Oct 011983
 

Ángel Paule Rubio.

“La mentalidad de un pueblo, queda plasmada en su saber popular”.

El mundo camina muy deprisa. Lo que hoy es mañana, ya no es. No queda ni el recuerdo. Las máquinas piensan, se humanizan. El hombre se deshumaniza, pasa de ser centro, para convertirse en número. Da miedo pensar en el futuro. ¿Dónde están esas raíces profundas cargadas de tradiciones, de saber, de afectividad? Todo se esfuma con la ligereza del rayo. No hay pasado, ni siquiera presente. Todo es futuro. Lo que no es materia se destruye. Estamos disconformes, pero aceptamos.

Solo viven una vida plena, los poetas, literatos, artistas. Aquellos que juegan con el espíritu. Tenemos que hacernos algo de poeta para ver con los ojos cerrados y cantar la vida. Tenemos que escribir la novela, plantar un árbol y plasmar en el lienzo de la fantasía la imagen del abuelo con el niño sobre sus piernas transmitiéndole un cuento, un acertijo, una sentencia. ¡Qué lejos queda todo aquello!.

Mi trabajo, el de todos, será recopilar aquellos refranes, sentencias y acertijos que condensen el saber de pasadas generaciones.

Encuestados niños, concretamente cien, de doce a quince años, sobre estos saberes, se observó una triste realidad: No queda nada.

Acertijos que en castuo llamamos acertajones y que hacían las delicias de niños, jóvenes y viejos en las frías noches de invierno en aquellas veladas familiares, tan llenas de calor, han pasado. También de eso paso dicen los jóvenes de hoy.

Por ello entiendo, entendemos, que estas cosas hay que salvarlas, recoger nuestro folklore, que es cultura y nos corresponde a nosotros, a los que tenemos un pie en la generación de antaño, cargada de romanticismo, de poesía, y el otro en la de hogaño, cargada de materia, de cansancio, de aburrimiento, producto de dosis excesivas de facilidad, de divertimiento, de ocio.

Refranes, sentencias y acertijos, es un compendio de filosofía popular, de gracia, de síntesis, de chispa, de inteligencia.

Hoy hablamos mucho, decimos poco. Ayer esencia de palabrería, agudeza de ingenio.

Refranes, sentencias y acertijos será el trabajo que ya casi en el empolvado olvido de la historia, tenemos que salvar. Hay que limpiarlo, acrisolarlo y estucarlo en las páginas de un libro como tesoro imperecedero que hable a los futuros siglos de nuestro pueblo, costumbres, vida y mentalidad histórica. Ahí queda nuestro acervo cultural para los estudiosos del futuro y nos digan: Gracias, muchas gracias.

Hemos elegido Villanueva de la Sierra. No quiere decir que los pueblos limítrofes no disfruten también de estos saberes tal vez con matizaciones diferentes y a veces con acepciones distintas. Lo que queremos decir que este pueblo sentado en la falda de Dios Padre, que así se llama nuestra sierra, se escuchaba a los octogenarios en una conversación popular y sencilla estos dichos como adorno y colofón de sus disertaciones.

Refranes de siembra y vida campesina

  • Ya se está pusiendo el sol, hacen sombra los terroenes, mírale la cara al amo, verás que jocicu poni.
  • Enero veranero, ni paja en el pajar, ni granu en le graneru.
  • La flor de Febrero, no llega al frutero.
  • Marzo varía siete veces al día.
  • Golondrina anticipada, primavera muy templada.
  • Marzo ventoso, Abril lluvinoso, sacan a Mayo florios y hermoso.
  • Mayo caliente y lluvioso ofrecen vienes copiosos.
  • Primavera fría, cosecha tardía.
  • Lluvia de Agosto, lluvia de miel y mosto.
  • En Octubre coge la yunta y cubre.
  • Por Todos los Santos, a más tardar, el trigo has de sembrar.
  • Al llegar el invierno helado, esté ya el trigo arraigado.
  • De Castilla el trigo, pero no el amigo.
  • De Extremadura el aceite, pero no la gente.
  • Quien siembra a su hora, mas veces ríe que llora.
  • En Marzo se acuesta la gente un rato.
  • En Abril échate a dormir, en Mayo aunque no quiera el amo y en Junio todo el mundo.
  • Cuatro meses, cuatro semanas y cuatro días la puerca paría
  • Gallina con pollinos, tarde llega al molino.

