Nov 242016
 
Download PDF

José Luis Barrio Moya.

Don Juan Francisco Manrique de Lara, era miembro de una ilustre familia castellana de muy larga historia, nació en Almoguera (Guadalajara) el 9 de septiembre de 1703, año por lo demás convulso, marcado por las primeras escaramuzas de la Guerra de Sucesión, que enfrentó a las casas de Austria y Borbón  por la corona de España.[1]

Destinado por su familia a la carrera eclesiástica, don Juan Francisco  Manrique de Lara alcanzó su primer cargo importante en la Iglesia española de la época el 22 de septiembre de 1749 cuando fue nombrado obispo auxilar de Toledo. [2]

A partir de aquella fecha don Juan Francisco Manrique de Lara inició una meteórica carrera eclesiástica que le llevó a ocupar, sucesivamente, las sedes de Oviedo y Plasencia.

El 30 de octubre de 1753 falleció en Oviedo don Felipe Martín Ovejero quien,  desde 1750, fue obispo de aquella diócesis [3] . Para cubrir aquella vacante fue nombrado don Juan  Francisco Manrique de Lara el 1 de abril de 1754, tomando posesión de la sede asturiana el 6 de septiembre de aquel año.

Pero antes de pasar a Oviedo don Juan Francisco Manrique de Lara declaraba, el 1 de marzo de 1754 ante el escribano madrileño Manuel García en la mayor forma que mas haya lugar en derecho que me hallo con diferentes bienes muebles, plata y otras alajas y combiniendome hacer inventario y tasacion de todos ellos, para que en todo tiempo conste los bienes con que me hallava hantes de entrar a gozar el obispado y que en ningun tiempo se tengan ni estimen adquiridos en el. [4] Este gesto demuestra bien claramente la honradez del prelado alcarreño.

Los bienes que don Juan Francisco Manrique de Lara poseía antes de tomar posesión del obispado de Oviedo incluían vestidos, tapices, coches, mulas, guarniciones, ropa blanca, muebles, libros, objetos de plata y joyas, y como algo curioso a resaltar la total carencia de pinturas.

El día 1 de mayo de 1754 Nicolás Felipe maestro sastre en esta Corte que vive en la calle Mayor, casas de Doña Maria Rodriguez valoraba los vestidos del prelado alcarreño entre los que destacaba un pontifical que se compone de capa pluvial, casulla con estola y manipulo, puño de gremial, paño de caliz y bolsa de corporales y sandalias de tela de oro rica de Francia, fondo morado, guarnecido todo con galon de plata y el gremial con tres borlas de plata y la capuza de la capa con flueco de lo mismo y cartulina brillante. Todo el conjunto fue estimado en la elevada cantidad de 11064 reales de vellón.

El 7 de marzo de 1754  Josefa Martel costurera que vive en la calla de San Pedro y San Pablo, casas de Don Antonio Olano ponía precio la ropa blanca.

primeramente una alva rica de batista, 340 rs.- otra de cambrayon, 225 rs [5].- otra alva de true, 180 rs [6].- ytt tres sabanillas de altar, 128 rs.- un amito de batista con cintas de oro, 134 rs.- ytt otros tres amitos de cambrayon, 59 rs.- ytt cinco purificadores, 34 rs [7].- tres toallas , 63 rs.- un roquete de batista rico, 270 rs.- otros dos de cambray, 300 rs [8].- ytt otros dos de true, 204 rs.- ytt de encajes finos y hordinarios para guarnecer toda la expresada ropa, 3000 rs.

            El 9 de marzo de 1754 Francisco Beltrán Martínez evanista que vive en la calle   de la Sarten, casas de don Juan de Salamanca valoraba los siguientes muebles:

primeramente una papelera nueva de moda con embutidos, espejo, remates y guarnicion de talla dorada, 900 rs.- ytt un oratorio portatil guarnecido de damasco carmesi con galon de oro y su frontal de lo mismo, 2100 rs.- ytt un estuche que incluye navajas y todo el recado correspondiente para afeytar, guarnecidas todas las piezas de plata, 1200 rs.- ytt un arca de cocina con todas las piezas correspondientes a ella, de ollas de campaña, platos, asadores, fuentes, almirez, cuchilla, tortera, etc, 1800 rs.- ytt un catre cofre forrado en damascio carmesi con sus pilares y barillas para colgadura, torneado todo y de color verde, 900 rs.

