pero en 1925, se sabe que cuando el Duque de Alba estaba en un safari en África, conocerá un familiar de Sr. Rumsey multimillonario y filántropo norteamericano, gran admirador de Pizarro y que en su testamento deja 100.000 dólares para que se fundiera la estatua hecha por él y se cediera a Trujillo.
  • El duque conoce a la viuda que esta dispuesta a cumplir lo dicho por su esposo y habla con Ortega y Gasset y don Andrés Castellano para que se pongan al habla con Trujillo.
  • Trujillo nombra una comisión para visitar al duque encabezada por su alcalde Don José Núñez[5].
  • La estatua por entonces estaba en París con otras 150 en una exposición del señor Rumsey clausurada en junio de dicho año[6].
  • La inauguración de la estatua sufrió un retraso por enfermedad de la viuda y su inauguración prevista para el 12 de octubre de 1927 se demoró hasta el 2 de junio de 1929.
  • En la biografía de Carlos Cary Rumsey, hecha por Rena Jean dice que nació el 29 de agosto de 1879 en Buffalo, en 1893 acompañado de su madre visita al escultor norteamericano Pablo Bartlett estaba en Europa quedando a sus órdenes. En 1895 abandona París y en 1898 ingresa en la universidad de Harvard. En 1902 vuelve París asistiendo a la academia Colarossi, Julián y Fremiet. Cuatro años después regresa Norteamérica. Mueren 1922, a los 43 años.
  • La exposición retrospectiva de sus obras tiene lugar en el Gran Palacio de París[7].

6. “… la casaderos Orellana-Toledo”.

Supongo que se referirá al Palacio de San Juan de Piedras Albas de Pedro Suárez de Toledo, cuyos escudos son, entre otros, de los Orellana, Álvarez de Toledo más Meneses, Picolomini, Sotomayor y Pizarro.

El escudo de los Orellana existe no así el de Toledo, ya que el referido Toledo es Álvarez de Toledo o De Toledo.

7. “… el viejo Ayuntamiento, hoy biblioteca pública”.

Como este libro esta editado en 1981, ya no es existía en dicho Ayuntamiento la biblioteca pública.

Los VIII Coloquios Históricos de Extremadura de 1978 se celebraron en dicha biblioteca. Los siguientes, en cambio, tuvieron lugar en 1979 en el Palacio de Santa Marta por estar en obras dicho Ayuntamiento.

8. “… portal del Ajo”.

Según Juan Tena, etc. existen o existieron los siguientes portales:

  • Portal del lienzo (Fonda La Troya).
  • Portal del Paño (Bar Imperio y Bar la Victoria).
  • Portal del Pan (Palacio de San Juan de Piedras Albas).
  • Portal de la Verdura (Casa de María Teresa Pérez-Zubizarreta).

Por lo tanto, el portal del ajo no aparece ni en la documentación, ni en la leyenda ni en la fantasía.

9. “… Portal de la carne”.

Además de lo dicho anteriormente, se sabe documentalmente y es vox populi que las carnicerías se ubicaban en los bajos del palacio de la conquista y que, por lo tanto, no había tal portal.

10. “… en la iglesia de San Francisco puede verse la cripta de los Pizarro”.

Se sabe documentalmente Fernando Pizarro su mujer están enterrados en el convento de San Francisco, pero que se vea la cripta es absurdo. Cuando se hicieron las obras del instituto de enseñanza, salió el enterramiento pero muy deteriorado. Después, nada.
Carmelo Solís tiene la documentación de dicho enterramiento.

11. “… García de paredes, puso en fuga a 300 franceses”.

Auténtica fantasía de los libros de caballería o de las actuales galaxias. Como fantasía vale, como historia sería no.

12. “… a los 11 años, había levantado la pila bautismal”.

Otra fantasía, como la anterior.

13. “… de Trujillo fue también Jacinto Ruiz”.

De este héroe de la Guerra de la Independencia, Ruiz de Mendoza, se sabe ciertamente que murió en Trujillo el 13 de mayo de 1809 y que sus restos fueron multados en 1909. Pero de eso a decir que nació en Trujillo es absurdo.

Se sabe que nació en Ceuta.

En Trujillo, tiene un paseo puesto a su nombre, el del antiguo Mercadillo frente al Ayuntamiento: Paseo de Ruiz de Mendoza.

14. “… la leyenda dice que abrió milagrosamente la Puerta del Triunfo (se refiere a la Virgen de la Victoria).

Otra fantasía. La leyenda dice que la Virgen se apareció a las huestes cristianas, pero el que abrió la puerta del arco del triunfo fue Fernán Ruiz. Todo esto, no obstante, entra dentro de la leyenda y la fantasía.

