Oct 012003
 

Manuel Jesús Ruiz Moreno.

El objeto de la presente comunicación es dar una explicación al motivo por el que, en el escudo de los Sanabria, existente en la casa del Águila, aparecen como muebles heráldicos las figuras de los lagartos bajo una losa, figuras heráldicas más propias de otro linaje, como veremos a lo largo de las conclusiones de esta investigación.

img1La “casa del Águila” o “la Casona”, como también se la conoce, se sitúa en Trujillo, en su calle Lanchuela, habiendo sido solar de una rama de los Sanabria. Debe su nombre al águila que aparece en la fachada con las armas familiares de uno de sus antiguos propietarios: don Francisco Antonio Norberto Palomino-Becerra de Toledo y Castilla. Bajo este mismo blasón, y encima de la puerta de medio punto, podemos apreciar un escudo en el que se muestran cuatro lagartos bajo una losa con una cadena por orla. A dicho escudo se refiere el señor Palomino Becerra en su testamento, como el de las armas de sus antepasados, haciéndose mención en el mismo, a la existencia de dos distintas representaciones del susodicho escudo: Por un lado, se describe como cuatro lagartos con las cabezas metidas debajo de una losa y dos becerras al lado izquierdo del mismo escudo, afirmándose que debió hallarse en la iglesia de San Martín, parroquia donde quería ser enterrado el testador, caso de no poderlo ser en la capilla de San Diego de Alcalá en la iglesia de San Francisco, y que según el mismo se apreciaba en una sepultura de sus ascendientes, sita en medio de la Capilla Mayor, concretamente dirigiéndonos a ella, en la tercera losa. La otra representación del escudo la ubica en su “Casa grande” en la calle la Lanchuela, conocida también por la del Águila.

El escudo de una de las ramas de los Sanabria, (para algunos de Gutiérrez de Sanabria) establecida en Trujillo, según el Nobiliario de Extremadura era: “En azur, una “S”, coronada de lo mismo, flanqueada por dos leones rampantes y afrontados de su color”; también señala la existencia de otras ramas de los Sanabria que se asentaron en la misma población, cuyo escudo se describe como: “En oro, cuatro lagartos de sinople, contrapasados y en palo, brochante una losa, de plata. Bordura de gules con una cadena de ocho eslabones, de oro”.

img2Por su parte, don Pedro Cordero Alvarado, en su obra Escudos y monumentos de la ciudad de Cáceres, afirma que en esa ciudad también se asentaron otras ramas de los Sanabria, que llevaban en su escudo tres lagartos (Iglesia de San Juan) o cuatro (Iglesia de Santa María).

Investigando en los armoriales y diccionarios nobiliarios de los apellidos españoles, citados en el apartado bibliográfico, no encontramos relación alguna entre las distintas ramas de los Sanabria y el escudo de los lagartos, pero sí encontramos relación entre el apellido Losada y los referidos lagartos bajo la losa, como ejemplos los descritos por Julio de Atienza en su Nobiliario: “En campo de oro, seis lagartos de sinople, puestos en dos palos; bordura de gules, cargada de ocho aspas de oro”, también cita el de otra rama de los Losada: “En campo de gules, una losa de plata, y debajo de ella, dos lagartos de sinople”. Y así sucesivamente, hasta describir diez blasones distintos de esta familia, de los que seis de ellos tienen como mueble heráldico los lagartos, con breves matices cada uno de ellos, en cuanto al número o posición de los mismos sobre la losa. Pero eso sí, sin encontrar relación alguna, entre el linaje de los Sanabria y el motivo de los lagartos.

¿Cuál es la razón que vincula a los Sanabria con el escudo heráldico de los Losada? Nuestra incógnita podemos despejarla acudiendo a los manuscritos de las Crónicas trujillanas del siglo XVI. En ellos se indica que los Sanabria y los Losada estuvieron emparentados de forma tal, que fueron todos uno, incluso, el mismo manuscrito deja entrever que fue don Juan Rodríguez de Sanabria y de Losada quien pudiera ser la cabeza de esta nueva rama. El escudo de los Sanabria -leones con la letra S- ya mencionado, se unió al de los Losada -los lagartos bajo la losa- y fueron ambos utilizados por algunas de estas familias indistintamente.

Esta puede ser la razón por la que uno de sus descendientes, don Francisco Antonio Norberto Palomino-Becerra de Toledo y Castilla, mencionado al inicio de la presente comunicación y propietario que fuera de la casa del Águila, mostrase como armas de sus antepasados Sanabria los lagartos bajo la losa.

Respecto al origen de este escudo de los lagartos, una publicación de 1887 cuyo autor es don Antonio de Trueba, narra algunas leyendas genealógicas de España, entre ellas la de los Losada; cuenta que este escudo proviene de la tierra de Galicia donde antaño había una montaña muy fértil y con muchos recursos para las poblaciones cercanas, pero a la que nadie podía acercarse pues bajo las losas, que abundaban en la misma, se criaban unos lagartos tremendos, de tal peligrosidad que todo el que se aproximaba era muerto por ellos. Tal situación se mantuvo hasta que dos hermanos de aquella comarca se armaron de valor y decidieron acabar con ellos, para lo cual tomaron dos fuertes lanzas, y uno por uno fueron ensartando a cuantos lagartos encontraban, hasta que no dejaron uno con vida. Aquella hazaña llegó a oídos del rey, quien les felicitó, y premió por su bravura concediéndoles la merced que quisieran. Los hermanos pidieron en propiedad la montaña que habían liberado y un escudo de armas que conmemorase su hazaña, a lo que accedió el rey, siendo ésta la razón de ser de los lagartos del escudo de los Losada.

BIBLIOGRAFÍA:

  • ATIENZA DE. Julio: Nobiliario español. 1954
  • CORDERO ALVARADO, Pedro: Trujillo, guía monumental y heráldica. 1996
  • Cáceres, en sus escudos y monumentos.1991
  • GODOY ALCÁNTARA, José: Ensayo histórico, etimológico, filológico sobre los apellidos castellanos. 1987
  • GONZÁLEZ-DORIA, Fernando: Diccionario heráldico y nobiliario. 1994
  • INSTITUTO SALAZAR Y CASTRO: Nobiliario de Extremadura
  • Simbología y diseño de la heráldica gentilicia galaica. 2003
  • MENÉNDEZ PIDAL DE NAVASCUÉS, F: El libro de la cofradía de Santiago. 1996
  • NUEVA LENTE, Editorial: Enciclopedia de Heráldica y genealogía. 1988
  • RIQUER DE, Martín: Heráldica castellana en tiempos de los reyes católicos. 1986
  • SHNIEPER CAMPOS Y ROSADO MARTÍN: Armorial de apellidos españoles. 1999
  • MUÑOZ DE SAN PEDRO, Miguel: Crónicas trujillanas del siglo XVI. 1952
  • TENA FERNÁNDEZ, Juan: Trujillo histórico y monumental. 1968
  • TRUEVA, Antonio de: Leyendas genealógicas I y II, 1887