Abr 251977
 

Juan García Murga Alcántara.

EXISTENCIA DEL ESTILO PLATERESCO EN EXTREMADURA

Al estilo arquitectónico Plateresco (mezcla de Gótico y Renacentista, con unos caracteres propios), pertenece la Iglesia que vamos a dar a conocer: Santa María de GUAREÑA. Este estilo en Extremadura no se puede entender sin tener en cuenta la mezcla de varias escuelas artísticas y los caracteres propios de cada una de ellas.

Las corrientes que tienen su reflejo en el Plateresco Extremeño son:

  1. Las Escuelas del Norte de España, con su foco central en Burgos, cuyo arte pasará a la región Oeste de España (Salamanca) y por este camino a Extremadura.
  2. El Plateresco del Centro de la Península, con el foco de Toledo y la figura de Covarrubias.
  3. El Plateresco de Andalucía.
  4. Influencias del característico arte portugués.

a) EL FOCO DE BURGOS.-

El nuevo estilo artístico va a surgir en Burgos, primer centro arquitectónico en las cercanías de Europa y, desde fines del siglo XV, lugar de trabajo de los maestros que se inclinaban al nuevo estilo.

El Renacimiento en Burgos fue adquiriendo rasgos propios y al mismo tiempo se mezclará con el Gótico Florido de finales del siglo XV, creándose en estilo característico, de un purismo mayor y de formas más contenidas que el salmantino, adquiriendo la Escuela de Burgos un mayor refinamiento e italianismo ya que sus principales representantes, Bartolomé Ordóñez y Diego de Siloée, se formaron en Nápoles introduciendo formas clásicas en el Renacimiento español y fusionándolas en Burgos con las formas del Gótico Florido.

b) EL PLATERESCO DEL CENTRO DE LA PENÍNSULA.-

  1. Salamanca
  2. Toledo

1.- Salamanca:
Existe influencia de la Escuela de Burgos, pero aquí se forma un foco con características propias que irradian hasta Extremadura y León. El origen de las escuelas (Burgos y Salamanca) es común; la consecuencia del impacto producido en el arte peninsular por las personalidades de los Colonia y los Siloée, al finalizar el Gótico, y la constitución de un equipo de artistas originarios en su mayoría del Norte de España, que recorrían las ciudades donde había construcciones importantes y monopolizaban el arte de construir. La familia de los Hontañón perteneció a este grupo y Rodrigo Gil, autor de la Iglesia de Santa María de Guareña nos muestra en esta obra suya la característica de la arquitectura española del momento: Es una época de depuración del estilo, después de haberse asimilado las influencias italiana, pero siguiendo aun las normas constructivas del gótico último.

2.- Toledo
Junto con Burgos son los centros rectores del origen y formación del Renacimiento en España; Toledo había sido también un foco importante en el ultimo estilo Gótico Florido y también llegan aquí influencias de artistas extranjero, siendo las fuentes italianas mas puras en este estilo que en el del Norte, pero las soluciones arquitectónicas son menos originales y airosas.

Este es el caso de Covarrubias (en la primera fase del Plateresco) que introduce transformaciones en la ornamentación pero no modifica las estructuras y procedimientos de construcción. Covarrubias llegará a convertirse en un arquitecto clasicista, preludiador del movimiento Herreriano.

c) EL PLATERESCO EN ANDALUCÍA.-

Esta escuela ejerce una gran influencia en la provincia de Badajoz; llegan a Sevilla también arquitectos extranjeros y españoles del Norte, y tenemos el carácter especial que le da a la arquitectura civil de Sevilla la base del arte musulmán.

El plateresco andaluz, con mayores influencias italianas, muestra una propensión al clasicismo más rápidamente que en Castilla. Será Diego de Siloée el que llegará a un purismo arquitectónico, con un gran dominio de los ordenes clásicos.

Antes de Siloée llegaron a Andalucía otros artistas castellanos, más fieles a la tradición constructiva castellanas- o incapaces de renovarse, y extendieron el delicado plateresco del Norte en toda su pureza, aliándose a las tradiciones locales moriscas y creándose un estilo muy local y característico.

d) INFLUENCIAS DEL CARACTERÍSTICO ARTE PORTUGUÉS.-

Hay que contar también con la influencia del estilo arquitectónico portugués en Extremadura, ya que la misma presencia política portuguesa se daba en zonas de la actual Extremadura española, como en la comarca de Olivenza.