15. “… cuando el rey Fernando III asediaba a los musulmanes”.

  • La conquista de Trujillo, fue durante el reinado de Fernando III.
  • En 1231, el maestre de Alcántara Arias Pérez Gallego, expone a Fernando III la situación aflictiva de la Villa de Trujillo[8].
  • En 1231, D. Arias, en nombre del rey, cita a los maestres de Santiago, El Temple, Hospitalarios y al obispo de Plasencia para la reconquista de Trujillo[9].
  • En enero estaban las tropas rodeando Trujillo y el 25 de enero de 1232 es conquistado Trujillo por última vez[10].

Verdades a medias

En la frontera entre la leyenda y lo que es auténtico, en esta obra también aparecen diferentes verdades a medias. De entre ellas destacaremos las siguientes:

1. “… el futuro conquistador del Perú, pasó su infancia cuidando cerdos”.

No está probado.

2. “… fiesta del Chíviri, en las que se muestra una colección de trajes populares”.

Es en realidad la fiesta del Domingo de Gloria o de Resurrección la que se celebra con festejos populares y no la del Chíviri que en realidad viene de una canción del célebre Goro y que se propagó por medios periodísticos.

3. “… que pone de relieve la poca consideración en que se tenía en aquella época a los bastardos como Pizarro”.

En referencia a esta falta de consideración, sólo diré que no había tanta falta de consideración y que quizás los más grandes exponentes de los trujillanos conquistadores fueron bastardos como Francisco Pizarro, Juan Pizarro, Gonzalo Pizarro, García de Paredes “hijo” y Francisco de Orellana. Y, que yo sepa, no había tanta falta de consideración, quizá hoy haya más dentro de que han pasado cuatro siglos.

Historia de México

  • El general Porfirio Díaz gobierna de 1876 a 1910. Protegió los capitales extranjeros, promovió la compañía de ferrocarriles y explotaciones mineras y fomento el caciquismo rural.
  • En 1910 se produce el levantamiento de Madero con Zapata, Villa, etc.
  • Venustiano Carranza lleva la revolución agraria a la legalidad en 1917, continuando su labor, Obregón, Calles, Lázaro Cárdenas, etc.

Sobre hechos, las contestaciones son unas 14 afirmativas, 15 nulas y 3 a medias que, aproximadamente, nos da un 50% de ellas falsas.

Las fotografías

1ª. Foto. Panorámica de Trujillo desde la cartera de Cáceres, pág. 254.
Dice, entre otras cosas “fisonomía medieval, murallas árabes y torres cuadradas, aún mantiene en pie 32”.
En realidad poco hay que decir, se trata de verdades a medias.

2ª. Foto. Estatuas de Pizarro con vista al Palacio de San Carlos, pág. 255.
Dice “sobre el tejado unas gigantescas de traza morisca”.
Dudas pero de poca importancia.

3ª. Foto. Esquina del Palacio de La Conquista, pág. 256.
Está bien todo lo expuesto.

4ª. Foto. Vista de la Plaza Mayor desde el Castillo, pág. 256.
Está bien lo expuesto.

5ª. Foto. Esquina de los Marqueses de Sofraga, en la Plazuela de San Miguel, pág. 257.
Bien lo expuesto.

6ª. Foto. Vista de la Casa de los Orellana y entrada a la Iglesia de la Sangre (casa-parroquia de San Martín), pág. 257.
Bien todo lo expuesto.

7ª. Foto. Vista de San Martín y Torre del Alfiler, desde la subida al Castillo, pág. 257.
Bien expuesto todo lo dicho.

Por lo que yo creo, en las fotos no hay apenas fallos aunque sí algunas dudas. Pero está mucho mejor que lo escrito en el texto. Se ve en este aspecto, que se han mirado mejor las cosas y que no se habla de oídas.

Creo que el que escribió el texto, no había visto ni estudiado bien Trujillo y probablemente no había visitado nunca la ciudad.


NOTAS:

[1] Vid: Lozano Ramos, José: “Trujillo y sus estatuas”, en: VIII Coloquios Históricos de Extremadura (1978); La Opinión, núm. 889 (1 de enero de 1925); y La Opinión, núm. 892 (22 de enero de 1925).

[2] Páginas 16, 40, 162, 399 de J. Tena.

[3] Ibídem, pág. 315.

[4] La Opinión, núm. 966 (24 de junio de 1926).

[5] La opinión, núm. 889 (1 de enero de 1925).

[6] La opinión, núm. 1012 (12 de mayo de 1927).

[7] La opinión, núm. 1018 (23 de junio de 1997).

[8] J. Tena, pág. 539.

[9] Ibídem.

[10] Ibídem, pág. 540.