            Por su parte, y en la misma fecha, Francisco Beltrán de la Cueva y Lorenzo González Moreno contrastes y tasadores de plata y oro y José Serrano tasador de joyas en esta Corte, tasaban, respectivamente, los objetos de plata y las joyas.

TASACION DE PECTORALES Y ANILLOS.-

primeramente un pectoral de diamantes y esmeraldas engarzado en oro, 16464 rs .- ytt una sortija de oro con una esmeralda guarnecida de diamantes, 2351 rs.-. ytt otra sortija de oro  con una esmeralda, 2331 rs.- ytt un pectoral de amatistas en plata sobredorada, 770 rs.

PLATA DE SU YLLMª SEGUN LA TASA DEL CONTRASTE.-

primeramente quarenta y dos platos de plata, los treynta y seis trincheros iguales, seis flamenquillas desiguales, dos ensaladeras, cinco salvillas, las quatro pequeñas iguales, la otra mediana, todas con pìes torneados.- dos candeleros, un platillo de despavilar ovado con quatro cartones por pies, puente y asas y despaviladeras, dos salseras con pies, picos y dos asas cada una, un portavinageras compuesto de dos pocillos de aros con asa tornillada en el medio, dos saleros iguales , veinte y quatro tenedores iguales de filete, doce cabos para cuchillos compañeros y dos cucharones medianos, todo labrado en cartones de cees, 25979 rs.- ytt una palangana ovada con el vocado suelto, un jarro ovado con pie, pico, asa y tapador engoznado con remate  y una bola para el jabon, 2580 rs.-  ytt dos echuras de la expresada plata, 3889 rs.- ytt quatro vandejas desiguales, ovadas, sinceladas de ojas, cartones y flores, las dos mayores, una con un pajaro en el medio y las otras dos con un canastillo de flores y la otras otras dos una con un venado y la otra con en leon, 2457 rs.- otras dos vandejas ovadas y sinceladas de ojas y flores, la mayor con una el medio y la otra con un pajaro y dos arboles, 1066 rs y medio.- ytt una escribania triangulada en cartones con tres cartones por pies, con tintero, salvaderam, caja de oblea y campanilla, 512 rs.- ytt un caliz de oro pequeño, redondo, de pie y vasa compuesta de quatro piezas, copa y patena correspondiente con ocho sobrepuestos de lo mismo esmaltados de azul, 4866 rs y tres quartillos.- ytt un caliz con pie redondo, vasa, copa y patena, dorado por de dentro, un platillo aobado con molduras de cees al canto, dos vinageras redondas con pies, asas, picos al ayre de cavezas de sierpes, tapadores engoznados con letras por remates, campanilla, una caja aobada con su tapa engoznada y dentro dos chrismeras atornilladas con sus tapas, dos cajas de ostiarios, una palmatoria con sus pinzas    y cañon y  un apuntador, todo a la moda, 2396 rs.- ytt una fuente redonda, extriada, con su roscon en medio y un jarro hechura de agumanil con pie y asa de caveza de bicha, 1495 rs.- ytt por las hechuras deesta fuente y jarro, 280 rs.- ytt quatro candeleros iguales con platillos y mecheros ovalados, 1370 rs.- ytt una cadena de alchimia de oro que srive para el pectoral de amatistas, 550 rs.- ytt otra cadena de oro en la misma conformidad, 550 rs.