De sociedad

  • No hay tocino pa el puchero y hay escarapela pa el sombrero.
  • A la puerta del industrial, llega el hambre y no quiere entrar.
  • El que con niños se acuesta, cagao se levanta.
  • La ayuda del niño es poco, pero quien la pierde es un loco.
  • Sardina que lleva el gato, tarde vuelve al garabato.
  • El lobo que no anda por sus pies no come la carne que quiere.
  • El que come por mano ajena, come mucho pero no nunca se llena.
  • Donde se saca y no se mete, pronto se llega al jondón.
  • El que perdió burro y mujer no le quedó na por perder.
  • El que anda alrededor de la miel algo tiene que lamer.
  • No compres un burro cojo con intención de que sane, porque los buenos encojan y los cojos, cojos están.
  • Salud y pesetas y lo demás puñetas.
  • Somos arrieros y por el mundo andamos.
  • El mal del milano, la pata pata mala y el papo sano.
  • Oveja que ja que berrea, pierde bocao.
  • La cabra coja no quiere siesta y si la quiere caro le cuesta.
  • El zapato malo más vale en el pie que en la mano.
  • Febrero mocho que solo trae 28.
  • Cuando la cochina se lava la cara to el mundo la repara.
  • El que con lobos anda a aullar se enseña.
  • Padrino de boa y alcalde de aldea, quien quiera ser que lo sea.
  • Cuando mi madrí cierní yo me enjarinu pa que diga la genti que yo he cerniu.
  • De lo que no nos cuesta, llenamos la cesta.
  • Cuando yo hablo, rechina un carro.
  • La ensalá, salá, poco vinagri y bien aceitá.
  • De las sopas se ha dicho: “Tres nombres tienen las condenás; gachas, puchas y poleás”
  • Estropeandu palus se jacin araos.
  • Regotra a chorizo sin haber comio morcilla.

Dichos

  • Que te suelto un pescozón.
  • Que te suelto un lapo.
  • A buenas horas mangas verdes.
  • Eres como el perro del tío Máximo, que en toas las boas se encuentra.
  • Es una escuillera (alcahueta).
  • Componeora de casas ajenas.
  • Eres como tía Cañizara, la de los compromisos.
  • No metas bulla que te sacudo las estopas.
  • El que mucho va y viene al molino tarde o temprano cae en el camino.
  • Eres como tía Balbina, no sabe si mea o orina.
  • Estás como un peo jinchón.
  • Eres como un torovisco.
  • Es tan fácil como tener un burro y andar a jacis.
  • ¡Qué morias tienes!
  • Corre a escape.
  • Corre a echapesca.
  • Que te zurreo la pavana.
  • Que te sobo la pandereta.
  • María …! “Cuu…”.
  • Tiralo pa acullá.
  • Eres una pejiguera.
  • Ponte de curriquillas.
  • ¿Te gusta? “Ni fu, ni fa”
  • Vienes to apergollao.
  • Comí aturugullau.
  • Menuo turungullu.
  • Eres una jongona.
  • Vete a sacar merendillas con la jeta.
  • Tiene tres y la bailaera.
  • ¡Pies pa que te quiero!
  • Eres una júrdiga (Retraida)
  • Eres una morucia (Rezobgona)
  • Ni cruu, ni chonchu, ni cociu.
  • Siempre vas detrás como los cojones de los perros.
  • Dímelo dequino (Dímelo dequino)
  • ¡Vaite!
  • No metas voces.
  • Preparó una escabechina.

De juegos de cartas

  • En la mesa y en el juego se conoce al caballero.
  • Cargaita de leña y pa casa.
  • El que con dos empieza no llega a sesenta.
  • Aceituna comía y pipo fuera.
  • A ningún marrano se le quita la baraja de la mano.
  • To las bonitas no se besan.
  • Hasta que no se cabe la vendimia no se friegan los canastos.
  • Por la boca muere el pez.

Picarescos

  • Burro cansao, burro empalmao.
  • Se ve el telón, pero no la función.
  • Cama dura, picha tiesa.