LA CIUDAD DE GUAREÑA.

Este territorio, como lugar de asentamiento humano, es muy antiguo, pues en la zona de Guareña hay vestigios que se remontan a una ascendencia prehistórica y romana. En época medieval Guareña dependía del condado de Medellín, llevando en ocasiones una vida dura bajo el señor feudal. Actualmente la población pertenece eclesiásticamente a la diócesis de Plasencia, teniendo esta situación origen durante el reinado de Femando III el Santo. Por este motivo Rodrigo Gil de Hontañón, arquitecto oficial de la diócesis de Plasencia, intervino en la obra de la iglesia de Santa María de Guareña.

El emplazamiento urbano de la Iglesia de Santa María de Guareña. La iglesia se levanta actualmente casi en uno de los extremos de la población, cerca del antiguo centro, la Plaza Vieja.

El edificio es una fábrica grande cuyo exterior mide 89×45 m. Los motivos de su construcción debieron ser razones de prestigio de la localidad o de la comarca o bien, para mostrar la fuerza y riqueza del obispado o el fuerte poder temporal de la institución de la Iglesia en España durante el siglo XVI. Como es habitual en las iglesias rurales sobresale en altura sobre el resto de la población, la cual estuvo bajo dominación musulmana durante muchos años. En el casco urbano actual no se encuentran restos de un posible trazado musulmán de las calles; la Iglesia debía estar en una elevación cercana a la plaza del pueblo, dominándola.

La construcción de esta Iglesia, tendría influencia en el urbanismo de Guareña, al ir disponiéndose viviendas y calles en sus cercanías.

En la zona más antigua, a los pies de la Iglesia, hay una indudable adaptación al terreno: aparecen calles con cuestas muy empinadas y retorcidas. Alrededor de la Iglesia sí hay una disposición oval de las calles rodeando la parroquia. El emplazamiento del templo fue desplazando el antiguo centro de la población.

BREVE DESCRIPCIÓN DE LA IGLESIA DE SANTA MARÍA DE GUAREÑA

La Iglesia de Santa María tiene una gran nave muy espaciosa, de unos 50 m. de largo por 16 m. de ancho, se divide en cuatro grandes tramos con cubierta de crucería, y el tramo de los pies bajo el coro elevado. Los arcos de separación son de medio punto y aparecen capillas laterales situadas entre les soportes los cuales son grandes columnas estriadas adosadas a los contrafuertes de los muros laterales; los arcos de dichas capillas laterales son apuntados y la capillas mayor semicircular. Al exterior se nota la disposición en planta: los contrafuertes y la división en tramos; hay una puerta en cada fachada y una torre a los pies de la Iglesia. Al extremo superior derecho de la planta se dispone la sacristía, y cada tramo de las fachadas laterales cuenta con un ventanal, y un óculo circular sobre los pies de la iglesia, sobre la puerta de los pies de la iglesia.

Los muros son de mampostería, con resaltes de sillería en las esquinas y contrafuertes. La decoración, de gran sobriedad y sencillez, se concentra en ventanas y fachadas exteriores, y por los detalles decorativos podemos colocar a esta iglesia en la corriente del estilo plateresco, con la sobriedad y sencillez características del modo de hacer de Rodrigo Gil de Hontañon.

PUESTA EN CONOCIMIENTO Y VALORACIÓN DE ESTE MONUMENTO.

La iglesia se encuentra muy bien conservada, sin haber sufrido restauraciones que la hayan variado profundamente en su estructura, y es importante su conocimiento y estudio para una mejor comprensión del estilo arquitectónico de la segunda mitad del siglo XVI en Extremadura, así como por el valor intrínseco de esta construcción de Santa María de Guareña.

Es recomendable el conocimiento profundo para los expertos en la Historia del Arte, y también para los aficionados, porque la belleza la pueden reconocer todas las personas con sensibilidad.

La ciudad de Guareña está situada a unos 25 km. de Mérida y casi a la misma distancia de la población de Don Benito, siendo sus comunicaciones por carretera con los pueblos de la provincia bastante abundantes. Se encuentra también muy bien comunicada por ferrocarril con Mérida, Badajoz y Madrid, y es el centro de una importante comarca agrícola como núcleo de población importante entre Mérida y Don Benito.