El 25 de marzo de 1754 Juan de Buitrago librero que vive en la calle angosta de San Bernardo, casas de Manuel Monter, ponía precio a la biblioteca de don Juan Francisco Martínez de Lara, formada por tan solamente diez y siete títulos, entre los que se contaban  las obras de Próspero Petra, Vicente de Justis, Ludovico Postio, Johann  George Rienffestuel, Nicolás Rodríguez Fermosino, Luis de Molina Morales, Gabriel Pareja, Hermengildo Rojas  y Fernando Alonso del Águila.

Lambertino opera omnia en doce tomos de folio en pasta, 700 rs.

– yd el Bullario dos tomos de a folio, 80 rs. [9]

– yd Sinodo diocesano en quarto, 28 rs.

– cardenal Petra cinco tomos de folio (Próspero PETRA.- Additiones seu anotationes aureas ad decisiones S.R.C. Neapoli, Nápoles 1618), 120 rs.

– cardenal de Justis un tomo de disp matrimonio en folio (Vicentus de JUSTIS.- De dispensationibus matrimonialibus cum anotationibus, Lucca 1728), 26 rs.

– cardenal Ferrari seis tomos en quarto en pasta, 12 rs.

– Clericato seis tomos de folio en pasta (Giovanni CLERICATO.- Decisiones Sacramentales, Ancona 1740), 170 rs.

– Postio seis tomos en folio (Ludovico POSTIO.- Maudati de manutendo cum decissionibus sac. Rotae Romanae, Turín 1634), 170 rs.

– Gutierrez diez tomos en folio (Juan GUTIÉRREZ.- Opera omnia, Colonia 1730-1731), 250 rs.

– Reinffestuel cinco tomos en folio (Johann REINFFESTUEL.- Jus canonicus universarum (s.l), 1714), 140 rs.

– Fermosino cinco tomos en folio (Nicolás RODRÍGUEZ FERMOSINO.- Opera omnia canonica, civilis et criminalia, Colonia 1741), 200 rs.

– Molina de primo genis un tomo en folio (Luis de MOLINA MORALES.- De primigeniorum Hispanorum origine ac natura, Alcalá de Henares 1573), 40 rs.

– Pareja universa un tomo  en folio (Gabriel PAREJA Y QUESADA.- Tractatus de universa instromentorum, Madrid 1642), 36 rs.

– Rojas de incompatibilitate un tomo en folio (Hermenegildo ROJAS.- Tractatus posthumus de incomptabilitate regnorum, Lyon 1669), 36 rs.

– Aguila addict a Rojas un tomo en folio (Fernando Alonso del ÁGUILA Y ROJAS.- Additae quaestiones de incompatibilitate regnorum ad tractatus D. Hermenegildo de Roxas, Colonia 1738), 20 rs.

– Pontifical en octavo un tomo, 60 rs. [10]

– Semana Santa un tomo en octavo, 40 rs.

            El 26 de mayo de 1754 Juan Redondo maestro guarnicionero que vive en la calle de Fuencarral, casas de Don Joseph Bustos declaraba que he visto y reconocido las guarnicioens de mulas y cavallo que se hallan existentes en la quadra de mulas del Yllmº señor obispo electo de Oviedo para hacer de ellas ajuste y arreglar tasacion, la que se egecuto en la forma siguiente.

– primeramente un tiro de guarniciones menos que mediado, todo completo, con dos sillas y seis frisos, 1000 rs.- ytt quatro guarnicones de tronco y delantera, viejas, con sus dos sillas y quatro frisos, 360 rs.- ytt una silla de mula de paso, bien tratada, con estribos de palo y todos sus pertrechos, 290 rs.- ytt otra silla de cavallo  bien   tratada con todo su recado, 260 rs.- ytt un tiro de guarniciones nuevo de media gala con evillaje dorado, sus adornos correspondientes con cifras en  las tapas y tirantes, 3400 rs.- ytt una silla de cavallo con gualdrapa de terciopelo verde forrrada en olandilla, galoneada con galon color de oro y cojin de terciopleo con todo su recado, evillaje dorado y estribos de madera dados de color verde, 872 rs.- ytt un maleton de baqueta de Moscobia forrado en angulema nuevo, para llevar colchones de catre, 360 rs.