Acertijos o acertajones

  • LA ACEITUNA
    Verde nací, de luto me vestí, las piedras me atropellan y un jugo sacan de mi.
  • EL SOMBRERO
    De la forma de una cazuela y tiene alas y no vuela.
  • LA SARTÉN
    Redondo como un queso y tiene el rabo tieso.
  • LA LENGUA
    Una señorita muy señoreada, siempre va en coche y siempre está mojada.
  • LA PERA
    Blanco por dentro, verde por fuera, si quieres que te lo diga, espera.
  • LAS ESTRELLAS
    Un platillo de avellanas que día se recogen y de noche se derraman.
  • LA CAZUELA Y LA TAPADERA
    Mi abuela estaba en la cocina llegó mi abuelo y se le encaramó encima.
  • LA SACA DE PAJA
    Mi abuela iba delante, mi abuelo iba detrás, contra más se la metía, más tiesa se la ponía.
  • LA VACA
    Por la carretera va caminando lentamente quien no es gente, adivina hombre prudente que el nombre lo lleva atrás.
  • LA AMAPOLA
    Con mi cara encarnada y mi ojo negro,mi vestido verde el campo alegro.
  • EL HOMBRE
    Como un mono yo trepo hasta lo alto y en la altura al moverme parezco un pájaro.
  • LA CEBOLLA
    Una saca mu remendada y no tiene ni una puntada.
  • EL CANDIL
    Un hombre mu chiquitino y se come los trapos a puñainos.
  • VINO TINTO Y ROJO
    Son dos hermanos de religión el una va a misa y otro no.
  • LA CAMPANA
    Una vieja con un diente llama a toa la gente.
  • EL PESO
    Un dindín con dos dindaines y un garabín con dos garabines.
  • EL RÍO
    Largo, largo como una soga y joza, joza como una loba.
  • EL TAMBORIL
    Redondo, redondo como un mortero y trae a las mozas al retortero.
  • LA GRANADA
    Estaba mi abuela en la huerta y la vio mi abuelo con la chocha abierta.
  • EL PEDO
    Entre dos peñas feroces, salió un hombre dando voces.
  • EL CAMPANILLO
    Va al monte y no come, va al río y no bebe, dando voces se mantiene.
  • EL ANILLO
    Redondo redondo como una peseta y le gusta a las mozas que se lo metan.
  • LA INYECCIÓN
    Se la metí, se la saqué, ella lloraba y yo me reía del líquido que la metía.
  • EL HORMIGUERO
    Redondo redondo como un garabil y caben más de mil.
  • LA LLAVE
    Más chico que un ratón y guarda la casa como un león.
  • HOMBRE, TAJO, JAMÓN Y GATO
    Estaba dos pies, sentado en tres pies comiéndose a un pie. Vino cuatro pies, le quitó el pie, entonces dos pies agarró a tres pies por un pie y tiró con él a cuatro pies que soltó el pie.
  • EL SUEÑO
    Estando mi abuela sentada en la cocina, vino mi abuelo y se le encaramó encima.
  • LA CEBOLLA
    Saya sobre saya y encima la más mala.
  • EL CARACOL
    Del tamaño de una nuez, sube al árbol y no tiene pies.
  • LAS ESTRELLAS
    Muchas lamparitas, muy colgaditas, siempre encandiladas y nadie las atiza.
  • EL TAMBORIL
    Barriga con barriga, panza con panza y entre las dos anda la danza.
  • LA BOTA
    Le agarré por las orejas, la tiré al suelo, quiera que no quiera le metí el ciruelo.
  • EL CABALLO
    Gordo lo tengo, mas lo quisiera que entre las patas no me cogiera.
  • EL PENDIENTE
    Quieras que no quieras te lo tengo que meter y te tengo que hacer sangre por ser la primera vez.
  • EL BARCO
    Uso agujas sin coser, corto sin tijera y ando sin pies.
  • LA ACEITUNA
    Verde fue mi nacimiento, encarnado mi vivir y negra me estoy quedando a la hora de morir.
  • EL AJO
    Tiene cabeza y dientes y no muerde.
  • LA TENAJA
    Estaba mi abuela meando y vino mi abuelo y le jincó el nabo.
  • LOS CANALES
    Cien monjes en un corral y todas mean a la par.
  • EL AJO
    Aunque me vean así con estos tristes calzones, tengo tres varas picha y un celemín de cojones.
  • EL UMBRAL
    Qué será, qué será, que está a la puerta y no quiere entrar.
  • BERZA
    Ver y más ver y a la postre ¡Za!
  • EL HONGO
    A la montaña subí, a los pastores llamé con cien costillas y un solo pie.
  • EL CENCERRO
    Va al prao y no come, va al río y no bebe, pero dando voces se mantiene.
  • LA ESCOBA
    Salgo de la sala, voy a la cocina, meneando la cola como una gallina.
  • EL ESPEJO
    De todos los tamaños soy, y en todas partes me encuentro desde la pobre buhardilla hasta el más rico aposento. Aunque no tengo importancia todos me la quieren dar y al que me pide un consejo siempre digo la verdad.

La Fonética y la Ortografía seguida, es fiel a la forma espontánea de recibir esta información de primera mano.

La Semántica de las palabras es propia de la gente llana, del ayer, palabras de difícil significado, pero que reflejan el Extremeño de lo que fue en otros tiempos.

Tenemos hecho un estudio fonético de éstas y otras más, pero por la extensión del tema, no nos ha parecido oportuno introducirlo.

El significado de algunos refranes, pueden poner al lector en un aprieto, pero me atrevo a pensar que en buen grado, todos estamos influenciados por la analogía de vocabulario en estos pueblos vecinos.