            El 26 de mayo de 1754 José Carrasco maestro de coches que vive en la calle de san Joachim y Santa Ana, casas de don Juan de la Peña, confesaba que había visto  reconocido para tasar dos coches propios del Yllmº ssñor obispo de Oviedo, cuya tasacion he hecho en la forma siguiente:

– primeramente un coche grande forrado en terciopelo carmesi, 12000 rs.- ytt otro coche de camara nuevo forrado en paño color de melocoton y pintado de verde y oro, 8000 rs.

            En la sede de Oviedo permaneció don Juan Francisco Manrique de Lara hasta 1760, año en que pasó a ocupar la de Plasencia.

El 9 de agosto de 1759 falleció don  Pedro Gómez de la Torre, quien desde el 2 de marzo de 1756 ocupaba el obispado de Plasencia. Para sustituir  al prelado  difunto fue elegido don Juan Francisco Manrique de Lara, lo que acaeció el 21 de junio de 1760, entrando el nuevo obispo en su dióscesis en noviembre de aquel mismo año.

Don  Juan Francisco Manrique de Lara  llegó a la ciudad extremeña en precario estado de salud y con una edad avanzada para la época – contaba cincuenta y siete años-, por lo que residió  poco en su sede, pasando largas temporadas en Serradilla y Mirabel con objeto de mejorar de sus dolencias. [11]

Aquella ciscunstancia hizo que el preladao alcarreño dejara poca huella en Plasencia, salvo que pagó de su pecunio el dorado de la soberbia reja del coro del templo catedralicio.

La reja del coro de la catedral de Plasencia fue encargada por el obispo  Pedro González de Acevedo en 1597 a Juan Bautista  Celma, artista poliédrico que fue pintor, escultor, broncista y constructor de campanas. De origen aragonés, nacido hacia 1540, fue artista itinerante, que dejó muestras de su arte en Plasencia, Burgos, Orense y Santiago de Compostela. Sobrino del tambien broncista  Juan Tomás Celma, de él aprendió los rudimentos de su arte. En 1564 fue llamado por el cabildo de la catedral de Santiago de Compostela, ciudad en la que falleció en 1608. [12]

En la catedral de Santiago de Compostela Juan Bautista Celma  realizó, en 1564, los púlpitos de la capilla mayor, en sustitución  de otros, más antiguos, datados en 1527, y que constituyen una buena muestra del arte del metal renacentista.

Tambien en la catedral santiaguesa el artista aragonés diseñó una estructura metálica que permitía el movimiento del Botafumeriro.

En 1598 Juan Bautista Celma pasó a Orense para realizar en su catedral las rejas y púltpitos. [13]

Obra destacada en la producción de Juan Bautista Celma es la reja del coro de la catedral de Burgos, fechada en 1602 y obra de un gran efecto decorativo. Consta de tres cuerpos laventados sobre un  zócalo de jaspe,  coronada por un Calvario de madera y los escudos del cardenal Zapata.

La reja del coro de la catedral de Plasencia es la obra maestra de Juan Bautista Celma. Contratada en 1597 se terminó, tras muchas vicisitudes, en 1606.[14]

La obra tiene de largo 16,10 metros por 7 de alto, y consta de 84 barrotes separados por tramos de quince piezas. La parte baja se ejecutó con las trazas de Francisco de Mora y el italiano Jacome Trezzo, autor del magnífico tabernáculo del monasterio de El Escorial. La reja aparece coronada por una extraordinaria crestería  donde se destaca una imágen de la Virgen de la Asunción con ángeles músicos, las figuras de David y Salomón y los escudos del obispo Pedro Gonzaléz de Acevedo. En el centro de la reja se situa uan columna donde se cierran las puertas de acceso al coro donde se encuentra una inscripción en la que se lee JOANNES BAPTISTA CELMA FACIEBAT ANNO DOMINI 1606, con lo que el artista aragonés dejó muy claro lo orgulloso que se sentía de esta obra.

Durante muchos años la reja del coro de la catedral de Plasencia permaneció  sin dorar. En 1763 don Juan Francisco Manrique de Lara escribió desde Serradilla una carta al cabildo de la catedral en la que expresaba su deseo de pagar con sus bienes el dorado de la reja  para que tenga el mas pronto efecto, luego que pase la octava del Corpus se ponga el coro en la capilla mayor para el desembarazo de los maestros doradores.[15]

            Don Juan Francisco Manrique de Lara permaneció en Serradilla hasta 1764, año en que marchó a la localidad alcarreña de Sacedón esperando que las aguas curativas de aquella población remediasen sus dolencias.Sin regresar a Plasencia, don Juan Francisco Manrique de Lara falleció en Almoguera, el  18 de enero de 1765, siendo enterrado en la iglesia de santa Cecilia de aquella población donde su familia tenía su propia capilla funeraria.

Tras la muerte de don Juan Francisco Manrique de Lara la sede placentina fue ocupada por don Francisco Antonio de Lorenzana (León 1722-Roma 1804), quien solamente opermaneció al frente de aquella diócesis desde 16 de julio de 1765 hasta el 14 de abril de 1766, año este último en que fue nombrado arzobispo de México.

Aunque la huella de don Juan Francisco Manrique de Lara al frente del cabildo de la catedral de Plasencia no tuvo hechos destacables, su intervención en el dorado de la reja del coro catedralico, servirá para que siempre sea recordado.

[1] .- Sobre el apellido Lara y sus distintas ramas véase GARCÍA CARRAFFA, A. y A.- Diccionario heráldico y genealógico de apellidos españoles y amricanos, Tomo XXXXV, Madrid 1933, pp. 165-251.

[2] .- El obispo auxiliar era el ayudante del titular en aquellas diócesis, que como la de Toledo, por su extensión  y complejidad, no bastaba con un sólo prelado.

[3] .- Don Felipe Martín Ovejero había nacido en la  localidad palentina de Villamartín de Campos, el 3 de febrero de 1698. Fue deán de la catedral de Málaga, siendo promovido para obispo de Oviedo el 22 de junio de 1750. Falleció en la capital asturiana el 30 de octubre de 1753.

.[4] .- Archivo Histórico de Protocolos de Madrid. Protocolo = 16174, folº. 70-93. Escribano = Manuel García

[5] .- Se conocía con el nombre de cambrayon una tela muy parecida al cambray pero un  poco mas tosca.

[6] .- Tela blanca y delgada.

[7] .- El purificador era un paño, generalmente de lino, usado para limpiar el cáliz durante  la ceremonia de la misa.

[8] .- Tela muy  fina fabricada en la ciudad de Cambray, de donde toma el nombre.

[9] .- Recibía el nombre de Bullario  un libro donde se recogían  las bulas y otros documentos pontificios  de carácter general a vecss limitados a un sólo pontificado.

[10] .- Libro donde se explicaban  las ceremonias pontificias y las funciones episcopales.

[11] .- LÓPEZ SÁNCHEZ-MORA, M.- Epicopologio, Los obispos de Plasencia. Sus biografías, Plasencia 1986, p. 67.

[12] .- GALLEGO DE MIGUEL, A.- “En torno a la polifacética actividad de Juan Tomás y Juan Bautista Celma” en Boletín del Seeminario de Arte y Arqueología. Universidad de Valladolid, Tomo XXXXXVI (1990), pp. 499-517.

[13] .- CHAMOSO LAMAS, M.- “La catedral de Orense” en Catedrales de España, ed. Everest, León , 3ª ed, 1994 , pp. 170-172.

[14] .- RAMOS BERROCOSO, J.M.- “Precisiones documentales sobre la reja del coro de la catedral de Plasencia” en Norba. Revista de Arte. Vol. XXXI (2011), pp. 31-50.

[15] .- Cir. por LÓPEZ SÁNCHEZ-MORA., M.- Las catedrales de Plasencia y tallistas del Coro, Plasencia  1976, p. 65.